BRASIL

  • Horas antes del juicio político Dilma Rousseff pide mantener la esperanza

Dilma ROusseff. Foto tomada de Tiempo.

Dilma Rousseff, pidió ayer a sus seguidores que había que mantener la esperanza, horas antes de que el Senado conduzca el juicio en su contra. “Con la misma fuerza que luché contra la dictadura militar y ganamos porque recuperamos la democracia, de esa misma manera vamos a luchar para profundizar la democracia ahora en nuestro país. Tenemos que tener esperanza”, dijo la mandataria en el Teatro dos Bancarios, un pequeño recinto en Brasilia.

“Tenemos que saber que hay que seguir luchando. Y pueden contar conmigo, yo cuento con ustedes”, agregó en medio de un ambiente militante y rodeada de diputados y ministros de su gobierno.

Este jueves, el Senado iniciará la fase final del impeachment contra la mandataria de 68 años que es acusada de violar la Constitución al aprobar gastos de espaldas al Congreso.

Rousseff, que llamó “parásitos antidemocráticos” a sus acusadores, reafirmó que es inocente y volvió a denunciar que es víctima de un golpe parlamentario orquestado por quien fuera su vicepresidente Michel Temer, que saltó a la oposición para aglutinar un amplio arco de fuerzas y terminar la saga de más de 13 años del Partido de los Trabajadores (PT) en el gobierno.

“Estamos a algunos días de mi juicio, un proceso que nació de cuatro derrotas”, dijo Rousseff. Todos los sondeos indican que ya no volverá al Palacio de Planalto y perderá su mandato en los próximos cinco días. Si ese pronóstico se cumple, Temer, un abogado de 75 años que fue dos veces su compañero de fórmula presidencial (2011 y 2015), completará el mandato hasta fines de 2018.

“Dilma, querida, fica” (quédate), fue la respuesta del público, seguida del canto “golpistas, fascistas, no pasarán”, un anticipo del clima que se espera el lunes cuando Rousseff realice personalmente su defensa ante el Senado.

La ahijada política del ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva se convirtió en la primera mujer en presidir Brasil, la coronación de una vida que incluyó años de cárcel y tortura durante la dictadura (1964-1985) cuando actuaba en una guerrilla marxista.

Desde el comienzo de su segundo mandato en 2015, quedó acorralada por una feroz crisis económica que consumió su popularidad junto con un reguero de denuncias de corrupción contra el PT que terminaron dejándola sin margen.

(Tomado de La Jornada)

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, el 25 de agosto  de 2016, en el siguiente enlace: http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/08/25/horas-antes-del-juicio-politico-dilma-rousseff-pide-mantener-la-esperanza/#.V79Gb1t97IV



  • Abrirán investigación contra Dilma Rousseff y Lula

Lula da Silva y Dilma Rousseff. Foto.: Beto Barata.

Lula da Silva y Dilma Rousseff. Foto.: Beto Barata.

El ministro del Tribunal Supremo Federal de Brasil, Teori Zavascki, decidió hoy abrir una investigación contra la presidenta Dilma Rousseff y el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

El proceso -solicitado por el Fiscal General de la República, Rodrigo Janot- acusa a Rousseff y Lula de obstrucción al trabajo de la Operación Autolavado, que lleva a cabo la Policía Federal de Brasil.

También serán investigados los exministros José Cardozo y Aloizio Mercadante; el presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Francisco Falcão; uno de los ministros del STJ, Marcelo Navarro, y el exsenador Delcídio do Amaral.

La solicitud del fiscal se basa en la delación hecha por Amaral, quien acusó a la jefa de Estado y a Lula de tener interés en el nombramiento de Marcelo Navarro, el año pasado, para detener las investigaciones de la Operación Autolavado y liberar a contratistas detenidos.

En un comunicado, los abogados de Lula dijeron que el expresidente nunca interfirió en la operación y que él no se opone a cualquier investigación, siempre que se respete el derecho de defensa.

Por su parte, Rousseff declaró que no practicó ningún acto para detener las pesquisas.

El objetivo de la Operación Autolavado, la cual se hizo pública el 14 de marzo de 2014, es investigar un sistema de lavado de dinero sospechoso de mover más de 10 mil millones de reales brasileños (más de tres mil millones de dólares) ; es considerada por la Policía Federal como la mayor indagación por corrupción en la historia del país.

(Con información de Prensa Latina)

Este contenido ha sido publicado originalmente por Cuba Debate, el 17 de agosto  de 2016, en el siguiente enlace:  http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/08/17/abriran-investigacion-contra-dilma-rousseff-y-lula/#.V7YU1Ft97IV



  • Dilma Rousseff, al borde de la destitución tras la votación del Senado de Brasil

Una nueva y última sesión del pleno del Senado, que deberá celebrarse a finales de este mes, el 25 o 26 de agosto, determinará si se hace efectiva la destitución de Rousseff.

Tras el prolongado debate sobre la necesidad de continuar con el proceso de suspensión definitiva de la presidenta Dilma Rousseff, apartada de sus funciones desde el 12 de mayo pasado, el Senado de Brasil se ha pronunciado a favor, y ha aprobado (por 59 votos a favor y 21 en contra) el informe que pide la destutución deja a Dilma Rousseff, informa //platform.twitter.com/widgets.js” target=”_blank”>AFP.

El documento deberá ser sometido a una nueva y última sesión del pleno del Senado, que deberá celebrarse a finales de este mismo mes, el 25 o 26 de agosto. Para que el juicio político contra Rousseff sea finalmente aprobado, se requerirán dos tercios de los votos (54 de 81) de los senadores, cifra que ya superó en esta votación. En caso de perder el mandato, la mandataria del país quedaría inhabilitada para ejercer cargos públicos por ocho años.

Por su parte, Dilma Rousseff, que fue perseguida en su juventud por la dictadura, denunció el pasado mes abril que ahora se enfrenta a “un golpe de Estado”, orquestado por el actual presidente interino Michel Temer.

¿De qué acusan a Rousseff?

El informe elaborado por el senador Antonio Anastasia, que recomendaba llevar el caso de la presidenta suspendida a su juicio definitivo en la Cámara Alta, acusa a la mandataria brasileña de violación de las leyes fiscales del país, manipulación de las finanzas públicas para beneficiar su reelección en 2014 e implicación en actos de corrupción en la Petrobras.

El 4 de agosto las organizaciones que integran el Frente Brasil Popular, apuntaron que “la destitución de Rousseff no tiene fundamento legal, es un golpe, planeado y llevado a cabo, incluso para detener las investigaciones que alcanzarían los propios estafadores”.

Asimismo detallaron que “esto no es un golpe de estado contra un presidente legítimamente elegido solamente, es también contra los millones de votos que se van a revocar, en contra de la Constitución”.

Sobre los resultados de la votación del Senado del país latinoamericano, la analista internacional Julia Goldenberg sostiene que los mismos “en principio no sorprenden con el panorama que está viviendo Brasil hoy”. La experta afirma que todo se inició en 2014 con las elecciones presidenciales: “Apenas Dilma gana, se dispara toda una batalla mediática  en contra de la presidenta”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Actualidad RT, el 10 de agosto  de 2016, en el siguiente enlace: https://actualidad.rt.com/actualidad/215635-senado-brasil-aprobar-destitucion-dilma-rousseff


  • Brasileños abuchean a Michel Temer en inauguración de Río 2016

 

Temer no fue anunciado en ningún momento en los altavoces del Maracaná.

Temer no fue anunciado en ningún momento en los altavoces del Maracaná. | Foto: Reuters
Ocho segundos de abucheos, gritos de “Fora Temer”, marcaron parte de la jornada inaugural de la magna cita deportiva.

“Declaro inaugurados los Juegos Olímpicos”, es la frase que cada cuatro años entona un jefe de Estado para júbilo de los pueblos. Sin embargo, el presidente interino de Brasil, Michel Temer, fue la excepción al ser abucheado durante la ceremonia inaugural de Río 2016.

Los pronósticos se cumplieron: los asistentes al Estádio Jornalista Mário Filho, mundialmente conocido como Maracaná, silbaron a Temer para mostrar su rechazo al golpe de Estado que sacó de la presidencia a Dilma Rousseff.

El Ejecutivo brasileño intentó ocultar el sonoro repudio contra el mandatario interino, tal como habían anunciado medios locales, empero no lograron evitar que se escucharan las pitadas.

Temer no fue mencionado al inicio de la ceremonia, como se estila, no fue anunciado antes de tomar la palabra y no apareció en las pantallas del estadio, lo cual desorientó a los fanáticos.

Pero una vez que enunció: “Después de este maravilloso espectáculo, declaro abierta la XXI edición de los Juegos Olímpicos de la era moderna”, se escucharon los abucheos, que según el enviado especial del diario Folha de Sao Paulo duraron ocho segundos.

Após esse maravilhoso espetáculo, declaro abertos os@JogosOlimpicos do RJ celebrando a 31ª Olimpíada da Era Moderna

Además, los brasileños pidieron la salida del actual jefe de Estado bajo el grito de “Fora Temer”.

La protesta fue acallada inmediatamente por la música interna y por una batería de fuegos artificiales, con los cuales los organizadores retomaron el hilo festivo de la inauguración.

Ausencias

Temer se sentó junto al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, y el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, quienes formaron parte de la escasa representación oficial en los Juegos.

Con la ausencia de grandes líderes mundiales, Temer se reunió con casi 20 jefes de Estado o de Gobierno.

Las autoridades presentes en Río de Janeiro representan menos de un tercio del centenar que acudieron a la inauguración de Londres 2012 o Beijing 2008.

Este contenido ha sido publicado originalmente teleSur, el 06 de agosto de 2016, en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Brasilenos-abuchean-a-Michel-Temer-en-inauguracion-de-Rio-2016-20160806-0001.html

  • Rousseff: Los avances económicos de Brasil son por mi Gobierno

"Estoy totalmente dispuesta a luchar".

"Estoy totalmente dispuesta a luchar". | Foto: Reuters
En contexto
  • Dilma Rousseff está suspendida de su cargo mientras se estudia si es culpable de supuestamente haber maquillado los fondos públicos entre 2014 y 2015, además de “cargar” a los bancos del Estado gastos correspondientes al Gobierno.
  • El pasado 12 de mayo, el Senado de Brasil votó a favor del juicio político en su contra, por lo que fue separada de la presidencia por un período de hasta 180 días, en lo que es interpretado por los analistas como un golpe de Estado parlamentario contra el Gobierno progresista y un atentado feroz contra las políticas sociales.

Dilma Rousseff destaca que los fundamentos económicos de un país no pueden mejorar en dos meses de Gobierno provisional.

La presidenta de Brasil (separada provisionalmente de su cargo), Dilma Rousseff, destacó este miércoles que todos los avances en materia económica de su país han sido gracias a las políticas de su Ejecutivo, y aseguró que ningún gobernante puede recuperar nada en dos meses de gestión, esto, en referencia al mandato interino de Michel Temer.

A través de su cuenta en Twitter, @dilmabr la líder de izquierda destacó que el ministro provisional de Hacienda de ese país, Joaquim Levy, reconoció que los fundamentos sólidos de la economía de Brasil se construyeron desde el año 2003.

O próprio Ministério da Fazenda provisório reconheceu os fundamentos sólidos da economia, q foram construídos desde 2003.

Como os fundamentos da economia podem melhorar devido a apenas 2 meses de governo provisório?

Rousseff, que actualmente se encuentra separada de su cargo por un proceso de impeachment en su contra, asegura además que luchará hasta el final para evitar que la acusación de corrupción en su contra proceda, sin embargo, advirtió que habrá una guerra de informaciones.

El pasado 7 de julio el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, quien impulsó el juicio político, anunció su renuncia días después de que la Corte suprema abrió un nuevo proceso penal en su contra por considerar suficientes los indicios de corrupción, lavado de dinero y evasión de divisas.

Asimismo, la mandataria indicó que no se ha reunido en los últimos días con el presidente del Senado y se preguntó: “¿dónde está esa historia de querer acabar con esta agonía?”

Não estive com o presidente do Senado recentemente. De onde sai essa história de “querer acabar c/ essa agonia”?

Juegos Olímpicos

En cuanto a los Juegos Olímpicos Río 2016, que se llevarán a cabo en ese país del 5 al 21 de agosto, Rousseff reiteró que no asistirá a la ceremonia  inaugural porque estaría en un segundo plano.

En otro mensaje publicado en la red social destacó que desde el inicio participó activamente en la organización de esta cita deportiva, por lo cual no será una espectadora.

“No voy a participar como espectadora en un acto en el que fui protagonista”, puntualizó.

En cuanto a las fallas en los recintos deportivos previstos para los juegos, señaló que tanto la Villa Olímpica, el Parque Olímpico de Barra da Tijuca y  la región de Deodoro tienen buenas condiciones de infraestructura, seguridad y energía para acoger las actividades.

De igual manera, señaló que la Villa Olímpica tiene algunas fallas pero que pueden ser corregidas en los próximos días antes del inicio de los JJ.OO.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, el 27 de julio de 2016, en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Rousseff-Los-avances-economicos-de-Brasil-son-por-mi-Gobierno-20160727-0016.html


  • Congresistas demócratas instan a Kerry a no apoyar impeachment contra Rousseff

Congresistas demócratas de EE.UU. apoyan a la suspendida presidenta brasileña, Dilma Rousseff.

Los congresistas demócratas han instado al Gobierno de EE.UU. a no apoyar el impeachment contra la suspendida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

En una misiva dirigida el lunes al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, un grupo de 40 demócratas de la Cámara de Representantes, ha pedido a su Gobierno ejercer la máxima precaución en su política adoptada con las autoridades interinas de Brasil e impedir declaraciones o actos que puedan ser interpretados como un apoyo al juicio político (impeachment) contra la mandataria Rousseff.

“Nuestro gobierno debería expresar una fuerte preocupación sobre las circunstancias que rodean el proceso de impeachment e instar a la protección de la democracia constitucional y el Estado de Derecho en Brasil”, indica la carta.

Rousseff fue suspendida de sus funciones el pasado 12 de mayo por un periodo de seis meses, tras conocerse la decisión del Senado que aprobó el inicio del juicio político en su contra, acusada de “maniobras irregulares para maquillar” las cuentas públicas del Gobierno en 2014 y 2015.

Antes de que culmine el plazo, la Cámara Alta del Parlamento brasileño debe decidir si suspende definitivamente a la presidenta de la mayor economía de América Latina

Según los congresistas estadounidenses, el proceso político contra la presidenta brasileña no es “un juicio legal, sino uno político” lanzado por los opositores brasileños.

Rousseff “nunca fue imputada por corrupción ya que las acusaciones del impeachment no se basan en sospechas de corrupción”, sostienen los representantes demócratas.

Un informe elaborado por técnicos del Senado brasileño señaló recientemente que no existen pruebas de que Rousseff participara en las maniobras fiscales, que supusieron una de las causas que llevaron la apertura del juicio político.

Sin embargo, ella misma ha cuestionado en diversas ocasiones la legalidad del juicio en su contra e insiste en que el impeachment carece de toda base legal.

myd/rha/nal

Este contenido ha sido publicado originalmente por Hispan TV, el 26 de julio de 2016, en el siguiente enlace: http://www.hispantv.com/noticias/brasil/282957/eeuu-congresistas-democratas-apoyo-impechment-rousseff


  • Rousseff: Golpe afecta la democracia y desprestigia a Brasil

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Roussef.

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Roussef, afirma que las élites de los países latinoamericanos ya no necesitan a EE.UU. para derrocar gobiernos.

En una entrevista concedida este domingo al periódico mexicano La Jornada, la mandataria suspendida que enfrenta un juicio de desafuero, aseguró que “el golpe” que se ejecutó en su contra, no solo daña la democracia de su país, sino que también desprestigia a la nación ante el mundo, y recordó a los golpistas que toda acción tiene consecuencias y que esta dejará grandes cicatrices al pueblo brasileño.

“Además de lastimar seriamente a la democracia que tanto nos costó recuperar, este golpe nos desprestigia ante el mundo”, expresó Rousseff, para agregar que“ahora son las propias fuerzas internas las grandes responsables de estos tipos de golpes, y hay varias personas quienes se benefician en diversos grados”.

Además de lastimar seriamente a la democracia que tanto nos costó recuperar, este golpe nos desprestigia ante el mundo”, ahora son las propias fuerzas internas las grandes responsables de estos tipos de golpes, y hay varias personas quienes se benefician en diversos grados”, expresó la suspendida mandataria de Brasil, Dilma Rousseff.

Respecto al juicio político que se lleva en su contra, Rousseff indicó que desde el punto de vista jurídico el impeachment existe aún cuando no hay un delito claro que se le pueda imputar. Aseguró estar convencida de que la actual gestión del presidente interino, Michel Temer, del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), está “dominada por ese corrupto llamado Eduardo Cunha”, de quien sospecha sobornó a varios parlamentarios para que votaran por la apertura del juicio político.

La suspendida mandataria, cree que Temer quiere aliarse con Estados Unidos y echar atrás las reivindicaciones sociales con énfasis latinoamericano del gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) que su antecesor Luis Inácio Lula da Silva y ella han alcanzado para el pueblo.

En cuanto a la trama que la derecha nacional e internacional pretende tejer en toda la región, Rousseff dice que “quienes están apostando por estos golpes en América Latina corren el riesgo de causar una desestabilización profunda”.

En este sentido, deliberó que los procesos golpistas tienen consecuencias imprevisibles, y que en el caso de Brasil es muy probable que las haya. “Me parece que ni los propios golpistas saben lo que podrá desencadenarse en el futuro. Lamentablemente, el precio a pagar será muy alto”, vaticinó.

Dilma Rousseff ha sido acusada por la oposición de “maquillar” las cuentas públicas en 2014 y 2015. Sin embargo, ella ha cuestionado en diversas ocasiones la legalidad del juicio en su contra e insiste en que el impeachment carece de toda base legal.

lvs/rha/hnb

Este contenido ha sido publicado originalmente por Hispan tv, el 24 de julio de 2016, en el siguiente enlace: http://www.hispantv.com/noticias/brasil/282817/golpe-afecta-democracia-desprestigia-brasil


  • Lula da Silva acusa a Temer de ‘vender el patrimonio’ de Brasil y de no ‘saber gobernar’

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva (izda.) y el presidente interino brasileño, Michel Temer.

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva acusó el lunes al presidente interino, Michel Temer, de pretender ‘vender el patrimonio público’ de Brasil.

“El PT tiene personas muy buenas y no hace falta que yo vuelva. Pero si el Gobierno que está ahí no sabe gobernar y necesita vender el patrimonio público, yo digo: Si vosotros no sabéis, yo sí que sé (gobernar)”, dijo durante un acto en el que participaban movimientos sociales en la localidad de Juazeiro, en el estado de Bahía (noreste).

En esta misma línea denunció diversos hechos protagonizados por el sucesor de la ya suspendida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, a través de los cuales busca “desmontar” los programas sociales impulsados por el Partido de los Trabajadores (PT).

El PT tiene personas muy buenas y no hace falta que yo vuelva. Pero si el Gobierno que está ahí no sabe gobernar y necesita vender el patrimonio público, yo digo: Si vosotros no sabéis, yo sí que sé (gobernar)”, dice el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva.

Además, el exmandatario denunció las condiciones que está creando el gobierno interino presidido por Temer para vender la petrolera estatal Petrobras y el Banco do Brasil, entre otras compañías públicas, junto a varios activos.

El expresidente brasileño ha lanzado tales acusaciones a Temer en reacción a las recientes declaraciones de este último en las que anunció que evaluará poner a la venta los aeropuertos de Sao Paulo y Río de Janeiro (con mayor movimiento del país), en un intento por reducir un déficit presupuestario estimado en 170 mil millones de reales (51.590 millones de dólares) para este año.

Finalmente, en otra parte de sus declaraciones, Lula volvió a referirse al caso de la suspensión de Rousseff y al atribuirlo a los intentos de la oposición brasileña para realizar un “golpe de Estado” contra ella, reiteró que si le “provocan”, se presentará como candidato presidencial en las próximas elecciones, pese a que está pensando en la jubilación.

Sobre Lula surgen noticias que posibilitan su repostulación para los comicios presidenciales de 2018, anuncio que favorecerá al PT que, desde que Temer asumiera el poder para un plazo temporal de 180 días, no ha dejado de rechazar el juicio político (impeachment) contra Rousseff.

tqi/anz/rba

Este contenido ha sido publicado originalmente por Hispan TV, el 12 de julio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.hispantv.com/noticias/htv/281538/lula-acusa-temer-vender-patrimonio-brasil

 

  • La renuncia del hombre detrás del Golpe

El principal instigador del impeachment contra la presidenta Dilma Rousseff insistió en su inocencia

Cunha anunció su renuncia el jueves pasado.

Entre lágrimas se despidió una de las figuras políticas más controversiales de los últimos tiempos en Brasil. El carioca de 58 años y excomentarista de una radio evangélica, Eduardo Cunha, renunció la semana pasada a su puesto al frente de la Cámara de Diputados del Congreso. Mantiene su escaño, pero no puede ejercerlo por determinación del Supremo Tribunal Federal.

El principal instigador del impeachment contra la presidenta Dilma Rousseff insistió en su inocencia y la de su esposa Claudia Cruz y una hija de su primer matrimonio, quienes también están siendo investigadas por sobornos y usar dinero de las cuentas bancarias en Suiza.

Cunha le puso rostro al golpismo en Brasil cuando en diciembre del año pasado anunció que daba luz verde al juicio político contra la primera mujer presidenta del gigante sudamericano en un proceso que se volvió complejo y que, siete meses después, ha desembocado en una crisis política y económica que no parece tener fin.

En aquel momento Cunha se montó en la maquinaria que repitió una y mil veces los supuestos crímenes fiscales cometido por Rousseff y su impacto en la democracia. Sin embargo, las verdaderas razones, al menos para él, fueron netamente personales. Siendo presidente de la Cámara de Diputados exigió a los legisladores del gobernante Partido de los Tra­ba­jadores (al que pertenece la exguerrillera) que no votaran en un proceso que se le inició en la Comisión de Ética de la Cámara por “quiebra del decoro”. Ante la negativa del PT, usó todo cuanto estuvo a su alcance para derrotar a los petistas aun sabiendo el costo político de esa movida, que ahora, padece en carne propia.

Fue vendido como el político más poderoso e influyente de un país de casi 200 millones de habitantes. Su “mérito” desafiar públicamente a Rousseff y llevarla al abismo de su carrera política mintiendo, sobornando y manipulando a sus coterráneos en el Congreso.

También trascendió por ser aliado convencido del mandatario interino Michel Temer y de los dogmas del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (centroderecha) al que pertenecen ambos. Su renuncia es vista hoy como otro dolor de cabeza para un gobierno interino que ha intentado por todos los medios posibles proyectar una imagen de legalidad. Cunha representa un sistema corrupto e impune, y su nexo con Temer tiene implicaciones negativas para este último. Cons­cientes de ello, los asesores del presidente interino de Brasil dijeron que se había mostrado “sorprendido” ante la renuncia. No obstante, varios medios locales como Jornal O Globo dijeron que ambos se habían encontrado y que Temer intentó convencerlo de tomar esa medida.

Pero el silencio tiene un precio. En una de sus alocuciones públicas Cunha amenazó con destapar la caja de Pandora y soltar información que, según él, “liquidaría a medio Con­greso”. Esa es la única vía que tiene para mantener su estatus y su influencia.

Varios analistas señalan que Temer busca postergar el juicio del hombre que le despejó el camino hacia Planalto (sede de Gobierno) por lo menos hasta que se decida el impeachment contra Rousseff en el Senado. De hecho, muchos estiman que esto puede suceder a finales de agosto coincidiendo con el fin de las Olimpiadas de Río de Janeiro.

Otra cuestión en juego es quién presidirá la Cámara de Diputados. Cunha está buscando desesperadamente, y así le exige a Temer, alguien fiel a sus intereses para que el proceso no vaya más allá y no pierda los privilegios jurídicos que tiene por ser legislador. Si los pierde podría ser juzgado por la justicia común. Al mandatario interino le conviene, por su parte, una persona influenciable que no melle sus intereses a largo plazo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Granma, el 11 de julio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.granma.cu/mundo/2016-07-11/la-renuncia-del-hombre-detras-del-golpe-11-07-2016-20-07-52


  • Rousseff: Lula será el candidato en las presidenciales de 2018

Dilma Rousseff reiteró que no cometió ningún delito de responsabilidad.

La mandataria brasileña aseguró que el principal motivo del golpe de Estado en su contra es detener la candidatura del líder del PT a la presidencia.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró este jueves que el exmandatario y líder del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva, será el candidato presidencial para el 2018.

En una entrevista con la revista francesa L’Express, Rousseff explicó que la candidatura de Lula es la principal razón para el golpe de Estado en su contra, disfrazado de un juicio político (impeachment), que la mantiene separada de su cargo por 180 días y busca destituirla.

“Es la principal razón del golpe de Estado: evitar que Lula se presente a la Presidencia; hoy en día, a pesar de todos los intentos de destruir su imagen Lula sigue estando entre las personas más amadas, te aseguro que se presentará en las próximas elecciones”, aseveró Rousseff.

Lula da Silva ha reiterado en varias ocasiones que mientras reciba más provocaciones de sus adversarios, que intentan vincularlo a la trama de corrupción de Petrobras, se aumentan las posibilidades de que se postule como candidato a las elecciones presidenciales de 2018. Sin embargo, esto no ha sido confirmado por el exmandatario de forma definitiva.

Rousseff, en la entrevista con L’Express, recordó que no cometió ningún delito de responsabilidad y que expresidentes brasileños realizaron las mismas maniobras fiscales de las que a ella se le acusa.

“No soy el primer presidente en hacerlo, (el expresidente) Fernando Henrique Cardoso aprobó 23 decretos similares, en realidad (la acusación) tan solo es un pretexto”, dijo en referencia al juicio político en su contra por supuestos delitos fiscales.

En contexto

Dilma Rousseff está suspendida por la Cámara Alta brasileña mientras se estudia si es somerida a un juicio político por supuestamente haber maquillado los fondos públicos.

Un informe elaborado por técnicos del Senado brasileño señaló el pasado lunes 27 de junio que no existen pruebas de que Rousseff participara en las maniobras fiscales, que supusieron una de las causas que llevaron la apertura del juicio político.

En mayo, el Senado de Brasil votó a favor del juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, por lo que fue separada de su cargo por un período de 180 días.

Para que Dilma pierda definitivamente la jefatura del Estado se requeriría el apoyo de 54 de los 81 miembros de la Cámara alta.

Esta maniobra de juicio político es interpretada por los analistas como un golpe de Estado parlamentario contra el Gobierno progresista, y un atentado feroz contra las políticas sociales.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur , el 30 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Rousseff-Lula-sera-el-candidato-en-las-presidenciales-de-2018-20160630-0040.html


  • No hay pruebas de pedaleo fiscal contra Dilma Rousseff

Se determinó que la mandataria no participó de pedaladas fiscales, una de las cuatro acusaciones por las que enfrenta el juicio político.

Se determinó que la mandataria no participó de pedaladas fiscales, una de las cuatro acusaciones por las que enfrenta el juicio político. | Foto: El Mundo.

En contexto

  • En mayo, el Senado de Brasil votó a favor del juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, por lo que debió separarse de su cargo por un período de 180 días.
  • Durante este periodo se analizan las pruebas que supuestamente vinculan a la jefa de Estado con presuntas pedaladas fiscales, lo que supone que el Gobierno atrasó sistemáticamente el envío de recursos a los estatales Banco do Brasil, Caixa Económica Federal y Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), cantidades que supuestamente fueron utilizadas para pagar programas sociales en un año electoral.
  • Esta maniobra de juicio político es interpretada por los analistas como un golpe de Estado parlamentario contra el Gobierno progresista, y un atentado feroz contra las políticas sociales.
  • El presidente interino, Michel Temer, quien quedó a cargo de la nación ha llevado a cabo desde los primeros siete días en el Poder una serie de reformas económicas y modificaciones contra la clase trabajadora, movimientos campesinos y hasta contra el sector salud, cultura y educación.

Los técnicos del Senado de Brasil determinaron que la mandataria separada de su cargo es inocente de cometer atrasos en los pagos a los bancos públicos.

Un informe elaborado por técnicos del Senado brasileño señaló este lunes que no existen pruebas de que la presidenta separada de su cargo, Dilma Rousseff, participara en las maniobras fiscales, que supusieron una de las causas que llevaron la apertura del juicio político que se tramita contra ella en la Cámara Alta.

El corresponsal de teleSUR en Brasil, Ignacio Lemus, indicó que el estudio realizado por peritos designados por la Comisión Impeachment del Senado reza que Rousseff no participó de “pedaladas fiscales”.

La pedalada fiscal consiste en la transferencia de ingresos públicos a través de la contratación de servicios con bancos públicos hacia diferentes rubros con un saldo final positivo a favor del gobierno.

De acuerdo con Lemus, “a partir de estos peritos se decretó que tres de los cuatros créditos suplementarios sin aval del Congreso eran irregulares y tuvieron impacto en la meta fiscal. Sin embargo, no se encontraron acciones directas por parte de la jefa de Estado suspendida que hayan contribuido al atraso de 3.5 millones de reales (1 millón 036 mil 390 dólares) en pago a los bancos públicos por parte del Tesoro Nacional brasileño”.

El periodista precisó que este informe manifiesta, en resumen, que las razones por las cuales se abrió el juicio político contra la mandataria no tendría lugar según los técnicos, porque Rousseff no tuvo que ver directamente y para la existencia del proceso, según la Constitución, debe haber una acción directa sobre el hecho que se le acusa.

Las pedaladas fiscales es una de las cuatro acusaciones contra la presidenta, por lo que pese a que resulta exculpada de ello, el juicio continúa.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, el 27 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Senado-de-Brasil-exculpa-a-Dilma-Rousseff-de-maniobra-fiscales-20160627-0037.html

 

  • Lula da Silva anticipa nueva experiencia política para Brasil

Lula aseguró que campaña de las elecciones municipales "será muy rica".

Lula aseguró que campaña de las elecciones municipales "será muy rica". | Foto: Planoinformativo.com
En contexto 
  • Las elecciones municipales previstas para octubre próximo en Brasil son vistas por el Partido de los Trabajadores (PT) como un frente de resistencia y de denuncia al golpe parlamentario instalado en el país.
  • El Directorio Nacional de la organización expresó que estos comicios se desarrollarán bajo la égida de un gobierno ilegítimo, que golpeó a la presidenta Dilma Rousseff a través de un impeachment (juicio político) sin base legal.
  • Rousseff se vio obligada a separarse de su cargo por un período no mayor a 180 días, luego de que el Senado aprobara la ejecución de un juicio político en su contra con 55 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado).
  • En este período las autoridades brasileñas se encargarán de encontrar las pruebas que no fueron presentadas ni en la Cámara baja, ni en el Senado.

    El exjefe de Estado indicó que se vislumbra un nuevo escenario para el PT y el PCdoB, de cara a las elecciones municipales.


    El ex mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, anticipó este lunes que las elecciones municipales próximas a efectuarse en octubre de este año, permitirán al Partido de los Trabajadores (PT) y al Partido Comunista de Brasil (PCdoB, en portugués) comenzar una nueva experiencia política.

    Mencionó que será mucho más rico hacer campaña, toda vez que recordó que esta será la primera elección en las cuales no habrá financiamiento empresarial.

    Desde Río de Janeiro, donde participó del lanzamiento de la precandidatura de la diputada federal Jandira Feghali (PCdoB) para competir por la alcaldía carioca, dijo que la oportunidad será propicia para que los aspirantes descubran los artistas populares que existen en cada barrio, “los guerreros que tenemos en cada esquina del país”.

    Po su parte, Feghali advirtió en el acto que esta será la campaña electoral más permeada por grandes dificultades, pero recordó “somos una izquierda que sueña, imagina, habla, pero también hace”.

    Por otro lado, subrayó que Río es hoy una ciudad insegura, especialmente para las mujeres, y poco preocupada con los trabajadores que vienen de barrios distantes, y consideró necesario crear conciencia para que se transforme en una urbe más generosa, tolerante y con libertades religiosa y sexual.

    Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, el 21 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Lula-da-Silva-anticipa-nueva-experiencia-politica-para-Brasil-20160621-0031.html

     

  • Dimisiones ponen en entredicho gobernabilidad en Brasil

Brasilia, 17 jun (PL) La dimisión de un tercer ministro del gabinete que encabeza el presidente provisional de Brasil, Michel Temer, pone hoy en entredicho la gobernabilidad de esta gigantesca nación sumida en una profunda crisis política y económica. (PLRadio)

No hay día en que este gobierno, directa o indirectamente, no se vea involucrado en procesos de corrupción, hizo notar el politólogo Emir Sader, para quien apenas bastó un mes desde que Temer asumiera interinamente la Presidencia de la República para que se reinstaurara en el país el mayor proceso de ingobernabilidad conocido hasta ahora.

Sader apuntó además que las inversiones no llegan, porque nunca hubo tanta incertidumbre sobre el futuro inmediato, y menos aún a mediano o largo plazo, y acotó que las bases de apoyo al Ejecutivo “siguen votando todas las sandeces enviadas al Congreso”, aun cuando viven en un permanente sobresalto.

En ese sentido remarcó que “no hay gobernabilidad que resista las especulaciones sobre lo que (el ex titular de la Cámara de Diputados) Eduardo Cunha pueda decir, sobre quién, sus efectos y las consecuencias” que ello podría acarrear para el Legislativo, para Temer, o para el propio proyecto golpista, del cual fue mentor.

La víspera, el mandatario interino sufrió la tercera baja en su gabinete ministerial en menos de un mes, después que renunciara el titular de Turismo Henrique Eduardo Alves, mencionado en la delación compensada hecha en el contexto de la operación anticorrupción Lava Jato por el ex presidente de Transpetro, Sergio Machado.

Alves, quien según Machado se benefició con más de 440 mil dólares en donaciones electorales procedentes de recursos ilícitos, alegó que dejaba el cargo para no crear desgastes o dificultades al gobierno interino.

Antes que él, y también como consecuencia de las delaciones del ex directivo de la filial de Petrobras, se vieron obligados a abandonar sus puestos el ex titular de Planificación y principal articulador político de Temer Romero Jucá y el ex jefe de la cartera de Transparencia, Fiscalización y Control Fabiano Silveira.

Machado acusó incluso al propio gobernante interino de haber negociado con él, en el año 2012, la transferencia de unos 430 mil dólares de fondos ilegales para financiar la campaña del entonces candidato a la alcaldía de Sao Paulo, Gabriel Chalita, lo cual fue rechazado por la Presidencia de la República.

En un comunicado, el Palacio de Planalto sostuvo que a lo largo de su vida pública Temer siempre respetó estrictamente los límites legales para obtener recursos para campañas electorales.

El presidente provisional volvió a insistir ayer sobre el tema y cargó contra Machado, manifestando que su acusación era “irresponsable, mentirosa y delictiva”. Pero poco después este emitió una nota en la cual ratificaba su denuncia.

Michel Temer asumió de forma interina la Presidencia de la nación el pasado 12 de mayo, cuando el Senado Federal apartó temporalmente de su cargo a Dilma Rousseff para someterla a un juicio político por presunta violación de la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Al integrar su gabinete, Temer convocó a siete ministros supuestamente ligados al esquema de corrupción de Petrobras y en total a una docena señalados por recibir donaciones para las campañas electorales de empresas que son investigadas por Lava Jato.

lam/mpm

 Este contenido ha sido publicado originalmente por Prensa Latina, el 20 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=4982741&Itemid=1

 


  • Michel Temer cada vez más hundido por corrupción en Brasil

Michel Temer intenta escudarse de su responsabilidad en actos de corrupción, pero conforme avanzan investigaciones, es cada vez más desenmascarado.

Michel Temer intenta escudarse de su responsabilidad en actos de corrupción, pero conforme avanzan investigaciones, es cada vez más desenmascarado. | Foto: Reuters
Un informante clave en el escándalo Petrobras, el más grande de la historia, lo acusó de pedir un soborno de 700 mil dólares.

El presidente interino Michel Temer se ve cada día más hundido por acusaciones de corrupción, siendo la última la del expresidente de Transpetro, la empresa de transporte de petróleo y gas más grande de Brasil, Sergio Machado, quien dijo que el mandatario temporal tomó la presidencia de su partido con el fin de controlar todos los sobornos que el PMDB recibía.

Machado también acusó a Temer de pedir unos 700 mil dólares en fondos ilegales para financiar campañas electorales de candidatos de su partido. Explicó que los sobornos eran a cambio de concesiones y contratos en beneficio de Transpetro.


Políticos de partido “golpista”

El exjefe de la empresa transportista reveló que unos 20 dirigentes del Partido de Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) de Temer, incluyendo el senador Renan Calheiros, Aecio Neves, Romero Jucá y Henrique Alves.

Machado es un informante clave dentro de la investigación llamada Operación Lavado de Autos que vincula a Temer al escándalo de Petrobras, el caso de corrupción más grande de la historia de Brasil que involucra miles de millones de dólares.

Temer, cuyo gobierno es considerado golpista e ilegítimo, ha sido golpeado por una controversia que continúa generando nuevos acontecimientos que le afectan cada más a él y a sus aliados en el parlamento, cuerpo que busca desacreditar y la destituir a la presidenta suspendida, Dilma Rousseff, con el único objetivo de darle carpetazo a un caso que de seguro les llevaría a la cárcel.


Temer: Machado, “mentiroso y criminal”

El mandatario interino negó las nuevas acusaciones y llamó “mentiroso y criminal” a Machado, quien este miércoles rindió testimonio frente a la Suprema Corte de Justicia de Brasil.

Con las declaraciones de Machado, Temer queda definitiva y contundentemente ligado al caso de corrupción de Petrobras por primera vez desde que iniciaron las investigaciones.

De acuerdo con Machado, Temer le pidió los 700 mil dólares en fondos para financiar campañas a la empresa de construcción e ingeniería, Queiroz Galvao.


Donaciones ilegales

Mientras que las donaciones fueron hechas a través de la empresa, los fondos fueron obtenidos ilegalmente a través de esquema de soborno a cambio de contratos con Petrobras.

El presidente interino rechazó las acusaciones y alegó que él nunca solicitó las donaciones de manera ilegal. Agregó que él se apegó a los reglamentos electorales de financiamiento de campañas.

Peor aún

Pero las nuevas acusaciones en contra de Temer son aún peor, ya que por vez primera lo implican en  la Operación de Lavado de Autos, un esfuerzo anticorrupción que ha visto a docenas de políticos y empresarios sentenciados ante una corte por lavado de dinero, soborno y fraude.

Y mientras avanzan las investigaciones en contra de Temer, la oposición ve cada vez más truncados sus objetivos de destituir a Rousseff para lavarse las manos y evitar la justicia.

Siete miembros del gabinete ministerial de Temer también han sido vinculados a las investigaciones. Tres de ellos han sido obligados a renunciar. El último ha sido Henrique Alves, ministro de Turismo. También se vieron obligados a abandonar sus puestos el de Transparencia, Supervisión y Control, Fabiano Silveira, y el de Planificación, Presupuesto y Gestión, Romero Jucá.


Peor de lo pensado

Mientras parece que Temer verá frustrados todos sus intentos de destituir a su otrora amiga y aliada, Rousseff, las encuestas más recientes de Vox Populi revelan que un 67 por ciento de los brasileños tienen una opinión negativa del presidente interino. Otro 32 por ciento cree que es peor de lo que originalmente habían creído.

Pero si prosperan Temer y sus turbios objetivos a través de un voto en senado, que será supervisado por la Suprema Corte (posiblemente en agosto), el presidente ilegítimo lo continuará siendo hasta 2018.

Este contenido ha sido publicado originalmente por , el 17 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Michel-Temer-esta-cada-vez-mas-hundido-por-corrupcion-en-Brasil-20160617-0002.html

 

  • Rousseff : Temer no seguirá con el programa Más Médicos

Diilma Rousseff alabó la labor de los médicos cubanos.

La presidenta separada de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró que el Gobierno interino de Michel Temer no tiene la intención de seguir adelante con el programa asistencial gratuito Más Médicos”

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, exaltó la identificación entre el pueblo brasileño y los médicos cubanos que participan en el programa social  “Más Médicos”, que en casi tres años dio cobertura a 63 millones de personas.

Durante una entrevista para el diario digital Brasil 247, Dilma Rouseff aseguró que el gobierno interino de Michel Temer no seguirá con el programa asistencial y recordó que más de 10 millones de brasileños no contaban con asistencia médica.

“Antes del Más Médicos, teníamos más de 700 municipios brasileños sin un sólo médico. El médico formado en Brasil, muchas veces, no iba a la periferia de las grandes ciudades … Teníamos más de 20 millones de habitantes mal atendidos” señaló Dilma Rousseff

El dato 

El programa Más Médicos cuenta en la actualidad con más de 18 mil profesionales, de los cuales 11 mil 487 son cubanos, distribuidos en cuatro mil 058 municipios y 34 distritos sanitarios especiales indígenas.

Vivan los médicos cubanos, manifestó Rousseff  y subrayó que los especialistas de esa nación tienen el rostro y el carácter del brasileño.

El médico cubano le da seguridad al paciente; lo mira, lo toca, revisa su historial clínico; va a su casa si fuera necesario. Ellos tienen una visión de la medicina que es muy importante para los galenos brasileños, expuso.

La mandataria suspendida indicó que si expulsan a los galenos cubanos, el programa se suspendería “Si sacan a los médicos extranjeros Más Médicos termina hoy”  y explicó que el programa está conformado principalmente por especialistas isleños. “Hicimos Más Médicos porque nuestra cantidad de médicos per cápita era aún muy baja”

Por otra parte, Dilam Rousseff  dijo que el programa Más Médicos está sustentado por un convenio internacional suscrito con la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Si el gobierno interino de Michel temer quisiera excluir a los cubanos del proyecto crearía un gran problema con la OPS, la Organización Mundial de la Salud y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), pues sería un rompimiento unilateral del contrato, remarcó.

Semanas antes de ser separada de su puesto por un plazo de hasta 180 días para ser sometida a un juicio político, Dilma Rousseff suscribió una medida provisional que prorrogó por tres años más la permanencia de médicos extranjeros y de brasileños formados en el exterior en el Programa Más Médicos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, el 10 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Rousseff–Temer-no-seguira-con-el-programa-Mas-Medicos–20160610-0018.html

 

 

  • Temer preocupado por posible retorno de Rousseff a la presidencia

En contexto

  • Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT) para impedir que se mantengan al frente del Gobierno.
  • Pese a la falta de una base legal para realizar un juicio político en contra de Rousseff, el pasado 17 de abril la Cámara de Diputados aprobó el pedido de impeachment con 367 votos a favor, 137 en contra, siete abstenciones y dos ausentes.
  • Posteriormente, el Senado de Brasil aprobó el proceso de juicio político contra la presidenta el pasado 12 de mayo con 55 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado).
  • En este lapso las autoridades brasileñas deberán encontrar las pruebas contra la mandataria que no fueron presentadas ni en la Cámara baja ni en el Senado.
  • La acusación central de la oposición contra Rousseff para justificar un juicio político es la supuesta violación de normas fiscales al maquillar el déficit presupuestario de 2015.

El Gobierno provisional de Michel Temer está preocupado por la posibilidad de no conseguir los votos necesarios para la destitución definitiva de la presidenta Dilma Rousseff.

El ministro de la Casa Civil del Gobierno provisional de Brasil, Eliseu Padilha, aseguró que el mandatario Michel Temer está “preocupado” con la posibilidad de que la presidenta Dilma Rousseff retome su cargo, al no conseguir los 54 votos necesarios para concretar el juicio político que inició el Senado en su contra.

“Preocupa, sí. Hay preocupación”, declaró Padilha en una rueda de prensa, luego de que se conociera que algunos senadores podrían cambiar su posición sobre el juicio político contra Rousseff y votarían en contra de su posible destitución.

“Hemos escuchado muchas manifestaciones aunque en teoría, no esperábamos que sucediera”, añadió el ministro de Temer. Por otro lado, apuntó que el Senado “acaba haciendo” lo que los brasileños quieren y aseguró que no tiene “ninguna duda de que no hubo cambio (de opinión) en la sociedad brasileña con respecto a este tema”.

Padilha indicó que el Gobierno de Temer también “debe hacer su parte” y recobrar la confianza de la sociedad y los inversores en el futuro de Brasil y sus instituciones.

El dato: El Senado de Brasil, en medio de disputas, decidió este jueves no votar por el calendario del juicio político a la mandataria Dilma Rousseff, por lo que la comisión especial decidió esperar la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF).
La comisión especial de juicio político contra la presidenta brasileña rechazó la utilización por parte de la defensa de las grabaciones difundidas en los últimos días, en la que dos ministros del presidente provisional Michel Temer criticaban la investigación Lava Jato.

Relator de comisión especial de impeachment @Anastasiarechaza audios como prueba de defensa de @dilmabr

 

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, el 1 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Temer-esta-preocupado-por-posible-retorno-de-Rousseff-20160602-0046.html

 

  • Pepe Escobar: Rousseff puede volver al poder en poco tiempo

En contexto 
  • El Senado de Brasil aprobó el proceso de juicio político contra Dilma Rousseff el pasado 12 de mayo con 55 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado).
  • En este lapso las autoridades brasileñas se encargarán de encontrar las pruebas contra la mandataria que no fueron presentadas ni en la Cámara baja ni en el Senado.
  • La acusación central de la oposición contra Rousseff para justificar un juicio político es la supuesta violación de normas fiscales al maquillar el déficit presupuestario de 2015. Sin embargo, no se han presentado pruebas en su contra.
El periodista brasileño considera que si dos senadores cambian su voto durante el juicio político, la mandataria podría retomar sus actividades como gobernante de la nación suramericana.

El analista geopolítico Pepe Escobar expresó este miércoles que hay una enorme posibilidad de que la presidenta Dilma Rousseff vuelva al poder.

El experto sostuvo que la mandataria brasileña no tiene que hacer mucho para defenderse debido a que los cuatro audios filtrados hasta el momento se convierten en su defensa, en relación con las filtraciones que implican a Romero Jucá, ministro de Planificación de Brasil y senador del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB).

“Los audios están probando cómo se articuló la conspiración contra Dilma”, agregó Escobar, quien destacó que el 60 por ciento de la población del país ya vio lo que está en juego, lo ven como una guerra entre las élites brasileñas y no le dan crédito.

A su juicio, Temer lidera un Gobierno periférico y no son las élites quienes dominan la vida financiera, cultural y política de Brasil, sino más bien son “usurpadores  que están en el poder, son élites ruralistas sobre todo del noreste del país”, manifestó Escobar.

“La gente que realmente manda y que tiene las conexiones con el capital financiero internacional como Wall Street, son las élites de Sao Paulo, como José Serra, actual ministro de Relaciones Exteriores, que quiere revertir la política exterior brasileña en dirección de EE.UU. y acabar la colaboración de Brasil en el escenario de los BRICS”, agregó.

El audio que escandalizó al Gobierno de Temer (en manos de la Fiscalía de la República), podría separar temporalmente de su cargo al ministro de Planificación y senador del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMBD), Romero Jucá, implicado en el golpe de Estado a la presidenta Dilma Rousseff.

El Partido de los Trabajadores (PT), de Rousseff, pide la destitución de 10 ministros del Gobierno interino de Michel Temer, a quienes denuncia de quebrantar tanto la ética política como la propia Constitución.

No obstante, si el Senado declara inocente a la presidenta Dilma Rousseff ella recuperaría su cargo una vez concluya el proceso, pero si resultara culpable, Temer completaría el mandato que concluye el primero de enero de 2019.

El proceso de impeachment contra Dilma Rousseff es considerado un acto ilegítimo por los expertos. Millones de brasileños se han manifestado en diversas ocasiones para exigir la restitución de la mandataria, debido a que el presidente interino Michel Temer amenaza con eliminar los acuerdos sociales.

Cardozo: “Esse processo de impeachment, além de não ter fundamento, é de uma profunda imoralidade democrática.”

Este contenido ha sido publicado originalmente teleSur, 1 junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Pepe-Escobar-Rousseff-puede-volver-al-poder-en-poco-tiempo-20160601-0040.html

 

  • Trabajadores Sin Techo toman sede de presidencia en Sao Paulo

Las instalaciones de la oficina regional de la Presidencia de la República en Sao Paulo se encuentra tomada desde tempranas horas de este miércoles.

Cientos de personas del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST) de Brasil tomaron este miércoles la oficina regional de la Presidencia en Sao Paulo en rechazo a la suspensión del programa “Mi Casa, Mi Vida” que ordenó el presidente interino Michel Temer.

El coordinador nacional del MTST, Guilherme Boulos, llamó a los participantes de la protesta a acampar en el lugar, “aquí vamos a permanecer hasta reanudar la contratación de todas las casas”.

El 17 de mayo el Ministerio de las Ciudades anuló la normativa que permitía la contratación de viviendas en la modalidad de entidades jurídicas.

Luego, el Ministerio aseguró que la derogación de la orden fue una medida de precaución, ya que fue firmada y publicada en los últimos días del Gobierno anterior y sin los recursos necesarios para la autorización.

Este contenido ha sido publicado originalmente teleSur, 1 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Trabajadores-Sin-Techo-toman-sede-de-presidencia-en-Sao-Paulo-20160601-0041.html

 

  • Un ministro brasileño prometió frenar la Operación Lava Jato tras el ‘impeachment’ a Rousseff

Las conversaciones, obtenidas por la Fiscalía General de la República, tuvieron lugar semanas antes de la votación de la Cámara Baja brasileña que aprobó la destitución de Rousseff.

Romero Jucá, el ministro de Planificación de Brasil y senador del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), habría prometido al expresidente de la compañía Transporto, Sérgio Machado, un pacto para frenar la investigación por blanqueo de dinero conocida como Operación Lava Jato (que investiga a ambos) en caso de lograr la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff, informa el diario ‘La Folha de S. Paulo‘.

El diario apunta a la existencia de unas grabaciones de 75 minutos de duración, obtenidas por la Fiscalía General de la República, que tuvieron lugar semanas antes de la votación de la Cámara Baja brasileña que aprobó la destitución de Rousseff.

“Hay que cambiar el Gobierno para estancar la sangría”

En la conversación entre ambos, Machado pide a Jucá que monte “algo” para protegerlo y para frenar el avance de la investigación en su contra desde un posible nuevo Gobierno: “Se jodió para todo el mundo ¿Cómo podríamos montar algo para que yo no caiga?”, afirma el empresario.

“Tenemos que resolver esa mier… Tenemos que cambiar el Gobierno para frenar la sangría”, responde Jucá, añadiendo que las investigaciones sobre la corrupción en el PMDB “no pueden estar en la mano del juez Moro”. Ante esto, Machado dice que es necesario “política y cosa rápida”. “Creo que tenemos que articular una acción política”, espeta Jucá.

Asimismo, el ministro califica a Moro de “Torre de Londres” en referencia a las torturas que ocurrían en el mayor presidio de Inglaterra en la Edad Media.

Por último, Jucá habla de construir un pacto nacional desde el nuevo Gobierno con los miembros del Tribunal Supremo Federal de Brasil, pero apunta a las dificultades de convencer al magistrado Teori Zavascki, el encargado de dirigir las investigaciones de la Operación Lava Jato desde la Corte Suprema, entre otros miembros del tribunal.

Jucá no renunciará por una filtración “banal”

Después de que haya salido a la luz su polémica conversación con Machado, Jucá ha declarado en una entrevista telefónica que no renunciará a su cargo en el Gobierno, porque considera la filtración como algo “banal”, informa el portal de noticias G1. “Estoy muy tranquilo. Bajo ningún concepto me siento invalidado para trabajar debido a esa grabación que no me compromete en nada. Por tanto, no me siento en condiciones o en el compromiso de dimitir”, afirma el ministro.

“Lo que dije está en todas las entrevistas a la prensa que he dado, no es ninguna novedad, ningún secreto (…) tenemos una larga tarea por hacer, pero tendré que conversar con el presidente para escuchar su opinión, que es lo que vale”, ha declarado Jucá en referencia al mandatario interino Michel Temer, quien todavía no se ha pronunciado sobre el caso.

Por su parte, el sociólogo y profesor de la Universidad de Sao Paulo, Wagner Iglecias, ha declarado a RT que el ‘impeachment’ contra la jefa de Estado tendría como objetivo librar a los antiguos aliados de Rousseff de sus acusaciones de corrupción.

Este contenido ha sido publicado originalmente Actualidad RT, 23 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: https://actualidad.rt.com/actualidad/208131-ministro-brasil-frenar-operacion-rousseff

 

  • Audio: Ministros brasileños pactaron favores antes de pleno contra Rousseff


 

 

  • Cineastas protestaron en Cannes contra “golpe” de Temer

mar, 17 may 2016 11:29

Cannes. El equipo de la película brasileña Aquarius encabezado por el director Kleber Mendonça Filho y la actriz Sonia Braga, se manifestó el martes en la alfombra roja de Cannes contra el “golpe de Estado en Brasil”.

“Un golpe tuvo lugar en Brasil”, “Resistiremos”, “Brasil ya no es una democracia”, proclamaban las pancartas ebarboladas por el cineasta y su equipo en la famosa escalinata del Palacio de Festivales.

En la sala del Gran Teatro Lumiere donde se presentó el filme el grupo volvió a manifestarse al grito de “¡Fuera!”, en tanto que otras personas desplegaban una banderola en la que se leía: “Stop the coup in Brazil”.

Uno de los presentes abrió su camisa para dejar al descubierto una camiseta con la inscripción “Super Dilma” en referencia a la presidenta de izquierda Dilma Rousseff, separada de su cargo en el marco de un proceso de destitución parlamentario denunciado por la propia mandataria como un “golpe de Estado”.

Minutos después comenzó la proyección de Aquarius, la única película de América Latina entre las 21 aspirantes a la Palma de Oro. Cuenta la historia de Clara (Sonia Braga), una mujer que resiste a presiones de promotores inmobiliarios para echarla de su domicilio en Recife, en el noreste de Brasil.

Varios cineastas brasileños presentes en Cannes deploraron el “golpe de Estado” de Michel Temer, que asumió la presidencia tras el juicio de destitución de Rousseff, y su decisión de cerrar el ministerio de Cultura integrándolo al de Educación.

Un país dividido

Mendonça Filho se reencontró en Cannes con Sonia Braga, radicada en Nueva York, a la que el realizador de 47 años no veía desde el fin del rodaje de la película en Recife en septiembre pasado. Ambos dialogaron sobre los últimos acontecimientos en su país.

“Yo vivo en Estados Unidos, pero también en Brasil, tengo familia y amigos allá y pienso que lo que está sucediendo, la manipulación de la toma del poder, tiene que ser expuesto al mundo”, dijo Sonia Braga a la AFP.

“Una de las cosas que más me preocupa -agregó la heroína de Doña Flor y sus dos maridos- es lo dividido que está Brasil. Nunca había visto a mi país tan dividido”.

Según la diva brasileña, de 65 años, “todo lo que se hizo desde el fin de la dictadura, desde la apertura de Brasil, lo hicimos juntos. Hay que darse cuenta de que en dos años, de todas formas, vamos a estar votando por un presidente. Tenemos que volver a hacer las cosas juntos”. El realizador Eryk Rocha presentó en Cannes “Cinema Novo”, un documental poético sobre ese movimiento cinematográfico, uno de los más importantes de América Latina, que en los años 1960 y 70 revolucionó la creación artística.

Según Rocha, “Brasil está entrando en un nuevo momento, sumamente grave y de incertidumbre. Como ciudadano, siento una profunda impotencia y angustia por lo que está pasando: Brasil está viviendo una ruptura muy grave en el proceso democrático”.

Otras voces

El cineasta fustigó en particular el cierre del ministerio de Cultura. “Es un reflejo del gran retroceso que esta sucediendo en Brasil”, afirmó.

“Hay dos errores gravísimos”, advirtió. “El primero es desarticular un ministerio de Cultura que en todos los países del mundo -como en Francia- es un eje fundamental del desarrollo. El otro es desarticular el de Educación”.

“Es necesario reconstruir esa idea de lo colectivo para transformar el mundo”, apuntó el realizador, que aclaró no ser “ni lulista ni petista” sino “artista independiente”. “El cine puede crear otra voz, otras miradas y otra percepción de la realidad de lo que está pasando”, aseguró.

Isabel Penoni y Valentina Homen son dos jóvenes realizadoras brasileñas que comenzaron a hacer cine en los últimos años.

En Cannes presentaron en la sección Quincena de Realizadores el corto Abigail, sobre la viuda del antropólogo Francisco Meireles, conocido por su trabajo con las comunidades indígenas en los años 1940 y 50.

Su visión de lo que está viviendo Brasil también es muy crítica.

“Desde el punto de vista de la gente que hace cine y que trabaja con arte es terrible, porque habían conquistado algunas cosas gracias a las políticas de cultura sobre todo con el gobierno de Lula, que democratizó la cultura. Ahora la tendencia es que habrá mucha menos inversión regular en la producción”, prevé Penoni.

Valentina Homen observó que casi todas las películas brasileñas presentadas este año en Cannes-incluyendo la propia, la de Mendonça Filho, la de Rocha, y el corto aplaudido en la Semana de la Crítica “Delirio é a redençao dos aflitos” (El delirio es la redención de los que sufren), de Fellipe Fernandes- se hicieron en buena medida con el dinero público canalizado a los cineastas por los gobiernos anteriores.

Este contenido ha sido publicado originalmente La Jornada, 13 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/05/17/cineastas-protestaron-en-cannes-contra-golpe-de-temer

 


  • El Supremo de Brasil analizará la apertura de un ‘impeachment’ a TÍO DE JANEIRO (Sputnik) —

    El magistrado del Tribunuprem(TSF) de Brasil, Marco Aurelio Mello, informó sobre el inminente análisis de la solicitud de la demanda exigiendo la apertura de un proceso de ‘impeachment’ similar al sufrido por la presidenta Dilma Rousseff contra el actual presidente interino, Michel Temer.

En concreto, Mello apuntó que la acción exigida por el abogado independiente Mariel Marley Marra será analizada por los 11 miembros del TSF para determinar si los cuatro decretos económicos firmados por el antiguo vicepresidente serían motivo para la apertura de un proceso de ‘impeachment’ bajo las mismas acusaciones que Rousseff.Cabe recordar que la firma de seis decretos alterando los presupuestos generales firmados por la presidenta Rousseff entre 2014 y 2015, todo ello sin contar con la aprobación del Congreso, le valieron las acusaciones de crimen de responsabilidad fiscal y “maquillaje contable” que concluyeron el pasado jueves con sus suspensión por 180 días.

Por tanto, el presidente del TSF, Ricardo Leandowski, deberá elegir una fecha específica para el análisis de la demanda contra Temer, lo que podría significar una sentencia que obligase a la Cámara de los Diputados a establecer un proceso contra el presidente interino en los próximos meses, aunque las probabilidades de ser destituido serían mínimas.Michel Temer lideró hasta abril el Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) partido que en la actualidad maneja el mayor número de diputados en la Cámara baja del Congreso Nacional, con 70 de los 513 diputados, por lo que, en caso de ser ratificado por el TSF, dificultaría enormemente la posibilidad de que el ‘impeachment’ llegase al Senado.

Lea más en http://mundo.sputniknews.com/americalatina/20160517/1059750567/brasil-impeachment-temer.html#ixzz49Uuodpib

Este contenido ha sido publicado originalmente Sputniknews, 13 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://mundo.sputniknews.com/americalatina/20160517/1059750567/brasil-impeachment-temer.html


  • Brasil vive la primera gran marcha contra Michel Temer

Los movimientos sociales marchan en Río de Janeiro para defender la democracia y exigir la restitución de la presidenta a sus funciones.

Movimientos sociales de Brasil realizan este viernes la primera gran marcha en contra del presidente interino Michel Temer, quien asumió tras la separación del cargo de la mandataria Dilma Rousseff por la aprobación en el Senado del inicio del juicio político, hecho que es calificado como golpe de Estado por líderes y organismos de Latinoamérica.

La actividad fue convocada por el Frente Pueblo Sin Miedo en Río de Janeiro, sureste de Brasil, donde miles de manifestantes respaldan a la dignataria Dilma Rousseff.

En la víspera también hubo manifestaciones en todo Brasil en rechazo al Gobierno interino de Temer, quien conformó un nuevo gabinete integrado solo por hombres, de los cuales siete son investigados por el caso de corrupción Lava Jato.

En su primer discurso tras asumir la presidencia interina, Temer anunció sus primeras medidas económicas, entre ellas darle prioridad a la participación extranjera en la economía del país y reformar el sistema de pensiones. Advirtió que planteará otras más severas.

El Senado aprobó el proceso de impeachment en la madrugada de este jueves con 55 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado).

En este período las autoridades brasileñas se encargarán de encontrar las pruebas que no fueron presentadas ni en la Cámara baja, ni en el Senado y que pese a ello fue aprobado el juicio político, un hecho que es considerado por analistas como un golpe de Estado.

La acusación contra Rousseff es la supuesta violación de normas fiscales al presuntamente incurrir en maniobras contables “ilegales” para “maquillar” los resultados del gobierno en 2014 y 2015, modificar los presupuestos mediante decretos, acumular deudas y contratar créditos con la banca pública.

Líderes de toda Latinoamérica han expresado su rechazo al golpe de Estado parlamentario en Brasil y han reiterado que Rousseff sigue siendo la presidenta constitucional.

Este contenido ha sido publicado originalmente teleSur, 13 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Brasil-vive-la-primera-gran-marcha-contra-Michel-Temer-y-en-el-golpe-de-Estado-20160512-0070.html


  • Conozca a los siete ministros de Temer involucrados en corrupción en Brasil

El gabinete del presidente interino de Brasil, Michel Temer, tiene ciertas particularidades: todos blancos, sin mujeres e investigados por corrupción.

Michel Temer asumió la presidencia interina de Brasil el pasado jueves y en el acto presentó a los 21 ministros que lo acompañarán durante los 180 días que estará en el cargo mientras que la mandataria Dilma Rousseff enfrenta un juicio político que decidieron 55 senadores sin una prueba que demostrara su culpabilidad en los señalamientos que le hacen.

Entre esos 21 ministros, siete están involucrados en varios casos de corrupción en ese país, entre ellos la operación Lava Jato de Petrobras.

Temer no incluyó en su gabinete a mujeres, afrodescendientes ni a representantes de los movimientos sociales.

Aunado a ello, redujo el gabinete ministerial de 31 a 21, es decir, eliminó la Unión General de Contralor, Ciencia y Tecnología, el de las Mujeres, la Igualdad Racial y los Derechos Humanos, el ministerio de Desarrollo Social, fue fusionado con el de Desarrollo Agrario.

El ministerio de Derechos Humanos y las políticas para las Mujeres e Igualdad Racial fueron incorporados al ministerio da Justicia y Ciudadanía. En el caso de Cultura y Educación fueron fusionados en uno solo. El de Desarrollo Agrícola ahora se llama Agricultura, Ganadería y Abastecimiento.

Temer creó el ministerio de Fiscalización, Transparencia y Control, el cual estará a cargo de Mauricio Quintella.

1.- Geddel Vieira Lima: fue ministro de Integración Nacional en el gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, ahora será el nuevo Secretario de Gobierno. Las autoridades que llevan el caso de Petrobras lo citaron bajo sospecha de soborno negociado con el contratista de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

2.- Romero Jucá: es uno de los senadores investigado en la causa Petrobras y Operación zelotes, pero ahora será ministro de Planificación, Desarrollo y Gestión.

Es economista y antes de su nombramiento era senador de Brasil por el PMDB.

3.- Henrique Eduardo Alves, es el nuevo ministro de Turismo. También fue citado por la Policía Federal que lleva el caso de Petrobras y aún pesan las acusaciones en su contra.

4.- Bruno Araujo, ministro de las Ciudades, su nombre aparece en una lista de supuestas donaciones realizadas por el contratista Odebrecht, incautada en una de las etapas de la operación Lava Jato en marzo.

5.- Ricardo Barros, nuevo ministro de Salud, tiene una situación similar en Bruno. Es aliado del Partido Progresista (PP-PR), ejerció como diputado brasileño, tiempo durante el cual como relator del informe presupuestario propuso la posibilidad de recortar el presupuesto previsto para el programa social Bolsa Familiar. Es empresario y es investigado por fraude de licitación.

6.- Raúl Jungmann, ministro de Defensa, es también uno de los citados en la lista de Odebrecht, además, aparece en la extensa lista de correos de José Serra (PSDB), el canciller nueva, y Mendonça Filho, que se hizo cargo de la carpeta recién creada de Educación y Cultura.

Jungmann es consultor de empresas y congresista, además, ejerció como ministro de Desarrollo Agrario, entre 1998 y 2001. Aliado al Partido Popular Socialista (PPS) que ayudó a fundar.

 

7.-Eliseu Padilha fue designado como ministro de Casa Civil o jefe de Gabinete. Fue ministro de Aviación Civil en el gobierno de Dilma. Actualmente es denunciado por corrupción. Aparece en las declaraciones delatorias del diputado Delcídio do Amaral en la operación Lava Jato, pero ahora es el principal brazo derecho de Temer.

Dirigió la cartera de Transporte entre 1997 y 2001, es abogado y empresario. Aliado al PMDB.

Este contenido ha sido publicado originalmente teleSur, 13 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Conozca-a-los-siete-ministros-de-Temer-involucrados-en-corrupcion-en-Brasil–20160513-0010.html

 


  •  La primera polémica del nuevo gobierno de Brasil: un gabinete sin mujeres ni negros

Uno a uno, los ministros del flamante presidente interino de Brasil, Michel Temer, asumieron este jueves en una ceremonia con aplausos, risas, abrazos… pero algo llamó la atención: eran todos hombres. Y blancos.

La sorpresa no fue sólo porque Temer sustituya a Dilma Rousseff, la primera mujer presidenta de Brasil, suspendida este mismo jueves por el Senado para iniciarle un juicio político por presunto maquillaje del presupuesto.

En la sociedad brasileña hay una mayoría de mujeres y de personas que se definen a sí mismas como negras o mulatas, según datos de la oficina nacional de estadísticas.

Sin embargo, esa diversidad está lejos de reflejarse entre los 24 hombres designados por Temer, algo que señalan con perplejidad activistas, usuarios de redes sociales, y analistas locales o extranjeros.

“Es un retroceso muy grande”, le dijo a BBC Mundo Mauricio Santoro, politólogo de la Universidad Estatal de Río de Janeiro, observando que en años recientes las mujeres y negros habían ganado espacios en el gobierno.

Dilma RousseffImage copyrightGETTY

Image caption“Estoy orgullosa de ser la primera mujer elegida presidente de Brasil”, dijo Roussef al despedirse tras aprobarse el impeachment, que la aleja al menos seis meses de la dirección del país.

Club de Toby

De hecho, Brasil no tenía un gabinete sin mujeres ministras desde los tiempos del régimen militar: el último fue Ernesto Geisel, que gobernó de facto entre 1974 y 1979.

Rousseff, de 68 años, inició su segundo mandato en 2015 con seis mujeres entre 39 ministros, lo que contrasta con la situación actual, si bien todavía quedaba lejos de reflejar la realidad social brasileña.

Ahora antiguos colaboradores de la presidenta suspendida, que pertenece al izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), critican el gabinete de Temer.

“Es un retrato de la falta de respeto a la mujer”, sostuvo Ricardo Berzoini, otrora ministro de la secretaría de gobierno.

Gabinete de Dilma Rousseff el 1 de enero de 2015 Image copyrightGETTY

Image captionEn el gabinete de Dilma Rousseff había seis ministras.

Desde el gobierno de Temer señalan que el nuevo gabinete tiene bastantes menos ministros que el anterior, algo que el propio presidente interino destacó este jueves como parte de un esfuerzo de reducción de gastos.

En su primer mensaje tras asumir el gobierno, Temer sostuvo que “ninguna de las reformas (que quiere para dinamizar la economía) alterará derechos adquiridos por los ciudadanos brasileños”.

Sus colaboradores niegan que hubiera algún impedimento a la designación de mujeres en el nuevo equipo de gobierno, que se formó negociando con varios partidos para lograr mayorías en el Congreso.

“Esto precisa ser discutido con los partidos que negociaron e indicaron técnicos o políticos para componer esa base”, sostuvo el ministro de Planeamiento, Romero Jucá, en el diario O Globo.

Jucá, que preside el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) de Temer, aseguró que habrá mujeres designadas en cargos de secretarías, que tienen menos relevancia que los ministerios.

Michel Temer entre hombresImage copyrightGETTY

Image captionDesde el gobierno de Temer argumentan que ha habido una importante reducción de carteras ministeriales.

Pero los críticos cuestionan también que en la reducción de cargos se haya eliminado el ministerio de Mujeres e Igualdad Racial, que pasó a estar integrado en otras carteras.

Manoela Milkos, curadora de un blog feminista del diario Folha de S. Paulo, expresó su inquietud porque en el nuevo gobierno “ya en su probable composición, la desigualdad es tratada con naturalidad”.

“Bella, recatada y hogareña”

Esta polémica se suma a un debate que ya existía en Brasil sobre si el juicio político contra Rousseff responde a una actitud machista o sexista de un Congreso donde nueve de cada 10 miembros son hombres.

Partidarias de Dilma RousseffImage copyrightGETTY
Image captionLa composición del nuevo gabinete ha desatado ya las primeras reacciones de rechazo.

Y también sigue a una controversia que involucró a la esposa del presidente interino, Marcela Temer, una exmodelo licenciada en Derecho y 43 años más joven: tiene 32 y él 75.

Un perfil sobre ella en la revista brasileña Veja ofuscó el mes pasado a muchos defensores de los derechos de las mujeres ya desde el mismo título: “Bella, recatada y hogareña”.

Las críticas feministas dijeron que se mostraba un modelo de mujer más propio de los años 40 que de la actualidad, y a las redes sociales llegaron muchas fotos de brasileñas haciendo cosas como trabajar, beber o protestar en las calles.

Este mes también indignó a muchos activistas la noticia de que Temer había sondeado para el ministerio de Derechos Humanos a una diputada que apoyó un proyecto para limitar la legalidad del aborto para mujeres violadas, aunque la designación nunca se confirmó.

Temer y sus ministrosImage copyrightGETTY
Image captionBrasil no tenía un gabinete sin mujeres ministras desde los tiempos del régimen militar

De todos modos, el politólogo Santoro sostuvo que la composición del nuevo gabinete sugiere “una falta de relaciones del grupo político que llegó al poder con Temer con los movimientos sociales en Brasil”.

Este contenido ha sido publicado originalmente BBC Mundo, 13 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/05/160512_america_latina_brasil_impeachment_dilma_rousseff_temer_hombres_dgm


 

Es la corrupción, estúpidos: Brasil pone en reflectores el cáncer que aqueja la política

Un análisis más detallado, derivado de la crisis de Brasil, muestra hasta dónde ha alcanzado la metástasis de la corrupción. El 60 por ciento de los 594 legisladores que de ambas cámaras del Congreso brasileño, muchos de los cuales votaron por el juicio a la Presidenta Dilma Rousseff, son investigados por irregularidades o enfrentan cargos de corrupción. El impeachment de Rousseff se basa en acusaciones de que violó leyes fiscales en 2015 para ocultar problemas presupuestarios. Se le acusa sobre todo de demorar la transferencia de fondos del tesoro a bancos estatales para pagar programas gubernamentales. Sus detractores dicen que con ello las finanzas públicas lucían mejor de lo que eran en realidad. Rousseff insiste en que no se trata de un delito que merezca juicio político y que otros presidentes brasileños han empleado técnicas similares sin ser sancionados.

La Presidente Dilma Rousseff. Foto: Xinhua

BRASILIA, Brasil (AP) — El juicio político contra la Presidenta brasileña Dilma Rousseff ha puesto los reflectores en la corrupción de los legisladores.

Alrededor de 60 por ciento de los 594 legisladores de ambas cámaras del Congreso son investigados debido a irregularidades o afrontan cargos de corrupción, de acuerdo con grupos independientes.

Muchas de las investigaciones están relacionadas con la red de corrupción en la empresa petrolera estatal Petrobras en la que presuntamente se otorgaron contratos a cambio de sobornos.

Los dos hombres en la línea de sucesión que podrían sustituir a Rousseff si es destituida definitivamente son investigados en los casos de Petrobras y otros. Un tercero, el presidente de la Cámara de Diputados, quedó inhabilitado la semana pasada por el Tribunal Supremo al ser investigado en varios casos de corrupción.

El ahora Presidente en ejercicio de Brasil, Michel Temer. Foto: EFE

EL PRIMERO EN LA LÍNEA DE SUCESION:
El vicepresidente Michel Temer

• Un ex Senador convertido en testigo del Estado acusó recientemente a Temer de designar a un cabildero para que distribuyera sobornos de 1997 a 2001, relacionados con acuerdos de etanol, a través de Petrobras. Temer niega las acusaciones.

• El vicepresidente está acusado de arreglar el nombramiento de un director de Petrobras implicado en varios casos de corrupción relacionados con el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), al que pertenece Temer. El vicemandatario niega conocer a esa persona.

• Temer firmó el mismo tipo de decretos presupuestarios que suscitaron el actual proceso de juicio político contra Rousseff. Los detractores han dejado entrever que podrían intentar un juicio político contra Temer por esas acciones.

• Temer está acusado de haber recibido más de 1.5 millones de dólares de una compañía constructora que trabaja con Petrobras. El vicepresidente afirma que ese dinero fue un donativo legal de campaña.

• Las autoridades decomisaron a la compañía constructora Camargo Correa listas en las que aparecía el nombre de Temer en 21 ocasiones al lado de cantidades que sumaban en conjunto 345 mil dólares, presuntamente sobornos.

Aunque el caso fue desechado en tribunales, se atribuye a la investigación haber propiciado la actual pesquisa a Petrobras.

Renan Calheiros, presidente del Senado brasileño. Foto: EFE

SEGUNDO EN LA LINEA DE SUCESION:
El presidente del Senado, Renan Calheiros

Calheiros sería presidente interino en caso de que Temer viajara al exterior o quedara incapacitado. El Tribunal Supremo Federal considera actualmente siete investigaciones contra Calheiros en la pesquisa a Petrobras. El funcionario rechaza todas las acusaciones.

• Calheiros está acusado por un cabildero de haber recibido un pago de 600 mil dólares para que frenara una pesquisa del Senado sobre corrupción en Petrobras.

• El funcionario está acusado por un exdirector de Petrobras de amenazar con retirarle su apoyo a menos de que le pagaran dinero. El mismo exdirector afirma que Calheiros recibió 1,7 millones de dólares a través de un cabildero de Petrobras en un caso sobre contratos relacionados con barcos de perforación.

• En un acuerdo con la fiscalía, otro exdirector de Petrobras acusa a Calheiros de utilizar al legislador Anibal Gomes de la Cámara de Diputados para pagar sobornos derivados de contratos con constructoras.

Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados de Brasil. Foto: EFE

QUEDÓ AFUERA DE LA CONTIENDA:
El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha

Cunha, un evangélico que tuitea con frecuencia versos bíblicos, hubiera sido el segundo en la línea de sucesión, pero fue inhabilitado la semana pasada por la Corte Suprema porque está siendo investigado por diversos cargos de corrupción, que él rechaza.

Vistazo a las principales acusaciones en contra de este dirigente que encabezó la campaña a favor de que se le hiciese un juicio político a Roussef.

• El principal investigador de Brasil ha solicitado a la Corte Suprema que retire a Cunha del cargo debido a todas las acusaciones sobre irregularidades que pesan sobre él y por presunta obstrucción de la justicia. La corte no ha emitido su decisión.

• En marzo, los fiscales acusaron a Cunha de corrupción y lavado de dinero por participar en la negociación de contratos para buques de perforación, incluido el pago de cinco millones de dólares.

• Fiscales suizos afirman que Cunha tuvo cuentas bancarias secretas en el banco Julius Baer. En diciembre, esas cuentas alcanzaban un total de 2,4 millones de francos suizos, según versiones locales de prensa. Los investigadores brasileños dicen creer que ese dinero está relacionado con corrupción derivada de la operación de un yacimiento petrolero de Petrobras en Benín.

• Los investigadores brasileños afirman que desde 1990 Cunha también ha tenido cuentas sin declarar en Estados Unidos por más de 20 millones de dólares.

• Un senador convertido en testigo del gobierno afirmó que Cunha y el PMDB recibieron pagos por más de 10 millones de dólares del banco BTG Pactual a fin de conseguir una orden ejecutiva que fue aprobada por la Cámara de Diputados.

• En el testimonio de un cabildero que se declaró culpable en el caso, Cunha está acusado de recibir sobornos por más de 12 millones de dólares de las empresas constructoras Odebrecht, OAS y Carioca para renovar la zona portuaria de Río con vistas a los Juegos Olímpicos.

LAS ACUSACIONES CONTRA ROUSSEFF

Dilma Rousseff fue arropada hoy por miles de seguidores al abandonar el Palacio de Planalto. Foto: Xinhua

El impeachment de la Presidenta Dilma Rousseff se basa en acusaciones de que violó leyes fiscales en 2015 para ocultar problemas presupuestarios. Se le acusa sobre todo de demorar la transferencia de fondos del tesoro a bancos estatales para pagar programas gubernamentales. Sus detractores dicen que con ello las finanzas públicas lucían mejor de lo que eran en realidad. Rousseff insiste en que no se trata de un delito que merezca juicio político y que otros presidentes brasileños han empleado técnicas similares sin ser sancionados.

Un vistazo a las acusaciones y como se comparan con las de gobiernos anteriores:

MANIOBRAS CONTABLES: El sitio web Aos Fatos halló casos de maniobras en el banco estatal Caixa Economica Federal. Dice que Rousseff recurrió a maniobras contables durante sus primeros cinco años en el gobierno 35 veces más que la suma de los dos mandatarios anteriores, Fernando Henrique Cardoso y Luiz Inácio Lula da Silva. Las denuncias abarcan fondos para todos los programas federales y los bancos estatales BNDES and Banco do Brasil. La acusación en su contra cita solamente las presuntas maniobras contables de 2015, el primer año de su segundo período, porque la constitución dice que un presidente solo puede ser impugnado por delitos cometidos en el período en curso.

DILMA ROUSSEFF: En 2011-2015, el gobierno de Rousseff realizó maniobras contables al demorar pagos a la Caixa por un total de casi 10 mil millones de dólares. Se devolvieron esos fondos, pero las leyes fiscales prohíben a los bancos estatales efectuar préstamos al gobierno. Rousseff niega que fueran préstamos. Los fondos incluían prestaciones por desempleo, bonificaciones a empleados públicos y Bolsa Familia, el programa social del gobierno que provee ingresos mínimos a los brasileños más pobres. Las demoras cesaron después que un organismo fiscalizador dictaminó en octubre de 2015 que los mecanismos contables empleados por Rousseff eran irregulares.

El vicepresidente brasileño Michel Temer luego de recibir la notificación en la que asume la Presidencia mientras se lleva a cabo el juicio político contra Rousseff. Foto: Xinhua

VICEPRESIDENTE MICHEL TEMER: Hay preguntas sobre la manera como el juicio a Rousseff afectaría a Temer, primero en la sucesión. Como presidente en funciones cuando Rousseff estaba fuera del país, autorizó maniobras contables. Su argumento es que no era responsable de las medidas económicas y que su firma no implica participación en la decisión de demorar los pagos.

El ex Presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva. Foto: AP

LUIZ INACIO LULA DA SILVA: El predecesor y mentor de Rousseff recurrió a maniobras similares en septiembre y noviembre de 2003 y en noviembre de 2006, poco después de su reelección, por un total de 144 millones de dólares. Los fondos eran para prestaciones por desemplei y de Bolsa Familia.

El ex Presidente de Brasil Fernando Henrique Cardoso. Foto: EFE

FERNANDO HENRIQUE CARDOSO: Ahora en la oposición, Cardoso emitió decretos similares cuando era presidente, demorando en cuatro ocasiones los pagos a Caixa por prestaciones por desempleo. La primera fue en septiembre de 1996 y las otras tres en 2002, por un total de 125 millones de dólares a los valores actuales. El programa Bolsa Familia no existía entonces.

Este contenido ha sido publicado originalmente Sin embargo, 12 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.sinembargo.mx/12-05-2016/1659661

 



Rousseff apela a la movilización para revertir su salida del poder

El Senado vota a favor del ‘impeachment’ de la presidenta y la obliga a abandonar sus funciones

En un discurso especialmente combativo minutos después de ser apartada del poder, Dilma Rousseff, aún desde el palacio presidencial, llamó a los brasileños que “están contra el golpe cometido para que se mantengan movilizados, unidos y en paz”. Rousseff no se resigna y está dispuesta a pelear por volver a ser presidenta. Horas antes, el Senado, en una sesión de 21 horas ininterrumpidas, había votado (por 55 a 22) a favor del impeachment, obligándola a abandonar sus funciones presidenciales. Mientras, el nuevo presidente interino, Michel Temer, anunciaba un Gobierno centrado en la economía.

Rousseff tardó en hablar porque el secretario del Senado que llevaba en mano la notificación oficial que la apartaba del poder se retrasó por culpa de un atasco. Pero al final llegó y le entregó en mano el papel: “Señora presidenta: se le hace saber por medio de esta notificación que está instaurado el proceso de impeachment. (…) Y queda suspensa del cargo de presidenta (…) con derecho a residencia oficial, seguridad, servicio médico y transporte aéreo y terrestre”.

Ya oficialmente sin el cargo de presidenta, Rousseff acudió a la tribuna: “Vamos a demostrar al mundo que hay millones de defensores de la democracia en Brasil”. Afuera, enfrente del palacio del Planalto, cerca de 3.000 personas se congregaban para acompañar a la presidenta en su último día.

Lo que los senadores decidieron este jueves, de facto, es la apertura formal del impeachment, el proceso de destitución, el juicio político que discurrirá en el Senado como máximo y a partir de este viernes durante 180 días. En estos seis meses los senadores discutirán si Rousseff cometió un “crimen de responsabilidad” hacia la República al alterar las cuentas públicas para equilibrar los balances presupuestarios a base de pedir dinero a grandes bancos públicos.

Una posterior votación, que se celebrará probablemente en octubre, decidirá el destino final de Rousseff. Para entonces no servirá sólo la mayoría simple. Serán necesarios dos tercios, esto es, 54 senadores. De ahí que el resultado de este jueves sea significativo. Pero todo eso queda lejos, de cualquier manera. Lo determinante es que durante todo ese tiempo la presidenta deja de ser presidenta real. El poder, automática y plenamente, pasa a las manos del vicepresidente, Michel Temer, hasta hace un mes y medio aliado político de Rousseff y ahora su peor enemigo y, en palabras de ella misma, “el padre de los conspiradores”.

Los defensores del impeachment, la mayoría de partidos de centro y de derecha, hablaron de esas maniobras fiscales. Pero la mayoría se refirió más, para justificar su decisión, a la catastrófica marcha de la economía (que retrocede un 3% del PIB al año), a las sucesivas rebajas de las agencias de calificación, que ya han colocado los bonos brasileños al nivel de bono basura, y a la necesidad de cambiar de Gobierno para que el rumbo del país cambie.

Los partidarios de Rousseff replicaron con un argumento simple: no se puede echar a una presidenta elegida por 54 millones de votos, apelando a unas maniobras fiscales que no constituyen a su juicio un delito grave o a la situación económica, porque para eso están las urnas.

El nuevo Gobierno

La profesora y enfermera Vera María De Oliveira, de 52 años, una de las personas que esperaban que Rousseff saliera del palacio para acompañarla con sus gritos de ánimo en su despedida, lo tenía claro: “Esto es un golpe de Estado, una payasada, una falta de respeto a mi voto”, dijo.

Mientras, Temer, que también había recibido la visita del secretario del Senado con la notificación burocrática pertinente, hacía público su nuevo Gobierno. Hay un nombre ortodoxo alabado por todos, el nuevo ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, expresidente del Banco Central durante los mandatos de Lula (2003-2010) y a la vez bien visto por los mercados. Pero hay otros nombres polémicos que dan por pensar que el nuevo jefe del Estado brasileño ha hecho concesiones para facilitarse la gobernabilidad.

Terminó el encendido discurso de Rousseff. Se dispuso a dejar el palacio, a dejar de ser presidenta, a recluirse en su residencia oficial, donde le es permitido quedarse en su nueva condición de presidenta espectro. Salió por la puerta principal, a pie, dando a entender que acata pero que no aprueba la decisión del Senado. Al acercarse a las personas que la esperaban, una mujer se puso a llorar. Luego exclamó: “Traición”. No era la única que lloraba. Al lado, otra mujer se abrazaba a sí misma en un gesto de desesperación. El conciliador y discreto Temer, que jamás se ha sentido cómodo en la calle, deberá centrarse en la sombría marcha de la economía. Pero sin descuidar la presión social que el PT puede desencadenar y el apoyo popular que personajes como Dilma Rousseff o su antecesor Lula aún acaparan entre los suyos en Brasil.

Este contenido ha sido publicado originalmente El País , 12 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/05/12/actualidad/1463081118_313577.html

 

 

En claves: Michel Temer inicia agenda neoliberal en Brasil

En contexto: 

El Senado aprobó el proceso de impeachment en la madrugada de este jueves con 55 votos a favor, 22 en contra y 1 abstención (de 78 de los 81 miembros del cuerpo colegiado).

En este período las autoridades brasileñas se encargarán de encontrar las pruebas que no fueron presentadas ni en la Cámara baja, ni en el Senado y que pese a ello fue aprobado el juicio político, un hecho que es considerado por analistas como un golpe de Estado.

La acusación contra Rousseff es la supuesta violación de normas fiscales al presuntamente incurrir en maniobras contables “ilegales” para “maquillar” los resultados del gobierno en 2014 y 2015, modificar los presupuestos mediante decretos, acumular deudas y contratar créditos con la banca pública.

Líderes de toda Latinoamérica han expresado su rechazo al golpe de Estado parlamentario en Brasil y han reiterado que Rousseff sigue siendo la presidenta constitucional.

Temer indicó que para la “recuperación” de la economía de Brasil es necesario apuntar a los mercados internacionales y para ello, anunció una agenda neoliberal que se inclina hacia la privatización.

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, anunció este jueves su intención de aplicar medidas neoliberales, que apuntan a la apertura hacia el mercado internacional, que para varios analistas permitirá a las grandes petroleras americanas el acceso a los recursos hasta ahora gestionados por Petrobras.

– Privatización

La nueva agenda de Temer, incluye aumentar la participación extranjera en los recursos energéticos de Brasil, algo que, según él, “comenzará flexibilizando la legislación sobre el modelo productivo del presal”.

“El Gobierno no puede sobrellevar todas las demandas de un pueblo, se necesita la inversión privada y eso es lo que yo haré”, aseguró Temer.

Temer, con el nombramiento de Henrique Meirelles como nuevo ministro de Finanzas, “buscará contentar a los mercados financieros internacionales aportando un punto de seriedad y ortodoxia a la política económica de un Gobierno ilegítimo e impopular”, indicó el profesor de Economía de la Universidad de Campinas, Guilherme Mello.

El dato: Michel Temer enfrenta un proceso de impeachment pedido por la Corte Suprema, por estar implicado en hechos de corrupción.

Con estos anuncios, se prevé que el nuevo equipo ministerial de Temer mezclará elementos conservadores con otros de claro corte neoliberal, apostando a un ciclo de privatizaciones y una reducción del peso del Estado en la economía de Brasil.

Temer manifestó su “convicción de que es preciso rescatar la imagen y credibilidad de Brasil en el concierto interno e internacional”, a fin de que “los empresarios y los trabajadores se entusiasmen y se retome la seguridad de las inversiones”.

Sin embargo, Mello explicó que “las primeras medidas se centrarán en reducir considerablemente el gasto social y eliminar los derechos de los trabajadores para beneficiar al sector empresarial”.

– Reforma del sistema de jubilaciones 

Temer, durante una ceremonia privada celebrada en la sede del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), ratificó su apoyo a una reforma del sistema de jubilaciones.

El argumento del político brasileño para aplicar la medida es “reducir la enorme carga de deuda del Estado y recuperar la confianza de los inversores”, según dijo uno de sus principales asesores.

Este contenido ha sido publicado originalmente teleSur, 12 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/En-claves-Michel-Temer-inicia-agenda-neoliberal-en-Brasil-20160512-0064.html

 

Cómo queda el mapa político de América Latina con el “impeachment” a Dilma Rousseff en Brasil

“Brasil es un punto de inflexión”, asegura Paulo Velasco, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Estatal de Río de Janeiro.

Velasco se refiere al significado que tendría para el panorama político de América Latina si el inicio del juicio político a Dilma Rousseff terminara de apartarla definitivamente de la presidencia de Brasil.

De momento, Rousseff está suspendida del cargo y lo estará como máximo 180 días.

Image copyrightGETTY

Image captionLa suspensión de Dilma Rousseff en Brasil sería el último golpe al denominado ciclo de gobiernos “progresistas” en América Latina.

La opinión de que es un punto de quiebre para la región es algo con lo que coinciden los expertos consultados por BBC Mundo.

“Son casi 20 años de gobiernos progresistas en América del Sur”, le dice a BBC Mundo Velasco. El profesor recalca que es un periodo a punto de terminar.

La tendencia es que (los gobiernos) vuelvan a la derecha y centroderecha, (a ser) gobiernos más liberales. Y hay que ver cómo funciona eso”.

Del “progresismo” de inicio de siglo…

El llamado giro “progresista” de América Latina —o “posneoliberal”, como le dicen algunos expertos— y una suerte de proyecto de enfoque regional tuvo según los especialistas tres grandes procesos que le dieron forma e impulso: el chavismo en Venezuela, el petismo en Brasil y el kirchnerismo en Argentina.

Image copyrightGETTY
Image captionEs el fin del periodo de gobiernos “progresistas” en América Latina, dicen los analistas.

Fue el triunfo electoral de Hugo Chávez en Venezuela en 1998 lo que dio inicio a un ciclo marcado por el ascenso al poder de organizaciones ligadas a la izquierda.

En enero de 2003, Luiz Inácio Lula da Silva, un exlíder sindical, asumía la presidencia de Brasil y llevaba al poder por primera vez al Partido de los Trabajadores (PT), el mismo al que pertenece Rousseff.

Y ese mismo año, en mayo, el peronista Néstor Kirchner asumió la presidencia de Argentina.

Image copyrightGETTY
Image captionLula da Silva (en la imagen con la su esposa Marisa Leticia) asumió la presidencia de Brasil en 2003.

Como resultado de la nueva correlación de fuerzas regional, en la IV Cumbre de las Américas, celebrada el 4 y el 5 de noviembre de 2005 en la ciudad argentina de Mar de Plata, se firmó el acta de defunción del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

El proyecto, una extensión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, había sido promovido por EE.UU. y criticado con vehemencia por Lula, Kirchner y Chávez.

A punto de terminar ese año, el sindicalista cocalero y activista indígena Evo Morales fue elegido presidente de Bolivia.

En 2006, Michelle Bachelet llegó al poder en Chile, poniendo inmediatamente en marcha toda una serie de políticas sociales.

Y el eje se fue fortaleciendo en 2007, cuando Rafael Correa asumió el cargo en Ecuador —después ganaría otras dos elecciones de manera arrolladora—, y al suceder Cristina Fernández a su esposo Néstor Kirchner en la presidencia argentina.

Image copyrightGETTY
Image captionEl eje se fue fortaleciendo con Cristina Fernández (en la imagen junto a Lula da Silva) en 2007.

“Pero ahora (ese panorama) se rompe por completo”, recalca el profesor Velasco.

… ¿al liberalismo?

Para los expertos, el cambio arrancó en noviembre del año pasado, con la victoria de Mauricio Macri en Argentina y el fin de 12 años de poder del kirchnerismo.

De hecho, fue el gobierno argentino uno de los primeros en reconocer la sucesión presidencial brasileña.

“El Gobierno Argentino manifiesta que respeta el proceso institucional que se está desarrollando y confía en que el desenlace de la situación consolide la solidez de la democracia brasileña”, señala un corto comunicado divulgado por la Cancillería argentina.

Mientras, el sucesor de Chávez —quien murió en 2013— en Venezuela, Nicolás Maduro, enfrenta una grave crísis económica y la oposición impulsa un referéndum revocatorio para adelantar el final de su gestión.

Además, este enero la oposición asumió el control del parlamento por primera vez en 17 años de hegemonía chavista.

Image copyrightEPA
Image captionNicolás Maduro, el presidente de Venezuela, enfrenta una grave crisis doméstica.

Y en febrero, Evo Morales perdió una batalla electoral por primera vez en más de 10 años: el referendo con el que pretendía abrir la puerta de una reforma constitucional para poder volver a presentarse a las elecciones.

La derrota se produjo pese a que la gestión de Morales tiene, según las encuestas, altos índices de aprobación.

Image copyrightREUTERS
Image captionEl presidente boliviano Evo Morales perdió el referendo para la reelección.

En junio, en la segunda vuelta de las elecciones generales de Perú, Keiko Fujimori podría superar la sombra de su padre —Alberto Fujimori, en la cárcel por asesinato con alevosía, secuestro agravado y lesiones graves— y ganar la presidencia, sacando de escena de Ollanta Humala.

Además, los escándalos de corrupción desgastaron el brillo de la que fuera una de las figuras políticas más respetadas del continente, la mandataria chilenaMichelle Bachelet.

Algo que también le ocurrió al ecuatoriano Correa.

Image copyrightAFP
Image captionLos escándalos de corrupción hicieron perder popularidad a la mandataria de Chile, Michelle Bachelet.

El “imperativo económico”…

Para Joao Augusto de Castro Neves, experto en América Latina de la consultora política Eurasia Group, los cambios se deben a lo que llama un “imperativo económico”.

“(El fenómeno) tiene un componente sistémico, que es el freno de la economía”, asegura De Castro Neves a BBC Mundo.

Por ello, prefiere hablar de un movimiento hacia el “pragmatismo”, en vez de un giro a la derecha.

Ingrid Bleynat, del Instituto de Desarrollo Internacional del King’s College de Londres, también insiste en lo de la economía como motor de cambio: “Lo más determinante es lo que pasa con la economía”.

“Está claro que para Venezuela más importante que lo que ocurre en Brasil es lo que pasa con el precio del petróleo”, añade.

Image copyrightAP
Image captionLa crisis económica es clave en el cambio de gobiernos en la región, insisten los analistas.

Y es que, según los expertos, el fin de la década dorada de las materias primastiene mucho que ver con el cambio de panorama.

Las economías latinoamericanas crecieron, entre 2003 y 2012, por encima del 4% según datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas responsable de promover el desarrollo económico y social de la región.

Desde la década de 1960 la región no había registrado un periodo de crecimiento tan intenso.

Está claro que para Venezuela más importante que lo que ocurre en Brasil es lo que pasa con el precio del petróleo”

Ingrid Bleynat, del Instituto de Desarrollo Internacional del King’s College de Londres
Getty

Sin embargo, las previsiones del Fondo Monetario Internacional señalan que la economía latinoamericana acabará 2016 con una contracción del 0,3%.

Y la principal causa es la caída de las materias primas.

Entre 2011 y 2015, la bajada de los precios de los metales, el petróleo, el gas y el carbón fue de casi un 50% según la CEPAL.

En el caso concreto del precio del crudo, el barril venezolano tuvo un pico de 103,42 dólares por barril en 2012, lo que significó para el país un ingreso de US$48.000 millones.

Image copyrightREUTERS
Image captionPara Venezuela más importante que lo que ocurre en Brasil es lo que pasa con el precio del petróleo, dicen los expertos.

Y la caída ha sido terrible para las arcas, pues en 2015 esos ingresos se desplomaron a US$12.500 millones.

De la misma manera, hace menos de cuatro años Brasil era declarado la sexta mayor economía mundial y su ministro de Hacienda del momento decía que antes de 2015 desbancaría a Francia del quinto puesto. Pero la economía brasileña se estancó desde entonces.

… y la corrupción

Sin embargo, las “derrotas” de los gobiernos llamados progresistas no se deben exclusivamente a la realidad económica, cree Jorge G. Castañeda, el que fuera el secretario de Relaciones Exteriores de México entre 2000 y 2003 y hoy es profesor en la Universidad de Nueva York, EE.UU.

“Demasiados líderes de izquierda de América Latina cayeron por la corrupción endémica de la región y por subestimar la creciente tolerancia hacia ello”, escribió en un artículo de opinión en el medio estadounidense The New York Times.

“Para cuando algunos de los gobiernos, como el de Chile y el de Bolivia, empezaron a centrarse en el problema era ya demasiado tarde”, añade.

América Latina “va a empezar a ser menos relevente en arenas internacionales

Ingrid Bleynat, del Instituto de Desarrollo Internacional del King’s College de Londres
Getty

En parte también a Brasil, porque aunque el juicio político a Rousseff no es por corrupción, su gobierno y el partido al que pertenece se ha visto salpicado por el enorme caso Petrobras.

Como consecuencia del cambio de gobiernos, América Latina “va a empezar a ser menos relevente en arenas internacionales, por ese mismo detrimento del proyecto de integración regional”, asegura Ingrid Bleynat, del King’s College de Londres.

“La idea del Mercosur, la Unasur y todo esto va a cambiar sensiblemente”, añade Velasco, de la Universidad Estatal de Río.

Para Velasco, es casi seguro que el próximo gobierno brasileño no estará “dando la misma importancia que los cancilleres de Lula y Dilma dieron a la idea del Mercosur y la Unasur”.

Image copyrightGETTY
Image captionMercosur y otros organismos tendrán que cambiar de perfil, creen los analistas consultados por BBC Mundo.

Por su parte, De Castro Neves, del Eurasia Group, cree que estas organizaciones“van a tener que dejar de ser politizadas y pasar a ser más pragmáticas, centrarse en lo económico”.

Cambio en relaciones

Además, según los expertos también cambiará la política exterior de la región.

La propuesta de Macri mira claramente hacia la Alianza del Pacífico, al eje Washington-Bruselas, destacan los expertos.

Image copyrightAFP
Image captionMacri mira hacia el eje Washington-Bruselas, remarcan los expertos.

Y en caso de que el juicio político a Dilma Rousseff termine quitándola definitivamente de la presidencia, Brasil va a seguir el mismo camino que Argentina, opina Paulo Velasco, profesor de la Universidad de Río de Janeiro.

“En política exterior va a haber un destaque mucho más grande a los países tradicionales para Brasil, sobre todo fuera de Latinoamérica, (un destaque) de Estados Unidos y los países europeos”, explica.

“Sobre todo va a cambiar la relación con Venezuela, Bolivia y Ecuador”

Paulo Velasco, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Estatal de Río de Janeiro
Getty

“Latinoamérica pierde un poco el peso que ha tenido para Brasil en los últimos años”, de la misma manera que el país perdió peso en la región.

De la misma manera, también habrá cambios en las relaciones internas, dicen los analistas.

“Sobre todo va a cambiar la relación con Venezuela, Bolivia y Ecuador”, asegura Velasco.

Image copyrightGETTY
Image captionBrasil va a cambiar su relación con Venezuela y Bolivia, dice Paulo Velasco, de la Universidad Estatal de Río de Janeiro.

Venezuela tuvo un importante apoyo en Brasil, quien le ayudó a entrar en Mercosur y le vendió productos en tiempos de desabastecimiento.

Pero el exgobernador de Sao Paulo José Serra, quien resuena como futuro canciller brasileño, es un senador del PSDB, un partido socialdemócrata que ha criticado abiertamente la proximidad y los negocios de Brasil con Venezuela o Cuba.

¿Y las políticas sociales?

“Estamos siendo testigos de que la derecha avanza, aunque sea momentáneamente”, reconoce Ingrid Bleynat, del King’s College de Londres.

“Pero eso no debería afectar a las políticas sociales” que implementaron los gobiernos llamados “progresistas” y que fueron punta de lanza en América Latina, añade.

Image copyrightGETTY
Image captionAunque cambien los gobiernos, los expertos creen que se mantendrán los programas sociales como Bolsa Familia de Brasil.

“No al menos a políticas tan bien arraigadas como Bolsa Familia en Brasil— un programa de ayuda financiera a familias pobres—, que se aprobó con el apoyo de todo el arco político”, dice.

De Castro Neves, del Eurasia Group, está de acuerdo con ello, aunque añade que esas políticas “tendrán que ser revisadas”.

“Lo que sí veremos son otras medidas que atenten contra los intereses de las clases populares“, sentencia Bleynat.

 

Este contenido ha sido publicado originalmente BBC Mundo, 12 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/05/160512_america_latina_cambio_mapa_politico_debilitamiento_definitivo_izquierda_tras_suspension_dilma_rousseff_brasil_lv

 

 

Rusia califica de inaceptable la injerencia externa en Brasil

La portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, comentó la importancia de que lo ocurrido en Brasil deba darse estrictamente bajo el marco constitucional.

El Gobierno de Rusia se pronunció sobre la situación política de Brasil donde fue aprobado el impeachment contra la presidenta de esa nación, Dilma Rousseff, una medida que fue orquestada y financiada desde Estados Unidos, según la opinión de diversos analistas.

“Es inaceptable la injerencia externa en la actual situación política de Brasil”, manifestó la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores ruso, María Zajárova.

Agregó que es de suma importancia que todos los procesos políticos que tienen lugar en esa nación suramericana transcurran en el marco constitucional.

Zajárova comentó que Moscú está interesada en un Brasil estable y democrático que se desarrolle de manera muy dinámica y juegue un papel importante en el escenario internacional, destacó en una conferencia de prensa reseñada por Ria Novosti.

“Para Rusia, Brasil es un socio extranjero importante tanto en América Latina como en el mundo”.

El pronunciamiento ruso se da horas después de conocerse la votación del Senado brasileño donde fue aprobado el juicio político contra Rousseff tras darse 55 votos a favor y 22 en contra.

Ahora la mandataria es suspendida de su cargo durante 180 días, tiempo en el que se realizará la investigación a fin de conseguir las pruebas que no fueron presentadas ni en la Cámara Baja, ni en el Senado y que pese a ello fue aprobado el impeachment.

Tras esta medida, Rousseff, reiteró a través de su cuenta en Facebook que “es golpe” la decisión tomada por el Senado.

Beto Almeida afimó en entrevista para teleSUR que el golpe parlamentario contra la presidenta es una operación orquestada y financiada desde Washington.  “El golpe parlamentario es una operación muy sofisticada que apenas tiene orígenes en Brasil, es una acción internacional y orquestada desde Estados Unidos”.

Esta tesis quedó demostrada con el viaje que hizo el senador Aloysio Nune a Washington luego de que la Cámara baja aprobara el juicio contra Dilma. Nune viajó a EE.UU. para sostener reuniones con varios funcionarios estadounidenses y asesores cercanos a Hillary Clinton.

Este contenido ha sido publicado originalmente teleSur, 12 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Rusia-califica-de-inaceptable-la-injerencia-externa-en-Brasil-20160512-0026.html

 


 

Juicio político a Dilma Rousseff genera rechazo internacional

Autoridades gubernamentales, organizaciones sociales, organismos internacionales y pueblo en general han manifestado su rechazo al juicio político que se le aplicará a la presidenta de Brasil quien estará separada de su cargo por 180 días.

La presidenta de Brasil, Dilma Roussseff, fue separada de su cargo por un lapso de 180 días, la noticia ha generado pronunciamientos en diversos países del mundo por calificar la medida como un golpe parlamentario.

Chile

El Gobierno de Chile manifestó su preocupación por la situación que atraviesa su amiga Dilma, -como fue calificada- en un comunicado de la cancillería chilena.

“El Gobierno de Chile expresa su preocupación por los acontecimientos de los últimos tiempos en esa nación hermana, los que han generado incertidumbre a nivel internacional, considerando la gravitación de Brasil en el ámbito regional”, expresa el documento.

Por su parte, el canciller chileno, Ministro Muñoz dijo: “Nos ha preocupado la situación reciente en Brasil, dada la gravitación de ese país y la larga amistad que tenemos”.

Canciller Muñoz destaca que “independiente de lo que suceda la amistad con Gobierno y pueblo de continuará”

 

 

44 Retweets

 

33 me gusta

Venezuela

El Bloque de la Patria, del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), expresó su rechazo por el golpe que se ejecuta contra Rousseff y la democracia de  ese país.

“Es una práctica política que vienen asumiendo, así lo hicieron en Honduras, en Paraguay y así mismo lo hacen en Brasil, son un grupo de senadores que van en contra de 54 millones de brasileños”, expresó el jefe del Bloque, Héctor Rodríguez  quien denunció que no existe ni una sola prueba de corrupción contra la mandataria e indicó que quienes la atacan si están vinculados en hechos de corrupción.

Por su parte, el pueblo venezolano se concentrará este jueves en apoyo a Rousseff en la plaza Bolívar de Caracas (capital). La actividad se realizará a las tres de la tarde en la plaza Bolívar de Caracas.

Condenamos el Golpe en Brasil. Los parlamentos no pueden anular la soberanía popular.La Presidenta Dilma obtuvo 54 millones de votos!

 

 

234234 Retweets

 

5050 me gusta

Unasur

El secretario de La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) destacó que lo acontecido en Brasil se debe a que una mayoría parlamentaria ha desafiado a la mayoría ciudadana que eligió democráticamente a la presidenta, Dilma Rousseff.

Ernesto Samper en nombre de Unasur solicitó que se le garantice a la presidenta el derecho a la defensa como cualquier ciudadano. “Esperamos que sea juzgada de acuerdo a las normas de Estado de derecho”, recalcó Samper desde la sede del organismo en Quito, Ecuador.

Rusia

La portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores ruso, María Zajárova, manifestó que “es inaceptable la injerencia externa en la actual situación política de Brasil”.

Agregó que es de suma importancia que todos los procesos políticos que tienen lugar en esa nación suramericana transcurran en el marco constitucional.

Zajárova comentó que Moscú está interesada en un Brasil estable y democrático que se desarrolle de manera muy dinámica y juegue un papel importante en el escenario internacional.

Argentina

Aunque diversos movimientos sociales de Argentina se han pronunciado contra la aprobación del impeachment a la presidente de Brasil, el Gobierno de Mauricio Macri dijo que “respeta el proceso institucional que se está desarrollando y confía en que el desenlace de la situación consolide la solidez de la democracia brasileña”, refiriéndose a una mandataria que fue elegida democráticamente por los brasileños.

Así lo expresó un Estado ha violentado la institucionalidad democrática al gobernar por Decreto generando desempleo, inflación, aumento de tarifas y demás medidas neoliberales que han ido en detrimento del pueblo argentino.

Parlamento alemán

Representantes de la oposición y de los partidos gubernamentales rechazaron el juicio político aprobado por 55 senadores contra Rousseff. La vicepresidenta del partido de izquierda Die Linke, Heike Haensel, dijo a través de un comunicado:“nosotros observamos con gran preocupación el avance del golpe institucional en Brasil, a través del cual partes de la oligarquía corrupta tratan de derrotar a la presidenta Dilma Rousseff”.

Destacó que lo que ven en Brasil no es un proceso de destitución, ni unas vacaciones forzadas como escribieron algunos medios alemanes, sino el intento de derrumbar de manera seudodemocrática a la presidenta electa.

Este contenido ha sido publicado originalmente teleSur, 12 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Juicio-politico-a-Dilma-Rousseff-genera-rechazo-internacional-20160512-0030.html

 


¿Quién es Michel Temer, el presidente interino de Brasil?

Temer era la principal ficha del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) en la coalición que llevó a Rousseff a la presidencia en 2010 y 2014.

Michel Temer se convirtió en vicepresidente de Brasil luego de resultar electo junto con su compañera de fórmula, Dilma Rousseff, en las elecciones de octubre de 2010.

El 12 de mayo de 2016, Temer pasó a ser el presidente interino de Brasil, luego de que la mandataria Rousseff fuera separada de su cargo por seis meses para enfrentar un juicio político, pese a no haber pruebas en su contra de haber cometido un crimen de responsabilidad.

Anteriormente se retiró de la coalición del gobierno liderado por el izquierdista Partido de los Trabajadores el pasado 29 de marzo, pero no se sintió obligado a renunciar al cargo de vicepresidente, ¿por qué? El juicio político a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, haría que Michel Temer sea el próximo presidente de Brasil.

Nada popular: Según la encuestadora Datafolha, solamente el dos por ciento de la población votaría por Temer en una elección presidencial, mientras que el 60 por ciento pide su renuncia.

Temer nació el 23 de septiembre de 1940 en São Paulo, es abogado de profesión y presidente del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el mismo que recientemente retiró su apoyo al Gobierno de Rousseff por el escándalo de corrupción de la estatal petrolera Petrobras.

El político de 75 años inició su carrera política en la administración del gobernador de São Paulo, Adhemar Pereira de Barros. En 1983 fue nombrado procurador general del Estado, y al año siguiente pasó a ser secretario de Seguridad Pública del mismo.

También puede ser llevado a juicio político

En un audio filtrado el pasado 11 de abril Temer anunció la destitución de Rousseff al dar por contado que la Cámara de Diputados aprobaría el juicio político y lo elevaría al Senado.

Sin embargo, sobre Temer pesa también una solicitud de juicio político, que fue entregado al presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, por el exgobernador de Ceará Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista (PDT, por su sigla en portugués).

La acción presentada por Gomes, quien fue ministro de Integración Nacional durante el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, se basa en seis delitos que Temer habría cometido “como persona física y jurídica”, vinculados al caso Petrobras. Gomes precisó el no querer abarcar a todo el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) en la acusación, “pero los cabecillas de ese bando están en ese partido y él, Temer, es el cabecilla de los cabecillas”.

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT) para impedir que se mantengan al frente del Gobierno.

Este contenido ha sido publicado originalmente teleSur, 12 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Quien-es-Michel-Temer-el-presidente-interino-de-Brasil-20160414-0078.html


Michel Temer desmontaría políticas sociales si gobernara Brasil

El plan económico que aplicaría de llegar al poder es dejar atrás el modelo de protección social usado desde 2003 por el Partido de los Trabajadores (PT).

El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, tiene un polémico plan de Gobierno que aplicaría ante la eventual destitución de la actual mandataria Dilma Rousseff, quien podría enfrentar un juicio político.

Los adelantos sobre el proyecto de Gobierno de Michel Temer que han ofrecido los medios de comunicación apuntan a eliminar las políticas de inclusión social aplicadas desde las gestiones de Luiz Inácio Lula da Silva y que fueron continuadas por Rousseff.

Temer aplicaría este plan de Gobierno en caso de que se diera la destitución por seis meses de la mandataria, una decisión que cae sobre el Senado, y que lo convertiría en presidente interino de Brasil.

¿Qué es Un Puente para el Futuro?

Se trata del proyecto de Gobierno que presentó en octubre de 2015 el Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB), que preside Michel Temer.

De acuerdo con una declaración del exministro y exgobernador de Río de Janeiro, Moreira Franco, al diario Estado de Sao Paulo, el plan económico que aplicaría el vicepresidente al llegar al poder dejará atrás el modelo de protección social usado desde 2003 por el Partido de los Trabajadores (PT).

El documento de 19 páginas para una “necesaria política de desarrollo” fue creado junto a la Fundación Ulysses Guimarães, que preside Franco.

¿Cuáles son los cambios que plantea el plan de Temer?

Revisión de programas sociales, cero gratuidad

Según el texto, es necesaria la revisión de las formas de financiación de los programas sociales, ya que consideran que el Estado brasileño ha caído en excesos, “ya sea creando nuevos programas, expandiendo los ya existentes, admitiendo a nuevos funcionarios o comprometiéndose con inversiones por encima de la capacidad fiscal del Estado”.

Por ello, programas de protección social como Mi Casa Mi Vida, serán evaluados, así como los encargos patronales para las cuentas de los trabajadores que funcionan como indemnización cuando termina el contrato de empleo, las ayudas y subsidios a los alumnos de baja renta y afrodescendientes, así como la gratuidad de algunas universidades federales.

El proyecto de Temer pretende acabar con las disposiciones constitucionales que regulan la inversión en salud y educación, y reducir la ayuda social en apenas al 10 por ciento más pobre.

“Derechos laborales”

Además, plantea la ampliación de la edad mínima de jubilación, 65 para los hombres y 60 para las mujeres y se considera “indispensable” el fin de la indexación de cualquier beneficio para el salario mínimo.

También plantea que los convenios colectivos discutidos por los empleadores y los trabajadores tengan prioridad por encima de las leyes, exceptuando los derechos básicos, lo que, según algunos analistas, podría significa la disminución de los beneficios para la clase trabajadora en tiempos de emergencia económica.

Privatización de Petrobras

El plan de Temer cree que para alcanzar el desarrollo económico de Brasil es necesario “iniciar un nuevo ciclo” apoyado “en la inversión privada y las ganancias de competitividad del sector externo”.

Para tal fin, llevarán a cabo la venta de activos y la entrega de grandes concesiones, entre ellos, la de la estatal petrolera Petrobras.

El político de 65 años apunta a la privatización de Petrobras, aplicación de nuevas metas fiscales, elevaría el nivel de desigualdad y propondría una ley que fije techos en el uso de los recursos públicos bajo la excusa de brindar mayores beneficios al país.

Este contenido ha sido publicado originalmente teleSur, 27 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Claves-del-proyecto-de-Michel-Temer-para-gobernar-a-Brasil-20160427-0061.html

 

El Senado de Brasil aprueba el “impeachment” contra la presidenta Dilma Rousseff: ¿y ahora qué pasa?

 

La presidenta Dilma Rousseff fue suspendida de su cargo por decisión del Senado de Brasil.

55 senadores votaron a favor del impeachment y 22 lo hicieron en contra.

Rousseff permanecerá alejada de la presidencia hasta 180 días, mientras dura el juicio político en el Senado.

Durante ese periodo, el mandato interino será asumido por el vicepresidente Michel Temer.

Si luego del juicio Rousseff es hallada culpable por dos tercios de la Cámara Alta, dejará definitivamente de ser presidenta y Temer completa el mandato hasta 2018.

También se conoció que la presidenta decidió este jueves disolver la mayoría de su gabinete ministerial para afrontar el juicio político.

Se conoció que 28 de las 32 de las personas que lideraban los despachos que poseen estatus ministerial fueron exonerados de sus cargos.

Manifestante antigobiernoImage copyrightAP
Image captionManifestante antigobierno celebra el resultado del proceso de juicio político.

Entre la lista de ministros está Luiz Inácio Lula da Silva, quien llegó a ser designado titular de la cartera de la Presidencia en abril pasado, pero no pudo asumir por una decisión del Tribunal Supremo, que suspendió su nombramiento.

Aunque no era un requerimiento legal, la presidenta decidió seguir adelante con este proceso. Se espera el presidente interino Michel Temer nombre su propio gabinete.

La acusación

Rousseff está acusada de haber alterado cuentas públicas para maquillar el déficit presupuestario.

Romario SouzaImage copyrightREUTERS
Image captionRomairo, senador y exjugador de la selección brasileña,se manifestó a favor del “impeachment”.

La denuncia alude en particular a lo que en Brasil se denominan “pedaladas fiscales”, que implican el uso de fondos de bancos públicos para cubrir programas de responsabilidad del gobierno.

El argumento es que esa práctica está prohibida por una ley de Responsabilidad Fiscal, pero el gobierno lo hizo de todos modos para exhibir mayor equilibrio entre ingresos y gastos.

Rousseff, que nunca ha sido acusada de enriquecimiento ilícito, niega haber cometido el crimen de responsabilidad que le atribuye la oposición o delito alguno que vuelva legal el juicio político.

La solicitud de “impeachment” para Rousseff fue entregada al Congreso brasileño en octubre del año pasado por tres abogados.

Uno de ellos, Hélio Bicudo, tiene 93 años y fue fundador del Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff.

Lo que dice Rousseff

En una entrevista con la BBC, la mandataria suspendida afirmó que es una “víctima inocente”.

“Lo que en el gobierno creemos y lo que mis seguidores creen es que el proceso de juicio político en curso es ilegítimo e ilegal”, dijo en aquella entrevista a principios de mayo.

Cartel de la bancada del PTImage copyrightAP
Image captionLa bancada del PT llevó carletes en los que se leía “‘Impeachment’ sin crimen es golpe”:

La mandataria brasileña dijo en ese entonces que el proceso en su contra “se basa en una mentira”.

Tanto Dilma Rousseff como sus seguidores argumentaron durante todas estas semanas que el “impeachment” llevado adelante en el Congreso de Brasil es un “golpe de Estado”.

Los seguidores afirman que la mandataria no cometió delito alguno y que el juicio político no debería aplicar en este caso.

¿Y ahora qué?

Senado de BrasilImage copyrightAP
Image captionBastaba una mayoría simple de votos en el Senado para aprobar el juicio político y la suspensión de Dilma Rousseff.

El corresponsal de BBC Mundo en Brasil, Gerardo Lissardy, explicó que el proceso de “impeachment” comenzará con la presentación de pruebas y testimonios de la parte acusadora y de Rousseff.

El primer paso que dio el Senado después de la votación fue la notificación de la apertura de juicio político a la mandataria suspendida, lo que sucedió este jueves en la mañana.

Estos son los pasos previstos en adelante:

El vicepresidente Michel Temer reemplaza interinamente a Rousseff en la Presidencia.

El Senado inicia la fase de instrucción, con la presentación de pruebas y testimonios, y Rousseff presenta su defensa.

La comisión especial del Senado elabora un nuevo informe sobre si la acusación procede o no.

Ricardo Lewandowski, presidente del Supremo Tribunal Federal, la máxima corte de justicia de Brasil, encabeza la sesión en el Senado que decide por mayoría simple si el proceso sigue adelante o se archiva, a partir del informe de la comisión.

Si el proceso continúa, se abre la etapa de juzgamiento, siempre dirigida por el presidente del Supremo.

El Senado, con presencia de la defensa y la acusación, puede convocar testimonios para interrogarlos.

Los senadores discuten la decisión final, ahora sin la presencia de las partes.

El Senado vota si la acusada cometió o no el crimen de responsabilidad que le imputan. En caso de ser condenada por al menos dos tercios de los senadores (54 votos en 81), Rousseff es destituida y Temer la reemplaza definitivamente hasta el fin del mandato. Si el impedimento es rechazado, Rousseff reasume la Presidencia.

Este contenido ha sido publicado originalmente por BBC Mundo, 12 de mayo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/05/160511_brasil_senado_dilma_rousseff_impeachment_bm

 

Reprimen a brasileños que rechazan golpe frente al Senado

En contexto

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT) para impedir que se mantengan al frente del Gobierno.

La acusación central de la oposición contra Rousseff para justificar un juicio político es la supuesta violación de normas fiscales al maquillar el déficit presupuestario de 2015. Sin embargo, no se han presentado pruebas contra la mandataria brasileña, quien ha reiterado su inocencia.


Las adyacencias del Senado registran una situación irregular ante la represión policial contra los que rechazan el juicio político que pretende aplicar la derecha contra Dilma Rousseff.

La Policía de Brasil reprime la noche de este miércoles a los partidarios del Gobierno de Dilma Rousseff frente a las instalaciones del Senado, donde se espera la decisión a favor o en contra el juicio político que pretende aplicar la derecha contra la jefa de Estado.

La información fue dada a conocer por el corresponsal de teleSUR en Brasil, Adriana Robreño, a través de su cuenta en Twitter ‏@AdrianateleSUR. Detalló que se observa un amplio despliegue policial en las adyacencias del Senado.

Dio a conocer que profesionales de la comunicación denunciaron la represión de la Policía de Brasilia contra los seguidores del Gobierno mientras se discute un tema de gran importancia para la democracia del país.

Informó que desde tempranas horas de la tarde los partidarios al Gobierno se movilizaron contra el golpe de Estado que busca aplicar la derecha contra Rousseff sin argumentos.

En otro de sus mensajes, dio a conocer que más de 100 periodistas de todo el mundo informan lo que ocurre previo a la votación del Senado sobre lacontinuidad o paralización definitiva del juicio político contra la presidenta de Brasil.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, 11 de mayo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Reprimen-a-brasilenos-que-rechazan-golpe-frente-al-Senado-20160511-0060.html

 


Una guerra institucional deja el proceso de ‘impeachment’ de Rousseff en el aire

El presidente del Parlamento de Brasil suspende la votación de la destitución, pero el Senado la mantiene

El convulso proceso de destitución de la presidenta brasileña Dilma Rousseff se ha enredado de nuevo en un embrollo institucional. En un impredecible giro a la crisis política el presidente en funciones del Parlamento, Waldir Maranhão, nombrado el jueves, suspendió este lunes el impeachment. Pero el presidente del Senado ha ignorado soberanamente esta decisión y ha ordenado seguir. Ante la pugna entre los dos líderes de la Cámara Alta y la Baja, muchos en Brasil esperan que el Tribunal Supremo resuelva, una vez más, el destino político del país. Pero nadie sabe con seguridad lo que va a pasar. “Amigos, tengo un doctorado en este asunto, pero no tengo la menor idea de lo que está ocurriendo”, afirmaba, sintomáticamente, Maurício Santoro, un politólogo brasileño, en sus redes sociales.

Todo estaba previsto para que el miércoles el Senado votase afirmativamente, según todos los pronósticos, la apertura del proceso de impeachment. Automáticamente, la presidenta Rousseff tendría que dejar el cargo mientras se le juzgaba propiamente durante 180 días. El vicepresidente, Michel Temer, con su propio ramillete de ministros ya elegido, se preparaba ya para asumir el poder. Y ya se consideraba completamente superada la votación, el 17 de abril, del Congreso.

Pero la sorprendente e inesperada decisión del presidente interino del Congreso, Waldir Maranhão, ha puesto todo otra vez patas arriba y ha llenado de incertidumbre jurídica el proceso. Maranhão es un diputado segundón que asumió el cargo tras sustituir al polémico Eduardo Cunha, apartado del cargo por el Tribunal Supremo Federal por sus acusaciones de corrupción. El parlamentario, que votó en contra delimpeachment en la sesión decisiva del Parlamento, basa su iniciativa en la demanda de la Abogacía General de la Unión (AGU), que denunció por lo menos cuatro irregularidades cometidas durante esa sesión. Entre estas irregularidades se mencionan, entre otras, la debilidad de la defensa, que no tuvo la última palabra, y el hecho de que los líderes de los partidos orientasen el voto al resto de sus correligionarios, cosa que en una votación de estas características, concebida más como un juicio que como una sesión parlamentaria, no se puede hacer, a juicio de los abogados del Estado.

La decisión de Maranhão constituyó una sorpresa mayúscula en un país ya acostumbrado a las hecatombes políticas en los últimos meses. A la misma presidenta la noticia le pilló con el pie cambiado en un acto oficial: “No tengo información aún. No sé las consecuencias, tengan cautela. Vivimos una coyuntura de artimañas. Tenemos por delante una disputa dura, llena de dificultades. Pido encarecidamente a los parlamentarios cierta tranquilidad para lidiar con esto”, dijo

El mismo presidente interino de la Cámara, nervioso y amedrentado, compareció ante la prensa para, tras recordar sus orígenes y su condición de veterinario, asegurar que actuaba para corregir “procesos antidemocráticos” en el desarrollo del impeachment. Con su decisión, Maranhão quiere obligar ahora a que el proceso salga del Senado y vuelva a la Cámara Baja para deliberar las irregularidades en cinco nuevas sesiones.

Rousseff y sus aliados ya daban por descontado que una mayoría simple de los 81 senadores apoyaría su salida por, por lo menos, 180 días, hasta el proceso concluir con su destitución definitiva.

Pero el presidente del Senado, Renán Calheiros, no aceptó, calificó la decisión de Maranhão de “tontería antidemocrática” y anunció que, por lo que a él respecta, el proceso continuará como estaba previsto. Es decir: su intención es que el Senado vote el miércoles y si la mayoría lo aprueba, aparte a Rousseff del poder mientras se la juzga formalmente por los senadores. Calheiros, del PMDB, el mismo de Cunha y del vicepresidente Michel Temer, añadió que no tenía ningún sentido anular “ahora” una decisión aprobada por mayoría en el Congreso, agregó que la tentativa de anulación es “intempestiva” y agregó que es el Senado quien decide porque el proceso, simplemente, se encuentra ahí.

Maranhão, del Partido Progresista (centro derecha) por un lado, es aliado del polémico Eduardo Cunha y, por otra, es amigo del gobernador de Maranhão, Flávio Dino. Algunos consideran que detrás de la decisión del diputado flota la siniestra sombra de Cunha, que habría actuado como venganza o, cuando menos, como aviso hacia el vicepresidente Temer. Otros, los más, sostienen que Maranhão obedece a las instrucciones del gobernador de su Estado, del Partido Comunista de Brasil y pro Dilma Rousseff. De hecho, el diputado, convertido en hombre clave gracias a haberse convertido en presidente del Congreso, se reunió el viernes y el domingo con el gobernador Dino y el Abogado General del Estado, José Eduardo Cardozo. La oposición sospecha que de esa reunión salió la bomba mediática que ha explotado el lunes.

El calendario de ahora en adelante, que estaba perfectamente fijado, es una pura incógnita. Los expertos especulan con lo que puede pasar y con el tamaño del embrollo judicial e institucional en que se sume una vez más el proceso deimpeachment y Brasil. La mayoría apuesta por un recurso de los diputados aliados del Gobierno, lo que, en teoría, obligaría al Tribunal Supremo Federal a pronunciarse a toda velocidad sobre si el proceso vuelve para el Congreso o sigue para adelante en el Senado.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El Páis, 9 de mayo de 2016 en el siguiente enlace: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/05/09/america/1462807439_526776.html

 

 


Lula y Dilma han logrado levantar a Brasil

Los continuos y sostenidos ataques contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff y el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva se convierten hoy en una evidente estrategia de la derecha local e internacional para ocultar el crecimiento económico y social que el gigante suramericano ha experimentado desde la llegada al país de los gobiernos progresistas en el año 2003.

Desde 1992, Brasil no atravesaba por un proceso similar al de la actualidad en el cual, a través de un juicio político o impeachment, buscan derrocar a un jefe de Estado, elegido por voluntad popular, pero presuntamente inmerso en hechos fraudulentos que, en el caso específico de Rousseff, aún no se demuestran lo que desnuda intereses golpistas en su contra.

En aquella oportunidad sería Fernando Collor de Mello el que fue separado del Ejecutivo tras ser acusado de corrupción pasiva.

Se habría embolsillado 6,5 millones de dólares en 33 meses de mandato, lo que le costó una inhabilitación política por espacio de ocho años, aunque en 1994 su proceso fue “archivado” por el Supremo Tribunal Federal (STF).

Mucho más atrás, Joao “Jango” Goulart fue depuesto de su cargo por un golpe militar en 1964 apoyado y financiando por Estados Unidos, luego de poner en marcha reformas agrarias, la nacionalización de las refinerías de petróleo y el fin de la evasión de capitales. Este derrocamiento implicó años de dictadura en el país hasta las elecciones de 1985, precisó Telesur.

Aunque pareció que Brasil se enrumbaría luego de esto hacia la verdadera democracia, los índices de pobreza y la poca inversión social marcaron a los gobiernos de turno que sumergieron a esa nación en una severa crisis económica, acentuada durante el mandato de Fernando Henrique Cardoso, quien aplicó medidas neoliberales impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y dejó endeudado al país tras culminar su gestión en 2002.

Bajo este contexto, cerca de 30 millones de brasileños sufrían de pobreza extrema para 2003 por la fuerte recesión económica que azotaba al país, pero que paulatinamente fue solventándose gracias a nuevas políticas impulsadas por el entonces electo presidente Lula da Silva, quien debió enfrentar serios problemas que en el pasado impidieron el desarrollo de la nación.

Lula recató la nación

En una pasada entrevista a Luiz Inácio Lula da Silva, citada por el portal web http://www.semana.com, el exmandatario brasileño señaló que cuando empezó su primer gobierno, 10% de la población más rica “cogía la mitad del dinero del país y le dejaban a los más humildes apenas 10%”.

Lula recordó que logró cambiar estas cifras aumentando el salario mínimo en 62% en sus primeros cinco años, aunque tuvo muchas voces en contra que aseguraron un supuesto crecimiento de la inflación con dicha medida. “Si no hay democracia ni políticas de distribución para evitar que el dinero siga en manos de pocos, el pueblo seguirá pobre y desnutrido”, aclaró en su momento.

Otra estrategia que aplicó fue bancarizar a la población más desposeída que gozó de cuentas bancarias activas, lo que evitó dejarles a intermediarios la administración y la entrega de los recursos públicos. “En Brasil las personas que reciben beneficios de mi gobierno no tienen contacto con intermediarios. Reciben una tarjeta magnética con la que pueden ir al banco y sacar el dinero”, agregó.

El exmandatario también benefició a millones de familias con el programa Bolsa Familia que permitió el aumento de la renta per cápita, el acceso de la población más pobre a bienes durables y el fortalecimiento del mercado interno. En esa dirección se redujo la desnutrición en 73% mediante la justa distribución de alimentos, precisó Telesur.

Por otra parte, con el actual presidente del Partido de los Trabajadores (PT) al mando se redujo en Brasil la mortalidad infantil en 43% con programas de lactancia materna. Asimismo se disminuyó el trabajo infantil. Millones de niños y jóvenes fueron incluidos en planes de escolarización teniendo acceso a las 214 nuevas escuelas de educación básica, así como a las 14 universidades federales construidas durante su período.

La nación amazónica tuvo también entre los años 2003 y 2011 un nuevo marco de inserción internacional, incrementando su comercio exterior de un déficit de 8 mil 600 millones a un superávit de 240 millones. Esto significó una necesaria y estratégica reorientación de su política exterior, señaló el portal web Suite101.net.

Lula pudo, además, pagar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Brasil tenía una morosidad de 16 millones de dólares que fueron cancelados en su totalidad. El cambio económico tuvo tal repunte que el país fue capaz de prestarle incluso al FMI 14 millones de dólares para ayudar a atender crisis de otros “países ricos”.

Ante el asomo de su posible candidatura presidencial en 2018, Lula ha sido duramente atacado por sectores de ultraderecha que buscan desprestigiar su imagen y bajar su popularidad que, al momento de concluir su segundo período, estuvo por encima de 80%.

Dilma recibió un Brasil sólido

La continuidad del Partido de los Trabajadores (PT) en el Ejecutivo brasileño ha permitido seguir fortaleciendo los planes y proyectos de desarrollo que hoy mantienen a Brasil con una economía estable, pese a los ataques que viene recibiendo desde 2015 la mandataria Dilma Rousseff.

La derecha local y extranjera comenzó su arremetida una vez que Dilma asumió el año pasado su segundo período presidencial corrido y el cuarto de forma sucesiva del PT. Sin embargo, a poco más de 12 meses de su segunda gestión, la profundización y el reimpulso de las políticas que en principio inició Lula, ha sido más que notorio en la propia nación y a escala mundial.

En más de seis años de mandato Dilma ha logrado beneficiar al pueblo brasileño con más de seis millones de puestos de trabajo. En total ascienden a más de 20 millones si se suman los otorgados por Lula. Aprobó a principios de año el incremento del salario mínimo, que pasó de 788 reales (201 dólares) a 880 reales (227 dólares), siendo el mayor poder adquisitivo para los trabajadores desde 1979, apuntó Telesur.

Rousseff también ha reducido la deuda pública gracias a la prolongación de los programas sociales que han apoyado a cerca de 40 millones de personas en extrema pobreza, quienes ahora gozan de todos los servicios públicos.

Más de un millón de viviendas se han construido bajo la gestión de Dilma y la meta ronda los tres millones. El país es hoy en día el principal referente agrícola y ganadero del planeta, y un gran exportador de café y cacao. No conforme con ello Brasil encabeza el nuevo modelo económico mundial a través del bloque de los Brics (Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica).

La Presidenta realizó una millonaria inversión en el Plan Agrícola 2016 (57 mil 940 millones de dólares). “La agricultura tiene efecto en la economía, representa 46% de las exportaciones y 23% del Producto Interno Bruto”, afirmó.

Apoyo rotundo del pueblo y de toda la región

Pasaron varios años para que el gigante del Cono Sur lograra la estabilidad económica que ostenta actualmente. Sin embargo, esta realidad pudiera verse afectada si efectivamente procede el juicio político contra Dilma y asume el poder la oposición golpista que dirige el vicepresidente Michel Temer.

Frente a esta amenaza latente, gran parte de la población brasileña se ha mantenido en las calles del país defendiendo la democracia y demostrando su indiscutible respaldo a ambos líderes.

Movimientos y organizaciones sociales, trabajadores y estudiantes se han sumado a la iniciativa de rechazo al golpe de Estado en proceso que se gesta desde el Parlamento y en conspiración con medios de comunicación privados que sirven a la derecha internacional. Mandatarios de la región como Nicolás Maduro (Venezuela), Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador), entre otros, también han expresado su condena a las acciones contra Lula y Dilma, coincidiendo en que se trata de una nueva escalada de EEUU.

Ciudad CCS

Este contenido ha sido publicado originalmente por PSUV, 9 de mayo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.psuv.org.ve/temas/noticias/lula-y-dilma-han-logrado-levantar-a-brasil/#.VzDZN9J97IU

 

 

 

Brasil: comisión del Senado vota por suspender a Dilma Rousseff

Una comisión del Senado brasileño respaldó la apertura de un juicio político a la presidenta Dilma Rousseff, que puede ser suspendida por el plenario de la Cámara Alta la semana próxima por presunta violación de normas fiscales.

Por 15 votos a favor y cinco en contra, en un clima de tensión, la comisión que analizaba el pedido de impeachment aprobó este viernes un informe favorable a separar a Rousseff de la Presidencia por hasta 180 días para juzgarla.

La apertura del juicio político ya cuenta con la autorización de la cámara de Diputados, y ahora el plenario del Senado prevé votarla en una sesión marcada para comenzar el miércoles 11.

Todas las proyecciones anticipan que los senadores superarán con holgura la mayoría simple de votos necesaria para suspender a Rousseff del cargo que ocupa desde 2011, que pasaría ser ejercido interinamente el vicepresidente Michel Temer.

Agitación política

La mandataria de 68 años es acusada de maquillar el déficit presupuestal del gobierno usando fondos de bancos públicos, lo que está prohibido por una ley de responsabilidad fiscal, aunque ella niega haber cometido delito alguno.

Con fuertes cruces de reproches entre los senadores, el voto de la comisión reflejó la agitación política que vive Brasil, en medio de escándalos de corrupción que salpican a varios partidos y la peor recesión económica del país en décadas.

Senadores oficialistas insistieron en que el impeachment es un “golpe” impulsado por Eduardo Cunha, a quien la justicia apartó el miércoles de la presidencia de la cámara de Diputados porque enfrenta un juicio por corrupción.

La senadora Gleisi Hoffmann, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff, pidió suspender el proceso de juicio político, argumentando que los actos de Cunha en Diputados son nulos.

Pero el senador Cássio Cunha Lima, del opositor Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), negó que el fallo de la Corte Suprema que suspendió a Cunha afecte la validez de sus acciones como líder de la Cámara Baja.

Redactado por el senador Antonio Anastasia, del PSDB, el informe aprobado por la comisión afirma que el proceso contra Rousseff respetó las leyes y debe continuar, rechazando la tesis de que suponga un “golpe”.

La presidenta volvió a descartar este viernes la posibilidad de renunciar y dijo que va a resistir “hasta el último día”.

“Soy la prueba viva de un golpe sin base legal que tiene por objetivo herir intereses y herir conquistas adquiridas a lo largo de los últimos 13 años”; sostuvo Rousseff durante un acto en el palacio presidencial de Planalto.

Si el juicio político a Rousseff es abierto y al menos dos tercios de los miembros del Senado la declaran culpable, la presidenta sería destituida y Temer quedaría en su lugar hasta el fin del mandato en 2018.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Brasil Post, 24 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/05/160506_brasil_comision_senado_respalda_suspender_rousseff_gl

 


Brasil: suspenden a Eduardo Cunha, el polémico líder de Diputados que podía reemplazar a Rousseff

El líder de la cámara brasileña de Diputados, Eduardo Cunha, un polémico enemigo de la presidenta Dilma Rousseff que podía llegar a remplazarla después del vicepresidente, fue apartado de su banca en el Congreso por la justicia.

La decisión fue tomada por un ministro del Supremo Tribunal Federal y comunicada a Cunha en la mañana de este jueves, siguiendo un pedido del procurador general de la República.

El procurador Rodrigo Janot indicó en diciembre que Cunha, que enfrenta cargos de corrupción y lavado de dinero por la causa de sobornos en Petrobras, usó su cargo para “destruir pruebas, presionar testimonios, intimidar víctimas u obstruir las investigaciones”.

Cunha impulsó el juicio político a Rousseff que Diputados autorizó en abril y se espera que sea abierto la semana próxima por el Senado, lo cual suspendería a la presidenta por hasta 180 días por presunta violación de una ley de responsabilidad fiscal.

Presidenta brasileña, Dilma Rousseff.
Image copyright

Image captionLa presidenta brasileña Dilma Rousseff está a punto de ser suspendida.

En caso de que Rousseff resulte removida del cargo sería reemplazada por el vicepresidente Michel Temer y Cunha habría sido el siguiente en la línea sucesoria de la Presidencia, por ser líder de Diputados.

Pero esa posibilidad quedaría eliminada con la salida de Cunha del Congreso ordenada por el ministro del Supremo, Teori Zavascki, mediante una decisión provisoria y que puede ser ratificada o rechazada por el pleno de la Corte este mismo jueves.

Zavascki indicó en su decisión que Cunha “no se califica para el encargo de sustitución de la Presidencia de la República, ya que figura en la condición de reo”.

Por otra parte, un tribunal electoral de São Paulo condenó al vicepresidente Temer por superar los limites de donaciones de dinero para campañas, lo que le impedirá postularse a cargos electivos por ocho años aunque aun podría reemplazar a Rousseff si fuera removida.

Rousseff ha acusado a Temer y Cunha, ambos del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de conspirar para derrocarla y acabar con 13 años de gobiernos del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).

Presidenta brasileña Dilma Rousseff y diputado Eduardo Cunha.Image copyrightAg. Brasil

Image captionRousseff ha acusado a Cunha de conspirar para derrocarla.

Según medios brasileños, quien asumiría ahora la presidencia de Diputados es Waldir Maranhão, un congresista aliado de Cunha que también es investigado por el escándalo de sobornos en la petrolera estatal Petrobras.

Hasta la publicación de esta noticia Cunha, no se había manifestado públicamente sobre la decisión de Zavascki.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Brasil Post, 24 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/05/160505_brasil_justicia_aparta_diputado_cunha_gl

 

 

“Una Mujer honesta esta siendo tirada del cargo por un ganster chantajista”, acusa a Jean Wyllys

 

La semana pasada, el Sr. Jean Wyllys (PSOL-RJ) organizó uno de los más hablado de los momentos de la sesión que aprobó la continuación del proceso de juicio político contra el presidente , Dilma Rousseff . Después de haber sido ofendido, el diputado trató de escupir el diputado Jair Bolsonaro (PSC-RJ). El hijo de Bolsonaro,Eduardo Bolsonaro (PSC-SP) también respondió con un asador .

Detrás de esta escena, dos polos políticos opuestos. Uno en contra y uno a favor de partida de Dilma. Cuando HuffPost Brasil, Jean evita entrar en la polémica de saliva, pero anotó el posicionamiento firme de defender:

“Si se termina la huelga, que será muy malo para los trabajadores, los pobres, las mujeres, los hombres negros y mujeres, las personas LGBT y todos los sectores oprimidos de la sociedad.”

 

A pesar de la perspectiva negativa, el diputado promete a resistir. “Espero que el poder judicial va a ayudar mediante la colocación de límites y hacer cumplir la Constitución. Y también espero que la mayoría de la sociedad acorde y tienen en cuenta lo que estas personas quieren hacer con nuestro país “.

Jean Wyllys señala que el presidente se está “tomando fuera de la oficina por un juez de la parte demandada , y eso es absurdo.”

Para él, si el diputado Michel Temer asuma el gobierno, el país debe llamar a nuevas elecciones. Pero si el presidente Dilma alojarse, aconseja que “por fin romper alianzas con los partidos fisiológicos y derecho, con el fundamentalismo evangélico y las corporaciones económicas y gobernar a quienes lo eligieron.”

Lea la entrevista completa de diputado a HuffPost Brasil:

HuffPost Brasil: En un posible gobierno Temer, el banco evangélica avanzará agendas conservadoras en el Congreso. ¿Qué podría hacer para detener este proceso?

Jean Wyllys: Si ha terminado la carrera, va a ser muy malo para los trabajadores, los pobres, las mujeres, los hombres negros y mujeres, las personas LGBT y todos los sectores oprimidos de la sociedad. Sólo considere cuáles son los sectores que están apoyando el golpe para nosotros para anticipar lo que puede venir: el banco evangélica fundamentalista, el contador de balas, las facciones fascistas, FIESP, las élites económicas, las corporaciones y los miembros de las bandas implicadas la lava Jato , conducido por el acusado Eduardo Cunha , investigado por delitos de lavado de dinero, la corrupción y la evasión de impuestos.

Estas personas tienen una agenda que es pública. En primer lugar, enterrar el chorro de lava por lo que las investigaciones no pongan en peligro su libertad. En segundo lugar, profundizar ajuste fiscal medidas y anti-laborales: el gobierno de Dilma fue muy mala en este sentido, el programa de gobierno puso en marcha hace meses por PMDB bajo la dirección de Michel Temer hace evidente que el ajuste que van a hacer será aún más difícil para los trabajadores.

En tercer lugar, ellos van a querer llegar a la agenda conservadora y contraria a los derechos humanos comenzó a ser utilizado en la Cámara desde el acusado obtuvo la presidencia de la casa: el estado de feto contra los derechos sexuales y reproductivos de la mujer, la condición homofóbico contra las familias, “cura gay”, “orgullo recta”, más criminalización de la juventud, los usuarios pobres y las drogas, el desarme de revocación de estado, etc.

Lo que vamos a enfrentar esta agenda en el parlamento, en las calles y las redes, incluso más fuerte, ya que será la agenda de un gobierno ilegítimo, nacido de un golpe contra la democracia. No va a ser fácil, pero no vamos a estar en silencio y que se unirá con los movimientos sociales en defensa de los derechos humanos de todas las personas.

¿El miedo reacción violenta contra los derechos de las minorías como LGBT, las mujeres y los trabajadores? ¿Qué?

Ellos van a tratar, como lo han hecho hasta ahora. Y vamos a resistir como lo hicimos hasta ahora. Espero que el poder judicial le ayudará al establecer límites y hacer cumplir la Constitución. Y también espero que la mayoría de la sociedad acorde y tienen en cuenta lo que estas personas quieren hacer con nuestro país. También espero que los medios de comunicación de masas para investigar, informar y reporte.

Usted apoyó la candidatura de la presidenta Dilma Rousseff, dijo que estaba decepcionado con la gestión del PT, pero hizo un gobierno en defensa de su diatriba contra el juicio político. ¿Por qué?

He apoyado y la campaña que para la aplicación Luciana Genro, quien era el candidato de mi partido, el PSOL. En la segunda vuelta he votado y apoyado Dilma porque había dos opciones: o se Aecio. En los sistemas electorales con la segunda ronda, como es el caso de Brasil, hay dos momentos en los que imponen diferentes opciones. En la segunda ronda, todas las personas que votaron por cualquier candidato o candidatos que no se han sometido a esta segunda fase del proceso electoral tienen que elegir entre las dos opciones que fueron elegidos en la primera fase, la mayoría de la población. Y eso es democrático; Tienes que aprender a jugar el juego de la democracia.

El gobierno de Dilma me ha decepcionado, sí, yo no creía que haría que el gobierno lo haría (si es que pensé que habría apoyado Rousseff en la primera ronda), pero esperaba que hubo al menos algunos cambios. Y allí estaba el camino elegido, con el programa económico de tucanes, profundizó la crisis. Sin embargo, no me arrepiento de haberlo elegido en la segunda ronda, porque no tengo ninguna duda de que un gobierno de Aécio Neves habría sido mucho peor. De hecho, el comportamiento antidemocrático ella, que a partir del día siguiente de las elecciones buscó un tercer turno y ahora es parte del intento de golpe cerca Temer y Cunha, reafirma mi voto en contra de este hombre en esa segunda ronda.

Si senadores aprueban el juicio político, ¿que se cree que debe hacerse?

Será un gobierno ilegítimo y antidemocrático, nacido de una conspiración. Así que creo que hay que mantener el llamado a elecciones directas para devolver al pueblo el derecho a elegir su gobierno.

¿Apostar por nuevas elecciones?

Siempre sostuve y continúan argumentando que la presidenta Dilma debe completar su mandato, desde que fue elegido por el pueblo para ser Presidente de la República hasta 2018 y, sin responsabilidad para el crimen, no puede haber un juicio político.Eso no me gusta su gobierno, pero tenemos que aprender a respetar las reglas del juego democrático. No tengo ninguna duda de que este proceso era ilegítima de principio a fin, lo que es peor, ya que fue dirigido por un gángster, un chantajista que trajo al país al borde de proteger el mandato de Casación y la posibilidad de ser detenido por corrupción. Una mujer honesta está siendo sacado de la oficina de un juez de la parte demandada, y eso es absurdo.

Así que he sostenido y sostienen que el mandato debe ser respetado, y así fue en contra de la idea de “recuperación”. Sin embargo, si se ve impedida por el Senado y Michel Temer es juramentado como nuevo presidente sin votos, tenemos que solucionar este ilegitimidad, y la única manera de corregirlo es hacer nuevas elecciones y que el pueblo decida.

Si el juicio político está enterrado en el Senado, ¿qué es lo que usted cree que el gobierno de Dilma debe hacer con respecto a las directrices de derechos humanos, ya que existe una demanda de los movimientos sociales de las minorías, como los negros y la comunidad LGBT?

Si el juicio político no fue aprobada en el Senado, Dilma tendrá una última oportunidad de hacer lo que deberían haber hecho después de la reelección, cuando fue apoyado en la segunda ronda, la mayoría de los movimientos de izquierda y sociales y de derechos humanos. Ella definitivamente debe romper alianzas con las partes fisiológicas y de derecha, con el fundamentalismo evangélico y las corporaciones económicas y gobernar a los que eligió.

La única manera que tendrá que recuperar el apoyo popular está haciendo aquello para lo que fue elegido por la mayoría. Ella debe comenzar su administración con la otra dirección, el cambio de la política económica, la promoción de una amplia reforma política democrática y llamar a la compañía para apoyar una defensa de la agenda de los derechos humanos y las libertades individuales. Si el juicio político no pasó el Senado y el gobierno hace una renegociación con la misma “base” que la traicionó para continuar con la misma política que ha llevado a esta situación, pronto tendremos un nuevo intento de golpe, y esta vez no vamos a ser capaces de no hacer nada para evitarlo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Brasil Post, 24 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.brasilpost.com.br/2016/04/24/jean-wyllys-entrevista_n_9766120.html


Golpe contra Dilma busca instaurar un gobierno antidemocrátic

En contexto

La presidenta Dilma Rousseff enfrenta un golpe de Estado bajo la figura de juicio político, según denuncian diversos sectores de Brasil.

Sería sustituida por el actual vicepresidente Michel Temer, quien rompió alianza con el Partido de los Trabajadores (PT) y contra quien pesa también un pedido de proceso de juicio político.

El pueblo brasileño se ha activado en diversas movilizaciones en “defensa de la democracia”, no solo en apoyo a la actual mandataria, sino al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien también se enfrenta a la posibilidad de un juicio político por supuestos casos de corrupción.

 

El secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), Pablo Gentili, indicó que un eventual gobierno de Michel Temer enfrentará resistencias muy activas de los movimientos sociales.

Con el golpe de Estado bajo la figura de juicio político en contra de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se busca establecer en ese país un Gobierno de hipócritas profundamente antidemocrático, corrupto y con perspectivas de políticas muy inciertas para el país.

Así lo aseguró a teleSUR el secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), Pablo Gentili, quien afirmó que un eventual gobierno del actual vicepresidente Michel Temer enfrentaría resistencias muy activas por parte de las organizaciones populares, de trabajadores y de estudiantes.

Los riesgos que vendrán si Temer asume el poder no dejan de ser preocupantes, incluso para los sectores económicos de Brasil, que al parecer descubrieron (ingenuamente) que este juicio político es un proceso desestabilizador en contra de un Gobierno democrático.

“Si se destituye a Rousseff asumiría Michel Temer, un político que sí tiene, a diferencia de la presidenta, procesos pendientes con la justicia por corrupción y también asumiría como vicepresidente Eduardo Cuhna (presidente de la Cámara de Diputados) un político que hasta semanas atrás negaba tener cuentas personales en Suiza y luego se demostró que las tenía”, señaló. 

Sobre la votación este lunes en el Senado Federal para la conformación de la comisión especial encargada de examinar el pedido de juicio político, Gentili comentó que nadie tiene una idea muy clara de los votos exactos que se darán a favor o en contra, porque las diversas movilizaciones y manifestaciones nacionales e internacionales en contra del proceso y en respaldo a Rousseff podrían tener influencia en la decisión que tomen los senadores.

La prensa brasileña dio a conocer días atrás el plan de Gobierno de Temer, quien otra vez parece adelantarse a las decisiones de las instituciones.

“Un Puente para el Futuro” es el nombre del programa en el que se contempla una serie de cambios como la privatización de Petrobras, nuevas metas fiscales y una ley que fije techos en el uso de los recursos públicos.

Algo similar ocurrió antes de la votación en la Cámara de Diputados cuando previamente se difundió un audio en el que el vicepresidente también daba por hecho que el Parlamento aprobaría el juicio legislativo con miras a la destitución de Rousseff y cuáles serían sus acciones al asumir la jefatura brasileña.

Este contenido ha sido publicado originalmente por tele Sur, 25 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Golpe-contra-Dilma-busca-instaurar-un-gobierno-antidemocratico-20160425-0021.html

 


Rousseff advierte de que batallará contra una destitución “ilegal”

La presidenta de Brasil afirma en Nueva York que podría recurrir a la suspensión en Mercosur

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió este viernes en Nueva York que el proceso de destitución que los diputados han iniciado contra ella no constituye sino “un golpe” a la democracia y que, si sale adelante, presentará batalla y podría recurrir también a Mercosur. En un encuentro con varios medios de comunicación, tras su intervención en una ceremonia de Naciones Unidas sobre el clima, la mandataria recalcó que sus opositores buscan retirarla del poder sin fundamentos legales.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ante la ONU en Nueva York.“Apelaría a la cláusula democrática si el Senado acepta el proceso rompiendo las normas democráticas”, afirmó ante la prensa, en la casa del Consulado de Brasil. Mercosur tiene una cláusula democrática que puede activarse para suspender a un país si se derroca a un Gobierno, tal y como ocurrió en Paraguay en el año 2012.

Después de que la Cámara de Diputados aprobara su proceso de destitución, es el Senado el que debe ratificarlo en una votación que se espera para primeros de mayo. Rousseff, del Partido de los Trabajadores, recalca que no hay base legal que respalde ese proceso, el llamado impeachment, ya que no es objeto de ningún proceso criminal. “No hay una sola acusación de corrupción contra mí”, dijo, “es incómodo destituir a una persona inocente”.

Pero el apoyo que tendría en el grupo de países latinoamericanos que forman Mercosur no está claro. Uruguay ha salido en defensa de Rousseff –y es el país ocupa la presidencia rotatoria de Unasur y Mercosur-, pero no ha logrado que salga adelante un texto de apoyo a la presidenta. Paraguay, precisamente, considera la dura crisis política brasileña (paralela a una económica no menos grave) como un asunto interno sobre el que el Mercosur tiene poco que decir.

Tanto esta posibilidad de recurrir al Mercosur como la comparecencia ante la prensa en Nueva York forma parte de la estrategia internacional puesta en marcha por el equipo de Rousseff para tratar de combatir fuera de Brasil este proceso. En teoría, la destitución se ha activado sobre el argumento de unas tácticas presupuestarias irregulares del Gobierno, aunque en la votación de la Cámara de Diputados quedó claro que lo que ocupa a la oposición son las críticas políticas contra la presidenta. Es por eso por lo que Rousseff, jefa de estado, no ve base legal. “Este es un tema político, no puedo ser destituida por motivos políticos”, insistió.

¿Aceptará el resultado de lo que diga el Senado si optan por apearla del poder? A Rousseff le hicieron la misma pregunta dos veces para dejar claro que presentará batalla. “Lucharé con toda mis fuerzas para asegurar que no se rompe la democracia” en Brasil dijo, para remachar que deben respetarse las elecciones democráticas.

Horas antes había comparecido en la firma del acuerdo del clima, logrado en la cumbre de París en diciembre, para asegurar ante los 171 países presentes que el pueblo brasileño “trabaja duro, ama la libertad” e impedirá “cualquier retroceso”. Mientras, quedaba como mando al cargo el vicepresidente, Michel Temer, a quien Rousseff considera “golpista y conspirador”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El País, 22 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/04/23/estados_unidos/1461367687_044849.html

 


Brasil: ¿qué puede hacer Dilma Rousseff para intentar evitar su destitución?

 

“Tengo la fuerza, el espíritu y la valentía para luchar contra todo este proceso hasta el final”.

Así respondió la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, a la autorización que la cámara de Diputados dio el domingo a la apertura de un juicio político en su contra y que podría acabar separándola del cargo.

Rousseff, que se mostró indignada al considerarse víctima de un golpe de Estado, está en un lugar de pesadilla para cualquier jefe de Estado: al borde del despeñadero y buscando equilibrio para evitar perder el cargo en una caída.

Debilitada por un escándalo monumental de corrupción y una dura crisis económica, la votación del domingo, en la que resultó incluso peor de lo esperado, le complicó aún más el panorama.

Ahora corresponde al Senado decidir por mayoría simple si abre el juicio político a la presidenta, lo que la obligaría a apartarse del cargo por hasta 180 días.

Y si luego dos tercios de los senadores o más la condenaran por presunto uso ilegal de dinero de bancos públicos para encubrir el déficit fiscal, la primera mujer presidenta de Brasil sería destituida.

El anuncio de su disposición a pelear para evitar ser destituida ya había sido de alguna manera adelantado por el abogado general del Estado y hombre de extrema confianza de la mandataria, José Eduardo Cardozo, quie aseguró que está resuelta a ir “hasta el fin”.

“Si alguien cree que ella se doblegará, se equivoca”, dijo Cardozo, señalando que en el último régimen militar brasileño (1964-1985) Rousseff fue presa por integrar un grupo opositor guerrillero y “no se acobardó”.

Sin embargo, diferentes analistas advierten que para la presidenta brasileña será extremamente arduo continuar su segundo mandato hasta fin de 2018.

 

La prueba del Senado

La Cámara de Diputados era quizá el lugar con más probabilidades de que naufragase el impeachment, porque necesitaba el apoyo de dos tercios de los 513 miembros, es decir, 342 votos.

Pero la votación final superó con holgura esa mayoría especial: 367 diputados a favor y 137 en contra. Hubo además siete abstenciones y dos ausencias.

El proceso parece tener un camino más sencillo en el Senado, ya que con el apoyo de una mayoría simple de 41 de los 81 miembros se abriría el juicio político y el vicepresidente Michel Temer pasaría a ser presidente interino de Brasil.

Diferentes proyecciones indican que ya hay suficientes senadores dispuestos a votar para que eso ocurra, tal vez en la primera mitad de mayo.

“Muy probablemente será apartada (del cargo) y se va a crear una nueva realidad en el país, con un nuevo gobierno (y) un nuevo presidente”, indicó Cristiano Noronha, analista político y vicepresidente de la consultora Arko Advice, con sede en Brasilia.

“Y si ella en el ejercicio de la presidencia no consiguió evitar este impeachment en la cámara, es muy difícil que consiga revertirlo si la aparta el Senado”, agregó en diálogo con BBC Mundo.

Opciones

Cardozo adelantó que la principal estrategia de la defensa de Rousseff en el Senado “será mostrar la fragilidad del informe” aprobado por los diputados, que señala indicios de crimen de responsabilidad de la presidenta.

Depende mucho más de las calles que del Parlamento la continuidad del proceso de impeachment

Aldo Fornazieri

Rousseff, que no está acusada de actos de corrupción, niega haber cometido delito alguno y afirma que gobiernos anteriores realizaron el mismo manejo contable que le cuestionan a ella.

Sin embargo, la votación de diputados sugiere que ese argumento está lejos de reunir mayorías en el Congreso.

Muchos anticipan que la presidenta también buscará cuestionar la legalidad del impeachment ante el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte de justicia de Brasil.

La mayoría de los ministros del Supremo fueron nombrados por la propia Rousseff o por su antecesor y padrino político, Luiz Inácio Lula da Silva, incluido su presidente, que supervisaría el juicio político en el Senado.

Pero el Supremo ya mostró independencia al rechazar la semana pasada un pedido del gobierno para parar la votación del impeachment en Diputados, por supuestos vicios legales.

Entonces, ¿qué salida puede quedarle a Rousseff?

 

Las calles

Algunos analistas creen que la única esperanza que le resta a la presidenta es que aumente de la presión sobre el Senado a su favor, ya sea desde el exterior o de las propias calles de Brasil.

La mandataria ha insistido en los últimos días en que existe un intento de golpe de Estado en su contra, acusando a Temer y al presidente de Diputados, Eduardo Cunha, de conspirar en su contra.

“La decisión de la cámara de Diputados amenaza con interrumpir 30 años de democracia en el país”, sostuvo el jefe de gabinete de Rousseff, Jaques Wagner, en un comunicado en la noche del domingo.

Presidentes de países la región y los secretarios generales de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) han expresado preocupación por la situación de Brasil, cuestionando la legalidad del juicio polìtico a la presidenta.

El tema divide a juristas dentro de Brasil, pese a que el Supremo ha acompañado el proceso.

La presión de las calles solía ser un fuerte del PT, que fue fundado durante el régimen militar en 1980 y que de la mano de sindicatos supo plantar oposición a diversos gobiernos, hasta que Lula llegó a la presidencia en 2003.

Algunos analistas señalan que Temer carece de popularidad (las encuestas le dan entre apenas 2% de intención de voto para 2018) y un gobierno interino a su cargo debería lidiar con la crisis económica.

Experto en derecho constitucional, miembro del partido centrista PMDB y salpicado por recientes denuncias de corrupción, Temer negó el fin de semana que planee recortar programas sociales como ha insinuado Rousseff.

Pero los partidarios de la presidenta ya anticipan protestas y huelgas contra un gobierno encabezado por el actual vicepresidente.

“Los movimientos sociales están yendo a la calle a manifestarse a favor de la democracia y van a ser más agresivos”, dijo Aldo Medeiros, un profesor de idiomas de 54 años que el domingo asistió a un acto contra el impeachment en Río de Janeiro.

Sin embargo, las encuestas señalan que cerca de 60% de los brasileños quieren la salida de Rousseff y las manifestaciones a favor del juicio político han sido hasta ahora mucho más numerosas que las contrarias.

“Depende mucho más de las calles que del Parlamento la continuidad del proceso de impeachment”, indicó Aldo Fornazieri, director académico de la Escuela de Sociología y Política en São Paulo, a BBC Mundo.

Fornazieri dijo que una salida a la crisis política sería que la presidenta proponga llamar a elecciones generales este año, enviando un proyecto de reforma constitucional al Congreso, algo que según medios brasileños ya considera el PT.

Eso implicaría que Rousseff renuncie a los dos años y medio de mandato que le restan.

Pero, si lo aprobase un Congreso que está en pie de guerra con ella, tal vez le evitaría una caída más dolorosa desde lo alto de la presidencia.

Este contenido ha sido publicado originalmente por BBC Mundo, 18 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/04/160418_brasil_dilma_rousseff_destitucion_batalla_gl

 


 

La oposición brasileña se reúne en Washington luego de votar para destituir a Dilma Rousseff

El senador Aloysio Nune, del PSDBE,  realiza un viaje a Washington para sostener reuniones con varios funcionarios estadounidenses y asesores cercanos a Hillary Clinton.

La Cámara Baja del Congreso de Brasil votó este domingo para destituir a la presidenta de ese país, Dilma Rousseff. Ahora el proceso está en manos del Senado.

En un acto cargado de mucho simbolismo, quizá sin intención, el diputado Bruno Araujo fue quien impulsó la destitución que superó los 342 votos, pese a que, según un documento que lo incrimina, recibió ilegalmente fondos del gigante de la construcción Odebrecht, en medio de un escándalo de corrupción de enormes proporciones.

Cabe destacar que Araujo pertenece al partido de centro derecha PSDB, cuyos candidatos han perdido cuatro elecciones seguidas frente al Partido de los Trabajadores (PT) de Dilma Rousseff, cuya última victoria fue hace 18 meses cuando 54 millones de brasileños reeligieron a Dilma.

Estas acciones de Araujo enfatizan la naturaleza surrealista y sin precedentes del procedimiento que se dio el domingo en Brasilia, la capital del quinto país más grande del mundo. Los partidos políticos que han tratado de derrotar electoralmente por dos décadas al PT, se han propuesto desconocer el voto popular del año 2014 y destituir a Dilma bajo los argumentos que, tal como señala el New York Times, son absolutamente dudosos. Incluso el diario The Economist, que aborrece al PT y sus programas contra la pobreza y que desea a Dilma fuera de la presidencia, ha dicho que “si no hay pruebas criminales, la destitución es injustificada” y “luce como un pretexto para sacar del poder a un presidente impopular”.

El procedimiento del pasado domingo, que se llevó a cabo en nombre del combate a la corrupción, fue presidido por uno de los políticos corruptos más descarados del mundo democrático, Eduardo Cunha. Recientemente se descubrió que tiene millones de dólares en cuentas secretas en Suiza que muy posiblemente sean producto de actos de corrupción.

Cunha, además, mintió bajo juramento cuando negó ante una investigación del Congreso brasileño que él tenía cuentas en bancos extranjeros. Según el Globe and Mail, de los 513 miembros del Congreso de Brasil, “318 están bajo investigación o enfrentan cargos”, su víctima, la presidenta Rousseff, en cambio, “no tiene ningún alegato de irregularidades financieras”.

Uno a uno, los diputados acusados de corrupción se dirigieron al micrófono para votar “sí” a la destitución y expresar a Cunha que estaban horrorizados por los actos de corrupción. Como preámbulo de sus votos, citaron una serie de argumentos disparatados que van desde “los fundamentos de cristiandad”, no ser “tan rojos como Venezuela y Corea del Norte”, la “nación evangélica” y la “paz de Jerusalén”. Jonathan Watts de The Guardian retrató parte de la farsa: Sí, votó Paulo Maluf, quien se halla en la lista roja de la Interpol por conspiración. Sí, votó Nilton Capixaba, que está acusado de lavado de dinero. “¡Por amor a Dios, Sí!”, expresó Silas Camara, quien está bajo investigación por falsificación de dinero y, malversación de fondos públicos.

Es muy probable que el Senado acepte los cargos, por consiguiente se suspenderá a la presidenta Dilma de su cargo y el vicepresidente proempresarial, Michel Temer, del PMBD, tomará posesión de la presidencia. El vicepresidente, según el New York Times, “está bajo investigación debido que se está supuestamente involucrado en un negocio de venta de etanol”. Recientemente, Temer reveló que uno de los candidatos a liderar su equipo económico sería Paulo Leme, jefe de Goldman Sachs en Brasil.

Si después del juicio, dos tercios del Senado vota para procesar a Dilma, la presidenta será separada de su cargo permanentemente. Se cree que el objetivo principal de este proceso contra Rousseff es proveer una especie de catarsis al público de que se está combatiendo con fuerza la corrupción, además, de que es perfecto para que Temer evite más investigaciones de las docenas de casos de verdadera corrupción entre los políticos de los principales partidos en Brasil.

Es interesante que Estados Unidos haya permanecido casi mudo en este tumulto en el segundo mayor país del hemisferio, de hecho su posición apenas se ha debatido en los grandes medios. No es difícil suponer por qué. Estados Unidos ha pasado años negando, de manera tajante, que hubiese estado involucrado en el golpe militar de 1964 que derrocó al gobierno de izquierda brasileño que había sido electo democráticamente.

Como consecuencia de ese golpe de Estado, Brasil vivió por 20 años una brutal dictadura militar de derecha auspiciada por Estados Unidos. Sin embargo, documentos y grabaciones secretas que han salido a la luz pública prueban que la nación norteamericana colaboró activamente en el golpe de Estado. Una comisión de la verdad del año 2014 documentó que Estados Unidos y Reino Unido apoyaron de manera agresiva a la dictadura e incluso “entrenaron a interrogadores brasileños en técnicas de tortura”.

Ese golpe de Estado apoyado por EE.UU. y la dictadura militar se cierne sobre la actual controversia. La presidenta Rousseff y sus defensores han explicado detalladamente que el intento de destituirla de la presidencia no es más que un golpe. Un importante diputado a favor de la destitución y que muy probablemente se lance a la presidencia, el derechista Jair Bolsonaro, ha alabado a la dictadura militar y, además, ha elogiado abiertamente al coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, el jefe de torturadores durante la dictadura (responsable de las torturas a Dilma). El hijo de Bolsonaro, Eduardo, también diputado, dijo que su voto por la destitución iba por los “militares del 64”: los que dieron el golpe e impusieron la dictadura militar.

La interminable invocación de Dios y la Familia por los partidarios de la destitución evocaba la consigna del golpe de 1964: “La Marcha de la Familia con Dios por la Libertad”. Tal como hizo la oligarquía mediática que apoyó el golpe de 1964 y que lo consideró necesario contra la corrupción de la izquierda, ellos también, utilizando la misma lógica, han apoyado e incitado, en conjunto, el actual movimiento de destitución en contra del PT.

La relación de Dilma y Estados Unidos ha sido tensa por años y se magnificó por sus denuncias en contra del espionaje de la NSA a industrias brasileñas, su población e incluso a la presidencia, además, de las estrechas relaciones de negocios con China. Su predecesor, Lula da Silva, apartó a muchos funcionarios estadounidenses por, entre otras cosas, unirse a Turquía para negociar un acuerdo independiente con Irán por su programa nuclear cuando Washington intentaba organizar una presión global sobre Teherán. Fuentes en Washington han dejado en claro que Brasil ya no es visto como un país seguro para sus capitales.

Sin embargo, Estados Unidos tiene una larga historia en la organización de desestabilizaciones y golpes en contra de Gobiernos latinoamericanos de izquierda democráticamente electos y que no son de su agrado. Más allá del golpe de 1964 en Brasil, Estados Unidos, apoyó la intentona contra el expresidente venezolano Hugo Chávez en 2002 y tuvo un rol clave en el derrocamiento del presidente de Haití Jean-Bertrand Aristide; mientras que la secretaria de Estado Hillary Clinton fue vital para legitimar el golpe en Honduras en 2009. Esos son solo unos cuantos ejemplos.

Muchos en la izquierda brasileña creen que Estados Unidos está detrás del proceso de desestabilización en su país con el objetivo de sacar del camino al partido de izquierda que confía en el comercio con China y en su lugar virar en torno a un gobierno pro empresarial y pro estadounidense que, de otro modo, jamás podrían ganar unas elecciones por sí solos.

Aunque no existe evidencia real que pruebe esta teoría, un viaje, de muy bajo perfil a Estados Unidos, de un líder opositor brasileño podría alimentar esas preocupaciones. Hoy, un día después de la votación para la destitución, el Senador Aloysio Nunes del PSDB estará en Washington por tres días para sostener reuniones con varios funcionarios estadounidenses, además de diferentes asesores muy cercanos a Clinton y otras figuras políticas.

El Senador Nunes se reunirá con el director y miembro del Comité Relaciones Exteriores del Senado, Bob Corker y Ben Cardin; además del subsecretario de Estado y exembajador de Estados Unidos en Brasil, Thomas Shannon. Asimismo, asistirá a un almuerzo el martes auspiciado por la Albright Stonebridge Group, una firma de cabildeo en Washington, encabezada por la exsecretaria de Estado de Bill Clinton, Madeleine Albright y el exsecretario de Comercio de Bush y CEO de la compañía Kellog, Carlos Gutiérrez.

La embajada brasileña en Washington y la oficina del senador Nunes declararon a The Intercept que no tenían información adicional sobre ese almuerzo del martes. En un correo electrónico, el Albright Stonebridge Group señaló que no habrá “medios” en el evento; es para las “políticas de Washington y la comunidad empresarial” y una lista de invitados, los temas no se harán públicos.

Nunes es una figura de oposición muy importante y, reveladora, para asistir a estos eventos de alto nivel en Estados Unidos. Él fue candidato presidencial en 2014 por el PSDB y perdió ante Dilma. Nunes es una de las figuras de oposición claves liderando la batalla para que Dilma sea destituida en el Senado.

Nunes, como presidente del Comité Relaciones Exteriores del Senado de Brasil, ha defendido repetidamente que Brasil debe aliarse, nuevamente, con Estados Unidos y Reino Unido. Sin embargo, Nunes está profundamente involucrado en casos de corrupción. En septiembre un juez ordenó una investigación criminal, luego que un informante, un ejecutivo de una compañía de construcción, declaró a los investigadores que le había dado al senador Nunes 500.000 reales para su campaña, 300.000 de manera transparente y otros 200.000 en sobornos, para obtener contratos con Petrobras. No es la primera acusación de esa índole en su contra.

El viaje de Nunes a Washington fue ordenado por Temer, que ya está ejerciendo funciones como si fuese el presidente de Brasil. Temer está furioso por lo que él percibe como un cambio radical y muy desfavorable en el discurso internacional, el cual ha mostrado que la destitución es un intento antidemocrático e ilegal de la oposición, liderada por Temer, para hacerse del poder sin haberlo ganado.

El aspirante a la presidencia Temer envió a Nunes a Washington, según el diario Folha, para lanzar “una contraofensiva en las relaciones públicas” que combata el sentimiento antidestitución en el mundo entero, el cual, según Temer ha dicho, está “desmoralizando a las instituciones brasileñas”. Asimismo, ha demostrado una creciente preocupación sobre las crecientes percepciones del intento de destitución de Dilma por parte de la oposición brasileña. Nunes dijo que en Washington “vamos a explicar que no somos una república bananera”. Un representante de Temer expresó que esta percepción “está contaminando la imagen de Brasil a nivel internacional”.

“Este es un viaje de relaciones públicas”, señaló en una entrevista con The Intercept, Mauricio Santoro, profesor de Ciencias Políticas en la universidad estatal de Rio de Janeiro. “El desafío más importante que enfrenta Aloysio no solo es el gobierno estadounidense, sino la opinión pública de ese país. Allí es donde está perdiendo la batalla la oposición”.

Sin duda, la opinión pública internacional está en contra de la destitución de Dilma por parte de los partidos de oposición. Mientras que hace un mes los medios occidentales presentaban las protestas antigobierno en las calles, ahora, de manera rutinaria solo resaltan que los argumentos legales para la destitución son turbios y que los líderes del movimiento para destituir a Dilma están más implicados en actos de corrupción que la presidenta.

En particular, se informó que Temer estaba preocupado y furioso por las denuncias sobre el proceso de destitución de la Organización de Estados Americanos (OEA). El secretario general de la organización, Luis Almagro, estaba “preocupado por el proceso contra Dilma que no ha sido acusada de nada” y “porque los que están impulsando el proceso son miembros del Congreso con acusaciones corrupción y algunos culpables de ella”, El jefe de la Unasur, Ernesto Samper, también dijo que la destitución “es una razón muy seria para preocuparse de la seguridad en Brasil y la región”.

El viaje a Washington de estos líderes opositores implicados en actos de corrupción, el día después de la votación para destituir a Dilma, al menos levanta interrogantes sobre la posición de Estados Unidos hacia la remoción de la presidenta. Y también trae interrogantes en la izquierda brasileña sobre el rol estadounidense en la desestabilización de su país. Asimismo, resalta muchas de las dinámicas que no se han debatido sobre la destitución, incluido el deseo de que Brasil se acerque más a Estados Unidos y se acomode en los intereses económicos globales y las medidas de austeridad a expensas de la agenda política que los votantes brasileños han decidido en cuatro elecciones nacionales seguidas.

Glenn Greenwald

Andrew Fishman

David Miranda

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, 18 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Oposicion-de-Brasil-viaja-a-EE.UU.-tras-aprobar-juicio-politico-20160418-0062.html


 

¿Qué pasará ahora en Brasil? Los 6 pasos del proceso del juicio político a Rousseff

Tras la histórica aprobación del inicio del proceso para un juicio político contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, sigue un camino de seis pasos que decidirán el futuro de la mandataria. Se trata de un proceso complejo y de varias semanas.

Dilma Rousseff, quien es señalada de ocultar un déficit presupuestario para ganar la reelección en 2014, dijo que se perdió una batalla, pero no la guerra, y aseguró que queda mucho por delante.

El procurador general del Estado, José Eduardo Cardozo, encargado de la defensa de la mandataria, dijo que se trata de un golpe contra la democracia.

Este caso que enfrenta la presidenta Rousseff no tiene nada que ver con el escándalo de corrupción de Petrobras, el conocido como el Lava Jato.

Este es el proceso que sigue:

Comisión especial

El lunes 18 de abril, el proceso será enviado al Senado y el martes 19 será leído en esa cámara legislativa, reporta Agencia Brasil. Ese día, los líderes de los partidos deben indicar los 42 parlamentarios que van a componer el comisión para evaluar el asunto en el Senado, con 21 miembros y 21 suplentes. La comisión tiene 48 horas para elegir su presidente y relator. Debido al festivo el 21 de abril, eso ocurrirá lunes 25, reporta Agencia Brasil.

Informe de admisibilidad

La comisión tendrá diez días para presentar un informe sobre la admisibilidad del proceso de destitución, que será votado en la comisión (se aprueba con mayoría simple). Ese resultado será también analizado por el pleno del Senado.

180 días

Si se aprueba admisibilidad, Rousseff será notificada y dejará su cargo y no podrá ejercer sus funciones por un período máximo de 180 días para que los senadores concluyan el proceso de juicio político. El vicepresidente, Michel Temer —quien también es investigado—, asumirá el poder, pero Rousseff mantiene su sueldo y sigue viviendo en el Palácio da Alvorada, explica Agencia Brasil.

Instrucción

En ese momento, el proceso vuelve a la comisión especial del Senado para la instrucción, y Rousseff tendrá 20 días para presentar su defensa. La comisión evaluará el caso.

Dictamen

Tras la evaluación, el dictamen será sometido a votación en la comisión especial y en el pleno del Senado (se aprueba con mayoría simple).

Juicio final

Si es aprobado, habrá un juicio final en el pleno del Senado, presidido por el jefe de la Corte Suprema. Para aprobar la destitución son necesarios dos tercios: 54 de los 81 senadores.

Este contenido ha sido publicado originalmente por BBC Mundo, 18 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://cnnespanol.cnn.com/2016/04/18/que-pasara-ahora-en-brasil-los-6-pasos-del-proceso-del-juicio-politico-a-rousseff/

 


Quién es Michel Temer, el hombre que se está preparando para sustituir a Dilma Rousseff en la presidencia de Brasil

El juicio político a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, todavía no ha sido aprobado, pero el vicepresidente de la mandataria, Michel Temer, ya empezó a practicar su discurso para la ocasión.

Según denunció Rousseff este martes, una grabación en la que se oye a Temer dar por sentado que el parlamento dará luz verde al proceso de impeachment es prueba irrefutable de una conspiración contra su gobierno.

Temer, sin embargo, lo niega.

Sus partidarios insisten en que el político de 75 años sólo se estaba preparando, responsablemente, para una eventualidad que terminaría catapultándolo a la presidencia.

Y es que según legislación brasileña, en caso de abrirse un juicio político en contra el presidente del país, el cargo pasa a ser asumido de forma temporal por el vicepresidente.

¿Quién es entonces el hombre que podría pasar de haber sido una figura fundamentalmente decorativa a convertirse de forma temporal en el mandatario de todos los brasileños?

“Un vice decorativo”

Descrito públicamente como “superencantador” pero también como “un mayordomo de película de terror”, Temer era la principal ficha del centrista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) en la coalición que llevó a Rousseff a la presidencia en 2010 y 2014.

El PMDB es, por número de diputados y senadores, el partido más grande de Brasil.

Pero no ha tenido candidato propio a la presidencia desde 1994, lo que no ha evitado que sea el partido que más presencia ha tenido en el gobierno federal desde el regreso de la democracia a Brasil hace 30 años.

Y, fiel a su estilo, solamente se retiró de la coalición del gobierno liderado por el izquierdista Partido de los Trabajadores el pasado 29 de marzo, sin que por ello Temer se sintiera obligado a renunciar al cargo de vicepresidente.

En una carta enviada a Rousseff seis días después de la apertura del proceso de juicio político, sin embargo, Temer se quejó de no haber sido más que un “vice decorativo” y una víctima de la “desconfianza” y “menosprecio” del gobierno.

Y el tono sentimental de la misiva, que lo colocó en abierto curso de colisión con la presidenta, también terminó obligando a una revaloración de la reputación de político “ponderado”, “conciliador”, “cerebral” y “tranquilo” cosechada por Temer.

“Si bien en la historia moderna brasileña hubo otros roces y tensiones entre presidentes y vicepresidentes, muchos aquí coinciden en que el nivel de hostilidad que alcanzaron Rousseff y Temer es totalmente inusual”, hizo notar el corresponsal de BBC Mundo en Brasil, Gerardo Lissardy.

Poco popular

Lissardy también destaca el bajo nivel de apoyo popular con el que cuenta el posible futuro presidente de los brasileños.

Efectivamente, según la encuestadora Datafolha, solamente el 2% de la población votaría por Temer en una elección presidencial, mientras que el 60% pide su renuncia.

Y un 58% opina que el vicepresidente también debería ser sometido a un juicio político.

Aunque como recuerda el periodista de BBC Brasil Thiago Guimarães, ni la falta de popularidad, ni los escándalos, han evitado en el pasado la progresión política de este hijo de católicos maronitas que llegaron a Brasil huyendo de Líbano en 1925.

Y los habitantes de Btaaboura, la aldea de 200 habitantes en el norte de Líbano de la que salieron sus padres, pronto podrían verse obligados a ajustar el letrero con el nombre de la principal calle de la localidad: “Michel Tamer (sic), vicepresidente de Brasil”.

Nada mal para el último de ocho hermanos nacidos en una zona rural de Sao Paulo en 1940 y que entró en el mundo de la política relativamente tarde, destacándose primero como abogado y profesor de derecho en la principal universidad de su estado natal.

En 1982, sin embargo, el actual vicepresidente dejó su bufete y las aulas para asumir el puesto de Procurador General de Sao Paulo, para luego pasar a la Secretaría de Seguridad Pública del estado, que él mismo había recomendado crear.

“Eran tiempos de redemocratización y agitación popular, y su gestión estuvo marcada por episodios en los que el secretario negoció personalmente el fin de invasiones de predios públicos por parte de estudiantes y militantes ‘sin techo'”, recuerda Guimarães.

“Y como logros de su período le gusta mencionar la creación de las primeras delegaciones de defensa de la mujer y de los derechos de autor en el país”, agrega.

Tarso Mendonça, quien trabajó con él en la secretaría, lo describe como alguien “muy organizado”.

“Delegaba en personas de su absoluta confianza. Nada se le escapaba y sabía tomar medidas”, le dijo a la BBC.

Cuatro años después, Temer entraría en la asamblea federal como diputado suplente, camino que repitió en 1990 no sin antes pasar por la Asamblea Constituyente, cuando votó en contra de medidas como la reforma agraria y el derecho al voto a los 16 años.

Y luego consiguió ser electo como diputado titular en 1994, 1998, 2002 y 2006, período durante el que poco a poco fue ascendiendo dentro del PMDB.

Llegó a ser electo presidente del partido en dos oportunidades y presidente de la Cámara de Representantes en tres.

Bombero

La influencia que Temer llegó a tener durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) disminuyó notablemente con la llegada al poder de Luiz Inácio Lula da Silva, hasta que los escándalos de corrupción que empezaron a afectar al gobierno de Lula en 2005-2006 propiciaron un acercamiento entre PT y el PMDB.

“El PMDB apoyó la elección del PT a la presidencia de la Cámara de Representantes para el bienio 2007-2009 a cambio de garantizárselo para el período legislativo siguiente. Y en 2009 Temer -quien había retenido su escaño con los restos del cociente electoral del PMDB– asumió la presidencia del Congreso por tercera vez”, explica Guimarães.

Y las dotes de “bombero” de este miembro de la orden masónica fueron requeridas una vez más en 2010, cuando el PT lo invitó a presentarse como candidato a vicepresidente para garantizar la estabilidad de un futuro gobierno de Rousseff.

Temer -quien en 2009 fue implicado en un escándalo por financiamiento ilegal a cargo de una de las constructoras involucradas actualmente en la llamada operación “Lava Jato”, finalmente desestimado por el Tribunal Superior– no participó sin embargo de forma especialmente activa en la primera campaña y no fue especialmente visible durante el primer gobierno de Dilma.

Y, a juzgar por su carta, el rol mucho más activo que jugó en la reelección tampoco se tradujo en mayores responsabilidades para el Palacio de Jaburu, la residencia oficial del vicepresidente de Brasil.

Casado en terceras nupcias con una exmodelo de 32 años de edad que está embarazada del segundo hijo de ambos, Temer tiene además tres hijas de su primer matrimonio y un hijo de otra relación.

Y en breve podría tener su revancha: nada más y nada menos que la presidencia de Brasil.

Este contenido ha sido publicado originalmente por BBC Mundo, 13 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/04/160413_brasil_michel_temer_impeachment_rousseff_vicepresidente_aw

 


Dilma Rousseff invita a la unión del pueblo ante golpe de Estado en Brasil

La Presidenta Dilma Rousseff, invitó a todos los brasileños a la unión para derrotar el golpe de Estado en Brasil que se encuentra en desarrollo, luego que una comisión de la Cámara de Diputados aprobara un juicio político para destituirla.

“La verdad tendrá que prevalecer. Este golpe lo vamos a derrotar, defenderemos la democracia. Manténganse unidos y no caigan en provocaciones, nosotros no tenemos odio, nosotros queremos fomentar la paz”, afirmó.

Rousseff enfrenta un ataque que tiene como objetivo sacarla del poder, con el argumento de una supuesta falta administrativa.

“Si había alguna duda sobre el golpe ya no puede haber más. Se les caen las máscaras a los conspiradores y la democracia no merece esa farsa”, aseguró Rousseff durante un encuentro con estudiantes y profesores.

José Eduardo Cardozo, abogado general del Estado, señaló que las acusaciones en contra de la mandataria brasileña no son suficientes para destituirla.

Además reiteró que el proceso judicial contra Rousseff está viciado, es nulo y viola el derecho a la debida defensa, por la inclusión en el informe de asuntos vinculados a corruptelas en la estatal Petrobras.

“Es absurdo destituir a una presidenta que no ha cometido delitos ni ha robado un centavo. Y un proceso como ese, sin delito ni dolo, será un Golpe de Estado”, manifestó Cardozo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por PSUV, 13 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.psuv.org.ve/temas/noticias/dilma-rousseff-invita-a-union-pueblo-ante-golpe-estado-brasil/

 


Preámbulos de eventual golpe de Estado parlamentario en Brasil

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quedó a un paso más cerca de una posible destitución, después de que la comisión legislativa especial recomendó iniciarle el proceso de juicio político.

Para fundamentar la medida, los opositores a Rousseff la acusaron de violar las leyes fiscales al trasladar fondos oficiales a fines distintos de los asignados antes de su campaña de reelección del 2014.

Los partidos opositores dicen que las maniobras contables le permitieron a Rousseff elevar el gasto público para obtener votos.

Rousseff niega haber cometido infracción alguna, recuerda que no hizo nada que no hicieran gobiernos anteriores, y sostiene que no se le acusa de un delito, lo cual debería ser la base de un juicio político.

Sus partidarios y no pocos juristas le dan la razón y acusan a los adversarios del gobierno de planear un golpe parlamentario para la toma descarada del poder.

Tras aprobar la comisión legislativa especial la propuesta de enviar el tema del juicio político al pleno de la Cámara de Diputado, corresponde a ese órgano pasar ahora a una votación crucial.

La consulta se realizará este fin de semana y decidirá si el asunto se envía al Senado para un posible juicio.

Si eso sucede, Rousseff quedaría suspendida de su cargo hasta por 180 días durante el proceso. Pero como se necesitan 342 votos de los 513 diputados para que el proceso siga su curso hasta el Senado, los analistas afirman que el resultado de esa votación está demasiado reñido para pronosticar hacia qué lado se inclinará.

La agrupación más grande de Brasil, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMBD), se retiró el mes pasado de la coalición gobernante con el Partido de los Trabajadores, de Rousseff, lo que obligó a la mandataria a buscar el apoyo de las formaciones más pequeñas, con el objetivo de que ayuden a obstruir el proceso del juicio político.

En un nuevo giro de la crisis, el diario Folha de Sao Paulo difundió un audio del vicepresidente de Brasil y líder del PMBD, Michel Temer, quien tomaría el poder si Rousseff fuera suspendida.

Folha de Sao Paulo asegura que la grabación se envió a miembros del PMDB, y parece ser un borrador del discurso que daría Temer al pueblo brasileño en caso de que avance el proceso de destitución de Rousseff.

En ese pronunciamiento, Temer habla como si ya hubiera asumido la presidencia, pero el político salió a defenderse y aseguró que el audio de 13 minutos fue grabado para un amigo y enviado “por accidente” a los otros miembros de su partido.

Sin embargo, el ministro de asuntos políticos de Brasil, Ricardo Berzoini, denunció que los esfuerzos de destitución de Rousseff equivalen a un golpe de Estado, y acusó a Temer de encabezar ese intento.

Ante una multitud de partidarios de Rousseff, el expresidente Luis Inácio Lula da Silva, criticó a Temer y remarcó que las grabaciones de Temer habían expuesto el deseo del vicepresidente de derrocar a la mandataria.

Un juez de la Corte Suprema falló la semana pasada que Temer debe ser sometido a un juicio político, pues enfrenta las mismas acusaciones que Rousseff de quebrantar las leyes fiscales.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Radio Rebelde, 12 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.radiorebelde.cu/noticia/preambulos-eventual-golpe-estado-parlamentario-brasil-20160412/

 


Dilma Rousseff: vivimos tiempos de golpes y traición a la democracia

En Contexto

El pueblo brasileño se ha activado en diversas movilizaciones en “defensa de la democracia”, no solo en apoyo a la actual mandataria, sino al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien también se enfrenta a la posibilidad de un juicio político por supuestos casos de corrupción.

El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado por el caso de corrupción en la estatal Petrobras.


La presidenta de Brasil aseguró que el juicio político en su contra es la mayor farsa jurídica y política de la historia de esa nación.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, denunció este martes que la nación vive momentos muy decisivos para la democracia, porque son tiempos de traición y golpes de Estado.

Indicó que en los próximos días se conocerá quienes respetan o no la Constitución y a un Gobierno que fue electo democráticamente por 54 millones de ciudadanos”.

Durante un encuentro con profesores y estudiantes, Rousseff puntualizó que se está tratando de montar un fraude para interrumpir el mandato que le dieron los brasileños.

Aseguró que se siente con más fuerzas al saber que hay una gran cantidad de personas que comparten su posición de defender la libertad del país.

En cuanto al derecho a la educación, Rousseff indicó: “Este golpe de Estado es mi contra y también contra las universidades, la educación pública, y programas sociales”.

La Presidenta enfatizó que durante 13 años, en Brasil se le ha dado prioridad a este sector con la creación de 18 universidades, 173 campos universitarios, contratación de 49 mil profesores y el acceso a la educación superior de 4 millones de personas.

“Para nosotros la educación es una forma de transformar la vida y promover la igualdad de oportunidades, aumentar salarios, ingresos y ampliar la economía”, señaló Rousseff.

La primera mandataria de Brasil denunció este martes que la derecha de su país busca a través de un juicio político no sólo derrocar a su Gobierno sino al todo el sistema educativo en todos los niveles, “desde la guardería hasta el postgrado”, dijo.

“Si había alguna duda sobre el golpe ya no puede haber más. Se les caen las máscaras a los conspiradores y la democracia no merece esa farsa”, aseguró.

Finalizó su intervención invitando al pueblo de Brasil a seguir atentos, “manténganse unidos y no caigan en provocaciones, nosotros no tenemos odio, nosotros queremos fomentar la paz”.

Rousseff asistió al encuentro con estudiantes y educadores en Brasilia, capital de la nación, acompañada por su gabinete ministerial y parlamentario, además de representantes de la Federación de Trabajadores de Educación, el Foro Nacional de Educación y otros conglomerados a favor de la democracia.

“El juicio político sin base legal es un golpe de Estado”, señaló Dilma durante el evento.

Rousseff agregó que “la educación es una amenaza para algunos sectores (la derecha)”, aseveró.

Este acto obedece al respaldo que recibe la mandataria por el proceso de pedido de juicio político en su contra, que según analistas forma parte de una estrategia de golpe de Estado.

“Ese informe es frágil, no tiene fundamento. No existen pruebas de eso que ellos llaman irregularidades. Pretenden derrumbar a una presidenta electa sin ninguna prueba”, aseveró la mandataria.

La plenaria de la Cámara de Diputados de Brasil votará este martes la aprobación del juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff, proceso promovido por la derecha para separarla del Ejecutivo y aprobado por la comisión especial.

Tras la decisión tomada por la Cámara Baja el pasado lunes, numerosas manifestaciones tomaron las calles de Brasil en apoyo al Ejecutivo; y en defensa del orden democrático.

El dato: La aprobación del pedido de juicio político contra la presidenta Rousseff ocurrió el mismo día que se filtró un audio del vicepresidente Michel Temer, integrante del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, que rompió relaciones con el Partido de los Trabajadores, PT); en el que daba por hecho el proceso contra la mandataria y su separación del Ejecutivo.

Ante este hecho, el ministro-jefe del Gabinete personal de la Presidencia, Jacques Wagner, calificó a Temer (quien reconoció la veracidad del audio) como uno de los patrocinadores del posible golpe de Estado contra la presidenta del gigante suramericano.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, 12 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Dilma-Rousseff-vivimos-tiempos-de-golpes-y-traicion-a-la-democracia-20160412-0024.html

 


La presidenta Rousseff: “Quieren que renuncie para evitar echarme ilegalmente”

La presidenta de Brasil asegura que el proceso de destitución en su contra es un “golpe contra la democracia”

Cinco periodistas de varios países, entre los que se cuenta El PAÍS, se sientan el jueves en torno a una mesa junto a Dilma Rousseff en el enorme despacho de la presidenta de Brasil, en Brasilia. En las últimas dos semanas el país se ha vuelto del revés. No hay día sin sobresalto. Un camarero reparte vasos de agua. Todos ponen las grabadoras en marcha. Pero antes de que nadie pregunte nada, ella misma toma la palabra y comienza a hablar de lo que más le interesa, del proceso de destitución parlamentaria (impeachment) que ya ha echado a andar en el Congreso brasileño y que amenaza con apartarla de la presidencia en menos de un mes si antes no consigue los aliados necesarios, algo ahora muy difícil. “Legalmente es algo muy débil. Y surge porque el presidente del Congreso, Eduardo Cunha [enemigo de Rousseff aunque pertenece al Partido do Movimento Democrático de Brasil, formación en teoría aliada] amenazó al Gobierno: si no votábamos en contra de una investigación contra él, ponía en marcha el proceso. Cunha está denunciado por la Fiscalía de la República porque se le han encontrado cinco cuentas ilegales. No lo digo yo: lo dice la Fiscalía General de la República”.

Pregunta. Usted habla de que Brasil, con este proceso, puede sufrir un golpe de Estado,
Respuesta. Nosotros en Brasil ya tuvimos golpes militares. En un sistema democrático, los golpes cambian de método. Y un impeachment sin base legal es un golpe. Rompe el orden democrático. Por eso es peligroso.

P. ¿Pero cómo va a reaccionar ante una derrota? ¿Qué hará si pierde?
Les recomiendo que se pregunten a quién beneficia esto
R. En una democracia tenemos que reaccionar de forma democrática. Recurriremos a todos los instrumentos legales para dejar claro las características de este golpe. Pero yo les recomiendo que se pregunten a quién beneficia esto, muchos de los cuales ni siquiera han aparecido aún en escena, pero que están atrás, al fondo. Como el caso de la divulgación de las conversaciones [entre Lula y ella, hechas públicas por el juez Sérgio Moro]: usted no puede hacer eso. La actitud correcta no era divulgar la grabación, sino enviar al Tribunal Supremo Federal, que es quien tiene derecho a investigarme a mí. Un juez no puede jugar con pasiones políticas. Nadie le puede destituir, pero en contrapartida, tiene que ser imparcial. Y luego está lo de la renuncia. Me piden que renuncie. ¿Por qué? ¿Por ser una mujer frágil? No, no soy una mujer frágil. Mi vida no fue eso. Piden que renuncie para evitarse el mal trago de tener que echar de forma ilegal a una presidenta elegida. Piensan que tengo que estar muy afectada, desconcertada, muy presionada. Pero yo no estoy así, no soy así. Tuve una vida muy complicada para no poder luchar ahora. Yo tenía 19 años y estuve tres años presa durante la dictadura, y la cárcel entonces no era cualquier cosa. Yo luché en condiciones muy difíciles. Así que no voy a renunciar, claro que no.

P. Muchos han criticado el nombramiento de Lula alegando que es simplemente una treta jurídica para escapar de la justicia gracias a la inmunidad del cargo de ministro.
R. Eso obedece a la táctica de aquellos que defienden el cuanto peor, mejor. Y esta táctica también va contra mi Gobierno y Lula iba a fortalecer mi Gobierno. Pensar que porque es ministro se escapa de la justicia es ver un problema donde no lo hay. Supongamos que es cierto, que viene a protegerse. Qué protección más extraña, diría yo, ya que puede ser investigado por los magistrados del Supremo Tribunal Federal. Y no son mejores ni peores que un juez de primera instancia. Lo que pasa es que no quieren que venga. Pero Lula viene, como ministro o como asesor, de una manera o de otra, pero viene, nadie lo va a impedir.

P. ¿Por qué no lo eligió antes como consejero?
R. Yo le vengo diciendo a Lula que se integre en el Gobierno desde hace tiempo, desde que comenzó mi segundo mandato, en 2015. Y él lo rechazó. Siempre lo utilicé de asesor. Pero ahora él quiso sumarse al ver que la crisis era más fuerte.

P. Usted asegura que no renuncia pero, ¿tratar de colocar a Lula en su Gobierno no es renunciar un poco a su poder?
R. Lula es mi compañero. Yo le ayudé en sus dos mandatos. Me gusta mucho trabajar con él. No tengo el menor problema pensando que Lula puede quitarle algo de brillo a mi presidencia.

P. Una de las consecuencias de esta crisis es la desconfianza absoluta de los brasileños hacia los políticos…
R. Esa es una consecuencia grave, porque cuando se comienza a cuestionar a los políticos, en Brasil surgen los salvapatrias. Se planta el caos y luego vienen los salvadores del caos. Nosotros defendemos un pacto, defendemos que se abra un diálogo, pero eso se tiene que hacer sin rupturas democráticas, sin intentos infundados de impeachment. Debemos discutir y reformar el sistema político brasileño. Aquí en Brasil necesitamos 14, 13 o 12 partidos para sostener un Gobierno, para que haya gobernabilidad. En la mayoría de los países son dos, tres o cuatro. Así que hay que hacer reformas. Pero sin pacto no habrá reformas. No se van a hacer esas reformas con manifestaciones en la Avenida Paulista de São Paulo, ni de un lado ni de otro. Una vez en una serie sobre Gengis Kan oí esta frase: “Conquistar se hace a caballo; gobernar lo tiene que hacer uno a pie”.

P. ¿Teme un estallido social dada la creciente inestabilidad del país y su progresiva polarización?
R. Esos estallidos vienen sobre todo de la desigualdad y la pobreza. Nosotros, de forma democrática, hicimos una gran transformación social en los últimos años: colocamos en la clase media a 40 millones de personas y rescatamos de la pobreza a otros 36 millones. Incluso en la crisis hemos mantenido los programas sociales. Por eso creo que la base del país no es explosiva. Aquí no hay diferencias religiosas, ni problemas étnicos. Lo que sí crece es la intolerancia política. Ahora se encuentran por todos lados amigos discutiendo, familias discutiendo…. Durante las manifestaciones en mi contra yo salí en televisión diciendo que tenían derecho a todo menos a la violencia. Yo no sé lo que va a pasar, pero confío en el espíritu pacífico del pueblo brasileño.

P. ¿Cómo está viviendo todo esto desde el punto de vista personal, todo este estrés?
R. Bueno, yo no me deprimo, no soy una persona depresiva. No tengo sentimiento de culpa. En fin, aquí en Brasil te detienen por tener perro y por no tenerlo, así que no sé cuál es la respuesta correcta. Seguro que me critican por no deprimirme. Y duermo muy bien. Me acuesto a las diez de la noche y me levanto a las seis menos cuarto de la mañana. Cada día.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El País, 25 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/03/24/actualidad/1458847577_766990.html


 

Brasileños marchan en Sao Paulo y Río para decir “No al golpe”

En contexto

Desde el año pasado, el Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de enjuiciar a la jefa de Estado por el caso de corrupción en la estatal Petrobras.
Por ahora, el Congreso evalúa destituirla y, en caso de que la acusación a Rousseff proceda, estiman separarla por 180 días de sus funciones mientras investigan. El exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, por su parte, también es investigado por el caso. El 4 de marzo fue detenido de manera arbitraria por unos 200 efectivos de la Policía Federal de Brasil que allanaron su casa.

El PT llamó a la movilización permanente para rechazar los intentos de desestabilización que promueve la derecha en el gigante suramericano.
Miles de brasileños saldrán este jueves a las calles de Sao Paulo y Río de Janeiro en Brasil para apoyar a la presidenta Dilma Rousseff, y al expresidente y máximo representante del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula Da Silva, y al mismo tiempo para rechazar el intento de golpe de Estado que ha sido denunciado por ambos líderes.

Las actividades se tienen previsto realizar a partir de las 17H00 hora local y se efectúan luego de que el PT llamara a la movilización permanente para rechazar los intentos de desestabilización que promueve la derecha en el gigante suramericano.

En la víspera, el exmandatario brasileño Lula da Silva aseguró que no aceptarán un golpe de Estado en esa nación, que ha vivido unos 28 años de democracia.

Dijo además que aceptó el cargo de ministro de Casa Civil para ayudar a Dilma Rousseff y al pueblo brasileño. El pasado martes, la profesora de periodismo de la Universidad Federal Fluminense (UFF), Sylvia Moretzsohn, denunció que los medios de comunicación empresariales crean el contexto político para dar un golpe de Estado contra la presidenta Dilma Rousseff.

El líder del PT denunció que la derecha local no deja gobernar a la actual mandataria Dilma Rousseff, sin embargo, determinó que el acto de solidaridad con la dignataria es prueba de que las personas están cansadas de ver tantas mentiras en los medios de comunicación.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, 24 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Brasilenos-marchan-en-Sao-Paulo-y-Rio-para-decir-No-al-golpe-20160324-0014.html

 

 

 


Brasil: ¿fue la designación de Lula como ministro el peor error político de Dilma Rousseff?

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, apenas dijo “buen día” este jueves en el acto para investir a su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva como ministro de la Casa Civil, cuando estalló la confusión en el mismo salón donde transcurría la ceremonia oficial.

Un diputado federal crítico de la designación de Lula gritó “vergüenza” y fue expulsado del palacio presidencial de Planalto, mientras partidarios del gobierno coreaban: “¡No va a haber golpe!”.

La escena fue un reflejo de la crispación que el nombramiento de Lula genera en Brasil, donde este jueves hubo manifestaciones a favor y en contra suya en varias ciudades, con algunos incidentes violentos en la capital.

En paralelo, un juez federal suspendió la nominación del expresidente como jefe de gabinete, argumentando que hay indicios de crimen de responsabilidad en la misma, ya que Lula es investigado por corrupción.

Y según datos del gobierno, al menos otros 20 jueces más presentaron acciones para suspender su nombramiento.

El gobierno anunció que recurrirá la medida del juez Itagiba Catta Preta Neto, quien ha sido visto participando en protestas contra el gobierno del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).

Rousseff presentó la investidura de Lula como un refuerzo clave para su administración, en medio de la grave crisis político-económica brasileña que amenaza su propio mandato.

“Cuento con la experiencia del expresidente Lula, cuento con la identidad que tiene con el pueblo”, sostuvo la mandataria durante la ceremonia. “Su presencia aquí prueba que tiene la grandeza del estadista”.

Pero otros creen que Rousseff tan solo intenta evitar el arresto de Lula, que como ministro tendría un fuero judicial especial, y las sospechas crecieron al conocerse un diálogo grabado entre ambos donde la presidenta le anuncia que le enviaría el acta de su designación para usar “en caso de necesidad”.

Esto intensificó las críticas contra Rousseff, así como las advertencias de que tener a su antecesor en el gabinete podría resultar demasiado costoso para ella misma.

El día en que la Cámara de Diputados de Brasil inició el trámite para un eventual juicio con miras a la destitución de Rousseff, en el aire flota una pregunta: ¿es la nominación ministerial de Lula el peor error político de la mandataria?

“El fin”

Algunos analistas sostienen que la presidenta sí cometió una equivocación mayúscula al incorporar a su gobierno a su “amigo y compañero de luchas”, como ella misma llamó a Lula este jueves.

“Todo muestra que fue un error político”, dijo David Fleischer, profesor emérito de ciencia política en la Universidad de Brasilia, en diálogo con BBC Mundo.

Y agregó que, además de las dudas sobre el fuero judicial privilegiado de Lula, han surgido acusaciones de que Rousseff cometió “obstrucción de la justicia” al designar al expresidente cuando era investigado.

Algunos de los principales periódicos brasileños también publicaron editoriales este jueves criticando a la mandataria.

“Ya se decía que, con la nominación de Lula, el gobierno (de) Dilma Rousseff llegaba al fin. Tal vez la frase deba ser encarada, a partir de los próximos días, de una forma más literal de lo que se pensaba”, indicó un editorial del diario Folha de Sao Paulo.

“Al nombrar al expresidente una especie de primer ministro con amplios poderes, la presidente colocó (la causa judicial por sobornos denominada) Lava-Jato dentro del Palacio, a su lado”, sostuvo un texto de opinión del diario O Globo.

Los críticos recuerdan, además, que la designación de Lula fue anunciada apenas horas después de las manifestaciones antigubernamentales del domingo, que batieron récords de asistencia en la historia del país.

Y señalan que en los próximos días pueden surgir más datos comprometedores para Lula y Rousseff, como la delación que hizo ante la justicia el exlíder del gobierno en el Senado, Delcídio Amaral, acusando a ambos de obstruir investigaciones de corrupción.

Lula y Rousseff niegan esto, pero muchos creen ahora que el expresidente podría hundir por inercia a su sucesora en caso de caer en un proceso judicial.

Con amplia popularidad

En cambio, otros analistas dudan de que haber acudido a Lula pueda considerarse un error estratégico de Rousseff, cuyos índices de aprobación se desplomaron con los escándalos y la fuerte recesión económica.

El expresidente mantiene una parte de la amplia popularidad con que dejó el cargo a fin de 2010, tras un mandato de ocho años durante el cual la economía de Brasil creció y decenas de millones salieron de la pobreza.

Además, Lula tiene influencia en partidarios y aliados.

Algunos observadores creen que Rousseff apostó a él para reconstruir su deteriorada base de apoyo en el Congreso y parar el proceso de juicio político que puede acabar con su mandato.

“El expresidente tiene un tránsito muy grande en el Congreso, en relación a los liderazgos y los movimientos sociales”, dijo Vera Chaia, profesora de ciencia política en la Universidad Católica de São Paulo.

Aunque agregó que la designación también ofrece a Lula un foro privilegiado para ser juzgado sólo por la máxima corte de justicia de Brasil, Chaia criticó como “muy oportunista” la divulgación de grabaciones telefónicas al expresidente.

Los registros fueron realizados por la policía y liberados el miércoles para su publicación por el juez federal Sérgio Moro, que conduce la causa de sobornos en la petrolera estatal Petrobras y está a cargo de las investigaciones de Lula.

“El expresidente tiene un tránsito muy grande en el Congreso, en relación a los liderazgos y los movimientos sociales”, dijo Vera Chaia, profesora de ciencia política en la Universidad Católica de São Paulo.

Aunque agregó que la designación también ofrece a Lula un foro privilegiado para ser juzgado sólo por la máxima corte de justicia de Brasil, Chaia criticó como “muy oportunista” la divulgación de grabaciones telefónicas al expresidente.

Los registros fueron realizados por la policía y liberados el miércoles para su publicación por el juez federal Sérgio Moro, que conduce la causa de sobornos en la petrolera estatal Petrobras y está a cargo de las investigaciones de Lula.

“Convulsionar a la sociedad brasileña con base en falsedades, métodos oscuros y prácticas criticables viola principios y garantías constitucionales y los derechos de los ciudadanos, y abre precedentes gravísimos”, sostuvo.

“Los golpes comienzan así”, continuó

Cristiano Noronha, vicepresidente y analista político de la consultora Arko Advice en Brasilia, descartó que la designación de Lula sea el mayor error de Rousseff, aunque hoy tampoco luzca como un acierto.

“Inicialmente la ida del ex presidente (al ministerio de) Casa Civil tenía potencial de conseguir revertir algunos votos contrarios a la presidenta y a favor del impeachment”, dijo Noronha a BBC Mundo.

“El problema”, añadió, “es que toda esta confusión puede anular ese beneficio”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por BBC Mundo, 18 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/03/160317_brasil_lula_ministro_error_politico_rousseff_ap

 


Brasil, golpe en gestación

En contexto

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del PT en este caso para solicitar su destitución. A juicio del periodista y sociólogo brasileño Laurindo Leal, la derecha de su país está jugando todas sus cartas para sacar del poder al Partido de los Trabajadores (PT), tras el anuncio que hizo el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva de volver a lanzarse como candidato en las próximas elecciones. La oposición implementa acciones como el querer vincular a Rousseff y a Da Silva en el caso de corrupción de Petrobras, pero sus acciones no han salido como lo esperaban. Así quedó demostrado luego de que la comisión parlamentaria brasileña, encargada de la investigación de corrupción en la petrolera estatal, eximiera a ambos líderes de toda responsabilidad en el caso al no encontrar pruebas en su contra.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, denunció que las acciones emprendidas por un sector de ese país en contra del nombramiento de Luiz Inácio Lula da Silva como ministro de Casa Civil es una muestra de cómo comienzan los golpes de Estado.

La derecha brasileña arreció la campaña en contra del líder del Partido de los Trabajadores (PT), Lula da Silva, luego de su designación como ministro de Casa Civil.
“Las dificultades a menudo tienden a crear oportunidades. Las circunstancias actuales me dan la magnífica oportunidad de traer al Gobierno al mayor líder político de este país”, dijo la dignataria durante el acto de toma de posesión de Lula este jueves.

La Presidenta manifestó su absoluto repudio a la divulgación de una conversación telefónica entre ella y Lula que fue autorizada por el juez Sergio Moro encargado de llevar la investigación sobre el caso de corrupción en Petrobras.
Denunció que este acto incumple las garantías constitucionales del Ejecutivo y atenta contra el pueblo porque “si hacen esto con la propia presidencia, ¿qué harán entonces con las prerrogativas de los ciudadanos? En el audio, con fecha del miércoles 16 de marzo de 2016, se escucha a Rousseff cuando informa a Lula sobre un documento que legaliza su cargo, información que fue desvirtuada por sus detractores. Con relación a esto, la dignataria explicó que la única intención de ese papel era tenerlo suscrito por si el exmandatario no podía acudir a la ceremonia de posesión, por un problema de salud que sufre su esposa.
Rousseff advirtió que de esta manera empiezan los golpes de Estado. A pesar de todo el clima mediático que generó la oposición para intentar impedir el nombramiento, este jueves Rousseff firmó el acta de posesión de los nuevos ministros del Gabinete, encabezado por Lula da Silva como ministro de la Casa Civil, Jefe de Gabinete.

La designación fue aprovechada por la oposición para asegurar que es un intento de Lula da Silva de obstaculizar el devenir de la justicia en el caso Petrobras, sin embargo, el exmandatario seguirá sometido al proceso de investigación que pasará a manos de la Corte Suprema.

La última medida en contra del ahora ministro de Casa Civil fue la de un juez federal de primera instancia de Brasil que emitió este 17 de marzo una medida cautelar para anular la designación, pero de acuerdo a lo que informó la corresponsal de teleSUR en Brasil, Adriana Robreño, será una instancia mayor la que dictamine si tiene efecto o no.

Irregularidades en la detención a inicios de marzo 

El exjefe de Estado fue llevado forzosamente a declarar ante las autoridades el pasado 4 de marzo tras el allanamiento a su residencia por funcionarios de seguridad.

De igual forma, la Fiscalía del estado de Sao Paulo (sureste de Brasil) solicitó la medida de prisión preventiva, acción que fue rechazada en varias movilizaciones por militantes del Partido de los Trabajadores (PT) y seguidores de la presidenta Dilma Rousseff.

 

¿Por qué detienen a Lula?

 A inicios de marzo el exmandatario manifestó su intención de ser candidato a las elecciones presidenciales de 2018 si el Partido de los Trabajadores (PT) lo consideraba necesario. Días después presentó por escrito su defensa ante la fiscalía de Sao Paulo por las acusaciones en su contra y se puso a la disposición del órgano para suministrar la información necesaria.

Varios analistas coinciden en que esta acción forma parte del espectáculo al que está acostumbrado el juez que lleva el caso y busca desprestigiar la imagen del líder de Brasil, así como la del PT de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

El politólogo Juan Manuel Karg manifestó que la detención fue una maniobra que tiene que ver más con los medios de comunicación y con una parte de la justicia brasileña que con la causa Lava Jato, porque Da Silva presentó un pedido para postergar su declaración y preparar mejores elementos para su defensa y fue aceptado. 

Luego ocurrió el allanamiento a su residencia y la detención, aún cuando él nunca se negó a declarar. En este sentido, Karg calificó la acción como muy grave porque se detuvo al expresidente del propio Gobierno que está en funciones lo que evidencia que hay una distancia entre el poder judicial y el Gobierno que, en otros casos, podría ser sana y natural. 

Evitar candidatura en 2018 

Juan Manuel Karg recordó que Lula es uno de los presidentes mejor valorados de la historia de Brasil. Su gestión logró sacar de la pobreza a 28 millones de ciudadanos. La detención es un montaje que tiene que ver con la intención de que Lula no pueda presentarse en las elecciones de 2018. 

El analista manifestó que el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), antagónico del PT, quiere volver al poder para ejecutar una política económica distinta que incluye dejar de financiar los programas sociales. 

Este ataque, además, va más allá de Brasil y es similar a los que se están dando en contra de la expresidenta de Argentina, Cristina Fernández, de Evo Morales en Bolivia y de Nicolás Maduro en Venezuela, afirmó. 

Por otra parte, tiene que ver con una noción de las fuerzas conservadoras de que Brasil es la primera economía de América del Sur y su política define mucho lo que sucede en otras latitudes del continente. 

“Me parece que detrás de esta decisión también está la intención de dar un zarpazo final contra los gobiernos posneoliberales tras la victoria de la derecha en Argentina, en la elección de medio término en Venezuela y en el referendo en Bolivia”, aseveró Karg. 

Asimismo, indicó que este año se votarán alcaldías en Brasil y hay un trasfondo de erosionar aún más al PT, que ha sido el partido más vapuleado en la última década por los medios de comunicación. 

“Van a intentar sacar a Lula de competición y si no lo logran van a mentir sobre él, van a erosionar su figura para tratar de llegar en mejores términos a la elección presidencial”, dijo. 

Reiteró que su posible elección en 2018 abriría la posibilidad para un nuevo mandato de Cristina Fernández en Argentina y eso es lo que las fuerzas de oposición y la derecha internacional intenta evitar. 

 El show mediático antes que todo 

El analista Beto Almeida destaca la espectacularización de la noticia cuando ocurrió el allanamiento a la casa de Lula da Silva y que incluso los medios de comunicación privados sabían de la detención antes de que ocurriera. 

Considera que no hay duda de que la Policía Federal tiene entrenamiento de la Oficina Federal de Investigación estadounidense (FBI, por su sigla en inglés) y que el Poder judicial actuó en conexión con los procuradores judiciales de Estados Unidos, por lo tanto, existe la posibilidad de que se esté montando un falso positivo en términos jurídicos. 

Respaldo a Lula da Silva

Numerosas figuras políticas de América Latina y el Caribe emitieron un comunicado de solidaridad con el expresidente Lula da Silva, entre ellos, Cristina Fernández (Argentina), Ernesto Samper (Colombia), Manuel Zelaya (Honduras), Fernando Lugo (Paraguay), José Mujica (Uruguay), entre otros.

infografia-cronologiacasopetrobrasluladasilva-950x2210.jpg_1049472720Por su parte, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) pidió respeto a la dignidad del exmandatario brasileño, luego de que la Fiscalía de Sao Paulo solicitara su detención preventiva en la investigación de supuestos delitos de lavado de dinero y falsificación de documentos.

La Unasur también hizo un llamado para que se respete el derecho a la defensa de Lula, quien, por su parte, señaló al fiscal que lo acusa de parcialidad e intención de usar el cargo para fines políticos.

Los movimientos sociales y seguidores del exmandatario se han mantenido movilizados en las calles en respaldo.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/telesuragenda/Los-objetivos-ocultos-que-rodean-la-detencion-de-Lula-da-Silva-20160304-0031.html


 

Comenzó el golpe institucional contra Dilma y Lula

En sólo 24 horas, el Poder Judicial de Brasil dejó atrás cualquier muestra de equidistancia previa y se lanzó en una ofensiva brutal contra el gobierno de Dilma Rousseff y la designación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva como ministro de la Casa Civil.

En primer lugar, el juez Moro, que había perdido la causa a raíz de la designación, difundió un audio entre Lula y Dilma violando la propia Constitución de Brasil, tras lo cual la presidenta anunció que acudiría a la justicia. Luego, el juez federal Itagiba Catta Preta Neto emitió una cautelar para suspender la juramentación de Lula —con todo lo que ello implica, habida cuenta de que es un expresidente de doble mandato— en el gabinete de Dilma. Enseguida, los medios internacionales se hicieron eco del perfil público del juez en las redes sociales, plagado de convocatorias a movilizaciones a favor del ‘impeachment’ a Dilma y con frases como “si ella cae, el dólar cae con ella”.

El asedio al tándem Dilma-Lula no terminó allí: los medios ‘Folha de Sao Paulo’, ‘O Estado de Sao Paulo’ y Globo adornaron de titulares catastróficos la noticia del archivo de voz, aun cuando la propia relatoría de Moro decía que no había indicio de actuación “inadecuada” en aquel diálogo. Y la FIESP (Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo) pidió la “renuncia ya” de la presidenta.

Brasil vive, entonces, horas decisivas. A las convocatorias permanentes (y nada espontáneas) de la derecha brasilera y los sectores medios urbanos contra el gobierno, se ha sumado un llamado del bloque PT-CUT-MST para defender al gobierno de Dilma de estos embates. El propio Lula había sido muy claro durante la celebración del 36.º aniversario del Partido de los Trabajadores, al decir que “si me quieren derrumbar, tendrán que ir a las calles”, lo que pronostica que no se rendirá fácilmente; algo acorde, además, a sus cuatro décadas de persistencia en el plano político y sindical.

En el caso de paralizarse la designación de Lula, estaríamos ante un antecedente muy grave, que además contradice la separación de poderes: tan declamada y, a la vez, poco trabajada por parte de los sectores conservadores de nuestro continente. En caso de afirmarse en el Gobierno, el exlíder sindical, deberá tomar el control político-económico de Planalto lo que, en términos concretos, significa cambiar la orientación macroeconómica originada desde el inicio del segundo mandato de Rousseff.

Sobre este tema, Lula fue contundente en enero, al decir que “tenemos que explicar por qué Levy dejó el Gobierno”, en alusión a las políticas ortodoxas del formado en Chicago. Un plan extensivo de créditos y una ampliación de programas sociales como Bolsa Familia y Mi Casa Mi Vida, podrían ser la llave de salida “por arriba” del actual laberinto del Gobierno petista, en términos de iniciativas concretas.

El punto de la movilización popular es, además, lo que marcará las próximas horas de la política brasilera, con repercusiones regionales, pase lo que pase. Para sostenerse, y también para tomar nuevo impulso, el tándem Dilma-Lula tendrá que apuntar a una disputa simbólica en todos los planos: las calles, hoy ganadas por los sectores más conservadores; los medios, donde se afinca el antipetismo más extremo, recubierto de intrigas; y las instituciones. En los tres ámbitos se desarrolla, al mismo tiempo y con ritmos diversos, el intento de golpe institucional. El PT cuenta con el apoyo —aunque hoy más pasivo que antes— de un importante sector del pueblo brasilero, que no parece dispuesto a resignar lo que consiguió durante este tiempo. Sin embargo, de no activarse a tiempo esa célula dormida, podría ser demasiado tarde. Lo sabe Lula. Lo sabe Dilma. Pero sobre todo, lo sabe la derecha que, envalentonada y sin ningún respeto por las instituciones antes glorificadas, quiere dar el golpe final.

 Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de RT.

Este contenido ha sido publicado originalmente por RT Actualidad, 17 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: https://actualidad.rt.com/opinion/juan-manuel-karg/202309-comenzar-golpe-institucional-dilma-lula

 


Expresidente de Brasil Lula da Silva aceptaría un cargo como ministro

 El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva le confirmó este lunes a varios miembros de su partido que aceptó una posición en un ministerio, según reporta el diario O Globo.

Una fuente próxima a la presidenta Dilma Rousseff le confirmó a CNN que la mandataria le ofreció una cartera ministerial al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y que ambos se reunirán este martes o miércoles para cerrar un acuerdo y anunciar oficialmente la noticia.

La misma fuente, que no dio detalles del ministerio que se habría ofrecido a da Silva, dijo que todo apunta a que éste acepte la oferta de Rousseff.

Se cree que va a ser una nominación para la Casa Civil o para la Secretaria de Gobierno en el cargo de relaciones políticas y la bancada de la oposición promete recurrir a la justicia para evitar el nombramiento, según reporta Agencia Brasil.

Lula da Silva ha sido puesto bajo investigación formal por la Fiscalía de Sao Paulo. Será investigado por varias acusaciones incluyendo lavado de dinero, según Agencia Brasil. El exmandatario fue detenido el viernes 4 de marzo para ser interrogado como parte de la investigación del caso de corrupción en la petrolera Petrobras. Además, policías brasileños registraron su domicilio.

Tras la detención de Lula el 4 de marzo, el exmandatario recibió la visita de la presidenta. Rousseff había criticado la retención de su antecesor y mentor político y el sábado fue hasta su residencia de Sao Bernardo do Campo y apareció en un balcón al lado de Lula y su esposa Marisa Leticia.

El pasado 10 de marzo, la fiscalía pidió prisión preventiva para Lula pues sospecha que el expresidente ocultó un inmueble de lujo que presuntamente recibió a cambio de contratos en Petrobras como parte de una gran estafa inmobiliaria que involucra a varios funcionarios públicos de Brasil.

Este contenido ha sido publicado originalmente por CNN Español, 15 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://cnnespanol.cnn.com/2016/03/15/expresidente-de-brasil-lula-da-silva-aceptaria-un-cargo-como-ministro/


 

Afirman que Lula da Silva aceptó ser ministro de Brasil

En contexto

Cuando el exmandatario inició su Gobierno, el 10 por ciento de la población rica agarraba la mitad del dinero del país y le dejaba apenas a los más pobres el 10 por ciento restante del total de los ingresos.

Lula logró cambiar esas cifras, también aumentó el salario mínimo en un 62 por ciento en cinco años.

Combatir el hambre, fue otra prioridad del gobierno de Lula da Silva, al punto de crear un Ministerio dedicado exclusivamente para esta tarea.

En seis años, por ejemplo, la desnutrición de Brasil se redujo a un 73 por ciento y la mortalidad infantil en un 45 por ciento.


La información aparece reseñada en medios de Brasil, pero aún no ha sido confirmada por voceros del Gobierno ni por el expresidente.

Según medios locales, el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, aceptó ser ministro del Gobierno de la mandataria, Dilma Rousseff, como lo publicó este martes un columnista del diario O Globo, según reseña el portal Ambito.com.

Aunque la información no ha sido confirmada por el expresidente ni por voceros del Estado, el texto del columnista reseña que Da Silva avisó a varios dirigentes de su partido que decidió aceptar la invitación, para integrar un Ministerio y volver a trabajar en el Palacio de Planalto, la sede Ejecutiva.

El exmandatario manifestó recientemente su deseo de volver a la Presidencia, y aseguró que la campaña de descrédito que pesa en su contra, lo anima a seguir adelante en la vida política, en un momento en que pensaba retirarse y descansar.

El dirigente brasilero continuaría de esta forma (como nuevo ministro) con sus políticas sociales, que sacó de la pobreza a más de 28 millones de personas, durante su gestión como Presidente.

Vale acotar que de ser cierto este anuncio, Da Silva seguirá siendo juzgado por la Corte Federal, por las acusaciones con relación al caso Petrobas.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, 15 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Afirman-que-Lula-da-Silva-acepto-ser-ministro-de-Brasil-20160315-0021.html

 


Los objetivos ocultos de la acusación contra Lula da Silva

En contexto  

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del PT en este caso para solicitar su destitución.

A juicio del periodista y sociólogo brasileño Laurindo Leal, la derecha de su país está jugando todas sus cartas para sacar del poder al Partido de los Trabajadores (PT), tras el anuncio que hizo el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva de volver a lanzarse como candidato en las próximas elecciones.

La oposición implementa acciones como el querer vincular a Rousseff y a Da Silva en el caso de corrupción de Petrobras, pero sus acciones no han salido como lo esperaban.

Así quedó demostrado luego de que la comisión parlamentaria brasileña, encargada de la investigación de corrupción en la petrolera estatal, eximiera a ambos líderes de toda responsabilidad en el caso al no encontrar pruebas en su contra.


Analistas advierten que detrás de esa operación están los intereses de EE.UU. por privatizar riquezas naturales de Brasil y la intención de desprestigiar al Partido de los Trabajadores (PT) de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

El  Ministerio Público de Sao Paulo pidió este jueves prisión preventiva para el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, acusado por presunto lavado de dinero, informó Folha.

Los fiscales José Carlos Blat, Cássio Conserino y Fernando Henrique Araújo solicitaron prisión preventiva contra el expresidente Lula, junto con una denuncia que introdujeron este miércoles en relación al tríplex (vivienda de tres plantas) que se construyó en Guarijá (municipio de Sao Paulo) para la familia del expresidente.

La solicitud abarca también al expresidente de OAS (empresa que construyó el tríplex), Léo Pinheiro, y al extesorero del Partido de los Trabajadores (PT) Joao Vaccari Neto.

El caso será revisado por la jueza María Priscilla Ernandes Veiga Oliveira, de la 4ta Corte Penal de Sao Paulo. Todavía no ha dado fecha sobre la decisión.

Da Silva fue detenido el pasado 4 de marzo por una orden de conducción coercitiva del juez federal de Curitiba, Sergio Moro, quien investiga una trama de corrupción y lavado de dinero en la estatal Petrobras, vinculada a las averiguaciones anticorrupción Lava Jato.

¿Por qué detienen a Lula? 

A inicios de marzo el exmandatario manifestó su intención de ser candidato a las elecciones presidenciales de 2018 si el Partido de los Trabajadores (PT) lo consideraba necesario. Días después presentó por escrito su defensa ante la fiscalía de Sao Paulo por las acusaciones en su contra y se puso a la disposición del órgano para suministrar la información necesaria.

Tras su detención el pasado 4 de marzo, los analistas coinciden en que esta acción forma parte del espectáculo al que está acostumbrado el juez que lleva el caso y busca desprestigiar la imagen del líder de Brasil, así como la del PT de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

El politólogo Juan Manuel Karg manifestó que la detención fue una maniobra tiene que ver más con los medios de comunicación y con una parte de la justicia brasileña que con la causa Lava Jato, porque hace 15 días Da Silva presentó un pedido para postergar su declaración y preparar mejores elementos para su defensa y fue aceptado.

Luego ocurrió el allanamiento a su residencia y la detención, aún cuando él nunca se negó a declarar. En este sentido, Karg calificó la acción como muy grave porque se detuvo al expresidente del propio Gobierno que está en funciones lo que evidencia que hay una distancia entre el poder judicial y el Gobierno que, en otros casos, podría ser sana y natural.

Evitar candidatura en 2018  

Juan Manuel Karg recordó que Lula es uno de los presidentes mejor valorados de la historia de Brasil. Su gestión logró sacar de la pobreza a 28 millones de ciudadanos. La detención es un montaje que tiene que ver con la intención de que Lula no pueda presentarse en las elecciones de 2018.

El analista manifestó que el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), antagónico del PT, quiere volver al poder para ejecutar una política económica distinta que incluye dejar de financiar los programas sociales.

Este ataque, además, va más allá de Brasil y es similar a los que se están dando en contra de la expresidenta de Argentina, Cristina Fernández, de Evo Morales en Bolivia y de Nicolás Maduro en Venezuela, afirmó.

Por otra parte, tiene que ver con una noción de las fuerzas conservadoras de que Brasil es la primera economía de América del Sur y su política define mucho lo que sucede en otras latitudes del continente.

“Me parece que detrás de esta decisión también está la intención de dar un zarpazo final contra los gobierno posneoliberales tras la victoria de la derecha en Argentina, en la elección de medio término en Venezuela y en el referendo en Bolivia”, aseveró Karg.

Asimismo, indicó que este año se votarán alcaldías en Brasil y hay un trasfondo de erosionar aún más al PT, que ha sido el partido más vapuleado en la última década por los medios de comunicación.

“Van a intentar sacar a Lula de competición y si no lo logran van a mentir sobre él, van a erosionar su figura para tratar de llegar en mejores términos a la elección presidencial”, dijo.

Reiteró que su posible elección en 2018 abriría la posibilidad para un nuevo mandato de Cristina Fernández en Argentina y eso es lo que las fuerzas de oposición y la derecha internacional intenta evitar.

El show mediático antes que todo 

El analista Beto Almeida subrayó que esta medida es parte la espectacularización de la noticia y que incluso los medios de comunicación privados sabían de la detención antes de que ocurriera.

Además, señaló que tras la medida también está el interés de diversos sectores del país y del mundo de privatizar las riquezas naturales de la nación.

Mencionó que no hay duda de que la Policía Federal tiene entrenamiento de la Oficina Federal de Investigación estadounidense (FBI, por su sigla en inglés) y que el Poder judicial actuó en conexión con los procuradores judiciales de Estados Unidos, por lo tanto, existe la posibilidad de que se esté montando un falso positivo en términos jurídicos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, 9 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Los-objetivos-ocultos-que-rodean-la-detencion-de-Lula-da-Silva-20160304-0031.html

 

Inminente golpe contra Dilma y Lula en Brasil

 VICKY PELAEZ / SPUTNIK –  La cruzada de demonización contra todos los gobiernos progresistas de Latinoamérica por parte de los globalizadores “iluminados” norteamericanos y la puesta en marcha por la oposición derechista latinoamericana ya alcanzó a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff y al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Vivimos en un tiempo de engaño universal cuando presentar la verdad parece un acto revolucionario (George Orwell, 1903-1950).

Bastó que el internacionalmente popular Lula anunciara su posible participación en las elecciones presidenciales del 2018 para que la Policía Federal ponga en marcha un gran operativo con 200 agentes para detener al exmandatario, trasladarlo al Palacio de Justicia e interrogarlo durante tres horas por una denuncia de corrupción nunca comprobada.El show mediático estaba bien coordinado y realizado con “bombos y platillos”. Ya en la propia madrugada del 4 de marzo el diario Folha de Sao Paulo apareció con un titular acusando a Lula a través de una supuesta delación, que nadie ha visto, del exsenador del Partido de los Trabajadores (PT), Delcidio Amaral, acusando a Lula da Silva de ser parte de una red que se apropió de unos dos mil millones de dólares. Posteriormente a las 6 de la mañana se inició la operación “Aletheia” (expresión griega “búsqueda de la verdad”) ordenada por el juez Sergio Mora implicando a 200 agentes de la policía, fuertemente armados, y 30 auditores de Hacienda que allanaron la casa del expresidente, la de uno de sus hijos, una finca, un apartamento en el balneario y el Instituto Lula.

Por supuesto, no encontraron nada que incriminase a Lula da Silva, pero el daño moral ya estaba hecho tanto al exmandatario como al Partido de los Trabajadores (PT) así lo comentó Dilma Rousseff cuando declaró que las acusaciones filtradas en muchos casos no son ciertas, “pero el impacto de lanzar barro a los otros ya ocurrió”. Precisamente esta estrategia fue usada y diseñada desde el 2014 por Washington para terminar de tajo con todos los gobiernos progresistas de América Latina. Los medios de comunicación en Latinoamérica en manos privadas se convirtieron en el primer partido de oposición en el continente que bajo la supervisión del Gran Patrón puso como meta principal acabar con el nacionalismo, populismo, soberanía nacional y apropiarse de los abundantes recursos naturales.En Brasil, el Grupo Globo que pertenece a la familia Marinho, Sistema Brasileiro de Televisao (dueño Silvio Santos), Rede Bandeirantes (grupo Saad) y Record, cuyo dueño es el multimillonario obispo evangélico, Edir Macedo, usaron todo tipo de desinformación, mentiras, suposiciones, especulaciones, acusaciones no probadas, denuncias inventadas día a día para crear una imagen de Lula como un “reo” probado y para mostrar que el gobierno de Dilma Rousseff está en un callejón sin salida. Hace poco la revista Veja publicó los informes de la CIA que le fueron suministrados por la revista chilena Clarín —un antiguo y reconocido colaborador de la inteligencia norteamericana-, que señalaban a Lula como un miembro de la red de corrupción en Brasil, sin confirmarlo con pruebas. Pero, en la percepción de O Globo no se necesita comprobar nada porque “en la política lo que interesa es la versión, no los hechos”.

Para el dueño del Grupo mediático Globo, Roberto Marinho, esta estrategia ya le sirvió en 1964 cuando los militares dieron un golpe de Estado al presidente populista legítimamente elegido, Joao Gulart a instancias de las publicaciones de O Globo que advertía sobre el peligro del comunismo en Brasil. En 2014 Globo reconoció su apoyo al golpe militar y la asesoría que Roberto Marinho había ofrecido a los generales Ernesto Geisel y Joao Batista Figueiredo. Ahora, en vísperas del 52 aniversario de aquel golpe (31 de marzo y 1 de abril 1964) que instaló una dictadura militar que duró hasta 1985, los columnistas estrellas de O Globo, como Ricardo Noblat, crean impresión del malestar militar, escribiendo que “los generales están temerosos por la conjugación de la crisis económica y política…y piden encontrar una salida… piden prisa”. Inclusive están de acuerdo de cambiar a la presidenta, como lo ha afirmado Nublat.Tal es la situación, que el martes pasado en las calles de São Paulo aparecieron inscripciones: “El pueblo no es bobo, abajo la red Globo”, “La verdad es dura, Globo apoya la dictadura”. Pero no solamente el cartel mediático brasileño está detrás de esta campaña anti-Dilma y Lula, lo apoyan también organizaciones progolpe como VemPraRua, Movimiento Brasil Libre y Revoltados, entre muchos otros grupos y partidos. Los especuladores financieros, los empresarios, los oligarcas y un gran sector de la clase media ya consideran como un hecho la pronta y precipitada caída de Dilma Rousseff, la detención de Luiz Inácio Lula da Silva y la casi inmediata privatización de la petrolera Petrobras. Los mercados financieros después del interrogatorio de Lula tuvieron inmediatamente un aumento de 8.86 de las acciones de Petrobras.

La Federación de Industrias del Estado de São Paulo anunció su apoyo a la movilización popular programada para los próximos 12 y 13 de marzo para deponer a la presidenta al tiempo que la fiscalía anunció que podría presentar cargos para impedir la candidatura presidencial de Lula al imputarlo por “improbidad administrativa” por haber recibido el apoyo económico ilegal de empresas constructoras ligadas a Petrobras antes de dejar el gobierno en 2010. A los opositores no les importa que tanto Dilma como Lula fueron exculpados de toda responsabilidad en 2015, en el caso de la corrupción de la petrolera. El juez Sergio Moro decidió copiar la táctica del juez italiano Antonio di Pietro del caso “Manos Limpios” (en los años 1990) “utilizando subversión autoritaria del orden judicial para lograr determinados resultados”.No cabe duda que si el juez Sergio Moro hubiera utilizado este procedimiento en tiempos de la dictadura o durante el gobierno neoliberal de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) habría sido destituido inmediatamente y castigado judicialmente, pero actualmente el proceso judicial se ha convertido abiertamente en un proceso político impuesto desde afuera y apoyado por la elite brasileña impaciente de empezar el saqueo del país, lo que tanto Lula como Dilma han tratado de impedir. No hay que olvidar que 100 mil millones de barriles de petróleo descubiertos en Brasil no hace mucho bajo el mar a 2.000 metros de profundidad en el lecho oceánico denominado pre-sal representan un gran interés geoeconómico para EEUU. Lo mismo pasa con el Acuífero Guaraní con el volumen de agua estimado de 37 mil kilómetros cúbicos perteneciendo a Brasil 840 mil kilómetros cuadrados del total, 1.200.000 kilómetros cuadrados.

La oposición puso en marcha el esquema de privatización de sus recursos naturales siguiendo el ejemplo de la petrolera mexicana Pemex cuyos yacimientos fueron entregados a las corporaciones norteamericanas bajo el plan elaborado por el equipo de Hillary Clinton. En Brasil, la presencia de Lula y el gobierno de Dilma no han permitido el inicio de este proceso. Entonces fue tomada la decisión de destituir a la presidenta y de meter a Lula a la cárcel. Según las publicaciones Veja, O Globo, Folha de Sao Paulo este proceso podría acelerarse con las manifestaciones bajo el pretexto de lucha contra la corrupción convocadas por la oposición y su partido mediático para los próximos 12 y 13 de marzo.La arremetida globalizada contra el progresismo en Brasil fue coordinada también con las marchas de protesta de la oposición venezolana bajo el liderazgo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en Venezuela exigiendo también la destitución del presidente Nicolás Maduro el próximo sábado 12 de marzo. Para reforzar este proceso en Venezuela, el gobierno de Barack Obama prorrogó por un año la vigencia de una orden ejecutiva que señalaba a Venezuela como una amenaza para la seguridad nacional de EEUU, declarando “emergencia nacional” debido a Venezuela.

En Ecuador, Rafael Correa prometió dar cuenta sobre el complot contra su gobierno que está preparando la oposición. Lo mismo está sucediendo en Bolivia y las acusaciones de corrupción y narcotráfico se repiten y se hacen más insistentes al momento cuando Evo Morales anuncia el descubrimiento de nuevos yacimientos de gas en Bolivia y el país firma tratados con la empresa rusa Gazprom. Es decir, estamos presentando una cruzada internacional y continental contra todos los gobiernos que se atrevieron a aplicar medidas populistas y nacionalistas en sus países. En realidad esta lucha comenzó desde el inicio de 2000 y ahora está llegando a su fase más dramática como lo mostró el caso de Argentina. En el caso de Brasil, el periodista Augusto Zamora escribió en 2005 en el periódico “La Insignia” que “contra Lula se alinearon en una cacería sacrosanta el emperador, el gran capital, la oligarquía, las transnacionales, los empresarios europeos y los norteamericanos, la CIA y la cúpula militar estadounidense. Tenía que tejer fino Lula, un hilo como el de Ariadna para satisfacer la magnitud de sus adversarios”.A veces estos “tejidos finos” son difíciles de explicar como… ¿para qué Brasil sigue manteniendo en bonos del tesoro norteamericano la cantidad de 254,8 mil millones en momentos de severa crisis económica y falta de dinero y así solventando la deuda estatal estadounidense? Ese dinero es suficiente para aliviar la difícil situación financiera brasileña pero ¿a nadie ni a Dilma se le ocurre utilizarlo? ¿Cuál es ese arreglo con el agresivo EEUU y que no solo Brasil tiene en cuestión de bonos? Lo tienen China, países caribeños, Rusia etc, etc.

Debido a la crisis económica por la caída de los precios de la materia prima ya no hay condiciones ni tiempo para seguir “tejiendo fino” satisfaciendo a la izquierda y la derecha, a los ricos y a los pobres. Llegamos al otro período de tiempo cuando la lucha contra todo lo que se opone al Orden Económico Mundial diseñado por los globalizadores, ya se proyectó no solamente al nivel micro sino al macro. La cruzada abarca también la lucha contra las formaciones como el BRICS. Washington no solo trata de dominar Latinoamérica usando sus lacayos locales en Brasil, Bolivia, Ecuador, Venezuela, sino impone las sanciones contra Rusia y China todo esto orientado también a hacer derrumbar el Grupo BRICS para fortalecer su Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial junto con la Organización Mundial del Comercio (OMC).La cacería globalizada contra los líderes progresistas que, según Rafael Correa, “no agachamos la cabeza ante los imperios, ni antes la burguesía, ni ante los poderes económicos”, va ser cruel y despiadada. El asesinato en Honduras de la Coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas, Berta Cáceres y el encarcelamiento en Argentina de la fundadora de la Organización Barrial Tupac Amaru, Milagro Sala, a quien el Papa mandó un rosario en vez de exigir su liberación, son síntomas de los futuros golpes de Estado, llamados ahora “suaves” que requieren la respuesta del pueblo que no supo responder en Argentina ni hace tiempo ya en la Unión Soviética seducido por las promesas de “Cambio” sin esforzarse de entender lo que esto significa.

Ahora el turno le toca a Brasil y de su resultado va a depender el destino de Venezuela, Ecuador y Bolivia.

En su último libro “Pape Satan Aleppe”, que recién saldrá a la venta, escribió Umberto Eco que “la televisión elevó a los tontos del pueblo a nivel en que los espectadores podían sentirse superiores. Pero el drama de Internet consiste en la elevación de aquellos tontos del pueblo al nivel de poseedores de la verdad”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Contrainjerencia, 9 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.contrainjerencia.com/?p=115229


Sobre la detención e interrogatorio de  Luiz Inácio Lula Da Silva el 4 de marzo de 2016

 

Red Parlamentaria califica detención de Lula como “arbitraria”

La Red Parlamentaria por la Soberanía y la Unidad Latinoamericana y Caribeña, integrada por parlamentarios y parlamentarias de 17 países, se pronunció sobre lo que calificaron como “detención arbitraria” del ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva.

En el comunicado, la Red asegura que no dudan “en señalar que estas persecuciones tienen como objetivo el derrocamiento de la presidenta Dilma Rouseff e impedir la postulación del ex presidente Lula para las elecciones presidenciales del 2018”.

Al respecto, Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea Nacional del Ecuador, aseguró que “desde el abuso de poder y el show mediático al servicio de intereses privados, pretenden condenar a Lula; estamos ante una derecha que sigue atentando contra los sistemas democráticos”.

Los más de 30 parlamentarios que conforman este organismo denunciaron los ataques contra los líderes de gobiernos progresistas, “como parte de una estrategia de las derechas para el desmontaje ilegitimo de todas las conquistas sociales y políticas que nuestros pueblos han venido acumulando”.

La Red se suma al repudio de múltiples movimientos y organizaciones sociales, frente a una medida injusta, tomada con el pretexto de continuar las investigaciones que se llevan a cabo sobre la supuesta red de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Varios activistas e intelectuales también han calificado el hecho como “golpe de Estado” y “operación política” contra el ex presidente brasileño.

Hace pocos días, Lula da Silva señaló que si el Partido de los Trabajadores (PT) lo consideraba necesario, podría ser candidato para las próximas elecciones presidenciales en 2018.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Asamblea Nacional-República del Ecuador ,7 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.asambleanacional.gob.ec/es/noticia/42005-red-parlamentaria-califica-detencion-de-lula-como

Para leer el comunicado completo: Red parlamentaria -lula

 

Unasur exige garantías del debido proceso para Lula da Silva

 La Unasur reclama sean respetados los derechos a “la reserva del sumario y la intimidad de la defensa” del expresidente de Brasil.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) solicitó garantías del debido proceso para el exmandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, luego de que fuera detenido de forma arbitraria y coercitiva el pasado viernes para declarar por el caso Petrobras.

Por medio de su cuenta en Twitter, el organismo regional exige respetar particularmente los derechos a “la reserva del sumario y la intimidad de la defensa” del exmandatario, a quien además le allanaron su residencia.

Este reclamo se suma al del secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, quien este viernes calificó de linchamiento mediático la exposición de los hechos al vulnerar el legítimo derecho a la presunción de inocencia de Lula da Silva.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, 5 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Unasur-exige-garantias-del-debido-proceso-para-Lula-da-Silva-20160305-0029.html


 

 

Brasil amanece con movilizaciones a favor de Lula da Silva

 Movimientos sociales y políticos tomaron las calles cercanas a la residencia de Lula da Silva en Sao Paulo en contra de su detención e interrogatorio.

Las calles de Brasil amanecieron con manifestaciones de simpatizantes del expresidente, Luiz Inácio Lula Da Silva, en contra de su detención e interrogatorio por el caso de corrupción de la estatal petrolera Petrobras.

Los que están a favor del Partido de los Trabajadores (PT) y del gobierno de Dilma Rousseff gritan consignas en contra de la medida de las autoridades, que a juicio de expertos, intenta desprestigiar la imagen del exmandatario, desde que anunció su deseo de volver a la Presidencia.

Vale destacar que Lula da Silva afirmó que se sintió “prisionero”, cuando la Policía Federal allanó su casa para llevarlo a una comisaría, donde prestó declaración durante más de tres horas.

Da Silva aseguró estar indignado por la llegada de los agentes y lamentó la actuación del Poder Judicial, en un discurso que pronunció en la sede de la dirección nacional del PT.

El expresidente encabezó anoche un acto público en el centro de Sao Paulo, la mayor ciudad brasileña, después de ser trasladado ayer por la policía desde su residencia para prestar declaración.

Algunos militantes del PT pasaron la noche en una vigilia frente a la casa de Lula, en el municipio de Sao Bernardo do Campo, en la región metropolitana de Sao Paulo, donde se espera que lleguen más seguidores hoy para expresar su solidaridad al exlíder sindical.

Lula, uno de los fundadores del PT y quien gobernó entre 2003 y 2010, prestó declaración durante unas tres horas por su supuesta implicación en el escándalo de desvíos en la petrolera estatal Petrobras.

El exjefe de Estado calificó como persecución política y exagerada la acción de la policía. En una declaración a la prensa anunció que comenzaría a movilizarse en las calles, escenario que conoce toda su vida política.

“La única respuesta que puedo dar a la ofensiva es ir a la calle y decir: estoy vivo y soy más honesto que vosotros”, afirmó Lula en un mitin ante centenares de simpatizantes, celebrado en la sede del sindicato de empleados de banca en Sao Paulo.

La derecha intenta apagar a Lula

Para el analista internacional, Juan Manuel Karg, miles de brasileños salieron a las calles para apoyar al exmandatario y “el panorama se puede observar en varios estados del país suramericano”.

El analista, además, enfatizó que lo ocurrido en Brasil parece el común denominador del panorama de varios presidentes que a la vez son líderes latinoamericanos.

“La derecha del país quiere avanzar a través de la vía judicial para intentar volver al poder político”, aseveró Karg.

Para Karg, lo que intenta hacer la oposición de Brasil contra Lula es evitar que él se presente en las elecciones del 2018, debido a que “Lula a la derecha le genera temor”.

Por su parte, el Partido Comunista de Chile, a través de un comunicado, repudió la operación política y comunicacional montada en contra del expresidente.

Indicaron que se incluyó en el proceso “un innecesario, violento y aparatoso allanamiento a su vivienda y una toma de declaración”, de acuerdo a las normativas brasileñas, que legisladores y juristas de ese país ya lo señalaron.

“Si el juez Sergio Moro quería interrogar a Lula por el caso de corrupción en la estatal Petrobras, solo debía citarlo. No era necesaria la absurda y desproporcionada acción en contra del expresidente”, indicaron miembros del partido chileno.

Según medios locales, aún se esperan varios actos de solidaridad con Lula. Movimientos populares, sindicatos y organizaciones sociales se reunirán en las distintas capitales de la nación.

Igualmente, activistas y políticos denunciaron que lo ocurrido contra el expresidente es un “espectáculo mediático unido a operaciones políticas”.

 Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, 5 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Brasil-amanece-con-movilizaciones-a-favor-de-Lula-da-Silva-20160304-0072.html


Samper asegura que Lula es sometido a un linchamiento mediático

 

En contexto

Tras el anuncio de Lula da Silva como candidato presidencial para 2018, la derecha de ese país, apoyada por los medios de comunicación, ha promovido ataques que han manipulado esta y otras informaciones, pese a que no han sido confirmadas.

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del Partido de los Trabajadores (PT) en este caso para solicitar su destitución.

A juicio del periodista y sociólogo brasileño Laurindo Leal, la derecha de su país está jugando todas sus cartas para sacar del poder al PT.


Tras la detención del exmandatario brasileño, ocurrida este viernes, diferentes representantes políticos y sociales de la región se han pronunciado.

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, lamentó el allanamiento y posterior detención del expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, realizado este viernes por la Policía Federal de esa nación.

El político colombiano calificó de linchamiento mediático la exposición de los hechos al vulnerarse el legítimo derecho a la presunción de inocencia de Lula da Silva.

Las autoridades que efectuaron el allanamiento se llevaron a Lula de forma arbitraria y coercitiva para rendir declaraciones.

Lula da Silva es investigado por dos instancias judiciales, el ministerio Público de Sao Paulo y el ministerio Federal en el marco de las indagaciones por el caso Petrobras, en la que lo acusan de estar involucrado.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, 4 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Samper-asegura-que-Lula-es-sometido-a-un-linchamiento-mediatico-20160304-0075.html

 

 

 

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: