Coalición, única salida de la izquierda para ganar el poder

Lo he dicho fuerte y quedito para que me oiga López Obrador

En charla con motivo de la presentación de su nuevo libro, el también columnista declara la vida eterna a los partidos y advierte que si los movimientos sociales no se organizan para buscar el poder, van a jugar el mismo papel que los grupos de presión, que es modificar algunas políticas e influir en el gobierno.

Por Arturo Cano
Periódico La Jornada
Jueves 18 de agosto de 2016, p. 7

Puede que sean las instituciones públicas más desacreditadas, aquí y en otras latitudes, pero Octavio Rodríguez Araujo, quien ha dedicado buena parte de su vida académica a estudiarlos, dice no tan en broma y sin ambages: Declaro la vida eterna de los partidos.

La charla, que tiene como pretexto la aparición de Democracia, participación y partidos, el nuevo libro del profesor emérito de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y colaborador de La Jornada, ocurre en su estudio repleto de libros. Uno de los libreros está destinado a las numerosas publicaciones de Rodríguez Araujo:Hay ejemplares repetidos, pero es mi egoteca.

Ni en ese ni en los demás libreros puso una frase de James Petras que finalmente decidió citar de memoria:La naturaleza de las multitudes es llegar fácilmente e irse pronto.

La frase viene a cuento porque, en su nueva obra, Rodríguez Araujo aborda la relación entre la protesta social y los partidos, entre los movimientos sociales y las organizaciones que buscan el poder por la vía electoral.

En la charla aborda, por ejemplo, el enorme entusiasmo que despertaron en algunos las asambleas argentinas al son de que se vayan todos.

“Los movimientos sociales no pueden. Si no se organizan para buscar el poder, van a jugar el mismo papel que los grupos de presión, que es modificar algunas políticas, influir en el gobierno. Suena muy pesimista y los movimientistas se me van a ir a la yugular, pero…”

–Algunos dirían que está en la naturaleza de los movimientos no buscar el poder.

–La sociedad va por un lado, sin posibilidad de cambiar las cosas. Los partidos han demostrado que sí pueden hacerlo, aunque sea poquito, pero pueden. Los partidos tienen para rato.

Rodríguez Araujo retoma y a la vez discute las tesis de autores como Peter Mair y los datos de plataformas como el Latinobarómetro, que desde 1995 realiza encuestas para medir, entre otros rubros, la satisfacción con la democracia en 18 países de la región latinoamericana.

De Mair, por ejemplo, retoma la idea de que conforme los partidos políticos se alejan de la sociedad, se acercan más entre sí, y además se acercan más al gobierno, y esto hace que de alguna manera sean determinados por los gobiernos.

Tanto Mair como el Latinobarómetro, escribe Rodríguez Araujo, “sugieren que cada vez con mayor frecuencia la insatisfacción se expresa al margen de las instituciones o, en palabras de Mair, como ‘indiferencia a la política, a la democracia y a los partidos’. Ambas fuentes coinciden en que esta insatisfacción, al manifestarse, suele carecer de articulación y permanencia.

Qué bueno que haya movimientos sociales, qué malo que no estén articulados ni tengan dirección política, porque eso los hace efímeros.

–No está hablando de la CNTE.

–Si la CNTE ha tenido éxito es porque es una organización, si no ya hubiera desaparecido, como el movimiento de Sicilia.

–Se refiere entonces a los movimientos que podríamos colocar bajo el paraguas de los indignados.

–Sí, pero en Grecia y España losindignados formaron partidos; los Más de 132 o los Occupy Wall Street, no.

–Andaban con Bernie Sanders.

–Sí, pero Sanders representaba una posibilidad de llegar al poder.

El libro de Rodríguez Araujo puede ser leído por politólogos avezados o por estudiantes que busquen encontrar, en un tomo, un compendio actualizado de la historia y la actualidad de los partidos políticos, sobre todo los de América Latina.

Editado por Orfila, aborda la crisis de los partidos de la transición, es decir, los que siguieron a las dictaduras en el cono sur.

A Rodríguez Araujo le gusta el ejemplo de Venezuela, pues le permite examinar los dos gobiernos de Carlos Andrés Pérez, el primero, populista de corte socialdemócrata, y el segundo, que hizo crisis, corrupto y de apoyo a las trasnacionales.

Siguieron, dice el autor, gobernantes títeres o débiles. Y entonces surge un líder que se llamó Hugo Chávez, quien logró prender entre la población, a pesar de sus confusiones ideológicas maravillosas. A partir de ahí, Copei y AD (los dos partidos tradicionales de Venezuela) prácticamente desaparecen.

–¿Qué pasa entonces en Venezuela?

–El problema es que Maduro ha sido inmaduro; ha cometido muchas torpezas; no fue un continuador de Chávez, no supo manejar la crisis del petróleo y concitó a la derecha a unirse.

En el caso mexicano, la neoliberalización del PRI provoca la Corriente Democrática, que forma una alianza que a mi parecer gana las elecciones de 1988, porque a Carlos Salinas le inventaron los votos. Y me consta porque tengo amigos que estaban en Gobernación entonces y me contaron las truculencias que hicieron.

Es decir, por razones distintas, en los países de la región se van conformando alianzas electorales de las izquierdas, que en ocasiones incluyen sectores de la derecha (particularmente de la democracia cristiana), y esos bloques comienzan a tener triunfos que dan inicio al ciclo de los gobiernos antineoliberales.

–Un asesor de Lula decía que el presidente obrero había creado unnuevo paradigma y los que siguieran tendrían que seguir el mismo camino, sobre todo en materia de redistribución del ingreso y políticas sociales.

–Para nada. Es un retorno al neoliberalismo. Y sin taparle el ojo al macho, como se ve en Argentina y Brasil. No se afianzaron ni están afianzados los regímenes que quedan. Donde hay cierta estabilidad es en Bolivia y Ecuador.

Rodríguez Araujo coincide con Andrés Manuel López Obrador en que México necesita un nuevo régimen político. Lo delinea: tendría ciertas características populistas, otras socialdemócratas, intervencionismo estatal, todo lo que se abandonó con el neoliberalismo (política de pleno empleo, participación de la sociedad, contratos colectivos, etcétera).

Pero llegar a ese punto requerirá, como prueban las elecciones en otros puntos del subcontinente, una gran coalición:

Un solo partido, y esto lo he dicho fuerte y quedito para que me oiga López Obrador: un solo partido no va a ganar. Ahora tiene 3 millones de apoyo, pero se necesitan más de 20 millones para dentro de dos años. No son enchiladas. Se requieren alianzas. ¿Con quién? Con el PRD, con lo que quede del PT o del Movimiento Ciudadano. Solo, ni el PRI.

Rodríguez Araujo ve la posibilidad de un frente electoral de las izquierdas como un juego de vencidas: alguien tiene que dejarse ganar.

Y ese alguien, en la óptica de Rodríguez Araujo, será el PRD, debido a su declive electoral: “Agustín Basave quería conciliar a las tribus,pero éstas no han querido percatarse de que existen gracias al partido: si mañana alguien cierra las puertas del partido, se quedan en la calle y sin chamba, todos. Si no entienden eso, no entienden nada”.

Democracia, participación y partidos se presenta hoy a las 19 horas en el foro de la librería Octavio Paz del Fondo de Cultura Económica, Miguel Ángel de Quevedo 115, Chimalistac. Participan Angélica Cuéllar, Soledad Loaeza, Mauricio Merino, Javier Oliva y el autor.

Modera Guadalupe Ortiz.

Este contenido ha sido publicado originalmente por La Jornada, el 18 de agosto  de 2016, en el siguiente enlace: http://www.jornada.unam.mx/2016/08/18/politica/007e1pol

Anuncios

Error garrafal

Por Juan Manuel Karg *

Si la derecha latinoamericana pretendía dinamitar el Mercosur, el canciller uruguayo Nin Novoa desbarató un primer intento con una audaz jugada política, que igualmente trajo repercusiones. ¿Cómo lo hizo? Cortando los cables de la bomba: anunció que el canciller interino de Brasil, José Serra, intentó “comprar” el voto de Uruguay contra Maduro, a cambio de integrarlo a nuevos acuerdos comerciales que negocia Brasilia en Africa subsahariana e Irán.

El objetivo, consistente en aislar a Venezuela e impedir que asuma la presidencia pro témpore del Mercosur correspondiente por orden alfabético al país caribeño, intentaba ser llevado adelante con una metodología común en la derecha brasileña, que el PSDB había desarrollado desde hace décadas, para asegurarse la reelección de Fernando Henrique Cardoso: la compra y venta de votos. Sólo que en esta ocasión, en vez de hacerlo con los bloques difusos de aquel parlamento, intentaron negociarlo con un país cuyo gobierno progresista vio en este ofrecimiento una verdadera ofensa a su soberanía y reputación.

La noticia, que rebotó velozmente en la prensa regional e internacional, es a esta hora un notorio escándalo diplomático, que sacude al espacio conservador del Mercosur en un momento de fuerte amesetamiento del bloque en su conjunto. Tal es así que Itamaraty citó repentinamente al embajador uruguayo en Brasil, Carlos Amorin, a fin de intentar presionarlo y domesticarlo, mostrando desespero ante una divulgación que pone de relieve el mecanismo extorsivo de la cancillería interina.

No es poco: el tema golpea nuevamente al interino Serra apenas días después de que se conociera la delación premiada del condenado megaempresiario de la construcción Marcelo Odebrecht sobre una “propina” de 23 millones a la campaña presidencial del veterano tucano en 2010. Es decir, es un segundo revés consecutivo, en tan solo diez días, del dos veces derrotado en las urnas por Luiz Inácio Lula Da Silva, José Serra, quien ambiciona (¿ambicionaba?) ser candidato por el PSDB en 2018 con la visibilidad mediática que le otorgara la cancillería. Pero las encuestas lo muestran con una magra intención de voto, y en disputa interna con Aécio Neves y Gerardo Alckmin; y su papel al frente de Itamaraty es cada vez más cuestionado.

Ahora Brasil no sólo hará bullyng con Venezuela y su presidencia, tal como denunciara Nin Novoa. También acosará al pequeño país sudamericano, que ha mostrado notoria hildaguía ante el embate conservador de Temer-Cartes. A Uruguay intentarán cobrarle la valentía de ser el único de los miembros fundadores del bloque que se está moviendo por lo que marca la normativa y no por mera especulación ante la situación interna de Venezuela.

¿Seguirán apoyando Argentina y Paraguay a un gobierno que ya no sólo presenta pocas credenciales democráticas al interior de su país, como el del interino Temer, sino que además pretende desarrollar una política de compra y venta de votos a nivel regional, en un evento donde el Mercosur queda expuesto ante la opinión pública internacional de la peor forma posible? ¿Acelerará este escándalo la pronta resolución en torno a la presidencia pro témpore que le corresponde a Venezuela de acuerdo a los estatutos de la entidad y no a los caprichos ideológicos de algunos de sus miembros, cuyos gobiernos además tienen un rechazo creciente de parte de sus sociedades, tal como muestran los recientes sondeos de Ipsos-Paraguay y Vox Populi-Brasil?

Ambas preguntas están en el aire. La única certeza, a esta hora, es que la derecha latinoamericana ha cometido un error garrafal que le quita entidad a sus propias posiciones políticas, pero que paradójicamente puede darle, en caso de existir un nuevo realineamiento frente a la actitud de Serra, una sobrevida al Mercosur.

* Politólogo UBA. Investigador CCC.@jmkarg

Este contenido ha sido publicado originalmente por Página 12, el 18 de agosto  de 2016, en el siguiente enlace: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/subnotas/307138-78800-2016-08-18.html

 

De la Sen. Dolores Padierna Luna, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, sobre el aniversario de Fidel Castro Ruz.

El pasado 13 de agosto, Fidel Castro Ruz, líder histórico de la Revolución cubana, cumplió 90 años de edad. El hombre que marcó para siempre la historia de Cuba supo hacer de la Isla, el símbolo de un pueblo que ha sabido resistir, con gran dignidad, las arremetidas en contra de los intereses de su pueblo.

Fidel Castro ha sido, por mucho, un hombre de gran capacidad militar, revolucionaria y política. El Comandante Castro es ejemplo de estadista. Sabemos de su importante y larga trayectoria de lucha, su sentido humanista y su clara visión de aportar al mundo un legado rico en experiencias.

Recordamos la defensa cuando brindó su histórico alegato “La Historia me absolverá” después del fallido asalto al Cuartel Moncada en 1953, en el cual denunció los arteros crímenes del dictador Batista, así como la miseria de su pueblo, al tiempo que proclamó su programa para hacer de Cuba, una patria libre, con independencia económica, con justicia social y con plena soberanía nacional.

Ha sido inspiración para que la Isla sea reconocida y plenamente respetada en el ámbito internacional. Muestra de lo anterior es el liderazgo indiscutible en el Movimiento de Países No Alineados que presidió entre 1979 y 1980, imprimiendo así el sello de la solidaridad internacional.

Innegablemente, Fidel ha dado muestra del carácter social de su pensamiento latinoamericanista y cosmopolita. El hombre de carácter ético que ha ofrecido su vida a la Revolución para bien del pueblo cubano, supo conducir los destinos de Cuba, en su papel de líder histórico.

Es Fidel quien un 16 de abril de 1961, en las honras fúnebres de las víctimas del bombardeo a distintos puntos de Cuba, frente al cementerio de Colón, hizo público el carácter Socialista de la Revolución en la propia cara del imperio estadounidense, aludiendo que se trataba de una Revolución socialista y democrática de los humildes, con los humildes y para los humildes.  Cabe señalar que esta declaración la dio horas antes de la frustrada invasión estadounidense a Playa Girón (Bahía de Cochinos) en la occidental provincia de Matanzas.

Fidel Castro es parte de la historia de la humanidad junto con José Martí, guías y faros de libertad y sinónimo de dignidad. Ejemplo para las generaciones presentes y futuras. Siempre vivos en la nueva era que se iniciara en el mundo con el triunfo de la Revolución cubana, que reivindicó la posibilidad de un mundo mejor por el que siempre lucharán mujeres y hombres libres y de espíritu solidario.

Ante lo anterior, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, se suma a los múltiples festejos que con motivo del 90 Aniversario de Fidel Castro Ruz, se llevan a cabo en distintas partes del mundo.

Las mujeres y hombres de México, país amigo siempre de la Cuba socialista, sabemos valorar y saludar en su onomástico, a quien ha sido un luchador que ha revindicado, y lo sigue haciendo, los derechos fundamentales de la humanidad, siendo un férreo impulsor de la integración regional de los pueblos de América Latina y El Caribe. Nuestra felicitación a Fidel.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Senado de la República, el 17 de agosto  de 2016, en el siguiente enlace: http://www.senado.gob.mx/index.php?ver=cp&mn=4&id=65082

Inaugura Evo Morales la Escuela Antiimperialista de Bolivia

Publicado el 17 ago. 2016

El presidente de Bolivia, Evo Morales, inauguró este miércoles 17 de agosto la Escuela Antiimperialista de los Pueblos de Abya Yala (América) en el municipio de Warnes, del departamento oriental de Santa Cruz, en ocasión del Día de la Bandera. La institución funcionará en la localidad de Santa Rosa de Paquío, donde antes había un centro de entrenamiento para las misiones de paz de la ONU y llevará el nombre del expresidente militar Juan José Torres (1970-1971), que expulsó al Cuerpo de Paz de Estados Unidos y fue cercano a los movimientos de izquierda bolivianos. Durante su alocución, el presidente Evo Morales destacó la lucha y resistencia de los pueblos indígenas latinoamericanos contra los imperios europeos y estadounidenses. Morales dijo que la lucha contra el imperialismo de los pueblos indígenas latinoamericanos viene desde los tiempos de la colonia española y que la resistencia sigue hasta hoy con los planes intervencionistas de Estados Unidos. teleSUR. http://multimedia.telesurtv.net/v/ina…

Evo Morales inaugura Escuela Antiimperilista en Bolivia

La escuela militar antiimperilista llevará el nombre Juan José Torres y su objetivo es la construcción de una nueva Fuerza Armada basada en los principios de solidaridad y respeto al pueblo.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, inaugura este miércoles 17 de agosto la Escuela Antiimperialista de los Pueblos de Abya Yala (América) en el municipio de Warnes, del departamento oriental de Santa Cruz, en ocasión del Día de la Bandera.

La institución funcionará en la localidad de Santa Rosa de Paquío, donde antes había un centro de entrenamiento para las misiones de paz de la ONU y llevará el nombre del expresidente militar Juan José Torres (1970-1971) que expulsó al Cuerpo de Paz de Estados Unidos y fue cercano a los movimientos de izquierda bolivianos.

La iniciativa de crear la escuela fue lanzada en 2015 por el presidente Evo Morales, quien recordó que antes existía la Escuela de las Américas, una institución militar operada por Estados Unidos, donde los militares latinoamericanos eran ideologizados.

En palabras del mandatario boliviano, la escuela antiimperialista será un centro para revisar la historia de cómo los países de América Latina y del mundo han sido sometidos. “Es nuestra obligación crear esta escuela que recupere ideológicamente nuestra identidad”.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana indicó que el centro de estudios fortalecerá el papel de las Fuerzas Armadas al servicio del pueblo y la defensa de la soberanía nacional frente al imperialismo.

El ministro de Defensa de Bolivia, Reymi Ferreira, destacó la participación en el acto de sus homólogos de Nicaragua, Martha Ruiz, y de Venezuela, Vladimir Padrino López.

Según Ferreira el objetivo del centro es lograr que nunca más un militar boliviano dispare contra un civil, ni permita que extranjeros vengan y roben los recursos naturales del país. 

El ministro de Defensa señaló que quienes critican la escuela “antiimperialista” lo hacen porque les molesta que las Fuerzas Armadas bolivianas tomen conciencia y no vuelvan a estar “supeditadas a ninguna potencia”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por telSur, el 17 de agosto  de 2016, en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Evo-Morales-inaugura-Escuela-Antiimperilista-en-Bolivia-20160817-0009.html