XXIII Brigada Latinoamericana y Caribeña

Cada año bajo el auspicio del lnstituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) se realiza la Brigada Latinoamericana y Caribeña de Trabajo Voluntario y Solidaridad con Cuba; integrada por delegaciones de Centroamérica, México, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, República Dominicana y los países del caribe anglófono, francófono y holandés.

Este año, se realizará la XXIII edición de la Brigada Latinoamericana y Caribeña, la cual se desarrollará del 1ro al 14 de agosto en las provincias Artemisa, La Habana y Matanzas; con una memorable visita a la Santa Clara, resguardo de los restos del Guerrillero Heroico.

Esta Brigada tiene como objetivos coadyuvar a una mayor compresión de la realidad cubana, a través de conferencias sobre temas de actualidad nacional e internacional y encuentros con organizaciones de la sociedad cubana. Además de la realización de jornadas de trabajo voluntario como aporte solidario al desarrollo productivo del país y visitas a lugares de interés históricos, económico, cultural y social; tanto en la capital como en provincias.

Sin duda, la presencia de nuestras y nuestros compañeros será de gran importancia para el enriquecimiento de los trabajos a realizar en la XXIII edición de la Brigada Latinoamericana y Caribeña y para el fortalecimiento de nuestros proyecto, basado en el enriquecimiento del mismo con experiencias de nuestros países hermanos.

Las inscripciones estarán abiertas para las y los interesados hasta el 21 de julio de 2016.

¡Se les invita a participar!

Para mayor información, contáctenos en:
Departamento de Relaciones Internacionales del PRD
Correo: prdmexico.internacionales@gmail.com
Tel. 5004-4015 y 4016

Invitación tomada de Departamento De Relaciones Internacionales PRD México

Anuncios

Asume Alejandra Barrales Presidencia del Comite Ejecutivo Nacional

Con 264 sufragios a favor, el Consejo Nacional de este partido la elije presidenta.
· El reto más importante es trabajar por la unidad, recuperar la confianza de la gente

·Respecto a las alianzas para el 2017, manifestó que en primera instancia convoca al perredismo a trabajar para reposicionar al PRD, recuperar la confianza de la gente y posteriormente se iniciará la ruta electoral. “Nos hace daño ser la cola de cualquier izquierda y de cualquier derecha”.

Obteniendo más de las dos terceras partes de  consejeros y consejeras a favor, Alejandra Barrales, fue electa  Presidenta Nacional del Comité Ejecutivo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Con 264 votos a favor, 58 en contra y dos abstenciones, Barrales Magdaleno dirigirá al partido hasta Octubre del 2017.

Cabe destacar que durante la continuación del Séptimo Pleno Extraordinario del IX Consejo Nacional, se registraron dos fórmulas para presidir al PRD; una integrada por Pablo Gómez quien obtuvo 58 votos y la otra por la ex Secretaria de Educación del Gobierno de la Ciudad de México, Alejandra Barrales siendo esta favorecida con más de las dos terceras partes de los sufragios.

En su discurso tras ser electa Presidenta Nacional, Barrales Magdaleno agradeció la confianza de quienes le otorgaron la mayor distinción y reto como militante perredista.

Reconoció a todo el perredismo que hoy acudió a realizar un ejercicio democrático el cual habla del interés y compromiso de todos los militantes por sacar adelante a este partido de una de las etapas más difíciles.

“Hoy acabamos de realizar un verdadero ejercicio de democracia, así es el PRD, reconozco a todos los liderazgos de las diversas expresiones que le dan vida a nuestro partido, han actuado con responsabilidad, madurez pero sobre todo han sabido anteponer el interés común al interés propio”, resaltó.

Enfatizó que ella al frente del PRD y Beatriz Mojica como Secretaria General harán un gran equipo de trabajo “es la primera vez que dos mujeres ocupan las posiciones más importantes al interior de un partido”.

Barrales dijo estar convencida de que es posible reafirmar al PRD como la fuerza política que permita el cambio de rumbo en el país “estoy segura que podemos retomar el rumbo trabajando con la gente. Tenemos que caminar en unidad y definir una ruta que permita reposicionarnos como partido, salir a la calle y defender las causas de la gente, retomar el papel de oposición, una oposición responsable”.

Añadió que es necesario que todas y todos aquellos que ocupen cargos de elección popular actúen con la línea del partido y “nadie debe agraviarse no es una intromisión, somos un partido político y quién no esté dispuesto a seguir al PRD que no esté entonces en el PRD”

Más tarde, en conferencia de prensa Alejandra Barrales,  señaló que el reto será trabajar por la unidad al interior del partido, respetando las diversas opiniones.

Respecto a las alianzas para el 2017, manifestó que en primera instancia convoca al perredismo a trabajar para reposicionar al PRD, recuperar la confianza de la gente y posteriormente se iniciará la ruta electoral. “Nos hace daño ser la cola de cualquier izquierda y de cualquier derecha”.

“Quiero ser la presidenta que convoque a un partido fuerte, la presidenta que pueda encaminar el reposicionamiento de nuestro partido, que haga que las otras fuerzas políticas se quieran sentar a dialogar con nosotros, quieran coincidir, eso es en lo que vamos a trabajar, que nos busquen, que nos encontremos con las otras fuerzas políticos porque coincidamos en un proyecto”, concretó.

Finalmente en este Consejo Nacional también se aprobó otorgarle el registro como expresión del PRD a la Iniciativa Galileos y a las 18:35 horas se declararon clausurados los trabajos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por PRD México, el 18 de julio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.prd.org.mx/portal/index.php/2-principal/2354-asume-alejandra-barrales-presidencia-del-comite-ejecutivo-nacional-del-prd

América Latina : ¿Todo es igual, nada es mejor?

Por  Emir Sader*

La nueva estrategia de la derecha latinoamericana tiene en los intentos de destruir la reputación de los más grandes líderes populares de nuestros países su eje central de acción. No pueden comparar los gobiernos que hicieron – o que hacen ahora – con los llevados a cabo por esos líderes, porque pierden en todos los campos, entonces se dedican a intentar denigrar las imágenes de los dirigentes responsables de los más grandes avances que nuestros países han tenido.

Cristina, Lula, Dilma, no son más los presidentes que han rescatado sus países de las peores crisis de su historia, que han disminuido drásticamente la desigualdad, la miseria, la exclusión social de sus sociedades, que han afirmado la soberanía de sus países en el mundo. Lo mismo pasaría con Evo, Rafael Correa, Pepe Mujica. Son, según la derecha y sus portavoces, dirigentes corruptos, comprometidos con malos manejos de los recursos públicos, que han logrado el apoyo popular en base al uso de dinero mal habido. Total, serían como los dirigentes de la derecha: Menem, Collor, Cardoso, De la Rua, Macri, Temer. Todo sería igual, nada sería mejor.

As, la derecha cree abrir camino para volver a gobernar sin sustos a nuestros países. No tendrían más que soportar a los sindicatos, a los movimientos sociales, a los recursos canalizados para garantizar los derechos de todos. Tendrían de nuevo el Estado en sus manos, para promover y reforzar el interés de las minorías ricas, que habían dejado de poder manejar el Estado y los gobiernos a su gusto.

Las campañas en contra de Cristina, Dilma, Lula, solo son posibles porque la derecha sigue manejando el monopolio de los grandes medios, cuenta con la complicidad del Poder Judicial, que calla frente a las monstruosidades que los gobiernos de derecha hacen, pero se presta a perseguir, sin ninguna prueba, a los dirigentes populares, cuyo comportamiento es inaceptable para la derecha, porque han demostrado que se puede y se debe gobernar para las grandes mayorías, en contra de los medios y de los partidos de la derecha.

La destrucción de reputaciones por parte de los medios y del Poder Judicial es un proceso de manipulación de la opinión pública como nunca se había conocido en América Latina. Acumular sospechas sin pruebas, para provocar mecanismos de rechazo de liderazgos con amplio apoyo popular, pero que en las capas medidas suscitan fuertes resistencias, como si ellos fueron culpables de algo.

Destruir los imagen de los liderazgos que más han fortalecido a la democracia en nuestros países, porque le han incorporado el apoyo de amplias capas del pueblo, antes siempre excluidas y olvidadas por las elites, es un crimen en contra de la democracia, perpetrado por quienes quieren dirigir gobiernos antipopulares por sus políticas, pero que, para ello, necesitan inviabilizar los liderazgos que han hecho exactamente lo opuesto de lo que ellos hacen, con lo que tratan de acostumbrar a la gente que se gobierna para las minorías más ricas del país.

Liderazgos como Cristina, Lula, Dilma, Evo, Rafael Correa, Pepe Mujica, entre otros, son patrimonios de la democracia latinoamericana, ya pertenecen a nuestra historia como dirigentes que han recuperado el prestigio de la política con gobiernos que reconocen los derechos fundamentales de las grandes mayorías, que han proyectado la imagen de nuestro continente en el mundo con políticas soberanas y de integración regional y con todo el Sur del mundo.

Para la derecha es indispensable afirmar en cambalache, que ellos son corruptos, sí, pero todos lo serian. Que igual por igual, gobiernan ellos, como siempre lo han hecho. Pero aquellos líderes prueban que no todo es igual, que hay, si, algo mejor para el pueblo, para la democracia, para nuestros países.

*Emir Sader, sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).

Este contenido ha sido publicado originalmente por Página 12, el 18 de julio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-304527-2016-07-18.html