Se cumplen 50 años del asesinato de Fabricio Ojeda Tue,

La noticia consternó al país: Fabricio Ojeda, el líder político, diputado opositor y presidente de la Junta Patriótica que derrocó la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, capturado cinco días antes por el Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (Sifa), fue hallado muerto en su celda, en extrañas circunstancias.

El hecho ocurrió un día como hoy, hace 50 años: el 21 de junio de 1966, en pleno período histórico de la IV República.

Gobernaba Venezuela el presidente Raúl Leoni, del partido Acción Democrática (socialdemócrata), que en coalición política con otros dos partidos de la época, Copei (socialcristiano) y Unión Republicana Democrática (URD) heredero del liberalismo amarillo venezolano, del siglo XIX, constituían el régimen de la “ancha base”.

La voz oficial dijo de inmediato que Fabricio, de 38 años de edad, se había ahorcado en su celda.

El ministro de la Defensa de entonces, el general Ramón Florencio Gómez, emitió un comunicado en el cual decía: “Somos los primeros en lamentar lo ocurrido”.

Sin embargo, sus correligionarios y el pueblo todo sabían que Fabricio Ojeda “fue perseguido, apresado, torturado y asesinado por la democracia puntofijista”, tal como dice Luis Berrizbeitia en el prólogo del libro La Muerte de Fabricio Ojeda, de José Antonio Solórzano León.

Como reportero del diario El Nacional, para el cual cubría la fuente de Palacio, Fabricio Ojeda era el anónimo y clandestino presidente de la Junta Patriótica que derrocó a la dictadura, el 23 de enero de 1958.

Al instaurarse el “régimen democrático” del pacto de Punto Fijo, acordado en Nueva York por los dirigentes: Rómulo Betancourt (AD), Rafael Caldera (Copei) y Jóvito Villalba (URD), Fabricio Ojeda es electo diputado por URD, pero el 30 de Junio de 1962, asqueado por la traición de esos partidos a las ideas de libertad y justicia que encabezaron la lucha contra la dictadura, con un emotivo discurso en la Cámara de Diputados renuncia al cargo y se va a las montañas, donde ya operaban las guerrillas de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (Faln).

En contacto con los jefes guerrilleros Douglas Bravo y Argimiro Gabaldón, es nombrado comandante del recién creado Frente José Antonio Páez. A fines de 1962 fue capturado y sentenciado a 18 años de presidio, pero logró escapar de la cárcel de Trujillo, donde lo habían confinado.

Cuatro años después, el 17 de junio de 1966, Fabricio Ojeda cayó de nuevo en manos del Gobierno de Raúl Leoni.

En una ocasión de lucha Fabricio expresó: “Si muero no importa, otros vendrán detrás que recogerán nuestro fusil y nuestra bandera para continuar con dignidad lo que es ideal y saber de nuestro pueblo”.

En una de sus alocuciones nuestro comandante eterno, Hugo Chávez, al recordar la gesta emancipadora del combatiente Ojeda, manifestó:

“A Fabricio Ojeda lo mataron, vilmente asesinado…. Rindamos tributo a aquel gran revolucionario, mártir de nuestro pueblo… Gran pensador que cambió su diputación por la montaña”.

Desde su asesinato los revolucionarios venezolanos establecieron el 21 de junio como Día de los Mártires

Fuente: Aporrea

Este contenido ha sido publicado originalmente por Informe 21, el 21 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://informe21.com/actualidad/se-cumplen-50-anos-del-asesinato-de-fabricio-ojeda

Notas relacionadas: http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/jose-vicente-rangel-sangre-manos-es-que-nos-separa-ellos/

Anuncios

En búsqueda del socialismo en Venezuela

Por Marco Teruggi
Dice una teoría militar que cuando un ejército está asediado -es decir previo a recibir el asalto- debe romper el anillo empujando con toda la fuerza sobre un solo punto. Eso están llamados a ser los Clap: la fuerza que rompa el cerco en el punto que más asfixia, el alimento.

La guerra descargada sobre la revolución ha obligado a cambiar ritmos, discursos, tácticas. A puesto al país chavista a resistir. Su tiempo es el que rige los días y debates. El movimiento maestro -y asesino- de la derecha ha sido trasladar el debate del poder popular al desodorante, del antiimperialismo al arroz. No en todas las personas, pero si en demasiadas. Ante ese escenario se hizo evidente la necesidad urgente de dar respuestas concretas y politizarlas. Por eso desde hace varias semanas el debate viene girando en torno a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción -Clap- demonizados por la oposición, puestos como caballería por el chavismo.

Dice una teoría militar que cuando un ejército está asediado -es decir previo a recibir el asalto- debe romper el anillo empujando con toda la fuerza sobre un solo punto. Eso están llamados a ser los Clap: la fuerza que rompa el cerco en el punto que más asfixia, el alimento.

Ese es el tiempo mayor en Venezuela, por donde circulan los debates, el que preocupa en la camioneta, el almuerzo, al cerrar los ojos, al que no se puede escapar en ninguna conversación. A la comida se suma el problema de los remedios y productos de higiene. ¿Dónde conseguir, a qué precio, en qué horario, en qué cantidad?

La pregunta que puede quedar olvidada en este escenario es: ¿dónde está el socialismo? Mejor dicho: ¿se sigue ensayando en medio de la guerra la transición hacia una sociedad post-capitalista? A eso fue que Hugo Chávez convocó a los sectores populares: a construir un país socialista, es decir, más que a resolver demandas básicas insatisfechas -que ahora regresan sobre la mesa. Ese debía ser el tiempo mayor, el qué-hacer estratégico del chavismo.

Preguntarse por el socialismo en Venezuela no es una cuestión abstracta. Las líneas que dejó Chávez fueron claras. “La comuna es el espacio sobre el cual vamos a parir el socialismo”, dijo, por ejemplo. O el discurso del Golpe de Timón el 20 de octubre del 2012, cuando llamó a toda la dirección a construir el proceso comunal, a rectificar la mirada estatista y resistente al empoderamiento popular, mayoritaria en el gabinete. La pregunta sobre la transición es la pregunta -no exclusiva pero sí central- sobre el proceso comunal.

No es a priori contradictorio: ¿se puede resistir a la guerra construyendo en ese mismo movimiento el socialismo? Las respuestas están en el territorio.

***

Al sur de la ciudad de Valencia, en el estado Carabobo, se extienden unos valles fértiles y por mucho tiempo abandonados por sucesivos gobiernos. Ahí en enero del 2013 fue registrada la primera comuna del estado: la Comuna Agropecuaria Negro Primero. Hoy son 42 comunas registradas, 19 acompañadas por la Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (Crbz)

En la comuna hay jornada de formación política. En una época marcada por la necesidad es imperativo debatir, pensar en colectivo, elevar el horizonte para que no quede diluido en el peso de lo que falta. El taller es para voceros y voceras de diferentes comunas cercanas, comuneros que se están sumando. Piensan cómo afrontar esta etapa y pensar/prepararse para lo que puede venir -una pregunta con más hipótesis que certezas.

– Hablando clarito y raspao, está bien jodido para todos, sintetiza un compañero.

Es una época dura, algunos compañeros arrugan, a varios voceros les falta comida en la casa. No podría ser de otra manera después de dos años con desabastecimiento, aún en zona campesina donde se producen frutas y verduras. A pesar de las dificultades el proyecto no decae, y se trabaja sobre las dos condiciones para que exista una comuna: producción y autogobierno. El objetivo es mejorar en esos planos, y para eso se debe hacer un proceso de evaluación autocrítico -la razón de los problemas es muchas veces externa pero otras tantas interna. Lo difícil es asumir las fallas propias.

-Hay que tener cuidado con la oligarquía comunal, esos compañeros que no consultan, no transfieren, no delegan, no son voceros sino representantes, dice un compañero.

– ¿Las contradicciones del dirigente en la comuna se parecen a las de la dirigencia de la revolución? Pregunta otro.

¿Qué falla en la comuna? ¿Qué es responsabilidad de las lógicas organizativas, los dirigentes? Se trabaja sobre el rol de los voceros centrales, que son por lo general militantes de la Crbz. Es cierto, se repite en el debate: las guerras no las pierden los soldados sino los generales. Si los generales no se miran en el espejo de los resultados entonces cuesta rectificar. Y ellos son también producto de una sociedad y un tiempo histórico – ¿quién escapa a su época?

Esa complejidad -más que complejidad, totalidad- conforma parte de los debates en el taller. Construir el socialismo, sus cimientos en el caso comunal, es un ejercicio en constante equilibrio, con contradicciones como todo aspecto de la vida. No es perfecto, nada lo es. Darle una esencia a un sujeto o proceso -idealizar- es un error.

No están solos: son 1559 comunas registradas en todo el país. Desiguales en cuanto al acumulado, la madurez organizativa, los resortes económicos en pie, pero todas ahí, con la certeza comunal, con un entramado nacional, ensayos estratégicos de cogobierno con el presidente, como fue el Consejo Presidencial de Gobierno Popular con las comunas.

Si no existieran, ¿dónde estaría el socialismo en Venezuela?

***

El doble movimiento es resistir a la guerra y construir el socialismo. Ambas tareas inmensas. Descuidar cualquiera de las dos es ir hacia una derrota. Sin comida no hay victoria, sin pueblo organizado construyendo los cimientos del nuevo Estado tampoco -o sí, pero se renuncia al objetivo estratégico de la revolución.

¿Los Clap pueden ser la síntesis de resistencia y proyecto? En la medida en que el pueblo se las apropie. La pregunta en Negro Primero es por qué haber conformado una nueva herramienta teniendo un tejido de aproximadamente 40 mil consejos comunales en el país. Y la duda -más que duda inquietud- es por qué la dirección de la revolución sigue sin apostar a la construcción comunal. Lo planteado por Chávez en el Golpe de Timón guarda casi cuatro años más tarde la misma vigencia.

Pero ahora con una guerra híbrida, una derrota electoral en diciembre, focos de hambre.

¿Qué quedaría en caso de perderse el Gobierno? ¿Qué del acumulado en los territorios, fábricas, comunas, colectivos, cooperativas? No es una pregunta mía: circula en consejos comunales, barriadas, en la misma palabra del presidente Nicolás Maduro. Porque la revolución no es el Gobierno, es un pueblo, es cierto. Su consciencia, capacidad de resistencia histórica, y sobre todo su acumulado en el proceso de parir lo nuevo, lo que ha logrado injertar -como citaba Chávez a István Mészáros- de elementos de la nueva sociedad dentro de la vieja.

Existe embriones de socialismo en Venezuela. No es menor: ¿cuántos procesos políticos pueden decir lo mismo? Hay sí un tiempo de guerra que arrasa, una dirección que -ya lo decía Chávez- no apunta hacia la radicalización popular/comunal, y un tejido extendido en todo el territorio, desde Caracas hasta Amazonas, con lugares de gran concentración política como por ejemplo la Comuna Agropecuaria Negro Primero.

¿Qué debe esperar el movimiento comunero y popular de la dirección que prioriza acuerdos en los hechos con sectores privados -financieros, empresarios, banqueros, importadores? Las respuestas se irán construyendo desde eso mismos lugares.

Lo cierto es que ahí está el país por venir, que ya existe, donde Chávez vive.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, el 21 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/opinion/En-busqueda-del-socialismo-en-Venezuela-20160621-0025.html

Zapatistas condenan la violenta represión en contra de maestros

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional calificó de cobarde el ataque contra el CNTE en Nochixtlan, Oaxaca, con el cual intentan imponer sus privatizadores planes neoliberales en perjuicio de los más vulnerables de México.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) publicó este lunes un comunicado para expresar su apoyo al movimiento magisterial del CNTE y para condenar el “cobarde ataque policial” en Oaxaca que dejó unos 12 muertos, 100 heridos y más de 22 desaparecidos.

El comunicado también fue firmado por el Congreso Nacional Indígena (CNI) y se intitula “Desde la Tempestad”.

Los Zapatistas y el CNI se pronunciaron en contra la “escalada represiva con la que (el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto) pretende imponer en todo el país la reforma neoliberal capitalista a la que llaman educativa, principalmente con los estados de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán”.

La masacre policial de este domingo en contra de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación en Nochixtlán, Oaxaca, es un recuerdo, dijeron, “que esto es una guerra contra todos y todas los pueblos, naciones y tribus que integramos al CNI y al EZLN”.

Las dos agrupaciones indígenas repudiaron, asimismo, que “con amenazas, persecuciones, golpes, encarcelamientos, injustos, y ahora asesinatos se quiere doblegar la dignidad del magisterio en rebeldía”.

El comunicado condenaron al gobierno que intenta despojar a los pueblos originarios de la educación, por un lado, y de sus tierras por el otro.

“Quienes se regocijan en el poder decidieron que la educación, la salud, los territorios indígenas y campesinos, e incluso la paz y seguridad son una mercancía para quienes puedan pagarla”, agregaron.

Y dijeron que el gobierno y sus protegidos han hecho de los derechos humanos y las garantías individuales “productos y servicios” que ellos mismos arrebatan, despojan, destruyen y negocian bajo el lema del capitalismo para unos cuantos en perjuicio de las mayorías.

“Invitamos a todos los pueblos del campo y las ciudades a estar atentos y solidarios con la lucha magisterial”, así como a “organizarnos de forma autónoma para estar informados y alertas ante esta tormenta que cae sobre todas y todos sabiendo que una tormenta además de tempestad y caos hace fértil la tierra de donde nace siempre un nuevo mundo”. Las dos organizaciones llamaron a que el gobierno cese de inmediato “la represión” contra el magisterio, y que sean liberados “todos los presos políticos” antes de que termine el mes.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, el 21 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Zapatistas-condenan-la-violenta-represion-en-contra-de-maestros-20160621-0028.html

Marcha silenciosa de la CNTE al ‘Antimonumento’

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/06/20/marcha-silenciosa-de-maestros-de-la-cnte-hacia-el-antimonumento

Ciudad de México. Profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Michoacán y del DF realizaron una marcha silenciosa que partió del plantón que mantienen en la plaza de la Ciudadela en Balderas, hacia el Antimonumento a los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal Rural de Ayotzinapa, que se ubica en Paseo de la Reforma, en memoria, dijeron, de las víctimas por el enfrentamiento entre maestros y policías federales en Nochixtlán.

En el lugar colocaron una ofrenda con decenas de veladoras encendidas y señalaron que esta lucha no sólo es de los profesores disidentes sino del pueblo de México.

“En Nochixtlàn no cayeron sólo maestros abatidos por las balas del verdugo heredero de las masacres de Acteal, Atenco y de otras partes del país donde también cayeron madres de familia y hasta estudiantes de primaria. Por eso esta noche se les rinde tributo a su memoria pero sobre todo refrenda el compromiso de la lucha. Repudiamos la actitud obcecada y necia del gobierno federal que con una insensibilidad total ha cerrado todas las puertas a un diálogo y negociación”.

Lo manifestantes marcharon después de las ocho de la noche con antorchas y veladoras encendidas, algunos cargaban banderas negras con el escudo mexicano. Durante su recorrido exigieron alto a la represión en Oaxaca, que se investiguen los hechos y responsabilicen a todos los culpables.

Los profesores disidentes, acompañados por organizaciones civiles, escritores, entre otros, avanzaron por avenida Balderas para tomar Bucareli hasta llegar al Antimonumento.
A pesar de la caída de la lluvia, el contingente continuó su recorrido, que fue resguardado por elementos del cuerpo de granaderos de la Secretaría de Seguridad capitalina.

“No era necesario que cayeran compañeros abatidos por las balas para que pueda haber una respuesta de las autoridades”.

Expresaron que el presidente Peña Nieto anunció que habrá solución al conflicto conforme a derecho ” pero si las leyes siguen siendo las de ellos la salida será totalmente injusta”.

Convocaron a la sociedad que siga defendiendo el derecho a una educación pública, a la salud, al trabajo, recreación y vivienda, “pero sobre todo el derecho a la vida. Es necesario refrendar el compromiso de seguir hasta que logremos los objetivos de esta jornada. Seguir el ejemplo que nos dejaron los camaradas caídos, pero también de los que están en la cárcel por defender un ideal colectivo de una vida digna”. Agregaron que es mentira que se manipulen a los estudiantes en Michoacán para que marchen en favor de sus maestros.

Los profesores se retiraron después de las 21:30 luego de colocar la ofrenda en el Antimonumento.