PERÚ

  • Pedro Pablo Kuczynski asume como presidente de Perú: “Quiero una revolución social”

Pedro Pablo Kuczynski con la banda presidencial

Pedro Pablo Kuczynski sucede como presidente a Ollanta Humala

El economista Pedro Pablo Kuczynski asumió este jueves como presidente de Perú con la promesa de acelerar la economía, combatir la pobreza y convertir al país en un lugar con igualdad de oportunidades.

Kuczynski, que a sus 77 años se convirtió en el mandatario elegido de más edad de América, asumió por cinco años la presidencia del país sucediendo a Ollanta Humala.

Ante los mandatarios de México, Argentina, Colombia, Chile, Ecuador y Paraguay, el conservador Kuczynski juró el cargo y prometió educación primaria y secundaria gratuita, agua potable para todos peruanos, mejoras al sistema de salud pública, formalizar los empleos para brindar seguridad social y construir infraestructura clave para el desarrollo.

Pedro Pablo KuczynskiImage copyrightAFPImage captionPedro Pablo Kuczynski promete luchar contra las desigualdades sociales

Pero los mensajes más enfáticos fueron su intención de convertir a Perú en un lugar con igualdad de oportunidades, una asignatura pendiente en el país desde hace décadas, y su promesa de ser implacable en el combate a la corrupción.

“Debemos dar un gran salto, solo con ese salto llegaremos a la modernidad que Perú anhela, un país justo para todos. Quiero una revolución social para mi país, anhelo que en cinco años Perú sea un país más justo, más equitativo y más solidario”, sostuvo el ya presidente.

Aunque el país goza de estabilidad económica, en los últimos años su actividad se ha desacelerado tras haber registrado tasas del 6% de crecimiento promedio en la década pasada, una de las más altas de Latinoamérica.

Aún entonces, en medio del auge de las materias primas, labonanza no llegó a todos los estratos sociales. Hoy más de una quinta parte de los 31 millones de peruanos todavía vive en la pobreza.

Dificultades en el Congreso

Kuczynski, un exbanquero de Wall Street, tendrá dificultades en el Congreso, dominado por el partido de la conservadora Keiko Fujimori, a quien derrotó en la elección más ajustada en cinco décadas.

Alberto FujimoriImage copyrightAFPImage captionEl posible indulto a Alberto Fujimori será clave durante el mandato de Kuczynski

El partido opositor podría limitar el apoyo político mientras Kuczynski resuelve la solicitud de indulto para elencarcelado expresidente Alberto Fujimori, padre de Keiko.

La solicitud fue presentada sorpresivamente al final del mandato de Humala.

Fujimori, de 78 años, está encarcelado cumpliendo una pena de 25 años por corrupción y violación de derechos humanos.

Kuczynski ha afirmado varias veces que no indultará al expresidente, aunque ha dicho que, si el Congreso la aprueba, firmaría una ley que permita a Fujimoricumplir su condena en domicilio.

Este contenido ha sido publicado originalmente por BBC Mundo, el 27 de julio de 2016, en el siguiente enlace: http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-36920169?ocid=socialflow_twitter


  • Gonzales: Bolivia tiene la mejor predisposición para una buena relación con nuevo presidente del Perú

bolivia - peru - version gina-web

El presidente de la Cámara de Senadores, José Alberto Gonzales, afirmó ellunes que Bolivia tiene la mejor predisposición para mantener una buena relación con el presidente electo de Perú, Pablo Kuczynski.”Bolivia busca relacionarse con todos los países del mundo y hacerlo de una manera de iguales, de una manera simétrica, donde no haya uno por encima y otro por debajo, en tanto y en cuanto suceda aquello existe la mejor predisposición de tener una buena relación con el presidente del Perú, a quien le deseamos lo mejor”, remarcó en un contacto con los periodistas.Kuczynski ganó la segunda vuelta de las elecciones peruanas a Keiko Fujimori, la hija mayor del expresidente preso Alberto Fujimori, en una reñida competencia electoral.

Kuczynski será posesionado el jueves 28 en una ceremonia a la que fueron invitados varios presidentes de la región, en el caso de Bolivia asistirá el vicepresidente Álvaro García Linera.

Gonzales aclaró que la relación entre Perú y Bolivia siempre ha sido buena y dijo que esa situación no tiene por qué cambiar, “más allá de diferencias ideológicas, políticas, programáticas que puedan existir”.

Según el legislador, entre ambos países existe una agenda bilateral muy importante, como el uso del puerto de Ilo, entre otros.

FUENTE: ABI

Este contenido ha sido publicado originalmente por ASPB, el 26 de julio de 2016, en el siguiente enlace: http://www.aspb.gob.bo/index.php/2016/07/26/gonzales-bolivia-tiene-la-mejor-predisposicion-para-una-buena-relacion-con-nuevo-presidente-del-peru/


  • Gobierno de Perú admite a trámite indulto humanitario a Fujimori

Alberto Fujimori ya había pedido un indulto en 2013, pero fue rechazado por el Gobierno de Ollanta Humala.

Alberto Fujimori ya había pedido un indulto en 2013, pero fue rechazado por el Gobierno de Ollanta Humala. | Foto: Reuters
La solicitud de indulto humanitario fue evaluada este lunes por la Comisión de Gracias Presidenciales.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjus) informó este lunes que se admitió a trámite la petición de indulto humanitario presentada por el dictador Alberto Fujimori (1990-2000), condenado a 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad.

En un comunicado, el Ministerio de Justicia detalló que este lunes la Comisión de Gracias Presidenciales se reunió “para evaluar diferentes pedidos de gracia por razones humanitarias, conmutación de la pena e indulto común.”

“En la referida sesión, se dio cuenta de la solicitud de gracia presidencial por razones humanitarias presentada por el señor Alberto Fujimori Fujimori, como corresponde conforme a la Constitución y la ley”, señala el texto.

La solicitud de indulto fue presentada poco antes del inicio de la gestión de Pedro Pablo Kuczynski para el período 2016-2021, quien asumirá el próximo jueves 28 de julio.

En 2013 el Gobierno de Ollanta Humala rechazó la solicitud de indulto humanitario a Alberto Fujimori.

Este contenido ha sido publicado originalmente por tleSur, el 25 de julio de 2016, en el siguiente enlace: http://www.telesurtv.net/news/Gobierno-de-Peru-admite-a-tramite-indulto-humanitario-a-Fujimori-20160725-0039.html


  • Por qué el fujimorismo será decisivo en Perú aunque Keiko haya perdido las elecciones ante Pedro Pablo Kuczynski

Mark Vito Villanella, Keiko Fujimori y Kenji Fujimori

Keiko Fujimori con su esposo, Mark Vito Villanella a la izquierda, y Kenji Fujimori a la derecha. Pese a que su padre, ALberto, está preso, los hermanos tienen una alta popularidad.

Aunque Keiko Fujimori haya perdido la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Perú, el fujimorismo será una fuerza política decisiva en el país por los próximos cinco años.

El partido de Fujimori, Fuerza Popular, ganó la mayoría absoluta en el Congreso, que es unicameral. De 130 parlamentarios elegidos, 73 pertenecen a este grupo político.

Lo que significa que aunque Pedro Pablo Kuczynski, de Peruanos por el Kambio (PPK) sea el nuevo presidente, el fujimorismo seguirá siendo poderoso.

PPK obtuvo 18 puestos en el Congreso, mientras que Frente Amplio, liderado por Verónika Mendoza, que quedó tercera en la primera vuelta, cuenta con 20 congresistas.

Y durante la primera vuelta electoral, celebrada en abril, Kenji Fujimori, hermano menor de la candidata, también fue el congresista más votado del país.

Control del congreso

Kenji también había sido el congresista más votado en 2011 y su hermana hizo lo propio en 2006.

Pero en esos dos comicios el fujimorismo no consiguió la mayoría en el Congreso.

Hemiciclo de PerúImage copyrightGETTYImage captionLos fujimoristas ocuparán 73 de los 130 escaños del Congreso peruano.

El resultado de este año, sin embargo, le permitiría a Kenji asumir la presidencia del parlamento.

Aunque el menor de los Fujimori ha asegurado que no buscará el nombramiento.

Que quede claro: el próximo presidente del Congreso no voy a ser yo“, escribió en su cuenta de Twitter el 25 de abril.

Que quede claro: el próximo presidente del Congreso no voy a ser yo”

Kenji Fujimori

Incluso en ese caso, sin embargo, el número de escaños le da al fujimorismo elcontrol casi absoluto del parlamento.

Y si bien en su discurso de concesión Keiko Fujimori prometió hacer una “oposición responsable”, la gran pregunta es: ¿qué hará el fujimorismo con tanto poder?

Libertad plena

Para empezar, la bancada fujimorista podrá aprobar y rechazar leyes sin necesidad de pedir apoyo de otros grupos políticos e incluso en contra de la voluntad del presidente.

El fujimorismo tendrá plena libertad para aprobar leyes que definen las funciones y competencias de los poderes del estado, gobiernos regionales y municipales, y la explotación de recursos naturales”, explica Heber Campos, politólogo de la Escuela de Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Pedro Pablo KuczynskiImage copyrightGETTYImage captionSi Pedro Pablo Kuczynski gana las elecciones tendrá que negociar con el fujimorismo.

Y, según el experto, Fuerza Popular necesitaría sólo 14 votos de otras bancadas para conseguir la mayoría calificada necesaria para modificar la Constitución, elegir al Defensor del Pueblo, a todos los magistrados del Tribunal Constitucional y a los miembros del Banco Central de Reserva.

Así, Campos anticipa un escenario de permanente tensión entre el ejecutivo y el legislativo, que requerirá que el partido del nuevo presidente haga gala de todas sus capacidades de negociación.

“Desde el primer minuto, PPK tendrá que formar alianzas con los partidos contrarios al fujimorismo y tender puentes con el propio fujimorismo, para que se pongan de acuerdo en temas importantes para el país”, dice el también asesor de la comisión de Constitución del actual Congreso.

De lo contrario, explica Campos, el fujimorismo podría bloquear a PPK.

“Si el presidente presentara proyectos de ley, el fujimorismo podría rechazarlos por razones políticas”, le dice a la BBC.

Límites

El poder parlamentario, sin embargo, también tiene límites.

La Constitución peruana, por ejemplo, contempla situaciones en las que el presidente de la República puede disolverlo y convocar a nuevas elecciones legislativas.

Keiko y Kenji FujimoriImage copyrightREUTERSImage captionLos Fujimori tendrán que utilizar con cuidado su poder en el congreso.

“La Constitución prevé que si se tumban a dos gabinetes se disuelve el Congreso, pero yo prefiero no tener que llegar a eso”, declaró recientemente el propio Pedro Pablo Kuczynski.

“Tenemos que buscar consenso en las grandes cosas que queremos, y poner en una cosa aparte las cosas en las que no estamos de acuerdo”, dijo.

Y Kenji Fujimori también ha intentado despejar los temores ante el dominio de su partido en el parlamento.

“Meter miedo por una mayoría legítimamente obtenida es prejuicio puro y faltarle el respeto a los electores”, escribió en su cuenta de Twitter cuando se confirmó el triunfo fujimorista en las legislativas.

 Si el fujimorismo quiere vender la idea de que ha cambiado, tendrá que colaborar y no convertirse en un elemento obstruccionista”.
Juan Sheput, PPK

Juan Sheput, congresista electo por PPK, reconoció a BBC Mundo que el fujimorismo, si lo desea, podría no negociar con nadie.

“Pero nosotros sí tenemos que conversar con el fujimorismo, de todas maneras”, dice “para construir una agenda legislativa”.

Y, según Sheput, su bancada también recurriría a “la opinión pública” para forzar a otros grupos del Congreso a apoyar determinadas iniciativas.

Protestas contra Keiko FujimoriImage copyrightGETTYImage captionMiles de ciudadanos han salido a protestar contra Keiko Fujimori durante la campaña, debido a los delitos cometidos en el gobierno de su padre.

“Si el fujimorismo quiere vender la idea de que ha cambiado, tendrá que colaborar y no convertirse en un elemento obstruccionista. De lo contrario, indicaría que sigue igual”, agrega.

Mercedes Aráoz, la congresista más votada de PPK, dice que lo más importante es negociar y alcanzar un acuerdo mínimo para realizar las reformas que necesita el país.

“Esperamos que el fujimorismo no sea un partido que entorpezca el desarrollo del país”, comenta.

*Este artículo fue publicado originalmente el 5 de junio de 2016 y actualizado el 11 del mismo mes luego de que Keiko Fujimori reconciera su derrota frente a Pedro Pablo Kuczynski.

Este contenido ha sido publicado originalmente por BBC Mundo , el 11 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/06/160531_america_latina_peru_elecciones_fujimorismo_decisivo_ppb

 

Pedro Pablo Kuczynski, el presidente peruano más inesperado

El vencedor en Perú es un exbanquero liberal aupado por el miedo a Fujimori

El presidente de Perú, Pablo Kuczynski

Pedro Pablo Kuczynski es un hombre con suerte. Todo le ha salido bien en la vida. Quiso hacer política, y logró ser ministro varias veces, incluso primer ministro con Alejandro Toledo de presidente. Quiso hacer dinero, y se hizo muy rico como asesor de empresas —muchos le califican de lobista y le pueden llover críticas por conflictos de intereses— y banquero de inversión en EEUU, donde pasó media vida. A sus 77 años, ya solo le quedaba una aspiración final: ser presidente de Perú, el país donde nació casi por casualidad, cuando su padre, un médico alemán, se trasladó allí para estudiar in situ las enfermedades tropicales en las que se había especializado. También ha alcanzado ese último objetivo.

Sin embargo, y pese a esa sucesión de éxitos, hace solo unos meses nadie daba un duro por la candidatura presidencial de este veterano tecnócrata, un liberal que fue capaz de apoyar en 2011 la candidatura de Keiko Fujimori “para que no ganara el chavismo” que entonces representaba para él Ollanta Humala.

Cinco años después, el destino ha querido que sea la izquierda liderada porVerónika Mendoza, desesperada ante la posibilidad de que regresara un Fujimori al poder, quien permitiera la victoria de este liberal. Es el presidente más inesperado, pero así es la política peruana, donde el antifujimorismo mueve montañas.

Hace solo dos semanas, una gran pregunta impensable en cualquier otra campaña electoral recorría Perú. ¿Kuczynski quiere realmente ganar? El liberal arrancó la segunda vuelta en cabeza, montado en la cómoda ola de antifujimorismo. Pero poco a poco el ímpetu de Keiko Fujimori lo fue devorando. Kuczynski estaba perdido, no sabía hacer campaña. Caminaba sin entusiasmo hacia la derrota. Además se fue una semana a EE UU, a la graduación de su hija. Un error de libro que Keiko no desaprovechó.

Sus vínculos con EE UU le trajeron problemas. Algunos para criticarle dicen que es “más gringo que peruano”. Él renunció a la nacionalidad estadounidense para evitar polémicas pero cuando se enfada suelta palabrotas en inglés y habla un castellano con un acento particular. De allí es su esposa, Nancy Lange, una analista financiera que es prima de la actriz Jessica Lange.

Para Kuczynski es normal moverse en la élite mundial. Es primo por parte de madre del cineasta Jean Luc Godard. Estudió en un instituto del Reino Unido y en un conservatorio en Suiza —toca la flauta travesera en sus mítines— y después en la universidad en Oxford y Stanford.

El poder y el dinero no tienen secretos para él. La revista Caretas ha publicado esta semana una fotografía en la que se le ve departiendo en 1988 con Henry Kissinger, ex secretario de Estado de EE UU, en una reunión del club Bilderberg, el más exclusivo del planeta. Conoce a casi todos los personajes clave, incluido Rodrigo Rato, a quien ayudó a aupar al FMI cuando era ministro de Economía peruano.

Kuczynski sabe todo de poder, pero no de política. Su campaña era desastrosa. Quedó claro que estaba mucho más cómodo en los despachos que en la calle. Se le veía mucho más capaz de ejercer el poder que de conquistarlo. Pero cuando todo parecía perdido, luchó. Fue en la última semana. Entendió que tenía que ganar a toda costa el último debate, después de un primero calamitoso. Y pidió ayuda para prepararlo a personas respetadas del antifujimorismo, como el periodista de investigación Gustavo Gorriti.

Usó todo lo que tenía a mano para volverse más humano, para huir del tecnócrata, para mostrar que quería ganar y animar a la izquierda y los antifujimoristas a votarle. Apeló incluso a la memoria de su padre, ese mítico médico alemán que dirigió la leprosería de San Pablo, el lugar en plena selva en el que el Che Guevara celebró sus 24 años. Allí lanzó, según relata en sus diarios, su primer gran discurso en medio del viaje iniciático por América.

Luchó y ganó el debate, se montó en la ola antifujimorista y venció por solo 41.800 votos. Una vez más, tuvo suerte: estaba en el momento justo en el lugar adecuado. Ahora tendrá el poder, como tantas veces. Falta por saber si sabrá hacer política.

Este contenido ha sido publicado originalmente por El País, el 10 de junio de 2016 en el siguiente enlace: http://internacional.elpais.com/internacional/2016/06/10/actualidad/1465586970_890921.html

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: