ECUADOR

  • Rafael Correa alcanza histórica aceptación popular en 10 años

Un colectivo de jóvenes ecuatorianos recoge firmas para lograr que Correa pueda postularse a la reelección.

Un colectivo de jóvenes ecuatorianos recoge firmas para lograr que Correa pueda postularse a la reelección. | Foto: Telesur

En contexto 

  • El  pasado lunes 8 de agosto el presidente de Ecuador, Rafael Correa, reiteró que no va a presentarse a las elecciones presidenciales de febrero próximo, a pesar del millón de firmas que un colectivo de jóvenes ha recogido para pedir su candidatura.
  • El colectivo “Rafael Contigo Siempre” ha sido el artífice de la propuesta de un referendo para consultar a la ciudadanía ecuatoriana, sobre la posibilidad de que Correa pueda postularse a la reelección.
  • “Mi gratitud a los jóvenes, (pero) mi decisión está tomada. Lo importante es que se reelija la Revolución (Ciudadana), tenemos la fe en nuestro pueblo que así va a ocurrir”, afirmó Correa en una entrevista con medios internacionales.

61 por ciento de los ecuatorianos aprueba el trabajo del presidente Rafael Correa y solo 6,4 por ciento considera que es mala.

Una encuesta publicada por la empresa Perfiles de Opinión este miércoles reveló que 61 por ciento de los ecuatorianos aprueba la gestión del presidente Rafael Correa.

La secretaria Ejecutiva de Alianza País, Doris Soliz, consideró “histórico” que el jefe de Estado, quien lidera la Revolución Ciudadana desde hace 10 años, presente al final de su gestión cifras de apoyo tan importantes.

El estudio mostró que solo 6,4 por ciento considera que la gestión del mandatario es mala.

Por otro lado, la aceptación del trabajo del vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas se ubica en 65 por ciento.

El sondeo se realizó entre el 30 de julio y el 1 de agosto en las tres principales ciudades del país: Quito, Guayaquil, y Cuenca.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, el 17 de agosto  de 2016, en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Rafael-Correa-alcanza-historica-aceptacion-popular-en-diez-anos-20160817-0058.html


  • Ecuador afronta condiciones de la economía internacional a través de la producción y protección de su industria

cats

Varios expertos nacionales e internacionales han calificado como guerra de commodities a las condiciones que ha impuesto la economía global en los precios del petróleo y las diferentes materias primas. Pese a la compleja situación externa que sacude al mundo, Ecuador logró despuntar en sus exportaciones, incrementando los productos ecuatorianos que circulan en Europa.

El comercio con Italia durante el año 2015, arrojó un superávit de 21 millones de dólares en la balanza comercial no petrolera y el 2016 inició con una tendencia todavía más favorable: de enero a marzo las exportaciones crecieron en volumen, de 68 mil a 83 mil toneladas, mientras que en valor, el incremento fue de 12 millones a 37 millones de superávit.

La balanza favorable se registró en los 7 principales productos exportados a Italia: banano fresco, langostinos, camarones congelados, conservas de pescado, rosas, atunes en conserva y cacao en grano.

Similar situación evidencia la comercialización con Francia, que incrementó compras de la canasta exportable no petrolera ecuatoriana. (enero-marzo de 2015 y 2016 respectivamente) mostró un aumento del 11% con un valor de 66 millones de dólares. Francia representó en 2016 el 10% de las ventas no petroleras de Ecuador hacia la Unión Europea.

Por otra parte, según cifras del Banco Central, entre los años 2010 y 2014, el saldo positivo que dejó la exportación de servicios pasó de 1.472 millones a 2.333 millones de dólares. El crecimiento promedio anual del sector en esos cuatro años fue del 11.8%, superior al del banano, que en el mismo lapso obtuvo un 5.8%.

Otro de los factores que incide en la política económica y los mecanismos que sostuvo el Gobierno para encarar la coyuntura, son la salvaguardias. Para el investigador Sebastián Burgos, “el establecimiento de la dolarización como esquema monetario en el país trajo consigo la eliminación de la política monetaria la misma que es uno de los mecanismos más eficientes para afrontar a corto plazo cualquier desequilibrio externo en la economía. Ante la ausencia de política monetaria y la presencia de choques externos, la política comercial se convierte en la única herramienta de respuesta”.

Dos grandes áreas de trabajo delineó el Gobierno para hacer frente a las condiciones externas de la economía: el incremento de la producción nacional y la protección de su industria.

Burgos aclara que “en  una  economía  dolarizada,  y  ante  la  ausencia  de  emisión monetaria propia,  el  comercio  exterior  se  convierte  en  la  única variable  de  ajuste  para  sostener  dicho  esquema monetario, es así que en  economías como  la ecuatoriana, la salida de divisas fruto de las actividades comerciales se convierte en un factor que puede afectar la sostenibilidad monetaria y en consecuencia producir una crisis de todo el sistema productivo”.

Ecuador ha logrado enfrentar la condición económica a través de la exportación de grandes volúmenes y la restricción de importaciones de bienes suntuario, con productos que puede sustituir la industria ecuatoriana, aspecto que ha fortalecido la capacidad productiva del país.

Fuente: El Ciudadano

Este contenido ha sido publicado originalmente por Alianza Pais, el 21 de junio de 2016 en el siguiente enlace:  http://www.alianzapais.com.ec/2016/06/21/ecuador-afronta-condiciones-de-la-economia-internacional-a-traves-de-la-produccion-y-proteccion-de-su-industria/

 

  • Un documento secreto revela la estrategia de la CIA en Ecuador

Un informe desclasificado demostró el trabajo de la CIA durante décadas en Ecuador y sus intentos de desestabilizar a Rafael Correa.

pixabay.com / RT
AddThis Sharing Buttons
3.2K530

En el programa “Es Noticia” que se transmite por Telesur, se revelaron documentos que muestran el entramado de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. en Ecuador. A esto se sumó un nuevo material desclasificado por medios ecuatorianos. Militares, políticos y medios de comunicación están involucrados en un entramado que pone de manifiesto la injerencia estadounidense en América Latina.

La vendedora de alfombras

Sania Elias Zaitoum El Mayek era una ciudadana libanesa que arribó a Ecuador durante los años ’80. A partir de allí pasó a ser Leila Hadad Pérez, con un documento falso que decía que había nacido el 13 de febrero de 1950 en Otavalo (Imbabura).

Según explicó el diario El Telégrafo su misión era “controlar y dirigir” la inteligencia de la Policía y las Fuerzas Armadas (FF.AA.) ecuatorianas. “Incluso, hay testimonios de que ella realizaba movimientos de cargos de oficiales superiores y subalternos”, reveló el medio ecuatoriano.

Conocida como la agente ‘Swat’ de la CIA abrió en Quito un salón de belleza y posteriormente un almacén de venta de alfombras que le servían como fachada.

Sin embargo para 2007, luego de algunos incidentes públicos que incluso hicieron que se sospechara de su verdadero trabajo, perdió el control. De acuerdo al documento desclasificado el comandante de la Policía de aquel entonces, Bolívar Cisneros, mantuvo una posición “incomprensible” para los planes de la agente. “Leila nunca elaboró un perfil real del General Cisneros”, agrega el texto y apunta que “se tiene evidencia que Cisneros ordenó la detención de Leila en su salida del país hacia los EE.UU. meses atrás”.

La CIA no se detiene

Sin embargo, el hecho de tener que retirar a una de sus principales agentes no detuvo el accionar de la Agencia. Mario Pazmiño, entonces director de inteligencia del Ejército de Ecuador, siguió reportando a la base en Miami.

El texto se propone entonces generar “una crisis militar, social y política” para fomentar “el mismo escenario que en Venezuela”. Además explicíta que “una crisis en lo militar pondría en apuros al Gobierno”.

El documento sostiene que la tarea de Pazmiño era crear confrontación al interior de las FF.AA. y “alimentar elementos colaboradores de la Embajada Americana e incrustados también en las FF.AA., instituciones civiles (Comisión anticorrupción, Fiscalía, etc.) y hasta la prensa”.

Tras el ataque a Angostura, perpetrado en marzo de 2008 por el Ejército colombiano contra una célula de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Pazmiño fue relevado de su cargo por fallas de información. En ese ataque murió el dirigente guerrillero Raúl Reyes y Pazmiño acusado de no haber transmitido a tiempo su conocimiento del ataque.

El “peligro” de Correa y la base de Manta

Cuando Rafael Correa se postuló para la presidencia en 2007, en un cable posteriormente difundido por Wikileaks la embajadora de EE.UU. en el país andino, Linda Jewell, informó: “Si bien ninguno de los candidatos devolverá la relación bilateral a los días felices (…) ninguno de los principales contendientes afectaría a los intereses USA tan a fondo como Correa”.

Una de las principales preocupaciones norteamericanas era que se reforzara el “eje chavista” y el posible desmantelamiento de la base de Manta, lo que finalmente se hizo efectivo en 2009. La retirada de la base, ordenada por el nuevo jefe de Estado provocó que “el manejo de la inteligencia se debilite”, según revela el informe.

Por esto, desde que asumió la presidencia y dio comienzo a la Revolución Ciudadana la CIA intentó desestabilizar al gobierno de Correa. El texto se propone generar “una crisis militar, social y política” para fomentar “el mismo escenario que en Venezuela”. Además explicíta que “una crisis en lo militar pondría en apuros al Gobierno”.

Finalmente, en relación a los medios de comunicación plantea “tener presente que, la actuación de Ecuavisa por parte de Carlos Vera, se produce con facilidad” así como también el diario Expreso captó “la idea de caotizar al gobierno con una crisis”.

La respuesta del gobierno

Mediante una serie de mensajes en su cuenta de Twitter, este lunes Rafael Correa denunció esta operación y como sigue actuando la CIA en el país.

..Ecuador presentada por Telesur es excelente. No la verás en prensa mercantilista.https://www.youtube.com/watch?v=8ZjVTzcHkq8 
El Telégrafo ha sacado también..

…varios artículos al respecto.
A Leila Hadad Pérez -Agente Swat-, jefa de la CIA en Ecuador, la expulsamos en 2008, pero vinieron otros,..

…con nuevas estrategias, como financiamiento masivo para opositores del Gobierno, y que se quedan en Miami para evitar expulsiones…

..Por eso ciertos opositores ya no compran alfombras en la González Suárez, sino q van a Miami a “conferencias”.
¡Hasta la victoria siempre!

Santiago Mayor

Este contenido ha sido publicado originalmente por RT Actualidad, el 14 de junio de 2016 en el siguiente enlace: https://actualidad.rt.com/actualidad/210277-revelan-operaba-cia-ecuador

 

  • teleSUR revela nexos de políticos y periodistas con CIA en Ecuador

Conozca las figuras que bajo órdenes de la CIA han desestabilizado al Gobierno de Ecuador, políticas extendidas contra el socialismo en América Latina.

Un video revelado este lunes en exclusiva por teleSUR en el programa Es noticia demuestra la injerencia histórica que ha tenido la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su sigla en inglés) en Ecuador.

El primer nombre que aparece en el video es el de Mario Pazmiño, un militar retirado y director de inteligencia de Ecuador, quien fue formado por la CIA como un experto en seguridad.

Pazmiño fue relevado de su cargo por fallas de información. Le ocultó al presidente ecuatoriano Rafael Correa que el ataque a Angostura, ocurrido en 2008 y donde murió el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP), Raúl Reyes, y otras 22 personas, fue planificado por la CIA.

Testigos señalan que Pazmiño recibió equipamiento de la embajada estadounidense en Quito, según el video revelado por teleSUR.

Otro de los nombres revelados es el de Leila Hadad Pérez, jefa de la CIA en Ecuador durante muchos años hasta que Rafael Correa asumió la Presidencia. Hadab trabajaba de manera encubierta en el almacén de alfombras Aladino en Quito. Muchos políticos entraban a ese lugar con el pretexto de comprar alfombras y salían con instrucciones claras de lo que debían hacer. En este almacén también se autorizaba la designación de jefes de la Policía y Fuerzas Armadas afines a sus intereses.

Por sus acciones logró que Emilio Palacio, periodista del diario El Universo, fuera acogido como asilado político en los EE.UU. y desde ese país intenta influir, pero con poco éxito. Hadad Pérez fue expulsada de Ecuador en 2008, meses antes del ataque a Angostura.

Karen Hollihan, reclutada por la CIA según se señala en el video, es directora de relaciones públicas del Instituto Interamericano para la Democracia. Su historial en Ecuador fue escaso aunque suficiente para coordinar una red de informantes encargados de atentar contra la democracia en Ecuador.

El primero en ser reclutado fue Mario Pazmiño, el exmilitar Alberto Molina ,Fernando Villavicencio, quien se formó en los viejos sindicatos petroleros que acostumbraban a chantajear con amenazas de paro. Llegó a ser asesor del entonces asambleísta Cléver Jiménez.

Otro nombre la red de intervención de la CIA revelado en el video es César Ricaurte, quien dirige Fundamedios, una organización que se escuda en la defensa de la libertad de expresión, pero en realidad es un instrumento de las acciones psicológicas de los servicios de inteligencia estadounidense en Ecuador.

La CIA, de acuerdo a documentos desclasificados y testimonios de sus exfuncionarios, mantuvo una operación permanente para intervenir en las decisiones políticas y sociales de Ecuador.

Desde comienzos de la década de 1960, la CIA se infiltró en el Gobierno, la policía, grupos civiles y ONG para fomentar los intereses de Estados Unidos en el país. Además, aún continúa luchando para imponer su influencia y poder en la región.

Muy pocos conocen los movimientos políticos que llevaron a que fuerzas de inteligencia foráneas intervinieran en Sudamérica y Centroamérica con consecuencias desastrosas para la región, además de un enorme impacto en el orden mundial.

Antecedentes

Con el triunfo de la Revolución Cubana en 1959 y el florecimiento de los grupos de resistencia anticolonialista en América Latina, la Unión Soviética mantuvo su fortaleza geopolítica y comenzó a apoyar a su nuevo aliado: Cuba. Era el comienzo de otra Guerra Fría para Estados Unidos.

A comienzos de 1960, el presidente nacionalista de Ecuador, José María Velasco y su vicepresidente y posterior sucesor, Carlos Julio Arosemena Monroy, fueron presionados por la agencia para que rompieran diplomáticamente con el nuevo Gobierno socialista de Fidel Castro en Cuba. Ambos rechazaron aislar al Gobierno de Castro y fueron derrocados por golpes militares orquestados por la CIA.

Ecuador, al igual que otras naciones en Suramérica, fue víctima del Plan Cóndor en 1970, que era respaldada por Estados Unidos. Este plan apoyaba el terrorismo de Estado para controlar lo que se percibiera como una “amenaza comunista”, además de eliminar los sectores subversivos de la sociedad.

Diferentes activistas, organizadores y opositores a las dictaduras que Estados Unidos impulsó en la región fueron blancos del Plan Cóndor. Dos prominentes presidentes latinoamericanos, Omar Torrijos de Panamá y Jaime Roldos de Ecuador, se opusieron férreamente a esas medidas de Estados Unidos.

Roldos y Torrijos murieron en un accidente aéreo y, de acuerdo a documentos desclasificados de la CIA, pudo haber sido parte de un plan, debido a que otros líderes de izquierda en la región también estaban en la lista.

El presidente Roldos quería reorganizar el sector de hidrocarburos, lo que era una enorme amenaza a los intereses estadounidenses en Ecuador; es por ello que algunos investigadores creen, firmemente, que la muerte de Roldos está vinculada a las operaciones de la CIA en el país.

La CIA en profundidad

Entre las actividades menos conocidas de la CIA, destaca la infiltración de centenares de sus agentes en despachos diplomáticos, partidos políticos y fuerzas militares en Ecuador.

Agentes en los aeropuertos darían cuenta de pasajeros con destino a países socialistas como Cuba y Rusia. Asimismo, los correos enviados a esos países eran abiertos y clasificados por la CIA para su posterior análisis. Cualquier huésped “especial” en algún hotel sería objeto de una atenta vigilancia, e incluso el personal médico del presidente Velasco Ibarra hacía reportes semanales a un puesto de la CIA en el país.

Los espías mantenían una lista detallada de nombres, residencias, sitio de trabajo, números telefónicos, actividades de esparcimiento preferidas, pasatiempos, nombre del cónyuge y su información, información de la escuela de sus hijos, entre otra información.

Si surgía alguna información relevante para la CIA esta se pasaba a los cuarteles generales en suelo estadounidense.

Los principales blancos de la agencia en esa época eran los grupos de jóvenes socialistas o comunistas en las universidades. La Unión Revolucionaria de la Juventud Ecuatoriana (URJE) era considerada la organización más peligrosa y el blanco primario a ser desestabilizado, al igual que el Partido Comunista del Ecuador.

La CIA tenía el apoyo de los medios de comunicación de derecha que publicaban información falsa, sin verificar las fuentes o si dicha información era verdadera.

De esa manera, el movimiento de izquierda perdió fuerza y unidad en los espacios sociales y políticos del país.

A pesar de los documentos y testimonios que corroboran estas actividades, la CIA, hasta ahora, no ha reconocido que su misión en Ecuador era infiltrarse en movimientos sociales, estaciones de radio, líneas aéreas, hoteles, e incluso hospitales.

Nuevos métodos, la misma estrategia

El actual Gobierno ecuatoriano sostiene que los grupos vinculados a la CIA y que reciben ayuda financiera de Estados Unidos están actuando contra las organizaciones de izquierda en América Latina.

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Fundación Nacional para la Democracia (NED) son, para muchos, unaherramienta de Estados Unidos para impulsar sus intereses políticos, económicos y sociales.

Muchos grupos de oposición y medios en América Latina reciben financiamiento de la USAID y NED u otras instituciones públicas o privadas de Estados Unidos. Además del presidente de Ecuador, Rafael Correa, otros presidentes de izquierda han denunciado que las operaciones de estas instituciones buscan desestabilizar a sus Gobiernos, tal fue el caso del expresidente venezolano, Hugo Chávez, que resistió los embates de los grupos opositores financiados por la NED. Más recientemente, el caso de los grupos de libertades civiles detrás del proceso de impeachment contra la presidenta, Dilma Rousseff.

De acuerdo al presidente Correa, estas organizaciones actuaron políticamente para promover la agitación social y oponerse a las políticas de su Gobierno. En 2012, Correa amenazó con expulsar a la USAID después de acusarla de financiar a los grupos de oposición y de inmiscuirse en la política interna ecuatoriana. Él señaló que otros movimientos progresistas estaban evaluando si tomaban acciones similares.

Algunos informes también indican que el presidente Rafael Correa podría ser blanco de la CIA dada su férrea oposición a la intervención estadounidense en su país y la región. Apenas llegó al poder, Correa clausuró la base militar estadounidense en Manta y expulsó a dos diplomáticos que trabajaban para la CIA. Asimismo, Correa concedió asilo político a Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres.

Al igual que hace 50 años, la CIA continúa su estrategia de intervención e infiltración, a través de nuevos métodos y recursos en Ecuador.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur , el 6 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/teleSUR-revela-video-sobre-injerencia-historica-de-la-CIA-en-Ecuador-20160606-0045.html



  • Ecuador recibe entre $ 50 millones y $ 80 millones por exportar energía a Perú

    La venta de electricidad a Colombia y al vecino del sur significarán ingresos económicos hasta de $ 280 millones anuales. La cobertura nacional creció 5 puntos porcentuales desde 2004. Redaccion Economía Aquello que se planificó en 2012 se hizo realidad: en 2016 Ecuador se convirtió en exportador de energía hacia países vecinos. No se trata de una casualidad. Es el resultado de una década de esfuerzos enfocados en cambiar la matriz energética de la nación. En el último enlace ciudadano, el vicepresidente de la República, Jorge Glas, hizo el anuncio: Ecuador exporta de manera simultánea energía eléctrica a Colombia y Perú. Glas informó que el Estado ecuatoriano entrega energía a la nación del sur desde la tercera semana de mayo. Con Colombia la exportación empezó a finales de febrero. En una entrevista concedida a EL TELÉGRAFO, el 1 de marzo, el ministro de Energía, Esteban Albornoz, dio detalles adelantados sobre las conversaciones con Perú. Entonces dijo que con esa nación hay una línea de interconexión “de manera que, cuando lo necesiten, en función de su hidrología y condiciones, se podrá activar la exportación a ese país”. Según Albornoz, por esta operación Ecuador podría recibir entre $ 50 millones y $ 80 millones. En tanto, por la exportación a Colombia -en un lapso de 12 meses- ingresarán entre $ 100 millones y $ 200 millones. La energía que se distribuye a Colombia y Perú se origina del Sistema Nacional Interconectado (SNI), robustecido por las fuentes de generación eléctrica del país -incluidas las centrales hidroeléctricas, eólicas, entre otras-. Hugo Arcos, coordinador de la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Escuela Politécnica Nacional (EPN), explicó que Ecuador puede exportar hacia Perú alrededor de 90 MW, que es la capacidad que soporta la línea de transmisión entre ambos países. Las poblaciones limítrofes de Perú con Ecuador se conectan con el sistema ecuatoriano para abastecerse de energía. Pero, a criterio del experto, hay una limitación técnica: “lo que se puede exportar está condicionado a la capacidad de transmisión, mas no de generación”. Es decir, Ecuador podría exportar  más energía a su vecino del sur, si la línea de transmisión tuviera mayor capacidad. Para tener una idea más clara, los 90 MW que se entregan a Perú servirían para abastecer a la ciudad de Machala (El Oro), al mediodía, lo cual se conoce como un nivel de demanda media, aclara Arcos. Con Colombia sucede lo contrario. La interconexión con esa nación permitió iniciar con 1.000 megavatios hora (MWh) por día. Este medio de comunicación solicitó información actualizada al Ministerio de Energía sobre la exportación a Perú; sin embargo, se indicó que se trabaja en la consolidación de los datos. En marzo, el ministro Albornoz manifestó que los intercambios de energía generalmente se hacen por optimizaciones económicas. “Los dos países tienen energía, pero uno de ellos tiene energía más barata. Entonces, en vez de producir su propia energía, le compra al otro país energía más económica”. Entre los planes del Gobierno está exportar energía a Chile u otras naciones de América Latina. Agregó que la venta de energía al exterior no debilitará el servicio que reciben los ecuatorianos. Actualmente el nivel de cobertura a escala nacional es de 97,18%, según el Ministerio de Sectores Estratégicos, con corte a diciembre de 2015; lo cual representa un crecimiento de más de 5 puntos porcentuales desde 2004. (Ver infografía) El 3% sin cobertura corresponde a zonas dispersas de la Amazonía donde hay pocas viviendas de difícil acceso. Para proveer de energía a esas poblaciones, el Ministerio de Energía trabaja a través de programas de electrificación rural, explicó Albornoz. Durante el enlace, Glas afirmó que 900.000 familias en Ecuador ahora cuentan con energía eléctrica. Debido a ello, los ingresos por este rubro crecieron de $ 847 millones a $ 1.800 millones en 2015. Los avances para alcanzar la eficiencia energética han dado buenos resultados. En 2015, el Consejo Mundial de Energía (WEC, por sus siglas en inglés) ubicó a Ecuador como el quinto país en el mundo en seguridad energética. “Esto fue posible por la reducción de pérdidas de energía eléctrica en los últimos 9 años pasando de 22% a 12%, generando un ahorro por $ 1.200 millones”, dijo Glas. (I)

    Este contenido ha sido publicado originalmente El Telegrafo, 31  de mayo  de 2016 en el siguiente enlace: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/economia/8/ecuador-recibe-entre-usd-50-millones-y-usd-80-millones-por-exportar-energia-a-peru

 

  • Correa agradece ayuda humanitaria de Bolivia para Ecuador

En contexto

  • Según las cifras ofrecidas por el Gobierno ecuatoriano, la cantidad de fallecidos se elevó a 659 personas y otras 41 permanecen desaparecidas.
  • Equipos de rescatistas se mantienen en labores de remoción de escombros y búsqueda de cadáveres.
  • El presidente Rafael Correa informó que los daños materiales ocasionados por el movimiento telúrico sobrepasan los tres mil millones de dólares.
  • Las mayores afectaciones provocadas por el terremoto de 7,8 se localizan en la zona sur de la provincia de Esmeraldas y en la mayor parte del territorio de Manabí, donde Manta, Portoviejo, Pedernales, Bahía, Jama y Canoa sufrieron graves daños humanos y estructurales.

El mandatario ecuatoriano dijo que la Pachamama “está poniendo a prueba a Ecuador”. Agradeció las 90 toneladas de alimentos que entregó Bolivia tras el sismo de 7,8.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, expresó este miércoles su agradecimiento a Bolivia por haber entregado 90 toneladas de alimentos para los afectados por el terremoto de 7,8 en la escala de Richter registrado el pasado 16 de abril.

“Gracias a la voluntad de nuestros pueblos saldremos adelante (…) la Pachamama está poniendo a prueba a Ecuador”, agregó el Correa.

Manifestó que pese al dolor, las lágrimas y la inmensa tristeza por los fallecidos y las pérdidas materiales saldrán adelante “porque tenemos la voluntad de superar cualquier obstáculo y alcanzar la plena libertad, la plena justicia, el buen vivir“.

Por su parte, el mandatario boliviano Evo Morales manifestó: “vengo a Ecuador porque somos una gran familia, parte de la Patria Grande. Bolivia siempre tratará de acompañarlos cuando se presenten este tipo de situaciones”..

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, 27 de abril de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Rafael-Correa-la-voluntad-de-nuestros-pueblos-nos-sacara-adelante-20160427-0042.html


 

  • Correa alerta de ataques contra su Gobierno en redes sociales

El mandatario ecuatoriano lamentó que existan sectores que a través de las redes sociales pretendan obviar los logros de la Revolución Ciudadana.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, exhortó este sábado a los habitantes de su país a estar preparados ante las campañas de difamación que adelanta la ultraderecha en las redes sociales contra los logros de la Revolución Ciudadana.

“A estar preparados. Las redes sociales son un gran avance de la humanidad, pero también puede ser un gran avance para cierta gente deshonesta, que solo busca hacer daño, irresponsable, para los periodistas que realmente son politiqueros disfrazados de periodistas”, sostuvo el mandatario durante su informe semanal.

Invitó a los jóvenes de su país que dedican gran parte de su tiempo a las redes sociales a convertirse en “críticos con responsabilidad”. A su juicio, la oposición ecuatoriana insiste en sembrar un ambiente de ingobernabilidad a través de cualquier vía.

“La batalla también en las redes es una batalla que tenemos que ganar y vamos a ganar porque los honestos somos más”, expresó el jefe de Estado, al tiempo que afirmó que su Gobierno siempre aclarará todas las mentiras que afecten al pueblo ecuatoriano.

Las declaraciones del mandatario se dan luego de que sectores no identificados divulgarán un vídeo en el que se mostraba una medicina proporcionada por el Instituto de Seguridad Social (IESS) sin su contenido en el interior.

En la cinta, que rápidamente fue replicada por centenares de personas, revelaba cómo se abría una cápsula de Calcitriol de 0.5 miligramos, supuestamente vacía, con lo que se pretendió generalizar la idea de supuesta afectación a los afiliados. Sin embargo, en otro vídeo se demostró que el contenido era un gel incoloro y así se buscaban engañar a los ecuatorianos.

“Pero todo era mentira, resulta que se trata no de un polvo sino de un gel y 0.5 miligramos de la medicina y sí estaba la medicina dentro de la cápsula”, explicó el mandatario y advirtió estar atentos “porque de esos ataques vendrán más”.

Durante el 2015, los Gobiernos de Venezuela, Ecuador, Bolivia, Argentina y Brasil fueron objetos de los ataques de la derecha internacional a través de los llamados golpes blandos que buscaban crear condiciones económicas y sociales inestables para derrocar las gestiones progresistas en América Latina.

Esos planes no han cesado y la cantidad de ataques se intensificaron este 2016 contra los Gobiernos de Nicolás Maduro, Evo Morales y Dilma Rousseff, países libres y soberanos que no se doblegan ante las pretensiones injerencistas de Estados Unidos.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSur, 26 de marzo de 2016 en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Correa-alerta-de-ataques-contra-su-Gobierno-en-redes-sociales-20160326-0036.html


 

En Ecuador, al igual que en Bolivia, comienza la campaña del presidente Rafael Correa por lograr su reelección al frente del gobierno y así, continuar con la obra pública que ha desplegado a favor de los más pobres de su país. Sin embargo, enfrenta diversos retos. El primer artículo de la lista aborda el análisis de la actual coyuntura que enfrenta la izquierda ecuatoriana.

Una transición posneoliberal

Rafael Correa es una suerte de vocero de los cambios y tensiones que sacuden a Ecuador tras, como él dice, la derrota política, económica y social de todo ese recetario que nos dejó el llamado Consenso de Washington. El fundamentalismo, añade Correa, fue tan grande que se llamó populismo a todo lo que no se alineara con el dogmatismo neoliberal. Con los nuevos vientos que soplan en América Latina, en Ecuador hoy se habla del «socialismo del siglo xxi», concepto difundido por el presidente venezolano, Hugo Chávez, que está dotado, según su homólogo ecuatoriano, de un profundo humanismo y sentido de la ética. En suma lo define como un concepto en constante construcción y adaptación a cada país y región, uno de cuyos principios básicos es la supremacía del trabajo sobre el capital.

En ese marco, la aplicación de tales principios ha conducido a que en Ecuador se lograra derrotar a veinticinco años de neoliberalismo gracias a la planificación estatal. Allí se rescatan, como en el socialismo clásico, la necesidad de un Estado fuerte, que participe en la organización social con planes de desarrollo acorde con los intereses populares, un planteamiento antagónico al modelo neoliberal.

Estragos neoliberales en Ecuador

En enero de 2000, en medio de una severa crisis, el gobierno de Jamil Mahuad decretó la dolarización de la economía, convirtiendo a Ecuador en el primer país latinoamericano que eliminaba su moneda nacional y perdía así toda su soberanía monetaria. La nación pasaba a ser una suerte de provincia menor dela Reserva Federalestadounidense.

Años antes, cuando en 1982 se agotó el «boom petrolero», el país había iniciado su transición hacia un nuevo período bajo los lineamientos del Consenso de Washington. Hacia mediados de los años noventa, Ecuador había liberalizado los tipos de cambio y de interés, desmantelado su protección arancelaria, abierto sus mercados, eliminado subsidios y desregulado parcialmente el sistema financiero y el mercado laboral. Los resultados económicos fueron calamitosos: el ingreso por habitante en 1998 era apenas un 5% superior al de 1980, con un crecimiento medio anual del 0,3%.27

El contexto predominante al inicio de la dolarización favoreció cierto amortiguamiento de sus consecuencias. Por caso, el precio del petróleo se recuperó desde mediados de 1999, y la masiva emigración internacional a España, los Estados Unidos e Italia redundó en elevadas trasferencias de divisas (las remesas se convirtieron en la segunda fuente de divisas después de las exportaciones de petróleo, pasando de 200 millones de dólares en 1993 a 1 432 millones de dólares en 2002).28 Asimismo, la construcción del oleoducto dinamizó la economía a través de la inversión extranjera.

Sin embargo, más tarde las remesas de emigrantes dejaron de crecer. La migración a Europa se redujo merced a la imposición de visas, y en los Estados Unidos los controles migratorios se acentuaron. Asimismo, el tipo de cambio se tornaba desfavorable debido a la creciente inflación, afectando la competitividad de las exportaciones no petroleras.

La dolarización se adoptó como una medida de corto plazo para evitar la hiperinflación en un contexto de crisis extrema. En los meses previos a su adopción, la acelerada devaluación del sucre produjo una abrupta caída de los salarios reales y multiplicó las distorsiones de la economía.

Como señalaron distintos observadores, la dolarización no fue el resultado de una estrategia económica de largo plazo, sino que fue la crisis la que condujo a la dolarización. Como ocurrió en Argentina desde 1991, la esperanza era que la estabilidad favoreciera la recuperación económica. Pero en verdad aparecieron nuevos y más poderosos desequilibrios. Hubo una fuerte crisis bancaria en 1999, que llevó a la quiebra de la mayoría de los bancos privados. Con ello, se consumó una brutal y persistente restricción del crédito, con tasas de interés inusualmente altas. El gasto social llegó a los más bajos de América Latina y siguió cayendo desde 1982. En términos reales por persona, el gasto público social de 2001 fue menos de la mitad del valor alcanzado en 1981.

Resultados de la dolarización

Tras el experimento neoliberal, y pese a la riqueza de sus recursos naturales, Ecuador quedó ubicado como uno de los países más pobres y desiguales de Sudamérica. Exhibía claros signos de prolongado estancamiento productivo, serios problemas de competitividad y una severa crisis del sistema educativo y de su infraestructura básica.

Como en la convertibilidad argentina, el corsé de la dolarización impidió no solo la estabilización de su economía, sino —lo que es peor— el ajuste de los renacidos desequilibrios tomó una forma recesiva. En consecuencia, la pobreza subió de 56% en 1995 al 69% en 2000, declinando hasta el 61% en 2001. En el caso de la indigencia, el deterioro es aún más persistente. Los salarios reales cayeron aproximadamente un 40% y el desempleo abierto pasó del 8% al 17%. Entre 2000 y 2001 hubo una recuperación económica pasajera, que comenzó a agotarse en 2002.29

La dolarización es una camisa de fuerza que le quita a la política económica márgenes de libertad para actuar sobre los diversos aspectos de la vida económica y social. El conjunto de la economía se ajusta de manera pasiva a variables externas, como las exportaciones de petróleo y las remesas del millón de ecuatorianos que vive en el exterior. Tiene la «virtud» de quitar del horizonte el riesgo devaluatorio y neutralizar la inflación. Pero la extrema rigidez del sistema supone sacrificar la política monetaria y cambiaria e impide al gobierno enfrentar los shocks externos, dejando como únicas opciones el endeudamiento externo y el ajuste fiscal permanente.

Pero como observó Alberto Acosta,30 el verdadero fin de la dolarización era congelar el modelo neoliberal en el tiempo y garantizar la continuidad de las reformas más allá de los vaivenes electorales.

En términos de estabilización, explicó Acosta, este largo e inconcluso proceso, que implicó una acumulación de más de 150 puntos de inflación frente a 11 puntos acumulados en los Estados Unidos, demuestra el fracaso de la dolarización. La evolución de los precios de los bienes transables se reduce —vía importaciones—, mientras que la de los bienes no transables se mantiene elevada: combinación que demuele aún más la competitividad del aparato productivo.31 A contramano del tendencioso optimismo reinante en los grandes medios de comunicación, la economía dolarizada de Ecuador tuvo un muy pobre desempeño, a pesar de contar con un contexto favorable, a saber: «los precios de petróleo más altos de los 17 últimos años, el mayor monto histórico de remesas de los y las emigrantes, las bajas tasas de interés en el mercado internacional, la recuperación de la economía de los Estados Unidos, la devaluación del dólar, la construcción del nuevo oleoducto, los narcodólares…»

Como en Argentina antes de la crisis de 2001, pese a sus enormes costos sociales y económicos, existe un amplio consenso social en torno a la dolarización, especialmente por temor a los fuertes «costos de salida» que impone el modelo. Eso llevó a Correa a prometer durante la campaña presidencial del 2006 que no introduciría modificaciones en caso de alcanzar la presidencia. «Así como fue una insensatez entrar, tratar de salir en estos momentos sería igualmente insensato», señaló.

Pero Correa está lejos de ser un miembro de la élite neoliberal ecuatoriana. Por el contrario, fue electo presidente por la fama que cosechó en su breve gestión (2005) como ministro de Economía, lapso en el cual tomó distancia del FMI, se enfrentó a los Estados Unidos y demostró decisión para aplicar medidas heterodoxas. No obstante, y como el mismo Correa sabe, la dolarización impone límites severos a la voluntad de cambio.

A %d blogueros les gusta esto: