ESPAÑA

  • El PSOE prepara una reforma electoral para evitar que los comicios sean en Navidad

Los socialistas elaboran una proposición de ley para reducir a la mitad la duración de las campañas electorales.

PSOE

Pedro Sánchez en el Congreso el pasado miércoles. MARISCAL

Si como parece seguro Mariano Rajoy no es investido presidente la próxima semana, el PSOE tiene previsto presentar una reforma legal para reducir a la mitad la campaña electoral y evitar que unas hipotéticas terceras elecciones sean el día de Navidad. La proposición de ley, salvo cambio de opinión de la dirección del PSOE, llegará al Congreso a principios de septiembre y su aprobación dependerá de la voluntad del PP, que puede bloquearla.

El PSOE tiene previsto proponer una reforma legal para evitar que, si se produce la repetición de las elecciones generales por tercera vez, no se celebren el 25 de diciembre. Los socialistas prevén presentar la reforma legal tras la investidura frustrada de Rajoy la próxima semana; salvo que se produzca un cambio de criterio sobre la decisión adoptada a día de hoy.

Esa reforma legal consistiría en cambiar el artículo 51 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General para reducir de 15 a siete días la campaña electoral. De esa forma, si hubiera terceras elecciones, se celebrarían el 18 de diciembre y no el 25.

El trámite legislativo si no hay investidura no es fácil, como se comprobó en la anterior legislatura fallida entre las elecciones generales de diciembre y la disolución en mayo. De hecho, en ese periodo se inició el trámite de diversas proposiciones de ley presentadas por los grupos, pero ninguna culminó el complicado trámite legal. Lo que no es posible es que el Gobierno en funciones presente proyectos de ley, pero los grupos sí pueden hacerlo.

Depende del PP

Cuando lo haga el PSOE, la aprobación dependerá de la voluntad del resto de grupos, especialmente del PP, que tendrá capacidad para bloquearlo. Primero, porque el Gobierno dispone de un plazo de un mes para pronunciarse sobre todos los proyectos de ley y si agotara ese plazo complicaría la aprobación antes de final de octubre, fecha prevista para la disolución automática de la Cámara al cumplirse dos meses de la primera votación de la investidura fallida de Rajoy.

El PP también podría frenar la aprobación de la iniciativa del PSOE si agotaran lo plazos de tramitación en el Senado, una vez aprobada en el Congreso. En el Senado el PP tiene mayoría absoluta y, por tanto, tiene capacidad para alargar los plazos hasta hacer imposible que se apruebe la iniciativa.

El grupo socialista también pretende incluir en esa reforma legal cambios en el llamado voto rogado, es decir, reducir el trámite para que los españoles en el exterior puedan votar. Esa reforma es una petición que comparten todos los grupos, pero que no se abordó en la legislatura frustrada anterior. Surge de un cambio legal aprobado por el PSOE para evitar el fraude en el voto exterior, pero el PP no lo cambió entre 2011 y 2015, cuando tenía mayoría absoluta.

La reforma de la ley orgánica exige mayoría absoluta (176 diputados), es decir, en las votaciones el PP no puede impedir su aprobación si hay acuerdo del resto de partidos.

La iniciativa que prepara el PSOE se inscribe en la situación creada por la decisión de Rajoy de fijar la fecha de investidura el 30 de agosto, de tal forma que una repetición de elecciones por falta de acuerdo tendría lugar el 25 de diciembre. Los socialistas entienden que es una estrategia del presidente del Gobierno para utilizar la amenaza de repetición de elecciones el día de Navidad para presionar y lograr así la abstención del PSOE en su investidura.

PLAZOS LEGALES CERRADOS

El artículo 51 de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General asegura que “la campaña electoral comienza el día trigésimo octavo posterior a la convocatoria” y que “dura 15 días”.

Y el artículo 99 de la Constitución establece que “si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso”.

De ese cómputo de días sale el cálculo de que unas terceras elecciones tendrían que celebrarse el próximo 25 de diciembre. Es decir, desde el día 30 de agosto, hay que sumar dos meses, 38 días y 15 más para la necesaria campaña electoral.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El País, el 24 de agosto  de 2016, en el siguiente enlace: http://politica.elpais.com/politica/2016/08/24/actualidad/1472061200_120663.html


  • Lo que Rivera no ha exigido al PP

El líder de Ciudadanos no ha reclamado, como condición, que Rajoy dé un paso atrás como alentó antes de las elecciones. Tampoco ha incluido la supresión de las diputaciones ni medidas sobre economía, empleo o políticas sociales

Mariano Rajoy y Albert Rivera, en la reunión que mantienen este miércoles. ATLA

Solo 48 horas antes del anuncio de este martes, Ciudadanos convocó una rueda de prensa para, aparentemente, avisar al PP de que su postura era invariable. “Ciudadanos no va a cambiar ni modificar su paso del no más que a una abstención técnica. No vamos a pasar de ahí”, aseguró el domingo, tajante, el secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez. El dirigente que hizo de portavoz del partido quiso “desmentir categóricamente” la posibilidad de un cambio de posición que se produjo 48 horas después, sin que nada hubiera sucedido en esos dos días. Las condiciones que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha puesto al PP para negociar su descartado a la investidura de Mariano Rajoy han sorprendido, además, por lo asumibles que parecen para los populares. Rivera ha renunciado, de momento, a exigir a un PP en situación de debilidad otras medidas de calado, y ha descartado reclamar el paso atrás del presidente, como alentó antes de las elecciones.

Las seis condiciones más una (la fecha de investidura) de Ciudadanos son “irrenunciables”, expresó ayer Rivera, para abrir la negociación con el PP. Una vez abiertas esas conversaciones, el partido planteará nuevas propuestas de reformas, indican fuentes de la formación de Rivera. En las medidas para desbloquear la negociación, Ciudadanos ha optado por la regeneración y la lucha por la corrupción, porque considera que un candidato con la “responsabilidad” de Rajoy en materia de corrupción debe mostrar ese compromiso, sin perjuicio de que luego arranque al PP más compromisos. Entonces, cuando se abra la negociación, Ciudadanos irá con un “paquete grande de medidas” que incluyan “la reforma de la justicia”, de la “burbuja administrativa y política”, un “pacto nacional por la educación” o “medidas para los autónomos”, explica a EL PAÍS el secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutiérrez. La diferencia es que en ese proceso las cuestiones son “negociables”, mientras que las siete condiciones son “imposiciones”, señala.

Que Rivera podría pedir la cabeza de Rajoy ha sido siempre un temor del PP, insinuado por los dirigentes de Ciudadanos, aunque el líder del partido ha evitado verbalizarlo con claridad en público. Durante el debate a cuatro en la campaña electoral pasada, Rivera fue muy duro con la continuidad del jefe del Ejecutivo. “Le pido una reflexión”, le dijo Rivera a Rajoy, al que le mostró la portada de EL PAÍS en la que se recogía que la mayoría de los votantes del PP estaría de acuerdo con que el candidato diera un paso al lado. “Se lo digo de corazón, creo que la nueva etapa política de España necesita un nuevo Gobierno, y le pido, por favor, que reflexione”, añadió tras recordarle también el caso Bárcenas. “Usted aparece en estos papeles, y solo por eso es muy difícil confiar”.

El pasado año, tras la expansión de Ciudadanos con las elecciones municipales y autonómicas, Rivera y otros dirigentes de la formación llegaron a cuestionar que con Rajoy en el PP no estaban dispuestos a pactar nada. Fran Hervías, secretario de Organización de Ciudadanos, llegó a declarar: “Si hay que quitar a Rajoy se le quita, como se quitó a Sanz, el presidente de La Rioja”. El  PP se vio obligado a anticipar que el liderazgo de Rajoy era innegociable. Al final, Ciudadanos ha renunciado a cobrarse la pieza mayor a cambio de que el PP revalide su estancia en La Moncloa cuatro años más. Con el matiz, eso sí, de que sean solo cuatro años más: Rivera sí ha pedido la limitación de mandatos a dos legislaturas, de forma que esta tendrá que ser la última de Rajoy.

En las siete (seis más una) condiciones de Rivera al PP —anunciar ya la fecha de investidura, expulsar a todo cargo público imputado por corrupción, eliminar los aforamientos, cambiar la ley electoral, acabar con los indultos por corrupción, limitar el mandato presidencial y crear una comisión parlamentaria del caso Bárcenas— faltan también otras medidas de calado de su programa que sin embargo sí incluyeron en el pacto con el PSOE que acabó en la fallida investidura de Pedro Sánchez. Entre ellas destaca la supresión de las diputaciones provinciales, si acaso uno de los mayores escollos con los socialistas para suscribir aquel acuerdo, y su mayor logro al conseguirlo.

Ni contrato único ni pacto por la educación

Rivera no ha pedido de momento a Rajoy que instaure las primarias en su partido, como sí exigió Ciudadanos al PP para llegar a acuerdos en los Gobiernos autonómicos.

Tampoco hay en las siete exigencias ninguna medida de política económica, laboral y social. En su pacto con el PSOE, Ciudadanos consiguió que los socialistas aceptaran casi por completo su modelo de contrato único, porque pactaron dos tipos de contratos, de los cuales uno se adecuaba al propuesto por Rivera con una indemnización creciente. Sánchez y Rivera acordaron también redactar un nuevo estatuto de los trabajadores y cambiar la reforma laboral del PP. El PSOE y Ciudadanos incluyeron en su pacto un plan de choque de emergencia social que distribuiría 7.000 millones de euros para un Ingreso Mínimo Vital y un Complemento Salarial Garantizado, así como la puesta en marcha de un incremento del permiso de maternidad y paternidad, pasando de las 18 semanas actuales a 26.

En el malogrado acuerdo de Sánchez y Rivera, ambos se comprometieron a instaurar una cotización reducida para los autónomos, a paralizar la LOMCE y promover un pacto nacional por la educación, así como a abrir una reforma de la Constitución sobre el modelo territorial del Estado con el objetivo de avanzar en el “concepto” federal.

Rivera no ha pedido ninguna de estas materias al presidente en funciones para negociar su a Rajoy, a pesar de que los populares habían avisado de que estaban dispuestos a negociar “todo” con tal de desbloquear su investidura. Ciudadanos sostiene que sus siete primeras condiciones solo sirven para abrir una negociación, en la que avisan de que pondrán nuevas medidas sobre la mesa.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El País, el 10 de agosto  de 2016, en el siguiente enlace: http://politica.elpais.com/politica/2016/08/10/actualidad/1470815159_230954.html?id_externo_rsoc=TW_CM


  • Feijóo carga contra Rivera por proponer al Rey un Ejecutivo sin Rajoy

El presidente gallego tilda de antidemocrático el planteamiento del líder de Ciudadanos.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo. KIKO DELGADO EFE

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, considera antidemocrática y “propia de un plató de televisión” la propuesta realizada por Albert Rivera al Reysobre la formación de un Ejecutivo del PP, el PSOE y Ciudadanos, pero sin Mariano Rajoy. Feijóo entiende que el planteamiento del líder de Ciudadanos es una “ocurrencia” que evidencia que el dirigente incide en “un error, más otro error, sobre otro error y así sucesivamente”.

En su comparecencia tras el Consejo de la Xunta, el presidente gallego ha cerrado filas una vez más en torno a Rajoy y ha cargando contra Rivera, cuyo planteamiento, ha señalado, supone “confundir la jefatura del Estado con un plató de televisión y a un tertuliano con el Rey de España”. “Cuesta pensar que haya algún candidato que impulse al jefe del Estado a incumplir la Constitución y sus propias competencias”, sentenció el presidente autonómico. Feijóo considera que Rivera “no solo no aceptó el resultado de las urnas, sino que firmó un pacto para que fuera presidente del Gobierno quien perdió las elecciones” el 20-D, el secretario general del PSOE, Pedo Sánchez.

Para Feijóo, pensar que “el candidato elegido por los españoles dos veces consecutivas y con mayor impacto electoral favorable no vale para ser presidente del Gobierno de España supone no entender ni el sistema democrático, ni el resultado de las elecciones, ni el papel institucional de la jefatura del Estado”. En su opinión, la situación que plantea el líder de Ciudadanos es “justamente, un sistema diferente del democrático” y, ha apostillado, “los sistemas que no son democráticos son peligrosos”.

Autonómicas en octubre

En la misma comparecencia ante los periodistas, el presidente gallego ha confirmado que convocará las elecciones autonómicas para el próximo octubre, si bien ha evitado dar una fecha concreta. Feijóo aceptó el pasado abril, con un panorama que vaticinaba un ascenso de las mareas que ponía en peligro la mayoría absoluta del PP en su feudo gallego, encabezar una tercera candidatura a la presidencia de la Xunta. El presidente autonómico dio entonces un paso atrás en su compromiso de permanecer solo dos legislaturas tras haber anunciado que había llegado el momento de lanzarse al mundo de los negocios.

Aclamado por los populares gallegos para repetir candidatura, su anuncio fue recibido con gran alivio en Génova que vio en esta decisión no solo un aumento de las posibilidades de ganar las elecciones gallegas, sino un refuerzo del liderazgo de Rajoy.

La situación ha cambiado en estos meses. Feijóo acude fortalecido a las autonómicas con una oposición desgastada por sus propias batallas internas. El presidente gallego aprovechó esta baza para mostrar su fortaleza y evitar pronunciarse sobre qué domingo de octubre se celebrarán las autonómicas. “El debate está ahora en las purgas internas, en los problemas de las mareas, de Podemos”, señaló, aludiendo además a los socialistas que “no pueden ir en las listas porque no son amigos de la actual gestora” y a los “problemas del BNG para confeccionar las candidaturas”.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El País, el 28 de julio de 2016, en el siguiente enlace: http://politica.elpais.com/politica/2016/07/28/actualidad/1469716233_740325.html?id_externo_rsoc=TW_CM

  • Rajoy acepta encargo del Rey para someterse a investidura

Rajoy fue el último en reunirse con el Rey Felipe.

A partir del día de mañana viernes Rajoy reanudará la ronda de negociaciones con el resto de formaciones bajo con el encargo del Rey Felipe VI.

Tras concluir este jueves la cuarta ronda de consultas con los cuatro principales partidos españoles el Rey Felipe VI, encargó al actual presidente Mariano Rajoy, a formar Gobierno pese a que no cuenta con el apoyo suficiente.

A través de la red social Twitter Rajoy reconoció no tener el apoyo suficiente para formar Gobierno, pero aceptó el encargo del Rey Felipe.

No cuento con los apoyos suficientes pero acepto el encargo del Rey de ir a la sesión de investidura @marianorajoy

Asimismo manifestó que buscará apoyos para trata de conseguir un Gobierno estable y moderado ya que es la mejor opción para los españoles.

Mi intención es negociar un eventual programa de Gobierno con los partidos constitucionalistas @marianorajoy

Aclaró que de no conseguir los apoyos necesarios, explorará un Gobierno en minoría solo con el apoyo de su actual partido.

No es tiempo de rivalizar: es tiempo de hablar, entendernos, sumar esfuerzos y colaborar @marianorajoy

Cuarta ronda de consultas

El Rey Felipe VI recibió desde tempranas horas de este jueves en La Zarzuela a: Albert Rivera (Ciudadanos), Pablo Iglesias (Podemos), Pedro Sánchez (PSOE), y al final de la tarde se llevó a cabo el encuentro con el líder del PP, Mariano Rajoy.

Rivera fue el primero en reunirse, cita que aprovechó para pedir al Rey que convenciera al PSOE para abstenerse en la votación a Rajoy con el propósito de desbloquear la actual situación política y evitar así unas terceras elecciones.

.@Albert_Rivera “Nosotros ya hemos movido ficha, esperamos que el resto de partidos también lo hagan”

>> Unidos Podemos insiste en formar Gobierno progresista en España

Por su parte, el secretario general de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, afirmó que apoyaría un Gobierno de coalición de izquierdas.

“Creo que solo hay dos opciones: un acuerdo del PSOE con el PP o un acuerdo de coalición de izquierdas” @Pablo_Iglesias_

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, afirmó que no votaría por la investidura de Mariano Rajoy.

Queremos cambiar el gobierno de Rajoy por eso votaremos NO a su investidura @sanchezcastejon

¿Cuándo será la investidura? Completadas las consultas, Felipe VI convocará a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, del Partido Popular, para comunicarle si propone algún candidato para la sesión de investidura o si necesita más tiempo.
Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, el 28 de julio de 2016, en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Rey-de-Espana-finaliza-consultas-con-partidos-para-investidura-20160728-0007.html

// // // <![CDATA[
(function(_){var Hm=function(){this.Fi=[];this.nq={}};Hm.prototype.report=function(){for(var a=[],b=0;b<this.Fi.length;++b)a.push(Im(this.Fi[b]));return a};var Im=function(a){var b=[a.key,a.value];_.t(a.rn)&&b.push(a.rn);return b},Jm={};var Km={1:0,2:1,4:8,5:6,8:11,9:2,6:9,34:25,26:15,3:7,20:12,24:26,33:11,25:0,40:9},Lm=function(a,b,c,d){var e=Km[b];4==b&&(b=(d=d.currentTarget)?d.getAttribute(“data-absm”):c.getAttribute(b,”data-absm”),”e”==b?e=12:”db”==b?e=29:”dd”==b&&(e=30));(0,window.ja)(a,e)},Mm=function(a){return function(){a()}},Nm=function(a){return a.report()};_.u(“registerAd”,function(a,b){_.t(Jm[b])||(Jm[b]=new Hm);a.registerClickUrlModifier(_.ga(Nm,Jm[b]));for(var c=[1,2,4,8,6,9,5,3,20,34,26,24,33,25,40],d=0;d//
  • Partido Socialista español mantiene rechazo a investidura de Rajoy

Imagen activa

Madrid, 11 jul (PL) El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) reiteró hoy su rechazo a favorecer un futuro gobierno encabezado por Mariano Rajoy, del conservador Partido Popular (PP), quien necesita de otras fuerzas para asegurarse un segundo mandato. (PLRadio)

En declaraciones a la radioemisora Cope, el secretario de Organización del PSOE, César Luena, aseguró que el voto contrario a la reelección del actual presidente del Ejecutivo en funciones es una posición “rotunda y clara”.

No se puede descansar el gobierno en quien es la alternativa, insistió Luena, en alusión al propósito de Rajoy de buscar un acuerdo con los socialistas que facilite su investidura después del 19 de julio, cuando se constituyen las Cortes Generales (parlamento bicameral español).

“Lo digo con claridad y rotundidad: el PSOE votará no a la investidura de Rajoy”, remarcó el número dos en las filas de la agrupación socialdemócrata.

De esa manera, ratificó la decisión adoptada hace dos días por el Comité Federal -máximo órgano de dirección de la centenaria organización- de no avalar, con sus 85 diputados, la continuidad de los conservadores en el gubernamental Palacio de la Moncloa.

En las elecciones del 26 de junio, una repetición de las realizadas el 20 de diciembre ante su inconcluso desenlace, el PP volvió a ser el partido con más votos, con el 33,03 por ciento de los sufragios y 137 escaños en el Congreso de los Diputados.

Pese a mejorar sus resultados de diciembre, cuando conquistó 123 bancas, la derecha encarnada por Rajoy deberá ahora buscar los apoyos necesarios para gobernar, al quedarse por debajo de la mayoría parlamentaria, fijada en 176 de los 350 miembros del Congreso.

De acuerdo con el sistema parlamentario español, una vez celebradas las elecciones corresponde a la Cámara baja elegir al presidente del Gobierno, que para ser investido necesita mayoría absoluta en una primera vuelta, es decir 176 votos.

En caso de no conseguirlos, 48 horas después se procede a una segunda votación y entonces el requisito es lograr mayoría simple (más votos a favor que en contra).

Para asegurarse otros cuatro años en la Moncloa, el mandatario saliente necesitaría que otros líderes acepten abstenerse en las mociones de confianza para permitir un ejecutivo en minoría.

Una posibilidad de momento descartada por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien además dio a entender que no intentará, como ya hizo en marzo sin éxito, la conformación de una administración si su par conservador fracasa en el intento.

En el escenario actual, los posibles aliados del PP son la formación de centroderecha Ciudadanos (32 escaños), el Partido Nacionalista Vasco (cinco) y Coalición Canaria, con un representante en el legislativo.

Si los populares logran congregar todos esos apoyos, Rajoy quedaría a un escaño de la mayoría absoluta y le bastaría una abstención para ser investido.

De acuerdo con medios periodísticos, un diputado de la agrupación Nueva Canarias, elegido en una lista socialista, podría abstenerse.

rc/edu

Este contenido ha sido publicado originalmente por Prensa Latina, el 11 de julio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=5053601&Itemid=1

 

  • Rajoy negociará con líder socialista formación de gobierno

Mariano Rajoy.

De repetirse los vetos entre las principales agrupaciones con representación parlamentaria, el país se vería abocado a unas terceras elecciones.

El líder del conservador Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, se reunirá el próximo miércoles con su par socialista, Pedro Sánchez, para intentar desbloquear la conformación de un gobierno español.

La cita entre el presidente del Ejecutivo en funciones y el secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se celebrará en la sede del Congreso de los Diputados, dentro de la ronda de contactos que inició el primero para buscar su reelección.

En las elecciones del 26 de junio -una repetición de las realizadas el 20 de diciembre ante su inconcluso desenlace-, el PP volvió a ser la fuerza más votada con el 33,03 por ciento de los sufragios y 137 escaños en el Congreso, de 350 miembros, pero quedó muy lejos de la mayoría suficiente para garantizarle a Rajoy otros cuatro años en el poder, por lo que necesita del apoyo o la abstención del PSOE, que quedó en segundo lugar con 85 bancas.

De acuerdo con el sistema parlamentario español, una vez celebradas las elecciones corresponde a la Cámara baja elegir al presidente del Gobierno, que para ser investido necesita mayoría absoluta en una primera vuelta, es decir 176 votos. y en caso de no conseguirlos, 48 horas después se procede a una segunda votación y entonces el requisito es lograr mayoría simple (más votos a favor que en contra).

Para asegurar su continuidad en el gubernamental Palacio de la Moncloa, el mandatario saliente requeriría que otros líderes acepten abstenerse en las mociones de confianza para permitir un ejecutivo en minoría, una posibilidad de momento descartada por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien además dio a entender que no intentará, como ya hizo en marzo sin éxito, la conformación de una administración si su par conservador fracasa en el intento.

Los 85 escaños de la centenaria organización socialdemócrata serían suficientes para desbloquear la situación, pero Sánchez afirmó el fin de semana que los socialistas no votarán a favor ni se abstendrán en una investidura de Rajoy y ante la negativa del principal partido de la oposición, la alternativa del PP pasaría por un pacto con el centroderechista Ciudadanos (32 escaños), el Partido Nacionalista Vasco (cinco bancas) y Coalición Canaria, con un representante en el legislativo.

Los nacionalistas vascos, en cambio, adelantaron la semana pasada que también votarán en contra del líder del PP.

Desde los primeros comicios de diciembre, España está con un gobierno en funciones, después que los partidos fueron incapaces de llegar a un acuerdo, lo cual obligó a los ciudadanos a regresar a las urnas el 26 de junio.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, el 11 de julio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Rajoy-negociara-con-lider-socialista-formacion-de-gobierno-20160711-0019.html

 

  • ¿Cuántos votos le cuesta un escaño a cada partido?

El PP y el PNV necesitan solo 57.000 papeletas por cada diputado, mientras que Ciudadanos logra uno por cada 97.000

Elecciones generales 2016

¿Cuántos votos se necesitan para conseguir un escaño? Depende. La ley electoral castiga la dispersión del voto por provincias y premia la concentración en circunscripciones. Con prácticamente los mismos votos, unos 285.000, elPNV ha logrado cinco diputados y tendrá grupo parlamentario propio, mientras que el Partido Animalista se queda fuera del Congreso.

La aplicación de la ley D’Hont, pero sobre todo la delimitación de las circunscripciones y la asignación de escaños a las mismas, provoca que el número de votos necesario para lograr un escaño sea diferente en cada provincia y, además, que los partidos con una mayor implantación salgan favorecidos.

En general, en las provincias con mayor población resulta más difícil conseguir un escaño, mientras que en las menos pobladas hace falta un número de votos mucho menor. ElPP y el PSOE han logrado escaños en Soria, Ceuta, Melilla, Ávila, Segovia y Teruel, por ejemplo, con menos de 20.000 votos, mientras que Ciudadanos ha necesitado 100.000 por cada escaño que ha conseguido en Madrid.

Así pues, en general, la concentración del voto en pocas circunscripciones y el mayor peso del voto en provincias más o menos pobladas provoca que el número de votos que ha necesitado cada partido para conseguir un diputado haya sido muy diferente.

Los partidos más pequeños de ámbito nacional salen especialmente penalizados. Ese ha sido el caso deCiudadanos, que ha necesitado más de 97.000 votos por cada uno de sus 32 escaños. En el extremo opuesto se sitúan el PP y el PNV, que logran un escaño por cada 57.000 diputados. Al PNV le favorece su concentración del voto en tres provincias, mientras que al PP le prima su fuerte presencia en provincias con menor población. Al PSOE y CDC les ocurre lo mismo, aunque en menor medida, y logran un escaño por cada 60.000 y 64.000 votos, respectivamente. A Podemos le cuesta algo más lograr un escaño, con lo que sale algo perjudicado.

A ERC, la ley electoral ni le ha beneficiado ni perjudicado. Sacaría los mismos escaños si las elecciones hubieran sido con circunscripción única. En cambio, los dos partidos que necesitan más votos por cada escaño, además de Ciudadanos son, curiosamente, dos partidos nacionalistas concentrados en pocos escaños. Han salido desfavorecidos por los votos tirados a la basura en las provincias donde se presentaban y no han logrado escaño y además competían en circunscripciones relativamente pobladas.

¿Qué habría pasado con circunscripción única?

Si en lugar de 52 circunscripciones, las elecciones se hubieran celebrado con un reparto proporcional, según la misma ley D’Hont, pero aplicada a una única circunscripción, el reparto de escaños sería muy diferente. El PP se situaría en cabeza, pero con 119 escaños, 18 menos de los 137 que ha logrado. El PSOE sería segundo, con 81, cuatro menos que los reales. Unidos podemos se situaría más cerca del PSOE en escaños, con 76, cinco más que los que ha logrado.

El gran beneficiado de un reparto más proporcional sería Ciudadanos, que ganaría 15 escaños y se situaría en 47 si le costará los mismos votos que a los demás partidos lograr un diputado. ERC lograría los mismos escaños, al igual deEH Bildu y Coalición Canaria, mientras que PNV y CDC perderían uno cada uno con una circunscripción única.

El otro gran beneficiado si los escaños se repartiesen de forma proporcional a los votos sería el Partido Animalista (PACMA), que tendría cuatro escaños. En cambio, ni siquiera con una única circunscripción llegarían a tener un diputado los otros partidos de ámbito nacional con más votos: como recorte cero-Grupo Verde (51.742 votos), UPyD (50.282 votos), Vox (46.781 votos) o BNG-Nós(4.902 votos). Con una circunscripción única, el listón para entrar en el parlamento se habría situado algo por encima de los 66.000 votos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El País, el 27 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://politica.elpais.com/politica/2016/06/27/actualidad/1467014352_924244.html

  • El PP se refuerza y el bloque de la izquierda se debilita

Podemos no rentabiliza su acuerdo con IU y queda muy lejos del ‘sorpasso’

Se mantiene la incertidumbre sobre la formación de Gobierno.

El PP ha vuelto a ganar las elecciones generales y hasta supera sus resultados de diciembre, pero se mantiene las dudas sobre la formación de Gobierno, en un panorama político que sigue siendo de alta incertidumbre para poder superar el bloqueo.

No hay cambios sustanciales en el tablero político, porqueel PSOE ha logrado resistir como segunda fuerza y la unión entre Podemos e Izquierda Unida (IU) no ha conseguido el ansiado sorpasso, es decir, no ha superado a los socialistas. La suma de Podemos e IU superó en votos al PSOE en las elecciones de diciembre, pero ahora ni siquiera eso porque han perdido en conjunto un millón de votos, su coalición ha fracasado. Para lograr Gobierno, el escenario es muy similar al que salió de las elecciones de diciembre porque requiere acuerdos difíciles, aunque ahora con el PP más fortalecido y el bloque de izquierdas más debilitado.

Mariano Rajoy ha ganado sus terceras elecciones y hasta ha mejorado los resultados de diciembre. Hace solo cuatro meses pudo perder la presidencia y ahora supera la línea del 32,93% de los votos y llega a los 137 escaños. A Rajoy le ha reforzado la incertidumbre. Hace cuatro meses pudo ser relevado y ahora está más fuerte y sus rivales han fracasado y están más débiles. Los intentos de cambio de los nuevos partidos y la izquierda han fracasado. Si Podemos se hubiera abstenido en la investidura de Pedro Sánchez ahora Rajoy no sería presidente.

El PP se refuerza y el bloque de la izquierda se debilita

Pero Rajoy tiene más votos, ha ganado el PP en Andalucía, ha sumado 14 escaños más y se ha fortalecido, aunque necesita acuerdos que le resultaron imposibles en diciembre.

No le bastará con los escaños de Ciudadanos, aunque ahora sumen más entre los dos (169), y solo podría gobernar con el difícil acuerdo del PSOE o con su abstención o la de partidos soberanistas. Todos están ahora presionados por la voluntad de evitar unas terceras elecciones, tras la experiencia de las de ayer.

Rajoy pedirá al PSOE que desde este mismo lunes se siente a negociar un futuro Gobierno. El acuerdo de izquierdas queda muy lejos porque ese bloque ha retrocedido en escaños y necesita aún más del voto de independentistas. El Gobierno del cambio ya no es posible.

Queda la duda de qué ocurrirá si la condición del acuerdo es que Rajoy de un paso a un lado, algo difícil de prever teniendo en cuenta el ascenso en votos de su partido con respecto a diciembre. ¿Quién le hace irse si en estas circunstancias mejora su resultado?

Los socialistas han resistido como segunda fuerza, aunque vuelvan a tener por tercera vez consecutiva su peor resultado de la historia en escaños. La noticia de la noche electoral es que la candidatura de Pedro Sánchez no se ha hundido, ha resistido el empuje de Podemos más IU y, contra todo pronóstico y desmintiendo los sondeos preelectorales y los realizados ayer mismo a pie de urna, sigue siendo el segundo partido con cinco escaños menos, pero con mejor porcentaje de votos que en diciembre. Sánchez tenía trazada la línea entre el éxito y el fracaso en evitar el sorpasso y ha superado la reválida. Su futuro político pendía de un hilo y ha superado la difícil prueba.

Por contra, Pablo Iglesias no ha superado la línea del éxito y su suma con IU no da, ni de lejos, la adición aritmética de los votos de ambos en las elecciones de diciembre. No puede encabezar las negociaciones para formar Gobierno y solo puede aspirar a volver a postularse como vicepresidente de un Ejecutivo de coalición con el PSOE. Y eso para Podemos es un fracaso después de su acuerdo con IU, cerrado con la resistencia de sectores del partido que eran partidarios de mantener la transversalidad y tras hacer desaparecer la formación que lidera Alberto Garzón.

La coalición no ha roto el tablero político. En diciembre, la suma de Podemos e IU estaba por encima del PSOE en votos, pero ahora Unidos Podemos no cumple las expectativas y pierde un millón de votos. Con el 91,81% escrutado, solo logra 71 escaños, dos más que en diciembre y lejos del sorpasso. Tras el 20-D y el bloqueo en las negociaciones para formar Gobierno, la repetición de los comicios mantiene las dudas y no consolida el fin del bipartidismo. El Congreso seguirá fragmentado con el PP como partido más votado y con el PSOE y Podemos dividiendo en dos partes el voto de la izquierda. El bipartidismo resiste, sin que ningún otro partido pueda gobernar. Y el PSOE mantiene aunque debilitadas sus opciones de liderar un Ejecutivo, con menos dudas sobre su liderazgo futuro.

Ciudadanos es el único que cae con 8 escaños menos, y queda con poder muy reducido porque sus escaños ya no sirven para determinar por sí solo el color del Gobierno. Sus exigencias apuntadas en campaña para que Rajoy deje de ser el candidato del PP a la presidencia del Gobierno pierden toda la fuerza o, al menos, ya no es una condición insuperable para los populares. Sus esfuerzos de pactos de estos meses no solo no han sido premiados, sino que parecen haber sido castigados.

El PSOE tiene en su mano mirar a su derecha y dar el Gobierno al PP o dirigir la mirada hacia su izquierda y pactar con el partido de Pablo Iglesias, con la dificultad añadida de necesitar de nuevo a los independentistas. Cualquiera de las dos opciones tiene contraindicaciones graves para el partido que encabeza Sánchez. La decisión es de los socialistas, mientras que el PP tiene claro con quién puede pactar y Podemos no tiene más opción que la de apoyar a los socialistas, a los que no ha parado de lanzar mensajes de mano tendida durante la campaña electoral.

Los dos extremos pugnarán desde ahora por el pacto con el PSOE, aunque anoche Sánchez e Iglesias ni hablaron de ello. Si se lo da al PP, Podemos, en situación más débil, podrá hacer el discurso de la derechización del PSOE y si es al revés, el PP tendrá a mano el de la radicalización del partido que más tiempo ha gobernado en España. Aparentemente, los votantes han reconocido lo que el líder del PSOE vendió en las elecciones como su principal activo: el intento de llegar a acuerdos con su pacto con Ciudadanos.

Sin suma de izquierdas

Uno de los argumentos de los socialistas, el de la imposibilidad aritmética de Gobierno de izquierdas, se mantiene. Los escaños de los independentistas y soberanistas pueden ser necesarios, pero en menor medida, porque la suma de PSOE y Podemos no llega a los 176 escaños. El acuerdo con IU no se traduce en avance de la izquierda.

Las segundas elecciones en seis meses han aclarado otra opción, porque ya no es posible la vía que intentó Sánchez tras las elecciones de diciembre: la de PSOE con Ciudadanos, a la espera de una abstención del PP o de Podemos. La suma entre el partido de Sánchez y el de Albert Rivera ya no superará el número de escaños del PP y, por tanto, no hay opción a la vía propuesta por Jordi Sevilla: que gobierne el que más escaños tenga.

Aparentemente, la polarización entre PP y Podemos ha perjudicado a Rivera. Ha perdido últimos escaños por la ley electoral y el PP ha recuperado votos de electores molestos con su política que le castigaron en diciembre apoyando a Ciudadanos. La apelación al voto útil le funciona al PP, por encima de escándalos y corrupciones, y como antídoto del miedo a Podemos.

Este contenido ha sido publicado originalmente El País, el 24 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://politica.elpais.com/politica/2016/06/26/actualidad/1466944221_203179.html?id_externo_rsoc=FB_CM

 

  • Sin cambios en España: el PP gana el 26-J con 33% sin mayoría absoluta, el PSOE es segundo con 22,7%

Los resultados oficiales no coinciden con los sondeos a pie de urna, que predecían el ‘sorpasso’ de Unidos Podemos al PSOE y una victoria del Partido Popular, aunque no con un número tan alto de escaños.

Con el 100% de los votos escrutados, los resultados de las elecciones generales en España son los siguientes:

El Partido Popular gana las elecciones generales con un 33,03% de los votos y obtendrá 137 escaños. En segundo lugar, aparece PSOEcon 22,66% de los votos con 85 diputados. Unidos Podemos es la tercera fuerza más votada con un 21,10% de los votos y 71 escaños. Y la cuarta formación más votada es Ciudadanos, con un 13,05% de los votos y 32 asientos en el Congreso.

En total han votado 24.161.083 personas, lo que equivale a una asistencia a las urnas de 69,84% de la población con derecho a voto.

Los resultados oficiales no coinciden con los sondeos a pie de urna, que predecían el ‘sorpasso’ de Unidos Podemos al PSOE y una victoria del Partido Popular, aunque no con un número tan alto de escaños.

En el Senado el PP amplía su mayoría absoluta respecto a las anteriores elecciones.

Las primeras reacciones

Íñigo Errejón, el portavoz de Podemos Unidos, ha sido el primero en reaccionar al proceso de votación de esta noche. “Creemos que no son buenos resultados para Unidos Podemos ni para España”, dijo.

Nos preocupa que el bloque conservador haya aumentado los apoyos

“Lo que hemos hecho en estos dos años es histórico, pero es cierto que esperábamos unos resultados electorales diferentes esta noche”, ha admitido, a su vez, el dirigente de la coalición Unidos Podemos, Pablo Iglesias, en la primera rueda de prensa ofrecida tras la clausura de las urnas. El político ha expresado una preocupación por la “pérdida de votos por el bloque progresista” y el aumento de apoyo al bloque conservador.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, tampoco está contento con los resultados.

“Espero que el señor Iglesias reflexione sobre estos resultados. Tuvo en su mano poner fin al Gobierno del PP pero el interés personal ha permitido la mejora de la derecha en estas elecciones”, ha manifestado.

“Nuestro primer objetivo es que en la próximas elecciones no haya votos que valgan más que otros”, aclaró Albert Rivera la posición de Ciudadanos.

Y el candidato del PP a la presidencia del Gobierno español, Mariano Rajoy, felicitó a sus votantes por el resultado del partido.
“Ahora de lo que se trata es de ser útil al pueblo español. A los que nos han votado y a los que no. El equipo directivo de este partido va a estar a la altura de las circunstancias”, dijo.

Es la primera vez en la historia democrática de España que se han repetido unas elecciones generales. En los pasados comicios, celebrados el 20 de diciembre, ningún partido consiguió la mayoría necesaria para gobernar en solitario.

Pactos y coaliciones futuras

Ningún partido político obtiene la mayoría necesaria para gobernar en solitario y tampoco se alcanza la cifra de los 176 escaños formando una coalición de Gobierno entre partidos afines: PP y Ciudadanos suman juntos 169 diputados y Unidos Podemos con Partido Socialista sólo alcanzan los 156.

La única combinación posible es la de PP con PSOE, aunque sea a través de la abstención de los socialistas en el Congreso a la investidura de Rajoy. La periodista del diario El País, Elsa García de Blas, defiende esta teoría: “No, una coalición entre el PSOE y el Partido Popular es totalmente improbable. Otra cosa es que el Partido Socialista al final se acabara absteniendo para permitir un gobierno del Partido Popular. Pero una coalición no, porque son partidos bastante antagónicos y se llevan turnando toda la democracia. Ese escenario es inverosímil”.

La otra suma posible sería la alcanzada por un pacto entre PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos. Sin embargo, esta formula ya fracasó en las pasadas elecciones, después de que Unidos Podemos y Ciudadanos se vetasen mutuamente. Además, “repetir la negociación con Ciudadanos sería un error teniendo en cuenta que éste último ha perdido peso”, explica Jaime Pastor, experto en política.

“La polarización convencional”

Los politólogos Jaime Pastor y José María Pérez Medina han analizado para RT los resultados de las elecciones generales que se han celebrado este domingo en España.

Pastor ha afirmado que en estos comicios “se ha confirmado la polarización convencional” que existe en la sociedad española”. Según el analista, “parece que ningún partido vaya a tener la mayoría absoluta en el Parlamento” y que por lo tanto “va a haber necesidad de pactos”.

En cuanto a la posibilidad de pactos, José María Pérez Medina ha notado que “en los países más parecidos culturalmente y políticamente a España, como Francia e Italia, la coalición no hace parte de sus hábitos políticos”. Medina ha constatado que “el escenario de diciembre se repite prácticamente igual” en las elecciones actuales y lo ha comparado con la película ‘Día de la marmota’. El analista se ha referido al partido Ciudadanos como “perdedor de esta noche”.

“La Constitución se ha quedado atrás”

A vísperas de las elecciones generales Catedrática Jean Monnet de la UE y Derecho Constitucional ha hablado con RT sobre una reforma de la Constitución.

“La Constitución se ha quedado atrás en algunos aspectos que ahora se han demostrado esenciales, por ejemplo en la propia ley electoral, en la composición de las Cámaras, del Senado”, asegura Yolanda Gómez, catedrática Jean Monnet de la Unión Europea y catedrática en Derecho Constitucional.

Para Gomez, si se aborda una reforma constitucional “seguramente el Senado tendría que transformarse porque no es una cámara de representación territorial” y “habría que retocar también los derechos fundamentales”.

Este contenido ha sido publicado originalmente RT Actualidad, el 26 de junio de 2016 en el siguiente enlace: https://actualidad.rt.com/actualidad/211434-pp-ganar-elecciones-espana

 

  • Así ha sido el “discurso más difícil” de la vida de Rajoy, palabra por palabra

Esta es la transcripción de su charla tras conocer los resultados de las elecciones.

COMPARECENCIA DE RAJOY

Mariano Rajoy, durante su comparecencia ante los simpatizantes en el exterior de la sede del partido. Javier Lizón EFE

[Rajoy ha reconocido en su aparición en la sede del PP tras su victoria en las elecciones que el discurso que ha ofrecido es “el más difícil” de su vida. Así que lo transcribimos al completo]

“Buenas noches, buenas noches, bueno, buenas noches a todos, bueno, buenas noches.

Oye, queridas amigas y queridos amigos, os voy a decir una cosa. Este es el discurso más difícil de mi vida y algunos he echado. Solamente quiero deciros dos cosas: la primera, dirigida a mi partido, al PP, y luego quiero decirle algunas cosas a muchos españoles que evidentemente toman las decisiones que quieren. Como es natural. Con perfecto derecho.

Amigas y amigos, bueno, queridas amigas y amigos: yo llevo militando en este partido toda mi vida. Empecé a los 23 años, cuando empezaba la democracia en España, pegando carteles. Como tantas y tantas personas del PP, hemos dado muchas batallas democráticas y muchas batallas electorales. Hemos ganado algunas, hemos perdido otras, pero yo tengo que decir que me siento enormemente orgulloso de este partido que en los momentos más difíciles… No ha sido esta, como sabéis, una etapa fácil, dicho de otra forma muy difícil.

Pero este partido ha tenido coraje, ganas, determinación. Siempre había alguien con una bandera del Partido Popular, que es la misma de España, defendiendo aquello en lo que creen.

Queridas amigas y amigos: habéis ganado las elecciones porque habéis tenido fe en la victoria y porque la habéis perseguido.

Bueno, bueno yo tengo que darles las gracias a todos. Y, desde luego, a todos lo que me acompañan aquí. Solo voy a citar a mi mujer, pero, pero muchas gracias, oye, muchas gracias a todos.

Este partido en los momentos de dificultad ha estado ahí y es una opción. La sociedad española le ha dado un apoyo mayoritario. Hemos trabajado, hemos creído en lo que hicimos, ha sido duro, ha sido difícil, ha sido complicado, pero hemos dado la batalla por España y sin ponernos a las órdenes de nadie. Solo en defensa de los intereses generales de los españoles.

Pues sí, nosotros, este partido, este partido, somos españoles y a mucha honra y con mucho orgullo. Y somos un partido que defiende los intereses generales de los españoles por encima de cualquier otra consideración. Y este partido se merece un respeto.

Amigos y amigas, yo les doy las gracias a todos los dirigentes, a todos los militantes, interventores y apoderados. Gente que lo único que hacía era defender sus ideas. A lo mejor desde un sitio donde creía que lo hacía no era demasiado útil, pues no. Cualquier cosa que haga cualquier militante de cualquier partido político que crea en sus ideas, que las defienda y que no tenga más interés que el que las cosas vayan bien merece un respeto y desde luego merece el agradecimiento de todos. Eso es el Partido Popular.

Amigos y amigos, bueno, amigas y amigos, gracias, gracias a todos. Porque, en una situación difícil, España tiene a su disposición un instrumento muy importante que jamás le va a fallar a España y a los españoles voten lo que voten. Ese instrumento es el Partido Popular. Un instrumento útil para España.

Me dicen aquí que recuerde que hemos ganado las elecciones. Bien, oye, hemos ganado, es verdad. Pero ahora, bueno, amigas y amigos, hemos ganado las elecciones, reclamamos el derecho a gobernar precisamente porque hemos ganado las elecciones porque ahora de lo que se trata es de ganar a los que no nos han votado. A disposición de todos estamos nosotros.

Bueno, amigos y amigas, bueno, amigos y amigas, a partir de mañana tenemos que empezar a hablar con todo el mundo y lo haremos. ¡Viva España! Y vamos a hablar con el único horizonte de defender a España y al 100 % de los españoles. Es para lo que estamos aquí.

Amigas y amigos, han sido los cuatro años que hemos vivido complicados y difíciles, pero España ahora ya asoma la cabeza. Estamos caminando en la buena dirección, vamos a seguir haciéndolo. Hemos ganado las elecciones y estamos como siempre a disposición del pueblo español. Como siempre. [En este momento Cospedal le advierte de que alguien ha lanzado una bengala ente el público y Rajoy, tapándose la boca, pregunta ¿”Esos son los malos”? Pincha aquípara saber más].

Por suerte, en España han ganado los demócratas, la libertad y los derechos de la gente. Claro que sí. Amigas y amigos, gracias, gracias de corazón, por vuestro empuje, aguante y generosidad. Yo solo quiero decir una cosa: el equipo directivo de este partido va a estar a la altura de las circunstancias y hará todo lo que pueda para que a España y los españoles les vaya mejor. Somos una gran nación, de las mejores del mundo, por supuesto de Europa y vamos a estar ahí a la altura de las circunstancias.

Muchas gracias”.

Este contenido ha sido publicado originalmente El País, el 24 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://verne.elpais.com/verne/2016/06/26/articulo/1466969424_682357.html

  • Unidos Podemos, segunda fuerza española, según sondeos

Madrid. Los sondeos hechos a pie de urna, que no son en ningún caso resultados oficiales, auguran una victoria del derechista Partido Popular (PP), que obtendría entre 114 y 120 escaños, lo que supondría un resultado ligeramente inferior al obtenido el 20 de diciembre pasado.

Las encuestas también confirman el avance de la coalición Unidos Podemos, que relegaría al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) a la tercera plaza y convertiría al partido emergente como la alternativa al PP para la formación de un nuevo gobierno.

El cuatro partido en liza, Ciudadanos, bajaría considerablemente sus apoyos, al obtener entre 26 y 30 diputados.

Los diversos sondeos realizados por los medios de comunicación -Televisión Española (TVE), Sigma Dos, Antena 3 y Telecinco-  confirman los resultados de encuestas de las últimas semanas, en las que se auguraba un triunfo del PP lejano a la mayoría absoluta, lo que le obligaría a pactar para alcanzar un acuerdo de gobierno.

El PP obtendría entre 117 y 121 escaños; Unidos Podemos, entre 91 y 95 diputados; el PSOE, entre 81 y 85; y Ciudadanos entre 26 y 30.

De confirmarse estos resultados, la llave del gobierno la tendrían los socialistas, que tendrían que decidir si pactan con la coalición de izquierda un gobierno del “cambio”, o si por el contrario favorecen con su abstención un nuevo gobierno del PP, que tendría que pactar con Ciudadanos.

Los últimos datos de participación registraron una bajada sensible, de hasta siete puntos porcentuales con respecto a las elecciones del 20 de diciembre del año pasado, lo que supondría la participación más baja desde la transición a la democracia.

España afronta su segunda jornada electoral en menos de seis meses, después de que en los comicios del 20 de diciembre se generó un periodo de ingobernabilidad ante el fracaso de los partidos políticos de formar gobierno.

El índice de participación ha bajado con respecto al 2015 hasta ocho puntos porcentuales, una vez que en los comicios de hace seis meses a la misma hora ya habían votado un 58.22 por ciento del padrón electoral, mientras que en los comicios de hoy la cifra bajó hasta el 50.86 por ciento.

La jornada electoral ha transcurrido con normalidad, sin incidentes graves, salvo las denuncias de los dos partidos Equo y el Partido Comunista de Madrid (PCM), integrados en la coalición Unidos Podemos, que informaron de “ataques” en sus sedes. Según unas fotografías que difundieron por las redes sociales, los inmuebles aparecieron con consignas contra los dos partidos, con leyendas como “rojos no” y “rojos al paredón, asesinos”.

Este contenido ha sido publicado originalmente La Jornanda, el 26 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/06/26/unidos-podemos-segunda-fuerza-espanola-segun-sondeos

 

  • Venezuela pide a la Udef y a Hacienda información para investigar a Podemos

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón en un acto de Podemos en Barcelona. SANTI COGOLLUDO

La Asamblea Nacional da 10 días a Iglesias y Errejón para que respondan sobre la presunta financiación ilegal del partido con dinero venezolano

El Parlamento de Venezuela da un paso al frente en la investigación de Podemos y cita a declarar a la cúpula del partido dentro de 14 días, en Caracas, por la presunta financiación ilegal de la formación política a través del Centro de Estudios Políticos y Sociales, conocido por sus siglas CEPS, con dinero procedente del Gobierno de Hugo Chávez. En concreto, 7,16 millones de euros. Es más, solicita la “cooperación” y “colaboración internacional” de la Policía española, elMinisterio de Hacienda y el Registro Mercantil para conseguir documentos sobre la citada fundación.

Así consta en la documentación a la que tuvo acceso este diario, firmada por laComisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional de Venezuela. El Parlamento envió notificaciones al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y al secretario de Política del partido, Íñigo Errejón, así como al que fuera número tres de la formación y uno de sus fundadores, Juan Carlos Monedero, y al responsable del partido en la Comunidad de Madrid, Luis Alegre. Entre los citados se encuentran también Jorge Verstrynge y el venezolano Rafael Isea, ex ministro de Finanzas chavista y la persona que autorizó las transferencias de dinero a la fundación de Podemos.

La cita es el próximo 6 de julio, a las 11 horas con el objetivo de “esclarecer los hechos y las presunciones que obran en contra del Gobierno venezolano y en las cuales se ve inmiscuido el Patrimonio Público de la Nación, producto del presunto financiamiento de la cantidad de 7,16 millones de euros realizado por el mismo al partido Podemos , mediante el pago a la fundación”, según consta en las notificaciones remitidas a los miembros de Podemos.

No obstante, la Asamblea dio un plazo de 10 días para que las personas citadas presenten las alegaciones oportunas, disponiendo de otros 10 para que aporten las pruebas pertinentes para su defensa.

La Comisión de Contraloría justificó esta decisión “en virtud de las facultades de control, vigilancia e investigación que corresponden ser ejercidas por este organismo”. En este sentido, solicitó a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal española, conocida por sus siglas Udef, “toda información que haya sido recabada en relación al caso”. Es más, les requirió “en particular” el acta de declaración de Rafael Isea, en calidad de testigo, dando los detalles de la presunta financiación irregular.

El Parlamento venezolano recurrió también al Ministerio de Hacienda español, al que solicitó las correspondientes declaraciones de impuestos realizadas por CEPS entre los años 2002 y 2016, así como al Registro Mercantil de España.

“Hemos pedido ayuda a la Udef sobre la supuesta financiación a Podemos dentro de la investigación que estamos llevando a cabo en Venezuela. Solicitamos información a España dentro del marco de colaboración entre ambos estados”, precisó a este diario el presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara.

“Hemos pedido al Registro Mercantil los estatutos de la fundación CESP y detalles de su funcionamiento”, detalló Guevara, puntualizando también la petición de información hecha a Hacienda sobre los impuestos que han declarado y si entre 2002 y 2016 hubo algún pago de dinero procedente de Venezuela.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El Mundo, el 21 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.elmundo.es/espana/2016/06/21/5769a85ee5fdeaa0578b45a8.html

 

  • Unidos Podemos se consolida segundo y roza la mayoría absoluta con el PSOE

La coalición queda tres puntos por detrás del PP, que mantiene la primera posición pero se estanca, igual que Ciudadanos

Unidos Podemos se consolida segundo y roza la mayoría absoluta con el PSOE

La irrupción en escena de Unidos Podemos, la coalición electoral pactada entre Pablo Iglesias y el líder de IU, Alberto Garzón, puede tener efectos más allá de alterar el equilibrio de fuerzas entre la izquierda. La masa crítica de votos que acumula, un 26% según el sondeo preelectoral de Metroscopia realizado para EL PAÍS, le permite rebañar restos en muchas circunscripciones y aumentar considerablemente sus escaños. No solo supera al PSOE como segunda fuerza. Debilita al PP y a Ciudadanos, que con porcentajes similares o superiores a los del 20-D pierden diputados. El bloque de izquierdas, en unas elecciones marcadas por la polarización, sale reforzado: Unidos Podemos y los socialistas rozarían juntos la mayoría absoluta.

La estrategia del desempate, impulsada por el PP y Unidos Podemos al ningunear al PSOE y a Ciudadanos y presentar estas elecciones como una batalla entre dos extremos, solo parece haber beneficiado a la formación de Pablo Iglesias. El Partido Popular sigue siendo la fuerza más votada según el sondeo de Metroscopia (29%), pero con un porcentaje de votos prácticamente idéntico al del 20-D (28,7%). Una victoria pírrica, a tenor de la estimación de escaños que se le atribuye: 114, nueve menos que los que obtuvo en diciembre.

La coalición formada por Podemos e Izquierda Unida, sin embargo, ha consolidado e incluso aumentado en unas décimas la segunda posición, según el sondeo. Unidos Podemos logra arrebatar al PSOE el liderazgo de la izquierda y puede conseguir algo más: trasladar a los socialistas la misma noche del 26-J, de confirmarse estos resultados, una notable presión ante la posibilidad real de que las fuerzas de izquierda sumadas se acerquen a la mayoría absoluta. Metroscopia atribuye a Unidos Podemos una estimación de 93 escaños, 22 más que los que obtuvieron entre los dos, pero por separado, el pasado 20-D. Junto a los 82 escaños que el mismo sondeo otorga al PSOE (ocho menos que en diciembre), sumarían 175 diputados. Estarían a un escaño de la mayoría absoluta, y sin ninguna necesidad de tener que contar con las formaciones independentistas.

El PSOE ha realizado una campaña a la defensiva que no le ha permitido avanzar en su expectativa de voto. Pedro Sánchez ha visto desdibujado su papel al tener que responder a tres estrategias en su contra; la polarización creada por el PP y Podemos, que le arrinconaba; la apropiación sin complejos por parte de Iglesias de la etiqueta de la socialdemocracia; y las acusaciones de indefinición ante su resistencia a desvelar qué pactos prefiere tras el 26-J. Como consecuencia, apenas ha variado su estimación de voto en los sucesivos sondeos y, con un apoyo del 20,5%, pierde incluso un punto y medio respecto del resultado que obtuvo en diciembre.

Paradójicamente, más allá de las consecuencias internas en el partido que un resultado así puedan provocar, los socialistas se pueden convertir, desde su tercera posición, en la fuerza central de la que dependa cualquier opción de formar un Gobierno.

Ciudadanos suma menos

Albert Rivera ha protagonizado una campaña ofensiva, para mantener la relevancia de Ciudadanos y no perder, a su vez, el espacio de la centralidad que sus votantes tanto aprecian. No le ha ido mal en ese sentido. Metroscopia le atribuye una estimación de voto del 14,5%, unas décimas más que en diciembre. Y sigue siendo el líder más apreciado, después del suyo propio, entre los votantes del Partido Popular y del Partido Socialista. Sin embargo, Rivera sufre como el PP los efectos que Unidos Podemos provoca en el reparto de escaños: con mejor resultado, el sondeo le atribuye un diputado menos que en diciembre. Y sobre todo, la pérdida de peso parlamentario del PP y del PSOE que la encuesta vaticina hace que la influencia de Ciudadanos a la hora de intentar sacar adelante una investidura pueda ser, en esta ocasión, mucho menor.

EL PP Y UNIDOS PODEMOS, LOS PARTIDOS CON MÁS RECHAZO

Es la prueba más evidente de que la campaña electoral del 26-J ha sido la campaña de la polarización: las dos formaciones a los que los sondeos atribuyen mayor estimación de voto, el PP y Unidos Podemos, son a su vez las que más rechazo provocan entre el electorado en general. Un 57% de los encuestados dice que no votaría en ningún caso al Partido Popular. La coalición de izquierdas causa rechazo en un 43% de los electores.

De los cuatro principales líderes, solo Rivera obtiene un saldo evaluativo positivo (la diferencia entre los que aprueban y desaprueban su gestión). En el sondeo, a pesar del cuádruple empate que refleja en muchos aspectos, Pablo Iglesias se sitúa por vez primera junto a Pedro Sánchez (ambos con un 23%) como el favorito de los españoles para presidir el Gobierno.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El País, el 20 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://politica.elpais.com/politica/2016/06/18/actualidad/1466246754_337343.html


  • En  portada: La mayoría del PP acepta que se vaya Rajoy para tener Gobierno

Descargar: 

portada pp

 

 


  • Podemos-Programa Electoral-Elecciones-Generales-26J PODEMOS 

Descargar: 

Podemos-Programa-Electoral-Elecciones-Generales-26J

http://lasonrisadeunpais.es/programa/

 


  • Unidos Podemos podría superar al PSOE en próximas elecciones

En Contexto

  • El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el líder de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, anunciaron este viernes que la coalición que conforman sus partidos se llamará “Unidos Podemos”.
  • Los partidos de Pablo Iglesias y Alberto Garzón sostienen que la finalidad de la alianza es “recuperar el país a favor de las clases populares, las mayorías sociales y ganar las elecciones al PP”.
  • España repetirá elecciones por primera vez en su historia el próximo 26 de junio por la poca receptividad que logró el representante del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, para formar un Gobierno durante las negociaciones con el rey Felipe VI y los líderes de las formaciones políticas del país.

La alianza entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón parece amenazar con derrotar al PSOE.Según un último sondeo, la alianza entre Izquierda Unida y Podemos se encuentra de segundo lugar en la preferencia de votos.

Una nueva encuesta realizada en España reveló que la coalición “Unidos Podemos” conformada por los partidos Podemos e Izquierda Unida susperarían al Partido Socialista Obrero Español en las elecciones generales del próximo 26 de junio.

El estudio fue realizado por el gabinete demoscópico Jaime Miquel y Asociados (JM&A) y fue publicado este viernes por el diario español Público.

Los resultados indican que el gobernante Partido Popular (PP) mantiene el primer puesto (27,8 por ciento), el nuevo ‘Unidos Podemos’ con el 24,5 por ciento el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), con 20,3 por ciento.

Asimismo, el sondeo arroja que el PP alcanzaría 112 escaños con más de 6,6 millones de sufragios, mientras que las candidaturas conjuntas de Podemos y Izquierda Unida (IU) y otras fuerzas regionales sumarían 88 escaños con más de 5,8 millones de votos.

No obstante, el estudio estima que, el PSOE vería reducido de 90 a 73 escaños su representación en el Congreso de los Diputados.

Según la encuesta, la suma de los votos de la coalición y del PSOE empataría técnicamente con el bloque de derechas constituido por el PP y Ciudadanos (10,56 millones y un 44,4 por ciento del voto), al obtener el pacto entre Unidos Podemos y los socialistas (10,63 millones y un 44,5 por ciento del voto) unos 70 mil votos más que el de las formaciones de derechas y apenas un 0,1 por ciento más del porcentaje de votos.

Estas cifras se dieron en la misma jornada que los líderes de Podemos e IU, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, respectivamente, anunciaron que concurrirán juntos a las elecciones del 26 de junio, con la alianza “Unidos Podemos”.

Este contenido ha sido publicado originalmente teleSur, 14 de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Unidos-Podemos-podria-superar-al-PSOE-en-proximas-elecciones-20160514-0005.html

 


 

  • La coalición de Podemos e IU se llamará ‘Unidos Podemos’

Pablo Iglesias y Alberto Garzón anuncian a la vez en Twitter el nombre de la candidatura a pocas horas de que se cierre el plazo para registrarla

La  coalición electoral de Podemos, IU y Equo y otros partidos de ámbito regional ya tiene nombre: Unidos Podemos. La marca la han anunciado a la vez Pablo Iglesias y Alberto Garzón en Twitter, después de arduas negociaciones entre representantes de ambos partidos.

La decisión se ha adoptado a pocas horas de que venza el plazo para registrar las coaliciones ante la Junta Electoral Central. Poco antes se confirmaba también la alianza de Compromís y Podemos con IU en el País Valencià.

Ya tenemos nombre: UNIDOS PODEMOS. Un honor hacer este camino contigo @agarzon

 

 

6.6706.670 Retweets

 

7.8137.813 me gusta

Ya tenemos nombre: UNIDOS PODEMOS. Un placer compartir proyecto con @Pablo_Iglesias_ Unidas lograremos cambiar el país

 

 

8.6788.678 Retweets

 

10.14610.146 me gusta

El nombre  recuerda al lema con el que ambos cerraron el vídeo  que grabaron en la Puerta del Sol y con el que anunciaron la confluencia de cara al 26J el pasado lunes.

Con la confirmación del nombre se despeja la última piedra en el camino para registrar la coalición ante la Junta Electoral. En dicha comunicación a la Administración, además, los partidos señalarán las normas por las que se rige y las personas titulares de sus órganos de dirección o coordinación.

A partir de ahora, una vez oficializada la unión, se abrirán dos nuevos melones: la composición definitiva de las listas y la preparación de la campaña electoral.

El primero está resuelto a medias. El acuerdo entre Podemos e IU identifica l os puestos de salida que tendrá la coalición de izquierdas en las listas. Sin embargo están pendientes de definir los nombres. Aunque los partidos han informado de que no habrá vetos entre ellos los candidatos elegidos por cada organización tendrán que ser del agrado de la otra.

Además hay que completar las listas más allá de los puestos con más probabilidades de salir elegidos.

En cuanto a la definición de la campaña electoral los avances todavía son mínimos. Las negociaciones burocráticas y jurídicas han dejado de lado un debate que se podía postergar pero que ahora se hace necesario.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El Diario. es, 13 de mayo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.eldiario.es/politica/nombre-coalicion-Podemos-IU-llamara_0_515499283.html

A %d blogueros les gusta esto: