Se cumplen 50 años del asesinato de Fabricio Ojeda Tue,

La noticia consternó al país: Fabricio Ojeda, el líder político, diputado opositor y presidente de la Junta Patriótica que derrocó la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, capturado cinco días antes por el Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (Sifa), fue hallado muerto en su celda, en extrañas circunstancias.

El hecho ocurrió un día como hoy, hace 50 años: el 21 de junio de 1966, en pleno período histórico de la IV República.

Gobernaba Venezuela el presidente Raúl Leoni, del partido Acción Democrática (socialdemócrata), que en coalición política con otros dos partidos de la época, Copei (socialcristiano) y Unión Republicana Democrática (URD) heredero del liberalismo amarillo venezolano, del siglo XIX, constituían el régimen de la “ancha base”.

La voz oficial dijo de inmediato que Fabricio, de 38 años de edad, se había ahorcado en su celda.

El ministro de la Defensa de entonces, el general Ramón Florencio Gómez, emitió un comunicado en el cual decía: “Somos los primeros en lamentar lo ocurrido”.

Sin embargo, sus correligionarios y el pueblo todo sabían que Fabricio Ojeda “fue perseguido, apresado, torturado y asesinado por la democracia puntofijista”, tal como dice Luis Berrizbeitia en el prólogo del libro La Muerte de Fabricio Ojeda, de José Antonio Solórzano León.

Como reportero del diario El Nacional, para el cual cubría la fuente de Palacio, Fabricio Ojeda era el anónimo y clandestino presidente de la Junta Patriótica que derrocó a la dictadura, el 23 de enero de 1958.

Al instaurarse el “régimen democrático” del pacto de Punto Fijo, acordado en Nueva York por los dirigentes: Rómulo Betancourt (AD), Rafael Caldera (Copei) y Jóvito Villalba (URD), Fabricio Ojeda es electo diputado por URD, pero el 30 de Junio de 1962, asqueado por la traición de esos partidos a las ideas de libertad y justicia que encabezaron la lucha contra la dictadura, con un emotivo discurso en la Cámara de Diputados renuncia al cargo y se va a las montañas, donde ya operaban las guerrillas de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (Faln).

En contacto con los jefes guerrilleros Douglas Bravo y Argimiro Gabaldón, es nombrado comandante del recién creado Frente José Antonio Páez. A fines de 1962 fue capturado y sentenciado a 18 años de presidio, pero logró escapar de la cárcel de Trujillo, donde lo habían confinado.

Cuatro años después, el 17 de junio de 1966, Fabricio Ojeda cayó de nuevo en manos del Gobierno de Raúl Leoni.

En una ocasión de lucha Fabricio expresó: “Si muero no importa, otros vendrán detrás que recogerán nuestro fusil y nuestra bandera para continuar con dignidad lo que es ideal y saber de nuestro pueblo”.

En una de sus alocuciones nuestro comandante eterno, Hugo Chávez, al recordar la gesta emancipadora del combatiente Ojeda, manifestó:

“A Fabricio Ojeda lo mataron, vilmente asesinado…. Rindamos tributo a aquel gran revolucionario, mártir de nuestro pueblo… Gran pensador que cambió su diputación por la montaña”.

Desde su asesinato los revolucionarios venezolanos establecieron el 21 de junio como Día de los Mártires

Fuente: Aporrea

Este contenido ha sido publicado originalmente por Informe 21, el 21 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://informe21.com/actualidad/se-cumplen-50-anos-del-asesinato-de-fabricio-ojeda

Notas relacionadas: http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/jose-vicente-rangel-sangre-manos-es-que-nos-separa-ellos/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s