Ecuador y Bolivia llaman a consultas a sus embajadores en Brasil

Los países del eje bolivariano condenan en la OEA el “golpe de Estado” contra Rousseff

La crisis política en Brasil amenaza con extenderse a toda la región con una guerra sin cuartel entre el llamado eje bolivariano, o lo que queda de él, y los países más a la derecha o los moderados. En un ambiente de enorme tensión diplomática, Ecuador y Bolivia fueron los primeros países de la región en reaccionar ante lo que consideraron un “golpe de Estado” en Brasil y ambos han anunciado que llaman a consultas a sus embajadores. La crisis parece de fondo. Rousseff y el Partido de los Trabajadores de Lula da Silva fueron un puntal de los años dorados de la izquierda latinoamericana y su caída marca el final de esta etapa después de la derrota de Cristina Fernández de Kirchner en Argentina. Los gobiernos que aún quedan en pie de aquella época, en especial Ecuador y Bolivia, declaran la guerra diplomática a Temer que no parece de fácil solución. Aún así, ambos países sufren sus propias crisis políticas con sus presidentes en horas bajas, ya que el ecuatoriano Rafael Correa ha anunciado que no se presentará a la reelección y el boliviano Evo Morales acaba de perder el referéndum con el que intentaba poder ser reelegido. Ambos dieron muestras de que se toman la destitución de Rousseff como una batalla definitiva por el giro político en la región y están dispuestos a plantar batalla.

Destituyeron a Dilma. Una apología al abuso y la traición.
Retiraremos nuestro encargado de la embajada. Jamás cohonestaremos estas…

…prácticas, que nos recuerdan las horas más obscuras de nuestra América.
Toda nuestra solidaridad con la compañera Dilma, con Lula, y…

…con todo el pueblo brasileño.
¡Hasta la victoria siempre!

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha criticado con durezaproceso de juicio político que terminó en forma anticipada con la presidencia de Dilma Rousseff y desde su cuenta en Twitter confirmó el retiro de su representante en la embajada de Ecuador en Brasilia. Bolivia ha tomado la misma decisión que ya había sido anticipada por el presidente Evo Morales incluso antes de terminada la votación en el Senado brasileño y fue confirmada después. “Condenamos el golpe parlamentario contra la democracia brasileña. Estamos convocando a nuestro embajador en Brasil para asumir las medidas que en este momento se aconsejan”, escribió Morales en Twitter.

Correa consideró la consumación del juicio político “una apología al abuso y la traición” y el regreso a “las horas más oscuras de nuestra América”. “Retiramos a nuestro encargado en la embajada”, escribió Correa. Antes, en un comunicado subido a la página oficial de la Cancillería, el gobierno rechazó lo que consideró una “flagrante subversión del orden democrático en Brasil, un golpe de Estado solapado”. “Políticos adversarios y otras fuerzas de oposición se confabularon contra la democracia para desestabilizar al Gobierno y remover de su cargo de forma ilegítima a la Presidenta Dilma Rousseff”, agregó el texto oficial.

Estamos convocando a nuestro embajador en Brasil para asumir las medidas que en este momento se aconsejan.

Ecuador ha sido el primer país sudamericano en tomar posición ante los acontecimientos políticos en Brasil y ya ha tomado medidas concretas al respecto. “Ante estos hechos excepcionales, el Gobierno del Ecuador ha decidido llamar a consultas al encargado de negocios ante la República Federativa de Brasil”, anunció la Cancillería.

Correa ya había atacado el proceso parlamentario contra Rousseff, a la que consideró una aliada regional, el mismo estatus que siempre otorgó a su antecesor en el cargo, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Ecuador ha advertido que considera la destitución de Rousseff es “un serio riesgo para la estabilidad” de la región y “un grave retroceso en la consolidación de la democracia”.

Otros países que mantienen posiciones ideológicamente más cercanas a Michel Temer, como Argentina, mantuvieron inicialmente la cautela. Argentina fue el primer país en saludar rápidamente el nombramiento de Temer de manera provisional cuando se inició el proceso del impeachment contra Dilma Rousseff. La canciller, Susana Malcorra, que ha tratado de hacer equilibrios entre otras cosas porque mantiene su candidatura a la secretaría general de la ONU, aunque de momento ha quedado relegada a la quinta posición en las votaciones, ha mantenido una y otra vez que en Brasil se están respetando estrictamente los procesos constitucionales por lo que Argentina apoyará al Gobierno que salga del proceso del impeachment, esto es a Temer.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El País, el 31  de agosto  de 2016, en el siguiente enlace:  http://internacional.elpais.com/internacional/2016/08/31/america/1472665639_687664.html?id_externo_rsoc=TW_AM_CM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s