Partido de los Trabajadores (PT) Brasil

Partido de los Trabajadores (en portugués: Partido dos Trabalhadores). Es un partido político de izquierda brasileño y uno de los más importantes del país. En la actualidad es el partido en el poder del gobierno desde 2002, tras el ascenso de su líder fundador, Luiz Inácio Lula da Silva y se ha mantenido gobernando desde entonces, luego del ascenso en 2011 de Dilma Rousseff a la presidencia de Brasil. El PT surgió del sindicalismo espontáneo de operarios de São Paulo de finales de los años 70. Desde su fundación, representa la defensa del socialismo como forma de organización social.

Fundación

El Partido de los Trabajadores se fundó oficialmente por un grupo heterogéneo, compuesto por dirigentes sindicales, intelectuales de izquierda y católicos ligados a la Teología de la Liberación, el día 10 de febrero de 1980 en el Colegio Sión en Sao Paulo. El partido es fruto de la aproximación de los movimientos sindicales, al igual que de la Conferencia de las Clases Trabajadoras (CONCLAT), que vino a ser el embrión de la Central Única de los Trabajadores (CUT), grupo al cual perteneció el ex-presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien era líder del Sindicato de la Metalurgia.

El PT surgió rechazando los tradicionales liderazgos del sindicalismo oficial, como también buscando poner en práctica una nueva forma de socialismo democrático, intentando rechazar modelos ya entonces en decadencia, como el soviético o el chino. Significó la confluencia del sindicalismo de base de la época con la intelectualidad de Izquierda antiestalinista.

Fue oficialmente reconocido como partido político por el Tribunal Superior de Justicia Electoral el día 11 de febrero de 1982.

Ideología

Caracterizado por muchos investigadores en temas políticos como un representante de la nueva izquierda o un partido impulsor de la llamada “izquierda inteligente”, el PT surgió de la organización sindical espontánea de operarios paulistas al final de la década de 1970, dentro del vacío político creado por la represión del régimen militar a los partidos comunistas tradicionales y a los grupos armados de izquierda entonces existentes. En una entrevista en 2008, el líder fundador del PT, el expresidente Lula da Silva expresó que el PT se presenta como un partido de izquierda que defiende el socialismo como forma de organización social.

A pesar de considerarse como un partido de izquierda moderada y no vinculado a los movimientos políticos socialistas tradicionales, el PT ha fomentado los vínculos con partidos políticos de la llamada izquierda fuerte como el Partido Comunista de Cuba, el Partido Comunista de China y el Partido Comunista Coreano (Partido del Trabajo), también ha tenido acercamientos a los partidos socialistas europeos, caracterizados como socialdemócratas como el PSOEde España, el PSOK de Grecia, el socialista de Portugal, el socialdemócrata de Alemania y el laborista de Reino Unido. El partido se articula con otros partidos diversos y grupos de izquierda latinoamericanos, como el Frente Amplio uruguayo, y movimientos sociales brasileños, como el MST en el llamado Foro de Sao Paulo, reunión de movimientos y partidos políticos de izquierda latinoamericanos.

Algunos afirman que dichas relaciones no se traducen en ningún tipo de unidad organizacional, quedando en el nivel de la solidaridad política mutua en torno a ciertos objetivos comunes, como la lucha por la unidad latinoamericana y la oposición a la penetración política estadounidense en América Latina. Estos últimos dicen que lo que caracteriza al PT es una cierta adhesión retórica al socialismo, adhesión esta que no se traduce en presupuestos ideológicos claros y consensualmente admitidos por la generalidad del partido.

A pesar de todo el PT ha sido uno de los impulsores de la unidad de la llamada “izquierda latinoamericana”, movimiento que condujo al ascenso al gobierno de movimientos izquierdistas coincidentes como el MAS de Evo Morales en Bolivia, la Alianza PAIS de Rafael Correa en Ecuador, el Frente Amplio de Tabaré Vázquez y actualmente de José Mujica en Uruguay y el Frente para la Victoria de Argentina dirigido por el expresidente Néstor Kirchner y por su esposa la presidente argentina Cristina Fernández.

Presidentes del Partido

El PT en el poder

El gobierno de Lula

Con el ascenso a la Presidencia de Luis Inácio Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores en 2002 venciendo la 2ª vuelta de las elecciones generales de2002 y con la investidura en enero de 2003, se aglutinaron varios partidos políticos, de entre ellos el Partido Popular Socialista, Partido Socialista Brasileño, Partido Democrático Laborista, y otros como base de sustentación.

Después de un período de tropiezos vinieron las críticas de la izquierda al Gobierno del Presidente Lula y el reconocimiento público del Partido de los Trabajadores como un partido reformista de centro-izquierda, en vez de su aliado Partido Socialista Unido de Venezuela con un programa revolucionario. En 2006, con las elecciones generales, fue reafirmado el proyecto pietista de Brasil, habiendo el desarrollo del Plan de Aceleración del Crecimiento, el PAC.

Un minucioso retrato de la realidad brasileña (divulgado a finales de noviembre por el IBGE), muestra que el gobierno del presidente «Lula» está haciendo de Brasil un país menos desigual; y de acuerdo con la encuesta PNAD, la FGV divulgó el estudio, demostrando que la tasa de pobreza del año 2007 bajó un 11% comparada con el 2006.

Su principal programa social, Beca Familia, que yuvo como objetivo atender, en el 2007, a 13,2 millones de familias, es considerado el mayor programa de transferencia de renta del mundo, contando con recursos de unos $10,5 billones de reales en el 2007.

En el campo de la educación podemos ver cómo «Lula» da Silva ha conseguido alcanzar fuertes niveles de escolarización en todos los ámbitos, tanto universitarios como primarios, y en muchas regiones del país. En solo 36 meses la población no escolarizada ha sido reducida entre 18% y 29%, considerando el grupo de 4 a 17 años de edad. Con la creación del FUNDEB (Fondo de Manutención y Desenvolvimiento de Educación Básica), el gobierno «Lula» espera atender 47 millones de estudiantes brasileños, con inversiones anuales de hasta $ 7,3 billones de reales.

En el área de educación superior, el PROUNI (Programa Universidad Para Todos), se destaca como el mayor programa de becas de estudio de la historia de la educación brasileña y latinoamericana, posibilitando el acceso de millares de jóvenes a la educación y estimulando el proceso de incluirse en la sociedad. En el año 2007, el PROUNI ofreció 265 mil becas de estudio en 1.985 instituciones en todo el país. El gobierno también invirtió en la creación de 11 nuevas Universidades públicas federales, interiorizando el acceso a educación de calidad, pública y gratuita. Actualmente, las universidades federales ofrecen 135 mil plazas gratuitas. En relación a la mortalidad infantil, Brasil también ha avanzado bajo el gobierno de «Lula». La tasa de mortalidad infantil(tasa de niños muertos antes de cumplir el año de edad) bajó de 69 por mil en 1980 a 21,2 por mil.

Lula da Silva y su sucesora Dilma Rousseff durante un mitin electoral en 2010

El gobierno de Rousseff

En febrero de 2010, durante el 4º Congreso del Partido de los Trabajadores, Dilma Rousseff fue electa candidata oficial del PT para las elecciones presidenciales. Meses después en la segunda ronda de las elecciones, el 31 de octubre de 2010, fue electa presidenta. Los resultados fueron hechos públicos con el 92,5% de los votos, obtuviéndo el 55,4%, contra el 44,5% del opositor José Serra, con lo cual la elección está matemáticamente definida.

Política interna

Cuatro meses después de su ascenso como presidenta, Rousseff tuvo que hacer frente al primer suceso social de su etapa como presidenta, luego de que un antiguo estudiante de una escuela de la ciudad de Río de Janeiroasesinara a 10 compañeros de clase e hiriera a cerca de 18 personas[1].

No era y no es característica de este país vivir este tipo de crimen. Estamos todos unidos en el repudio a este acto de violencia, contra niños indefensos. Por eso quiero rendir homenaje a estos niños inocentes que perdieron la vida y el futuro en este crimen”, dijo la presidenta. (…)pido un minuto de silencio para que mostremos nuestro homenaje a estos brasileritos que fueron retirados tan prematuramente de la vida

Dilma Rousseff, 7 de abril de 2011

La sensibilidad y el apoyo mostrado con las víctimas y sus familiares fue muy bien recibido por la población, quien durante una encuesta en mayo de 2011, destacó la importancia del apoyo de la sensibilidad de la presidenta brasileña.

Otro de sus éxitos y avales positivos a su desempeño como presidenta fue su vinculación en temas como la alfabetización y la salud. En el caso del primer tema, en agosto de 2011, ratificó el compromiso de su gobierno con la alfabetización de jóvenes y adultos en este país, donde 15 millones de personas no saben leer ni escribir, según datos oficiales. Al ser Cuestionada por qué el gobierno federal no está más interesado en la educación de jóvenes y adultos, la mandataria señaló que en los últimos años aumentaron considerablemente los recursos destinados a esa tarea y refirió que desde 2003 se desarrolla en todo el país el Programa Brasil Alfabetizado. Aclaró que la prioridad está en 1 928 municipios brasileños que presentan las tasas más altas de analfabetismo.

Fuentes

Este contenido ha sido publicado originalmente por EcuRed,  fecha de consulta 25 de abril de 2016 15:00 horas en el siguiente enlace: http://www.ecured.cu/Partido_de_los_Trabajadores_de_Brasil

Página oficial del Partido de los Trabajadores: http://www.pt.org.br/

 

A %d blogueros les gusta esto: